Yo-yo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Yo-yos de diferentes tamaños y decoraciones.
Funcionamiento del yo-yo.

El yo-yo es un juguete formado por un disco de madera, de plástico o de otros materiales con una ranura profunda en el centro de todo el borde, alrededor de la cual se enrolla un cordón que, anudado a un dedo, se hace subir y bajar alternativamente. Se maneja el disco mediante sacudidas hacia arriba y hacia abajo.

El Webster’s collegiate dictionary afirma que la palabra yo-yo deriva de la palabra yóyo en idioma ilocano, del norte de Filipinas. Muchas otras fuentes, incluido Extraordinary Origins of Yesterday's Things, de Panati, afirman que yo-yo era un término tagalo, que significa ‘viene-viene’.[1]

Historia[editar]

Video de varias personas jugando con yo-yos en Ámsterdam, Países Bajos.
Video tomado en 1932.
Muchacho jugando con un yo-yo de terracota, en un kylix griego, hacia el 440 a. C. Museo Antikensammlung (Berlín).

No se conoce con exactitud el origen del yo-yo aunque se estima que pudo tener un antecedente en la antigua Grecia. En una copa ateniense del siglo V a.C. aparece un joven que sostiene un objeto esférico que pende de un hilo, en una actitud que recuerda a la del moderno juego del yo-yo, sin que se pueda estar seguro de las características concretas del objeto o su utilidad. [2]

Muy posteriormente, en el siglo XVI EC los cazadores filipinos usaban un artilugio similar para cazar animales, ya sea enrrollándole el objeto en las patas como para inmobilizarlos como si se tratase de boleadoras, o bien dejándolo caer a través de la cuerda para golpear desde lo alto de un árbol a la presa que querían cazar. [3]

Una pintura de 1769 muestra a un Luis XVII de solo cuatro años jugando con un yo-yo al que en ese momento se le llamaba bajo el nombre de l’emigrette que significaba "emigrante" debiendo esta denominación al hecho de que eran los hijos de los nobles que emigraban a otros países, debido a la revolución francesa, quien usaban dicho objeto como único juguete. En el siglo XVIII los soldados franceses y hasta el mismo Napoleón usarían el yo-yo como un objeto anti estrés. [3]

Ilustración en una revista francesa de modas (1791) de una mujer jugando con una temprana versión del yoyo entonces conocida como bandalore.

El 20 de noviembre de 1866, James L. Haven y Charles Hettrick, de Cincinnati (Ohio) firmaron la patente estadounidense, la primera otorgada a un filipino, sobre una «construcción mejorada de un juguete, comúnmente llamado bandelore».[4]

Sin embargo, el yo-yo permaneció en relativa oscuridad hasta que en 1928 un filipino-estadounidense llamado Pedro Flores abrió la fábrica Yo-yo Manufacturing Company en Santa Bárbara (California).

La empresa comenzó fabricando una docena de modelos del juguete. Pero un año después, en noviembre de 1929, Flores tuvo que abrir dos fábricas más, en Los Ángeles y Hollywood. Ocupaba a 600 trabajadores y producían 300 000 unidades diarias.

En 1930, el estadounidense Donald Duncan compró las fábricas de Flores. [2]

En los años sesenta aparecieron las empresas de juguetes Plastimarx e Impala, que producían este juguete, así como empresas multinacionales, como Flambeau Products Corporation (dueña de la marca Duncan), así como la empresa Jack Russell, que promovía a la empresa Coca-Cola en todo el mundo.[3]

Usuarios conocidos[editar]

Entre ellos se hallan los presidentes John F. Kennedy, Lyndon B. Johnson y Richard Nixon, quienes se sabía que eran grandes aficionados del pasatiempo, pues a menudo se les veía jugando con el yoyó en la oficina presidencial de la Casa Blanca.[cita requerida]

El 12 de abril de 1985, el yoyó viajó al espacio con la tripulación del transbordador Discovery, y años después, en la nave espacial Atlantis.

Anualmente se lleva a cabo una competencia mundial en Orlando (Florida).

Eddy Fast (‘rápido’) McDonald posee el título de la persona en el mundo que puede realizar más «lazadas» en una hora" tras haber realizado 8437 lazadas con su yoyó. [5]

Día del yo-yo[editar]

Cada 6 de junio se celebra el Día Mundial del Yo – Yo. Fecha en el que diversos lugares en el planeta se aprovecha para la realización de múltiples actividades y competencias, donde las personas más experimentadas con este tradicional juguete manifiestan sus habilidades. [5]

Tipos[editar]

Los yoyós pueden dividirse en 3 grupos según su morfología.:

- Con respuesta: Este tipo de yoyós son el más conocido de todos. Al lanzarlo, vuelve a recogerse y asciende.

- Sin respuesta: Este tipo de yoyós, menos conocidos, no asciende al ser lanzado ya que incorpora un rodamiento y unos paneles de silicona que requieren de un movimiento específico para hacer que ascienda.

- De cuerda externa: Este clase de yoyós no va unido a la cuerda. Para efectuar trucos, el usuario ha de conseguir que la cuerda quede enganchada al eje central. Debido a esto es que se hacen estéticamente muy similares juego malabarístico conocido como diábolo. [6]

En América latina[editar]

Yoyó Russell.

En Argentina, durante los años 1970 se creó un gran furor alrededor del «yoyó», con marcas como Bronco y Russell.

En México el primer yo-yo era de madera, de marca Sheiro.[7]

En 1962, la empresa Plastimax (México) lanzó una campaña publicitaria exitosa de difusión del yoyo.[7]

En Ecuador y varios países de Latinoamérica a finales de los años 1970 la empresa Coca-Cola introdujo con éxito el Genuino Yo-yo Russell.

Actualmente existen en México 2 asociaciones de yoyó: la Asociación Mexicana del Yo-Yo y la asociación mexicana de trompo y yoyó del Caribe.[7]

El yoyo en la ficción[editar]

Jr Beary personaje de Walter Lanz de Beary Family ("Una fábula tonta" en lationamérica) [8]​ suele aparecer ocasionalmente jugando con un yoyo. También el personaje de Quico interpretado por Carlos Villagrán en el show televisivo de El Chavo usa en alguna ocasión un yoyo. Por otra parte es un yoyo el arma de ataque del personaje femenino de la serie animé Gatchman o Fuerza G conocida como Ágata June o Princesa.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Charles Panati: Panati’s extraordinary origins of everyday things. Harper Paperbacks, 1989. ISBN 0-06-096419-7.
  2. a b «La desconocida historia del yoyó». abc. 16 de septiembre de 2014. Consultado el 28 de junio de 2021. 
  3. a b c Andrés Felipe (25 de febrero de 2017). «Historia del Yoyo». Historia y biografía de. Consultado el 28 de junio de 2021. 
  4. «U.S. Patent 59,745».
  5. a b ccarmona (6 de junio de 2016). «▷ El Yo-yo tiene su Día». El Impulso. Consultado el 28 de junio de 2021. 
  6. «YoYos con y sin respuesta | Guía - La Tienda Del YoYo». www.latiendadelyoyo.com. Consultado el 28 de junio de 2021. 
  7. a b c Yo-yo.com.mx
  8. «The Beary Family - Terrible Shows & Episodes Wiki». terribletvshows.miraheze.org. Consultado el 28 de junio de 2021. 

Enlaces externos[editar]