Xun Zi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Xun Zi (chino tradicional: 荀子, chino simplificado: 荀子, pinyin: Xún ZǐWade-Giles: 'Hsün Tzu', ca. 312230 a. C.) fue un filósofo chino seguidor del Confucianismo que vivió durante el período de los Reinos Combatientes y contribuyó en una de las Cien Escuelas de Pensamiento. Xun Zi creía que las tendencias innatas del hombre necesitan ser refrenadas por medio de la educación, contradiciendo la opinión de Mencio de que el hombre es bueno por naturaleza.[1] Asimismo, sostenía que las normas éticas fueron inventadas para rectificar a la humanidad.

Educado en el estado de Qi, Xun Zi estuvo asociado con la escuela confuciana, pero su filosofía es más pragmática si se la compara con el optimismo de Confucio.[2]

Biografía[editar]

Xun Zi nació bajo el nombre de Xun Kuang (荀況), Qing (卿) por la onomástica china. Algunos textos lo registran con el apellido Sun (孫) en lugar de Xun, sea debido a que los dos apellidos eran homófonos en la Antigüedad o que Sun haya sido seleccionado debido a que Xun fue un nombre tabú en algún momento de la historia. El nombre "Xun Zi" es simplemente un título que significa "Master Xun".

Los primeros años de la vida de Xun Zi están rodeados de misterio, dado que recién fue conocido cuando tenía 50 años, alrededor de 264 a. C., cuando fue al estado de Qi a estudiar y enseñar. Xun Zi era muy respetado en Qi bajo el mandato del rey Xiang (齊襄王), quien lo honró como maestro. Alrededor de esta época visitó el estado de Qi y elogió su gobierno, debatiendo sobre temas militares con Linwu (臨武君) en la corte del rey Xiaocheng de Zhao (趙孝成王). Luego, Xun Zi fue difamado en la corte de Qi, por lo que debió retirarse al sur del estado de Chu, donde el primer ministro Chunshen (春申君) le otorgó el cargo de Magistrado de Lanling (蘭陵令). En el año 238 a. C., Chunshen fue asesinado por un rival de la corte y, subsecuentemente, Xun Zi perdió su posición, aunque permaneció en Lanling, una región ubicada al sur de la actual provincia de Shandong, por el resto de su vida y fue enterrado allí. Se desconoce el año de su muerte.[3]

Entre sus discípulos más notables se encuentran Li Si (ministro y canciller de Qin Shi Huang, primer emperador de la dinastía Qin) y el filósofo Han Feizi, quien desarrolló los aspectos seudoautoritarios de su pensamiento en la escuela denominada Legismo. Debido a que Li Si y Han Feizi tuvieron una postura anti-confuciana acérrima, la reputación de Xun Zi como filósofo confuciano ha sido puesta a duda a menudo.

Si bien las doctrinas de Xun Zi fueron influyentes en la formación de la doctrinal oficial estatal de la Dinastía Han, su influencia decayó comparada a la de Mencio durante la Dinastía Tang.[2]

Obra[editar]

A diferencia del estilo aforístico de las Analectas de Confucio y de Mencio, Xun Zi fue un pensador más riguroso y escribió ensayos elaboradamente argumentados, los cuales fueron recolectados en el libro titulado Xunzi (el único término indica la referencia al libro y no al autor). En él, Xun Zi distingue lo que es connatural al hombre y lo que debe ser aprendido por medio de una educación rigurosa.[1] A menudo, estos ensayos son críticos de las escuelas contendientes, tales como el Taoísmo y el Mohismo, así como de escuelas rivales al interior del Confucianismo. Algunos de los capítulos más significativos son los siguientes:[4]

  • "Discusión del cielo (天 tian)", en el cual rechaza la noción de Mencio referida a que el cielo tenía una voluntad moral. En su lugar, Xun Zi sostiene que el cielo es simplemente el mundo natural, por lo que las personas deben centrarse en el reino humano y social, más que en ocuparse de ideas celestiales.
  • "Discusión de la propiedad ritual (li)," en el que discute las reglas de conducta individual y social (decorum).
  • "Desvanecimiento de obsesiones": al estar enfocado en solo un aspecto de una situación, a menudo se pierde de vista en objetivo último.
  • "Uso apropiado de términos" (正名 Zhengming): Un nombre se convierte en apropiado para una situación por medio del uso convencional, pero una vez que es fijado, no es adecuado desviarlo de estas normas. Por tanto, Xun Zi adopta una visión convencional, aunque los objetos significados por el término siguien siendo reales.
  • "Las disposiciones humanas son detestables(xing e): Rechaza la afirmación de Mencio de que las personas poseen una inclinación natural hacia la deidad. Confucio, quien simplemente dijo que las personas son similares por naturaleza, no fue claro en el tema. Xun Zi sostiene que el hombre está naturalmente inclinado hacia el egoísmo y la maldad, y que si estas inclinaciones no son refrenadas, las sociedades involucionarán hacia la anarquía. Entiende la moral como un constructo social y enfatiza la diferente entre lo innato y lo adquirido.

Pensamiento[editar]

  • Formuló una doctrina armónica sobre la naturaleza [5] .
  • El cielo no es morada del ser supremo, más bien es un conjunto de fenómenos naturales [6]
  • Renegó la existencia del creador del mundo. Todos los fenómenos y objetos aparecen y cambian cíclicamente y se delucidan por el influjo de dos agentes: el yang positivo y el yin negativo [7]
  • Según su opinión , el proceso del pensamiento arranca con lo que constatan los órganos de los sentidos.Como producto de la reflexión sobre datos de la experiencia sensorial se alcanza una conceptuación justa y varia[8]
  • Expresó que todo lo mejor en el hombre es fruto de la educación. Su doctrina ejerció gran influencia en el avance de la filosofía china[9]

Referencias[editar]

  1. a b Ebrey, Patricia (2006). The Cambridge Illustrated History of China. Cambridge University Press. pp. 45-49. ISBN 0-521-43519-X. 
  2. a b Wm. Theodore de Bary, Sources of Chinese Tradition, v.1
  3. Watson, Burton (2003). Xunzi: Basic Writings. Columbia University Press. p. = 2, 120, 132-133, 145-146, 148, 154, 163-165, 170, 174. 
  4. Graham, Disputers of the Tao: Philosophical Argument in Ancient China.
  5. «Diccionario de la filosofía» Editorial Progreso, Lima 1995
  6. Op. cit.
  7. Op. cit.
  8. Op.cit
  9. Op. cit.

Bibliografía[editar]

  • A.C. Graham (1989). Disputers of the Tao: Philosophical Argument in Ancient China. La Salle, Ill: Open Court. ISBN 0-8126-9087-7.
  • Li, Deyong, "Xunzi". Encyclopedia of China (Philosophy Edition)
  • Searle, J.R. & Vanderveken, D., Foundations of Illocutionary Logic, Cambridge University Press.
  • Wm. Theodore de Bary (1960). Sources of Chinese Tradition, v.1. Columbia University Press.
  • Watson, Burton (2003). Xunzi: Basic Writings. Columbia University Press.

Enlaces externos[editar]