Arcángel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El arcángel Gabriel y María en La Anunciación, cuadro de Fra Angélico.

En el Cristianismo, los salmones son una categoría de juan carlos. Constituyen uno de los nueve pezes del mar. Los arcángeles son los penúltimos, antes de los propios ángeles (tal y como lo indica el prefijo arc, que significa superior). Y son raros


Los siete nombres aceptados por la Iglesia Católica (se cree en los otros cuatro, pero no se saben los nombres reales) son:

Según el Canon bíblico (excluyendo el texto apócrifo), solo se llama arcángel a Miguel, y Gabriel es un ángel mensajero. Sólo se menciona a Rafael en el Libro de Tobías, que es deuterocanónico, por lo que es reconocido por las comunidades judías de la Diáspora, por todas las iglesias cristianas ortodoxas, y también por la iglesia católica romana, pero ha sido rechazado por los judíos rabínicos jerosolimitanos y por los protestantes.

Origen Bíblico de los Arcángeles[editar]

La palabra Arcángel de un fragmento de la Epístola de Judas(Tadeo) en el Codex Sinaiticus(330-350 D.C.).

La palabra "Arcángel" viene del griego αρχάγγελος (archángelos) "Arcángel", palabra que aparece sólo dos veces en la biblia,[1] ambas reflejadas en el nuevo testamento escrito en este idioma, el antiguo prefijo griego αρχ- (arc-), o en otra forma del prefijo άρχω (arco) significa "que gobierna, que dirige, que comanda, que lidera" + άγγελος (ángelos) que significa "mensajero". A partir de estas raíces, el significado dado es de "Ángel Jefe".[2] [3] o "Ángel Principal"[4] [5] según la sintaxis del idioma griego,[6] Cabe destacar que el prefijo "αρχ" indica supremacía, uno de los primeros en su clase o liderazgo ante determinado grupo, por tanto podría traducirse el término como "Capitán de los Ángeles" o "Uno de los primeros ángeles".[7] Otra forma de la palabra es "αρχαγγελου" que significa "del arcángel".

Es importante tener en cuenta que el término "arcángel" como todo adjetivo del Griego antiguo aplica en plural, dual y singular.[8]

A partir de aquí, hay distintas interpretaciones según las distintas creencias en cuanto a la cantidad de arcángeles que hay y sus identidades. Tratemos de exponer ahora todos los puntos de vista.

En la epístola de Judas, versículo 9, se habla de Miguel el arcángel (αρχάγγελος). En la Biblia también se hace referencia a Miguel de la siguiente manera:

Versión Protestante de la Biblia [La Biblia Reina Valera 1960]

...pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme. Daniel 10:13

Versión Católica de la Biblia [La Biblia Vaticana o Romana]

...pero Miguel, uno de los ángeles príncipes más altos, vino en mi ayuda. Daniel 10:13

Versión Judía del Antiguo Testamento [THE ORTHODOX JEWISH BIBLE][9]

...pero Miguel, uno de los Príncipes jefes (Sarim HaRishonim), ha venido en mi ayuda. Daniel 10:13

Versión Protestante del Nuevo Testamento [La Biblia Reina Valera 1960]

Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles. Apocalipsis 12:7

Por tanto, muchos consideran que como Miguel es arcángel y este es uno de varios similares a él, con el mismo título de Príncipe, el término "arcángeles" es intercambiable con "Príncipes Jefes". En base a estas referencias el término arcángel se usaría para referirse a Miguel, Rafael, o incluso al dragón (Satanás) como Jefe de Ángeles , cada uno defendiendo el bien o mal según el caso (Apocalipsis 12:7).

Dado que Miguel era uno de varios con el mismo título de Príncipes Jefes, y el libro deuterocanónico de Tobías se refiere a siete santos ángeles, la Iglesia Católica entiende que el término arcángel lo comparten siete:

Yo soy Rafael RL, uno de lo siete ángeles que están delante de la gloria del Señor y tienen acceso a su presencia. Tobit 12:15

Juan .... gracia y paz a vosotros .....de parte de los siete espíritus que están ante su trono Apocalipsis 1:4

Al Ángel de la Iglesia de Sardes escribe: Esto dice el que tiene los siete espíritus de Dios y las siete estrellas. Apocalipsis 3:1

Del trono salen relámpagos y fragor y truenos; delante del trono arden siete antorchas de fuego, que son los siete espíritus de Dios. Apocalipsis 4:5

Entonces vi, de pie, en medio del trono y de los cuatro Vivientes y de los Ancianos, un Cordero, como degollado; tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete espíritus de Dios, enviados a toda la tierra. Apocalipsis 5:6

Note que la palabra "espíritu" su letra inicial está escrita con minúscula y no con mayúscula, ya que en las escrituras al poner “Espíritu” con mayúscula hace referencia al Espíritu Santo único de Dios, de otra manera puede referirse a un arcángel, ángel, demonio, Satanás y hasta al mismo espíritu humano. ”Hay cuerpo animal y hay cuerpo espiritual” (1 Corintios 15:44)

“Estos siete son los ojos de Yahvéh, que recorren toda la tierra.” (Zacarías 4:10b).

Es decir, este simbolismo indica que Dios utiliza a esos siete espíritus para enviarlos como “su penetrante visión” (Baruc 6:6; Esdras 5:5).

“Los ojos de Yahvé están discurriendo por toda la tierra...” (2ª Crónicas 16:9).

“Sus ojos... como antorchas (lámparas).” (Daniel 10:6).

“En aquel tiempo yo escudriñaré con lámparas (antorchas) a Jerusalén y pediré cuenta a los hombres.” (Sofonías 1:12).

“Son los siete ojos de Yahvé (Zac 4:10b), y por lo tanto, de Cristo.” (Ap 5:6).

Esos siete ángeles con dominio o "arcángeles" quedan entonces simbolizados con lámparas, delante del trono de Dios, y son utilizados como "la penetrante visión" del Creador. Pero en ningún caso se menciona que posean alas.

En la Sagrada Escritura es posible encontrar alas cuando se describe a los querubines (con cuatro los ve Ezequiel -1:6-). También cuando se describe a los serafines (con seis los ve Isaías –Is 6:2-). Pero no se las puede encontrar cuando se describe a los ángeles. Contrariamente a lo que normalmente aparece en la iconografía,los ángeles no poseen alas dado que al ser seres espirituales, no necesitan de un cuerpo ni de sus apéndices, (brazos, piernas, etc)

(Los ángeles se describen en función de su indumentaria: con vestiduras de lino, ropas blancas o ropas resplandecientes, como se puede leer en Ez 9:11; 10:2; Dn 10:5; Tobías 5:6; Mt 28:2,3; Mr 16:5; Jn 20:12; Hch 1:10; 10:30; Ap 15:6 etc.)

Según la gran mayoría de traducciones a Rafael no se le llama santo arcángel, sino uno de los siete santos ángeles , además se hace referencia a siete espíritus con acceso a la gloria de Dios, de forma recurrente en el libro del Apocalipsis o Revelaciones. Aunque esto no es impedimento para ser jefe de los ángeles, ya que Satanás siendo ángel caído es jefe de ángeles (Apocalipsis 12:7), podemos concluir que decir que es un arcángel dependería de la traducción a la que se haga referencia o al papel que ejerza ese ángel.

En Apocalipsis 1:4 se hace referencia a los “siete espíritus” de Dios que están delante de su trono, y después se dan siete mensajes, resaltando para algunos el papel de estos espíritus como mensajeros (ángel significa mensajero de Dios), cada uno de los cuales concluye con la exhortación de “[oír] lo que el espíritu dice a las congregaciones”. (Rev 2:7, 11, 17, 29; 3:6, 13, 22.)

Estos mensajes contienen declaraciones de juicio que invitan a un examen de conciencia y promesas de recompensa por la fidelidad. Se dice que el Hijo de Dios tiene estos “siete espíritus de Dios” (Rev 3:1) , estos siete espíritus son interpretados por algunas denominaciones cristianas como Ángeles al llevar mensajes de Dios y por otras como una expresión de la divinidad de Cristo al tener la completa capacidad activa de observar, discernir o detectar ,inspeccionar toda la Tierra que posee el glorificado Jesucristo ,el Cordero de Dios.

El texto de Tobias forma parte de los libros llamados Deuterocanónicos. Hay desacuerdo en cuanto a si tales libros pertenecen a la Biblia, porque los Judíos no los consideraron como divinamente inspirados para su primer canon. Agustín (354-430 d. C.) fue el primero en intentar incluirlos al canon bíblico, aunque códices Cristianos antiguos ya incluían estos libros como divinamente inspirados, como el códice sinaiticus (330-350 d. C.) y hay testimonios de que algunos eran utilizados como palabra inspirada en las celebraciones litúrgicas mucho antes. La Iglesia Católica los incluyó entre la lista de libros divinamente inspirados de forma oficial en el Concilio de Cartago en 397 d. C. y debido a las diferencias de opinión generadas por movimientos protestantes los volvió a confirmar como divinamente inspirados en el año 1546 d. C.

Religiones abrahámicas[editar]

La Biblia indicaría que hay siete arcángeles,[10] aunque se menciona el nombre de sólo tres: Miguel (Apocalipsis 12:7-9), Gabriel (Evangelio según Lucas 1:11-20; 26-38) y Rafael (Tobit 12:6, 15). Los nombres de los otros cuatro arcángeles no aparecen en la Biblia pero se encuentran unas descripciones de éstos en el textos apócrifos, como el Libro de Enoc (que es canónico para la Iglesia Copta), el cuarto libro de Esdras y en la literatura rabínica.

Judaísmo[editar]

En el Judaísmo las referencias a los arcángeles y ángeles es limitada, aunque estos últimos son mencionados con más regularidad aunque igualmente son poco comunes, el término "arcángel" no aparece explícitamente en la Biblia Hebrea, mas sí dentro de la tradición rabínica, donde mencionan a siete de éstos.

Cristianismo[editar]

Iglesia Católica Apostólica Romana[editar]

La Iglesia Católica reconoce sólo a los tres arcángeles que tienen nombre y que se encuentran en la Biblia: Miguel, Gabriel y Rafael, cuya festividad es el 29 de septiembre.

Cada uno tiene atributos distintos, según su papel en los relatos bíblicos, tanto del Antiguo, como del Nuevo Testamento.

  • Miguel, MI-KA-EL (¿Quién como Dios?), jefe de los "Ejércitos de Yahvéh", Se le representa con armadura, espada y con la balanza del Juicio Final.
  • Gabriel, mensajero celestial, por anunciar a la Virgen María el nacimiento de Cristo. Se le representa con un mensaje escrito y/o una flor blanca.
  • Rafael, protector de los viajeros, de la salud y del noviazgo, por su misión desempeñada durante el viaje de Tobías, narrado en el libro bíblico homónimo. Se le representa con un bastón de viajero y un pescado.

Iglesias Ortodoxas[editar]

De la misma manera que la Iglesia Católica, la Iglesia Ortodoxa sólo reconoce como arcángeles a los tres cuyos nombres aparecen en la Biblia. A diferencia de los católicos, su representación en la iconografía es distinta: se les representa con túnica y un globo transparente con una cruz.

Iglesia Copta[editar]

En el caso de la Iglesia Copta, además de reconocer a San Miguel, San Rafael y San Gabriel, esta Iglesia reconoce también a un cuarto arcángel; San Uriel (hebr. אוּרִיאֵל Uriʾel "Llama de Dios" o "luz de Dios"). Este ángel aparece mencionado en el Libro de Enoc, el cual es considerado un libro canónico para esta Iglesia. El resto de las iglesias lo consideran un libro apócrifo.

Protestantismo[editar]

Para gran parte de los protestantes, un arcángel es un ángel principal de un grupo de ángeles; opera como mediador entre Dios y los seres humanos, a menudo como intérprete del mensaje de Dios. Muchas veces los arcángeles aparecen en grupos de números específicos.

Testigos de Jehová y Adventistas[editar]

Los Testigos de Jehová y los Adventistas consideran que, aunque las Escrituras hablan de varios príncipes, la palabra arcángel aparece en el Nuevo Testamento sólo en singular y refiriéndose a Miguel, por lo que habría solo uno, y era Jesús antes de nacer por el vientre de la Virgen María. Pero la diferencia es que Los Testigos de Jehová creen que El Arcángel fue la primera creación de Jehová Dios (Colosenses 1:15). Y los Adventistas creen que el Arcángel Miguel era Dios, el mismo Jesús, solo que así como se hizo uno con los hombres para redimirlos, así también se podía hacer el Arcángel para dirigir a los ángeles.

Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones)[editar]

En La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (iglesia mormona) se reconoce como "arcángel" o "ángel mayor" a Miguel.[11] A su vez los nombres Adán, Miguel y anciano de días, se le atribuyen a la misma persona.[12] Se considera a Miguel o Adán como padre y patriarca de la raza humana en la tierra. Cabe destacar que según la doctrina mormona: todos los hombres han vivido una preexistencia, en donde vivían con Dios (su padre) como seres de espíritu (con forma humana, pero perfecta) por lo que un hombre antes de nacer en la tierra es un ángel; y que no existe tal diferenciación entre los humanos y los ángeles como dos razas distintas de seres, sino como seres en distintas etapas de progreso.

Islam[editar]

Para los musulmanes, los arcángeles no sólo son jefes de los ángeles, sino que son los jefes de los "departamentos" o misiones especiales que Dios les ha encomendado. Además de Miguel, Gabriel y Rafael, consideran a otros siete, por lo que en el islam son diez y no siete arcángeles, aunque ven como al más importante a Gabriel y no a Miguel.

  • Mikhail o Mikhal (en árabe: ميخائيل): arcángel encargado de las bendiciones.
  • Izrail o Azrael (en árabe: عزرائيل): arcángel de la muerte.
  • Israfil (en árabe: اسرافيل): encargado de anunciar el día del Juicio Final
  • Yibril (en árabe: جبريل)
  • Munqar (en árabe:منكر): arcángel encargado del juicio de las almas.
  • Naqir (en árabe: نكير): arcángel encargado del juicio de las almas.
  • Raaqib
  • 'Atid
  • Maalik (en árabe: مالك): guardián del Infierno y
  • Ridhwan (en árabe: رضوان): guardián del Paraíso.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]