Tierra de Alba (Zamora)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tierra de Alba
Comarca
Comarca de Tierra de Alba (Provincia de Zamora, España).svg
Ubicación de Tierra de Alba
Coordenadas 41°39′50″N 6°00′43″O / 41.66402616, -6.01195991Coordenadas: 41°39′50″N 6°00′43″O / 41.66402616, -6.01195991
Capital Carbajales de Alba
Entidad Comarca
 • País Bandera de España España
 • Comunidad Castilla y LeónFlag of Castile and León.svg Castilla y León
 • Provincia ZamoraBandera de Zamora.svg Zamora
Superficie  
 • Total 306,96 km² Ver y modificar los datos en Wikidata
Población (2017)  
 • Total 1712 hab.
 • Densidad 5,58 hab/km²
Gentilicio albarino

La Tierra de Alba es una comarca española situada en el centro de la provincia de Zamora (Castilla y León), en España.

Cuenta con límites geográficos marcados en su mayor parte por accidentes naturales, pues se halla bordeada por los ríos Esla, por el este, y Duero, por el sur. Al norte limita con la comarca de Tábara y al oeste con Aliste, formando con estas dos comarcas la zona de Aliste-Tabara-Alba. La forman 25 poblaciones, siendo la cabecera de la comarca o principal población Carbajales de Alba.

Se trata de una comarca de gran riqueza natural y un gran interés paisajístico, con una variada flora y fauna. También es refugio de innumerables muestras de folclore y tradiciones, junto con una antigua historia. Su mayor lastre en la actualidad es la pérdida y el envejecimiento de su población, como en otras comarcas de la provincia de Zamora, especialmente de las situadas en la cercanía de la frontera con Portugal.

Esta comarca, a pesar de su gran sentido de identidad, con características geográficas, económicas, sociales e históricas afines, no cuenta con el necesario reconocimiento legal para su desarrollo administrativo, lo que ha llevado a sus municipios a organizarse en mancomunidades como única fórmula legal que les permite la optimización de la gestión de algunos servicios públicos municipales.[1]

Historia[editar]

Los orígenes del poblamiento humano en la comarca pueden rastrearse en La Muela-El Chano, en un meandro del Esla del término de Losacino, que guarda el enclave de un antiguo poblado con piezas achelenses del Paleolítico -bifaces y útiles líticos-, además de cerámicas, tégulas y restos de cronología romana de menor entidad. Asimismo, en Manzanal del Barco, en los promontorios ubicados junto al río Esla, como el Teso de San Martín, se asentaron poblaciones en la Prehistoria. Así, el Castro de San Martín, parcialmente dañado por las aguas del embalse de Ricobayo revela restos arqueológicos de la Edad de Hierro, Romanos, Bajo Medievales y Modernos en forma de murallas, cabañas, zócalos, cerámicas y los cimientos de una antigua Ermita. Asimismo, hay yacimientos neolíticos en el Túmulo de los Moriscos mientras en otro paraje -compartido con Santa Eufemia del Barco- y denominado Los Cabriles se data un yacimiento correspondiente a un Poblado de la Edad del Cobre, además de dos bocaminas selladas. En Perilla de Castro, los restos achelenses localizados en los yacimientos del Pago de Valdespino y el de Valdementiras remontan al Paleolítico la presencia humana, mientras que en Vegalatrave el castro prerromano de El Castrión, ubicado en el cruce de dos arroyos, así como el Castro marcan la ocupación antigua con yacimientos arqueológicos del Neolítico y la Edad de Hierro. En Carbajales de Alba, en Peñas Coronas, un crestón de cuarcitas revela un emplazamiento castreño, en altura y aprovechando el espigón fluvial que forma el arroyo de Alba al desembocar en el río Aliste. Asimismo, se han localizado restos arqueológicos en el sector occidental y septentrional de la cumbre, precisamente en la zona que domina la confluencia, hoy muy desfigurada por la creación del embalse del Esla. Este municipio también estuvo ocupado durante la época romana, de la cual se han encontrado en las cercanías del pueblo varias estelas o miliarios romanos.[2][3]

Durante la Edad Media la comarca de Tierra de Alba quedó integrada en el Reino de León, cuyos monarcas habrían acometido la repoblación de las localidades dentro del proceso repoblador llevado a cabo en la zona. Tras la independencia de Portugal del reino leonés, en 1143, la comarca habría sufrido por su situación geográfica los conflictos entre los reinos leonés y portugués por el control de la frontera.[4]

Por otro lado, durante los siglos XIII y XIV la comarca perteneció a la Orden del Temple, formando la encomienda templaria de Alba de Aliste una vez que el rey Alfonso IX de León otorgó a esta Orden la comarca, donación que se hizo efectiva en 1220 tras una posible entrega anterior.[5]

Durante la Edad Moderna, la comarca se estructuró en torno al partido de Carbajales de Alba de la provincia de Zamora, tal y como reflejaba en 1773 Tomás López en Mapa de la Provincia de Zamora.

Así, al reestructurarse las provincias y crearse las actuales en 1833, la comarca se mantuvo en la provincia zamorana, dentro de la Región Leonesa,[6]​ integrándose en 1834 en el partido judicial de Alcañices,[7]​ dependencia que se prolongó hasta 1983, cuando fue suprimido el mismo e integrado en el Partido Judicial de Zamora.[8]

Municipios[editar]

Municipio Superficie Habitantes Anejos
Carbajales de Alba 53,4 634
Losacino 44,10 249 Castillo de Alba, Muga de Alba y Vide de Alba
Losacio 21,8 125
Manzanal del Barco 12,41 155
Olmillos de Castro 71,39 281 Marquiz de Alba, Navianos de Alba y San Martín de Tábara
Perilla de Castro 33,11 189
Santa Eufemia del Barco 52,18 218 Losilla y San Pedro de las Cuevas
Vegalatrave 18,57 114

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Art.46 del Estatuto de Autonomía de Castilla y León
  2. Adata: Carbajales de Alba
  3. Hallazgos arqueológicos en la provincia de Zamora (IV)
  4. Martín Viso, Iñaki (2000). Universidad de Salamanca, ed. Poblamiento y estructuras sociales en el norte de la Península Ibérica. Siglos VI-XIII. p. 349. «Durante el periodo anterior (siglos X-XI), el occidente zamorano se había integrado en el reino de León. La escasez de noticias en el siglo XI alimenta la hipótesis de que nos hallamos ante un espacio marginal dentro de la formación leonesa, al igual que ocurre con otras de la periferia interior. La génesis de la monarquía portuguesa hizo necesaria una delimitación fronteriza que dividiría regiones con similitudes socio-económicas, políticas y culturales, conformándose como zonas de frontera. […] Los conflictos culminan a principios del XIII, cuando Nuño de Zamora, posiblemente Nuño Froilaz, repuebla Castro de Alcañices y los leoneses controlan Aliste, tras haber conquistado temporalmente algunos castillos de la zona trasmontana oriental. La línea fronteriza quedará así fijada hasta nuestros días». 
  5. «el rey leonés entregó el castillo a la Orden y que esta lo retuvo por algún tiempo, pues el 27 de septiembre de 1220 estando en Villafáfila volvió a hacer entrega de Alba de Aliste a la Orden del Temple. [...] En la donación susodicha Alfonso IX utiliza la palabra restituo, que parece significar que ya antes de 1220 Alba de Aliste había sido templaria, aunque ignoremos cuando tuvo lugar la primera entrega a la Orden y la recuperación de Alba por Alfonso IX. También cabe la hipótesis de que fuera en 1220 la primera vez que Alba de Aliste estuviera en manos templarias, y que el verbo restituo utilizado por Alfonso IX no significase otra cosa sino la afirmación de que Alba ya les pertenecía desde que se la prometiera en 1211». Martínez Díaz, Gonzalo (1993). Los templarios en la Corona de Castilla. Burgos: La Olmeda. Pág. 101
  6. «Real Decreto de 30 de noviembre de 1833 sobre la división civil de territorio español en la Península e islas adyacentes en 49 provincias». Gaceta de Madrid. 1833. 
  7. Subdivisión en partidos judiciales de la nueva división territorial de la Península e islas adyacentes / aprobada por S. M. en el real decreto de 21 de abril de 1834
  8. Real Decreto 529/1983, de 9 de marzo, por el que se determinan los Partidos Judiciales de cada provincia, a considerar a efectos de las elecciones de Diputados provinciales.