Ángel caído

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En el cristianismo, un ángel caído[1] es un ángel que ha sido expulsado del cielo por desobedecer o rebelarse contra los mandatos de Dios. Según ésta traición son ángeles caídos:

El más conocido sería Lucifer.

La caída de Lucifer[editar]

Etimología[editar]

El término traducido como "Lucifer" significa "Reluciente", "Brillante", "Portador de la luz". Pero desde que se puso en contra de Dios, se cree que se le cambió el nombre a Satanás aunque este nombre significa "oponente", "opositor", "adversario", "acusador". Existe también la denominación de Luzbel que significa "Luz Bella".

Relato en la Biblia[editar]

El libro del Génesis lo muestra como la serpiente que engaña a los humanos incitándolos a que no sigan los preceptos establecidos por el Creador, para poder así llegar a “ser como dioses”.

En el Antiguo Testamento, Satanás estaba en el ámbito terrestre, pues había perdido su condición de querubín celestial, pero podía retornar al cielo hasta la presencia de Dios. El libro de Job ilustra sobre esas visitas al cielo, y permite notar la actitud arrogante del demonio:

Y dijo el Señor a Satán: ¿De dónde vienes tú? Y respondió Satán: He dado la vuelta por la tierra... (Job 1:7; 2:2)

Posteriormente, el profeta Zacarías muestra que el demonio está en abierta oposición:

el sumo sacerdote Yosuá estaba en pie ante el ángel del Señor, y estaba Satanás a su derecha para oponérsele (Zac 3:1)

Mientras era vencido, el diablo (Satanás - la antigua serpiente-)[2] perdía ese privilegio de llegar hasta la presencia de Dios para oponerse y acusar a los humanos].

Finalmente en el Apocalipsis se relata que para confinarlo definitivamentee en la tierra era indispensable el sacrificio de Jesús. Así en el capítulo 12, versículos 11 y 8 dice:

Lo determinante fue...la sangre del Cordero. Con su sacrificio en la cruz y su ascenso, cuando fue “arrebatado para Dios y su trono” (Ap 12:5), Cristo hizo que el diablo y sus ángeles perdieran toda posibilidad de “llegar al cielo hasta la presencia del Señor”.

En el Capítulo 12 -versículos 9 y 11- el libro Apocalipsis indica que a causa “del sacrificio de Cristo y la fidelidad de sus seguidores”, se logró que el diablo y los demás ángeles rebeldes fueran confinados a Tierra definitivamente, esta vez sin posibilidad de retorno: el versículo 8 dice ...no quedó ya lugar en el cielo para ellos. El Arcángel Miguel es el encargado de expulsar del cielo a Satanás y la parte de ángeles rebeldes que arrastró consigo (Ap. 12:4), por lo cual se lo reconoce como Ángel caído.

Los católicos en su catecismo, en el numeral 391 consideran que "El Diablo y los otros demonios fueron creados por Dios con una naturaleza buena, pero ellos se hicieron a si mismos malos", y en el numeral 392 del mismo catecismo que "esta caída consiste en la elección libre de estos espíritus que rechazaron radical e irrevocablemente a Dios y a su Reino". Es decir que para los católicos, Lucifer se condenó a sí mismo eligiendo voluntariamente el mal, y las decisiones de los ángeles sean buenos o malos son irrevocables según el numeral 393 del mismo catecismo.

Estatuas dedicadas al Ángel caído[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «La verdad sobre el padre de la mentira» (en espanõl).
  2. "Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo; fue arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él."(Apocalipsis 12:9)
  3. Goldwin, Malcom. Angels: An Endangered Species. Gill & Macmillan Ltd. ISBN 0-7522-0570-6. 4 de noviembre de 1996.

Enlaces externos[editar]