Tajada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tajadas de plátano
Tajadas.jpg
Plato de tajadas de plátano frito.
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 250 kcal 1050 kJ
Carbohidratos 36.07 g
Grasas 13.27 g
 • saturadas 1.78 g
 • monoinsaturadas 4.37 g
 • poliinsaturadas 6.40 g
Proteínas 1.98 g
Potasio 508 mg (11%)
% CDR diaria para adultos.

La tajada de plátano maduro es un alimento típico de los países caribeños, sobre todo de Colombia, Honduras, Panamá, Venezuela y algunas Antillas. Consiste en plátano maduro cortado en largas lonjas que se fríen en aceite caliente. Pueden consumirse como acompañantes de otros platos o solas, cubiertas de queso rallado o sin ningún añadido.

Usos[editar]

En Colombia hace parte de uno de los platos más comunes del país: carne, arroz blanco y fríjoles, como en el seco costeño o en la bandeja paisa. El aborrajado vallecaucano es una variación de la tajada: tajadas grandes maceradas, rellenas de queso, rebozadas en una mezcla de agua o leche con huevo, harina, azúcar, sal canela, y vueltas a freír.[1]

En Panamá se sirven con la comida diaria (resumida en la popular frase: "arroz, porotos y carne"), en el almuerzo y la cena.

En Venezuela es integrante del pabellón criollo. En el Oriente venezolano suele hacer parte de los diversos pasteles de pescado (cuajao, pastel de chucho y torta de cazón), aportando el sabor ligeramente dulce típico de los platos de esta región.

En el Estado Zulia se elabora una variante del conocido patacón con el plátano maduro, la cual sólo se acompaña con queso blanco duro rallado. Es el llamado patacón dulce.

Otro plato muy conocido del Estado Zulia que se prepara con tajadas son los yoyos (conocidos en Colombia como aborrajados). Se coloca un trozo de queso entre dos tajadas fritas de plátano, se rebozan en huevo batido y se fríen.[2]

Valor nutricional[editar]

Si bien es cierto que el plátano contiene minerales como el potasio, esta forma de cocción debe consumirse con moderación, ya que el plátano maduro al freírse absorbe aceite; lo cual hace que este alimento sea muy alto en lípidos (y por ende en calorías)[3] y debe vigilarse su consumo en personas que padecen de problemas de obesidad o hipercolesterolemia. Por tal razón se desaconseja la práctica muy extendida de algunos venezolanos de untarlas con margarina.

También es muy rico en azúcares, por lo que los diabéticos deben también vigilar su consumo.

Referencias[editar]

Véase también[editar]