Trude Sojka

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Trude Sojka
Retrato Trude Sojka.JPG
Foto de Trude Sojka en 1999
Información personal
Nombre de nacimiento Gertrud Herta Sojka Baum
Nacimiento 9 de diciembre de 1909
Bandera de Imperio alemán Berlín, Imperio alemán
Fallecimiento 18 de marzo de 2007
(97 años)
Bandera de Ecuador Quito, Ecuador
Nacionalidad Checo- ecuatoriana
Educación
Educada en
Información profesional
Área Pintura y escultura
Movimiento Expresionismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Trude Sojka firma signature.svg

Gertrud Sojka, de nombre artístico Trude Sojka (Berlín, Imperio Alemán; 9 de diciembre de 1909 - Quito, Ecuador; 18 de marzo de 2007), fue una pintora y escultora checo-ecuatoriana, sobreviviente del Holocausto, creadora de una técnica original usando materiales de reciclaje y cemento.[1]

Biografía[editar]

Juventud[editar]

Trude Sojka a sus aproximadamente veinte años

Infancia[editar]

Gertrud Herta Sojka nace el 9 de diciembre de 1909 en Berlín, Imperio alemán de padres checos, en el seno de una próspera y culta familia judía. Su padre, Rudolf Sojka, ingeniero, y su esposa, Hedwig Baum, tienen tres hijos: Waltre, el mayor (nacido en 1907), Gertrud y Edith (nacida en 1916). Pronto, la familia se traslada a Praga, en ese entonces parte del Imperio Austro-Húngaro, cerca de la estación de trenes, en la calle Na Poříčí.

Estudios[editar]

Desde muy pequeña, Trude aprende varios idiomas además del checo y el alemán (inglés, francés, latín, griego...), practica esquí, natación, gimnasia, danza...., se interesa por la música y las bellas artes. Durante las vacaciones, estudia en un internado de Lausanne, Suiza.

Al graduarse de la secundaria, su padre la inscribe en la Facultad de Economía, una carrera "seria", contrariamente al arte. Tanto se aburría Trude, que se pasaba dibujando caricaturas de los profesores. Finalmente, entra a la Academia de Bellas Artes de Berlín. Su talento, especialmente en la escultura, le lleva a exponer sus primeras obras en el Märkisches Museum de Berlín.

Rudolf Sojka, el padre de la artisa, fallece en 1932. A los 27 años, en 1936, ella se gradúa de escultora.

En 1938, Trude contrae matrimonio con Dezider Schwartz, hombre de negocios eslovaco y judío como ella.

Supervivencia del Holocausto judío[editar]

Desde la subida de Hitler al poder y la toma de Checoslovaquia por el Tercer Reich, la familia Sojka se ve amenazada. Los Sojka no eran una familia muy religiosa, y no se imaginaron el punto al que llegaría el régimen Nazi. En 1942, la madre de Trude es llevada al Gueto de Theresienstadt , muy cerca de Praga, y posteriormente asesinada en el campo, cerca de Malý Trostinec. En julio de 1943, la hermana de Trude, Edit, junto con su esposo, Arthur Porges y su hijo Karl (nacido en 1938), son llevados a Theresiendstadt, pero pocos meses después son deportados y asesinados en las cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau.

Mientras tanto, Trude y Dezider logran esconderse en la ciudad de Nitra, Eslovaquia, hasta 1944. En septiembre de este mismo año, después del Levantamiento Nacional Eslovaco, Trude, que está embarazada, y su esposo, son llevados al campo de trabajos forzados de Sereď, cerca de Nitra. En octubre, son trasladados a Auschwitz. Trude nunca volverá a ver a su esposo quien, probablemente murió en una de las Marchas de la muerte. Trude permanece solo un mes en Auschwitz. En seguida, es deportada a a dos sub-campos del campo de concentración de Gross-Rosen, en la actual Polonia: Kudowa-Sąkisch, y desde marzo de 1945, a Zittwerke-Kleinshönau,[2]​ donde muchas mujeres judías embarazadas eran forzadas a trabajar en la construcción de partes de aviones, helicópteros y máquinas de guerra.[3]

El 4 de mayo de 1945, nace su hija Gabriele Evelyn Schwartz. Sin embargo, la desnutrición y las enfermedades causadas por el ambiente en el que se encontrada la niña, causan su muerte el 29 de mayo, dos semanas después de la liberación del campo de Zittwerke-Kleinschönau por el ejército soviético, el 11 de mayo.

Una vez recuperada, aunque no en su totalidad, de su terrible estado de salud, Trude vuelve a Checoslovaquia, en busca de su esposo y sus otros familiares, sin obtener resultados.

Trude Sojka siempre se negó a hablar sobre su experiencia durante el Holocausto, aunque esta haya marcado con mucha fuerza su obra artística posterior.

[4]

El comienzo de una nueva vida[editar]

Al ser liberada, Trude regresa a su antigua casa en Praga, que había sido confiscada por los SS y logra recuperar algunas mínimas pertencencias. Pasa un año entero trabajando como traductora, secretaria, ceramista, y realizando muchos otros pequeños trabajos con el fin de obtener algún dinero. Su principal preocupación ahora es saber si alguno de sus familiares vive todavía. Para su sorpresa, encuentra en la Cruz Roja Internacional un documento de su hermano mayor, Waltre, buscándola a ella y a su familia. Él era el único miembro de la familia Sojka que no fue internado en un campo de concentración. Pues, siendo un ingeniero químico bastante reconocido, había sido invitado con su esposa, Liddy Hutzler, a la Universidad Central del Ecuador para dictar unas conferencias. Dada la situación peligrosa para los judíos en Europa, la pareja decidió quedarse a vivir en Ecuador. Pronto, la pareja fundó el primer almacén de artesanías del Ecuador, Akios (Sojka al revés).

Entonces, Trude decide que debe encontrarse con su hermano y se dispone a emprender un largo viaje para cruzar el Atlántico en barco. Para ello, debe conseguir los fondos necesarios, y comienza un año entero de arduas labores, sobre todo en servicio a la Comunidad Judía de Praga, que intentaba restablecerse después de la guerra.

Llegada a Ecuador[editar]

"Cuando llegué al puerto de Guayaquil, en julio de 1946, mi hermano me esperaba con los brazos abiertos. Pero yo, lo primero que hice al bajarme del barco fue correr a abrazar una cabeza de bananos que estaba al lado", contaba Trude Sojka con humor. En efecto, Trude, a la que tanto gustan los plátanos -fruta exótica y rara para Europa en ese entonces-, ha llegado al lugar soñado.

Una vez reunida con su hermano y su cuñada, emprende el viaje hacia la capital, Quito. Poco a poco va aprendiendo el idioma español, que le resulta más fácil de lo pensado gracias a su conocimiento del latín y el francés. Sin embargo, el acento checo y alemán nunca desaparece.

Desde que llega a la capital, el conseguir trabajo no es problema, pues Waltre le invita a que diseñe artesanías para su famoso almacén Akios,[5]​ ubicado en el centro histórico de Quito, en el barrio de la Loma Grande. La artista no solo recupera su vocación de artista, si no que gana inspiración del arte autóctono, Precolombino y típico de las diferentes regiones del Ecuador.

Es así como Trude vuelve a encontrar el amor a la vida, y con él, el amor hacia alguien más...

Segundo matrimonio[editar]

Trude Sojka con su esposo Hans Steinitz

Es a su llegada a Guayaquil que conoce Trude por primera vez al que será su segundo esposo, Hans Steinitz.

Hans Steinitz, judío alemán, nacido en Kattowice, en 1908 es un intelectual, quien empezó sus estudios en Leyes, en las universidades de Breslau, Freiburg y París, pero se vio obligado a abandonar sus estudios al ejecutarse las leyes raciales nazis de Nuremberg, en 1935. En noviembre de 1938, en durante la Noche de los Cristales Rotos, Hans Steinitz y su madre, Eva Buchwalter, fueron denunciados por su propio padrastro, un polaco de apellido Braszcok, quien había contraído matrimonio con Eva luego de la muerte del padre de Hans, Julius Steinitz. Ayudado por sus amigos, Hans Steinitz logró salir del Campo de concentración de Sachsenhausen, en 1939, y emigrar al Ecuador, al obtener una visa para poder viajar a Guayaquil (a trabajar en una empresa algodonera)ngracias al cónsul de Ecuador en Bremen, José Ignacio Burbano Rosales.[6]​ Este personaje salvó la vida de una 40 familias judías que pudieron emigrar a Ecuador, y debería ser considerado como Justo entre las Naciones.

Hans Steinitz entabla una estrecha amistad con Waltre Sojka. Incluso, le acompaña al puerto cuando Trude Sojka llega de Europa.

En 1948, Hans Steinitz y Trude Sojka se casan, formando una familia con tres hijas: Eva Graciela (Chela) Hedwika (1949-2006), Ruth Myriam Edith (n. 1951),[7]​ y Anita Ivonne Lilian Steinitz (n.1954).

Gracias a su esposo, quien le da estabilidad económica y mucho respaldo moral, Trude puede ahora dedicarse a su arte y a su hogar.[8]

Últimos años[editar]

Trude Sojka en una playa en Punta Blanca, Manabí

Cuando Trude Sojka cumple 90 años, la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión le rinde homenaje, nombrándola "Artista Emérita". Presenta además una exposición retrospectiva de sus obras así como el libro "Las Dos Vidas de Trude Sojka",[9]​ escrito por Rodrigo Villacís Molina y editado por Macshori Ruales,[10]​ Imprenta Mariscal[11]​ Este es solo uno de los numerosos homenajes que, en Ecuador (entre los más importantes, los que se llevaron a cabo en la Casa de la Cultura, núcleos de Guaranda y Riobamba), Estados Unidos y Francia, se realizan para la artista.

En 2001, Sojka sufre de un derrame cerebral. Logra sobrepasarlo con secuelas mínimas. La artista sigue realizando pesados cuadros y esculturas con cemento y materiales de reciclaje hasta sus noventa y cinco años aproximadamente. Cuando ya sus manos dejan de ser tan fuertes, abandona el cemento, no obstante, sigue pintando y dibujando.

El 18 de marzo de 2007 muere Trude Sojka de una insuficiencia respiratoria.

Obra[editar]

La obra de Trude Sojka va evolucionando según las diferentes experiencias de su vida.[12]

Primeras influencias en Europa[editar]

Trude Sojka estudió en la Escuela de Bellas artes de Berlín, donde se familiarizó con el expresionismo alemán (Die Brücke) y judío. Conoció las obras de Marc Chagall, Chaïm Soutine y Georges Rouault. Admiró profundamente las esculturas de Ernst Barlach y es muy posible que haya conocido personalmente los trabajos expresionistas-realistas de Käthe Kollwitz.

Por otra parte, Trude Sojka se interesó ya en Europa por el arte primitivo (que también puede considerarse expresionista), de África, Oceanía e Indo-América, el cual seguramente pudo conocer en los museos etnográficos. Por ello, cuando después de la guerra, en 1946, llegó al Ecuador, quedó maravillada al descubrir tan de cerca la simbología precolombina y andina.

Holocausto[editar]

Sus primeros cuadros en Ecuador, realizados por los años 1950, relatan sus experiencias en el campo de concentración: la angustia y la soledad, el alambre de púas, la triste procesión de mujeres caminando tal vez hacia las cámaras de gas, pero también sus plegarias que le ayudaron a sobrevivir al horror, así como la esperanza de libertad y de una vida nueva.

Precolombino y andino[editar]

Poco a poco, Trude Sojka se fascina por el arte popular ecuatoriano y la simbología de los antiguos pueblos cayapas, la Cultura Guangala o Jama-Coaque, lo que le lleva a estudiarlos con minuciosidad. Entonces crea, siempre con la misma técnica, cuadros y esculturas con temas como los petroglifos, los caballitos indios, el Tahuantinsuyo..., estilizando motivos indígenas tradicionales como el jaguar, el mono, la serpiente, el sol y la luna. Así mismo, la recurrencia de imágenes ligadas a distintas aves supuso una forma de amalgamar y retratar su pasado de guerra por medio de su labor artística. Entabla amistad con artistas ecuatorianos como Oswaldo Guayasamín, Gilberto Almeida, Víctor Mideros, Manuel Rendón o, en los años 1990, a Pilar Bustos. El intercambio con ellos le proporciona valiosa información para poder conocer mejor el arte ecuatoriano y dar un giro intercultural a su arte. Pues su fusión entre motivos autóctonos del Ecuador y su estilo propio expresionista, otorgan a su obra una originalidad sin precedente.

Expresionismo alemán y judío[editar]

Ya en Ecuador, recordando sus estudios de Bellas Artes en Europa y la influencia del expresionismo alemán y judío, se dedica a experimentar con las líneas, colores y formas para expresar su mundo interior. Realiza obras abstractas y figurativas, llenas de fuerza y textura, con un manejo dinámico de los colores y líneas curvas o rectas, evocando la música, danza, gimnasia rítmica…

Ternura, regreso a la infancia[editar]

Ya anciana, a partir de 1985, gracias al nacimiento de sus dos nietas, Geetha y Gabriela, Trude Sojka comienza a recordar su propia infancia feliz, sus sueños, los cuentos de hadas, y crea obras como “Cuento de las Mariposas Amarillas”, o “Carrusel”, llenas de ternura, sencillez, espontaneidad, paz y serenidad.

Exposiciones[editar]

1969: Galería Kitgua, Quito, Ecuador.

1972: Galería Andes, Philadelphia, EE.UU.

1974: Galería Gue-Bertz, Galería Museo de Arte y Salón de la Mujer, Organización de Estados Americanos, Quito.

1975: Galería las Peñas y Galería el Toro Rojo, Quito.

1977: Great Gulf Coast Festival, Pensacola, EE.UU.

1978: Art Center, Pensacola, EE.UU.

1981: 25º Salón "Arts, Formes, Couleurs", Le Bourget, Francia.

1982: 26º Salón "Arts, Formes, Couleurs", Le Bourget, Francia.

1990: Retrospectiva en la Galería Pomaire, Quito y Galería Greta Peterson, Cincinnati, EE.UU.

1991: Exposición colectiva en la Galería Pomaire, Quito.

1996: Retrospectiva "Vivencias" en el Centro Cultural CINCO, Quito.

2000: Retrospectiva en la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

2003: Casa de la Cultura Ecuatoriana, núcleo de Guaranda, Ecuador.

2004: Casa de la Cultura Ecuatoriana, núcleo de Ríobamba, Ecuador.

A partir de 2009: Exposiciones periódicas temáticas y rotativas de la colección familiar de obras de Trude Sojka en la Casa Cultural Trude Sojka, Quito.

2015: Donación póstuma de la escultura Thanatos al museo del Holocausto Yad Vashem, Jerusalén, Israel

2019: marzo-junio: Holocausto y Maternidad, Memorial de Terezin, República Checa

octubre-noviembre: Retrospectiva Un Constante renacer. Parte I: Holocausto y Maternidad, Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión, Quito.

noviembre-diciembre: Retrospectiva Un Constante renacer. Parte II:Encuentro de dos mundos, Museo Abya-Yala, Universidad Politécnica Salesiana, Quito.

2020: Retrospectiva Un Constante renacer. Parte III: Expresionismo y Plenitud, se cierra el círuclo, Casa Cultural Trude Sojka, Quito.

Casa Museo Trude Sojka[editar]

Sala de lectura Hans Steinitz

La casa donde vivió la artista es ahora un pequeño museo y Memorial del Holocausto, cuya misión es educar sobre la memoria de la Shoah (como un ejemplo de lo que significa un genocidio) a través del arte y el testimonio de Trude Sojka y su familia; y así promover la paz en el mundo. Alberga varias exposiciones permanentes sobre la Shoah, la vida de la artista, su esposo Hans Steinitz, testimonios de otros genocidios... Además, presenta exposiciones temporales rotativas de la obra de Trude Sojka y también de su nieta Gabriela Steinitz, artista plástica. Ofrece Talleres de Educación para la Paz[13]​ y arte a colegios, grupos diversos y público en general.

El museo está diridigo por Anita Steinitz, la hija menor de la artista, y supervisada en su gestión por la Corporación Cultural Trude Sojka, organización sin fines de lucro presidida por la nieta de la artista, Gabriela Steinitz. Su objetivo principal es promover la paz a través del arte.[14]

La casa tiene una biblioteca Hans Steinitz con cerca de 2 000 libros, especializada en arte y Holocausto, así como un jardín de esculturas, una huerta y un café.

Las obras de Trude Sojka han estado siempre expuestas, desde su creación, en la casa donde vivió la artista en Quito. La casa, construida aproximadamente en los años 1950 por Sojka y su esposo Hans Steinitz, ubicada en el barrio de la Floresta, al norte de Quito, comenzó a transformarse, en parte, en galería a la iniciativa de una de las hijas, Anita Steinitz, tan solo unos tres años antes de la muerte de su madre. De galería de arte, pasó a llevar el nombre de Centro de Artes Creativas Trude Sojka, en el cual se mantenían actividades artísticas y literarias tales como talleres vacacionales para niños, casa abierta y exposiciones de artistas locales.

Unos meses después de la muerte de Trude Sojka, a fines del año 2007, sus hijas convirtieron enteramente la casa en Casa Cultural Trude Sojka: un espacio abierto a nuevos artistas, talleres de arte y desarrollo humano, con el fin de promover la cultura, el arte y la paz. Inaugurada en 2009, funcionó como tal hasta 2020.

La Casa Cultural Trude Sojka cuenta con el aval del Ministerio de Cultura Ecuatoriano[15]​y de la Claims Conference, EE.UU, y el Embajador de Chequia para Perú y Ecuador.[16]​ Igualmente, forma parte del Sistema de Museos y Centros Culturales de Quito,[17]​ así como del Consejo Internacional de Museos (ICOM) y el Comité Internacional de Museos Memoriales (ICMEMO).

Notas y referencias[editar]

  1. Kreuter, María- Luise: ¿Dónde queda el Ecuador? Ediciones Abya-Yala. Quito – Ecuador. 1997 - p. 361, pp. 311
  2. Janek Witek. «Łużycka Grupa Poszukiwawcza». 
  3. «Sackisch/Zittau». Subcamps of KL Gross- Rosen. Consultado el 4 de agosto de 2018. 
  4. Diario “El Comercio”: Una casa cultural que muestra los recuerdos del Holocausto. Quito, 8 de septiembre de 2012
  5. «Industrias Akios». Repositorio Dspace. 1974. Archivado desde el original el 5 de agosto de 2018. 
  6. «Burbano Rosales José Ignacio Personajes Históricos». 
  7. «Miriam Kannan, limnóloga investigadora y profesora en la universidad de Northern Kentucky» (en inglés). 
  8. Pilar Bustos en el periódico HOY; Exposición de Pilar Bustos "El abrazo entre líneas" Casa de la Cultura Ecuatoriana, El Comercio
  9. Rodrigo Villacís Molina (1999). Macshori Ruales, ed. Trude Sojka. Ecuador. p. 151. ISBN 9978-41-073-2. 
    Presentación del libro Trude Sojka, de Rodrigo Villacís Molina
  10. Macshori Ruales (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última)., mejor conocida por su revista Anaconda Archivado el 16 de junio de 2013 en Wayback Machine.
  11. Imprenta Mariscal, Quito.
  12. López Álvaro, Valeria López Álvaro (2016). «Acercamiento a la obra de Gertrude Sojka». Repositorio de la Universidad Andina Simón Bolívar del Ecuador. Consultado el 20 de julio de 2017. 
  13. Ministerio de cultura del Ecuador, bandas de paz
  14. «Casa Cultural Trude Sojka». GoRaymi. Consultado el 7 de marzo de 2019. 
  15. Ministerio de Cultura del Ecuador
  16. South America: Holocaust Education
  17. «Quito Cultura». Archivado desde el original el 5 de agosto de 2018. Consultado el 4 de agosto de 2018. 

Bibliografía[editar]

  • Villacís Molina, Rodrigo: Las dos vidas de Trude Sojka. Macshori Ruales Editora. Quito, 1999

Enlaces externos[editar]