Trainspotting (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Trainspotting»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Trainspotting es una película británica de 1996 dirigida por Danny Boyle y basada en la novela homónima escrita por Irvine Welsh. Narra la punzante historia de un grupo de jóvenes heroinómanos de los suburbios de Edimburgo que no tienen aspiración alguna por la vida salvo drogarse o conseguir dinero sucio. El único que aparentemente puede escapar de este destino autodestructivo es su protagonista, Mark Renton.

Argumento[editar]

La película comienza con la narración de Mark Renton (Ewan McGregor),

"Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos baratos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver tele-concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida... ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?"

Cuando él y su amigo Spud (Ewen Bremner) corren por la Calle de los Príncipes, siendo perseguidos por unos guardias de seguridad. Renton declara que, a diferencia de la gente que «escogió una vida» (hijos, estabilidad financiera y posesiones materiales), él eligió vivir como un heroinómano. El círculo cercano de Renton de amigos futbolistas son presentados: el artista y amoral Sick Boy (Jonny Lee Miller), el atlético y bien parecido Tommy (Kevin McKidd), el ingenuo y afable Spud y el violento sociópata Francis Begbie (Robert Carlyle). Sick Boy, Spud y Renton son totalmente heroinómanos, y pasan todo el tiempo inyectándose heroína ofrecida por su amigo Swanney (Peter Mullan).

Un día, Renton decide abandonar la heroína. Dándose cuenta de que él necesita algo más intenso, compra supositorios rectales de opio, vendidos por Mikey Forrester (Irvine Welsh). Después de su golpe final (y una violenta diarrea), se encierra en un hotel barato para resistir la abstinencia. Más tarde, tras fallar en su intento de resistir la abstinencia, va con sus amigos a un club, aflorando su nuevo deseo sexual, y finalmente flirtea con una joven mujer, Diane (Kelly Macdonald). Después del sexo, Diane no lo deja dormir en su cuarto y pasa la noche en un sofá en el corredor fuera de la habitación. En la mañana, se da cuenta de que Diane es una colegiala adolescente y que sus supuestos compañeros de habitación son realmente sus padres. Horrorizado, Renton intenta evitar un incidente, pero sigue siendo amigo de Diane.

Tommy es abandonado por su novia Lizzy luego de una cadena de sucesos, que sin darse cuenta, había sido iniciada por Renton. Renton había tomado prestado una de las cintas caseras de sexo personal de Tommy y Lizzy, escondida en una caja de vídeo de fútbol. Furiosa, Lizzy cree que Tommy había devuelto la cinta a la videoteca por error. Sick Boy, Spud y Renton deciden regresar a la heroína, y un desconsolado Tommy también entra en la droga, a pesar de la reticencia de iniciarlo en la heroína. Un día, en la habitación de Swanney, el grupo inducido por la heroína es violentamente interrumpido cuando Allison, su amiga y adicta, descubre que su bebé, Dawn, ha fallecido debido a una sobredosis traspasada de su madre a él durante la lactancia. Todos están horrorizados y afligidos, especialmente Sick Boy, de quien se insinúa que es el padre de Dawn y para superarlo, se vuelven a drogar. Renton y Spud son luego capturados por robar una tienda de libros, una escena vista al inicio de la película. Debido a condenas previas, Spud va a prisión, pero Renton evita el castigo entrando al Programa de Intervención de Drogas, donde se le da metadona. A pesar del apoyo de su familia y amigos, Renton se siente constantemente depresivo y aburrido de su vida y escapa a la habitación de Swanney, donde casi muere por sobredosis. Los padres de Renton lo llevan a casa y lo encierran en su vieja habitación para que se enfrente a la adicción súbitamente. Cuando Renton trata de dormir en su cama, empieza la etapa severa de los síntomas de la abstinencia: delira con que ve a Begbie en su cama, a Diane cantándole, a su amigo Tommy hablándole drogado, a su amigo Spud encandenado y al bebé muerto de Allison gateando en el techo. La abstinencia de la heroína es entrecortada con un extraño e imaginario programa de televisión de juegos en vivo en donde el presentador, Dale Winton, pregunta a los padres de Renton sobre el VIH. Renton es finalmente despertado de las pesadillas y alucinaciones por sus padres, quienes le dicen que debe hacerse la prueba. Aún con los años que llevaba compartiendo jeringas con otros adictos, el examen de Renton sale negativo.

Pese a estar limpio de todo eso, Mark se siente aburrido y algo angustiado, creyendo que su vida no tiene propósito. En eso visita a Tommy, quien ahora ha caído mucho más allá de la adicción, viviendo solo, triste, con VIH y en una habitación oscura y mugrienta.

Más tarde Diane decide visitar a Renton. Ella termina siendo la voz de la razón en toda esta historia, ya que gracias al consejo que ella le entrega, Renton se muda a Londres y empieza a trabajar como un agente de alquiler de propiedades. Comienza a disfrutar su vida de sobriedad y ahorra dinero, mientras le manda cartas a Diane. Su felicidad no dura mucho: Begbie comete un robo armado y llega a la habitación londinense de Renton en busca de un lugar donde pueda esconderse de la policía. Sick Boy, quien ahora trabaja como un proxeneta bien informado y vendedor de drogas, también se muestra en la puerta de Renton. Los «amigos» de Renton empiezan a arruinar su nueva vida, robándole y destrozando su habitación. Para poder deshacerse de ellos, éste les da una propiedad de la que él es responsable pero que ellos la usarían para robar. No tardaría mucho para que los echen de allí. De pronto, llega una noticia lamentable: Tommy acababa de morir por toxoplasmosis y viajan de vuelta a Edimburgo para asistir a su funeral.

En el responso se encuentran con Spud, quien ya había salido de prisión tiempo antes. Terminado esto, Sick Boy propone a los muchachos restantes una provechosa -pero peligrosa- transacción de heroína en Londres. Éste necesita la ayuda de Renton para suministrar la mitad de las 4.000 libras esterlinas necesarias para llevar a cabo el negocio. Después de la adquisición, y mientras iban en el autobús camino a Londres, Renton se inyecta una dosis de heroína para verificar su pureza. Luego, los cuatro venden la heroína a un traficante por 16.000 libras esterlinas. Tras el éxito de su misión, van por la tarde a un bar a celebrar, y en eso discuten posibles planes para el dinero. Cuando Begbie deja a la orden otra ronda de cervezas y Sick Boy va al baño, Renton sugiere a Spud tomar juntos el dinero y largarse. A Spud le atemoriza la idea de querer robarle a sus amigos pero Renton cree que Sick Boy y Begbie no se merecen el dinero. Terminan simplemente no llevándoselo cuando, de pronto, Begbie se desquicia y protagoniza nuevamente una riña en el susodicho bar, dejando incluso herido a Spud.

Mientras amanecía, cuando todos están durmiendo (en la misma habitación del hotel donde hicieron la transacción), Renton decide tomar sigilosamente el dinero y marcharse solo. Spud, con vendajes en la mano, lo ve irse pero no se lo dice al resto. Tras darse cuenta de que le robaron, Begbie enloquece de ira y destroza la habitación del hotel donde estaban alojados, lo que por supuesto atrae a los policías. Spud y Sick Boy sólo estaban afuera oyendo todo, por lo que también optan por irse y dejarlo solo.

La película finaliza con Renton caminando por un puente londinense mientras está amaneciendo, cuenta su futuro y en la última escena sale Spud recogiendo el dinero que Renton le dejó en un banco.

Filosofía[editar]

La historia que gira alrededor del anti-héroe Mark Renton se resume en una simple pregunta: ¿para qué elegir un modelo de vida? Éste señala al principio que seguir a los demás y llevar una vida supuestamente normal es complicado y aburrido. El adicto no trabaja, no tiene pareja, no tiene responsabilidades ni moral, solamente tiene que preocuparse de conseguir algo que vender para costear su adicción. No se estresa, no tiene problemas amorosos y es bastante individual.

Pero el mismo destino outsider que había elegido él -junto sus supuestos amigos- se le empezará a poner cuesta arriba, hasta el punto de casi hacerlo reventar. Renton toca fondo en este andar de kamikaze y acepta que no puede seguir sucumbiendo en un limbo eterno de drogas y alucinaciones; por lo que decide ser útil (si hay algo peor que una vida monótona, aburrida y predecible, es vivir escapando de aquello).

La conciencia de Mark es Diane. Ella teme que él tire su vida por la borda y sólo le hará ver que hay que creer en el cambio de la vida y del destino de todas las cosas. Este filme desentraña, de manera singular y locuaz, la extraña perspectiva de este drogodependiente.

Recepción[editar]

La película causó controversia en su tiempo, ya que se decía que fomentaba el uso de drogas entre la juventud. Fue un auténtico bombazo tanto por su estética como por su contenido, pues rara vez se había tratado de un modo tan crudamente humano el tema de las drogas.

El lanzamiento de la película fue publicitado de forma muy innovadora, repartiendo volantes inspirados en la cultura de club y carteles de cada uno de los actores principales. Kevin McKidd (Tommy) que debutó con este film, se fue de vacaciones nada más terminar el rodaje. Por lo visto estuvo inubicable y no se enteró del gran éxito de la película hasta unos meses después del estreno, por lo que se perdió toda la promoción y es el único de los actores principales que no aparece en pósters y demás material promocional.

Comentarios[editar]

La película está basada en la novela Trainspotting de Irvine Welsh, quien aparece como Mikey Forrester, un punk que vive en una habitación con tan solo un colchón.

El título Trainspotting tiene un doble significado: por un lado hace referencia a un pasaje del libro en el que Begbie y Renton conocen a un borracho en la estación de trenes. Begbie y Renton usan la estación para hacer sus necesidades y el borracho les pregunta, intentando hacer un chiste, si están haciendo trainspotting. Por otra parte, hace referencia al argot escocés en donde el término trainspotting significa 'buscar una vena para inyectarse droga'. El término anglosajón trainspotting se utiliza para refererirse a la afición relativamente popular en el Reino Unido de observar trenes; este hobby es similar al de planespotting, que tiene por objeto los aviones.

Trainspotting es considerada una de las películas de culto de fin de siglo. Algunos hasta le han llamado "La Naranja Mecánica de los noventa".

Boyle ha declarado a los medios que va a preparar la secuela de Trainspotting, que tendrá lugar diez años después de su película original. Está esperando a que los actores originales envejezcan visiblemente.

Otras versiones[editar]

Los primeros 20 minutos de Trainspotting fueron reeditados con un diálogo alternativo. Por el fuerte acento escocés y el lenguaje de los personajes, los productores decidieron que la audiencia norteamericana tendría dificultad para entenderlo. El diálogo original se rescató en la edición para laserdisc en 1997 y después en la reedición de director en DVD en el 2004.

Banda sonora[editar]

Vol. #1

  1. "Lust for Life" (1990) - Iggy Pop (5:15)
  2. "Deep Blue Day" (1983) - Brian Eno (3:58)
  3. "Trainspotting" (1996) - Primal Scream (10:36)
  4. "Atomic" (1996) - Sleeper (5:11)
  5. "Temptation" (1987) - New Order (7:02)
  6. "Nightclubbing" (1990) - Iggy Pop (4:15)
  7. "Sing" (1990) - Blur (6:03)
  8. "Perfect Day" (1972) - Lou Reed (3:46)
  9. "Mile End" (1996) - Pulp (4:33)
  10. "For What You Dream Of" (Full-on Renaissance Mix) (1993) - Bedrock featuring KYO (6:30)
  11. "2:1" (1995) – Elastica (2:35)
  12. "A Final Hit" (1996) - Leftfield (3:17)
  13. "Born Slippy (NUXX)" (1995) - Underworld (9: 46)
  14. "Closet Romantic" (1996) - Damon Albarn (3:09)

Vol. #2

  1. "Choose Life" - PF Project (7:48)
  2. "The Passenger" - Iggy Pop (4:38)
  3. "Dark and Long (Dark Train)" - Underworld (9:52)
  4. "Carmen Suite No.2" - Georges Bizet (2:07)
  5. "Statuesque" - Sleeper (3:21)
  6. "Golden Years" - David Bowie (3:59)
  7. "Think About The Way" - Ice MC (4:19)
  8. "A Final Hit" - Leftfield (4:55)
  9. "Temptation" - Heaven 17 (3:03)
  10. "Nightclubbing (Baby Doc Remix)" - Iggy Pop (5:50)
  11. "Our Lips are Sealed" - Fun Boy Three (2:51)
  12. "Come Together" - Primal Scream (4:55)
  13. "Atmosphere" - Joy Division (4:07)
  14. "Inner City Life" - Goldie (3:42)
  15. "Born Slippy .NUXX" (Darren Price Mix) - Underworld (6:29)

Premios[editar]

Trainspotting fue nominada a tres Premios de la Academia de Cine Británica en 1995, incluyendo a John Hodge al Mejor Guión Adaptado, Mejor Película y Mejor Película Británica. Hodge ganó en su categoría.[1] Hodge también ganó el premio al Mejor Guión de los premios de cine británicos Evening Standard. La película ganó el Space Needle de Oro (el premio a la mejor película) en el Festival Internacional de Cine de Seattle en 1996. Ewan McGregor fue nombrado Mejor Actor del London Film Critics Circle, BAFTA Escocia Premios, y la revista Empire. Hodge también fue nominado para un Premio de guión adaptado de la Academia, pero perdió frente a Sling Blade de Billy Bob Thornton.

Enlaces externos[editar]