Tejido (textil)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tela»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Varios tipos de textiles: sarga de algodón liso, terciopelo, muselina de algodón estampado, calicó, fieltro (es un no tejido), raso, seda, arpillera, mezcla algodón-poliéster.
Piezas de tul.

Un tejido, tejido textil o, en lenguaje más popular, tela es un material textil. Un tejido es el género obtenido en forma de lámina más o menos resistente, elástica y flexible, mediante el cruzamiento y enlace de series de hilos o fibras de manera coherente al entrelazarlos o al unirlos por otros medios.

Una tela, en sentido estricto, es un tejido, generalmente de lana, que se ha sometido a «batanado» y queda tupida aprovechando las propiedades de apelmazamiento de la misma. Así, una franela es una tela, mientras que un cañamazo es un tejido.

A diferencia de los textiles no tejidos, un tejido puede ser el resultado de:

  1. «tejer» o entrelazar dos hilos, filamentos o fibras diversas (naturales, artificiales o sintéticas): una longitudinal, llamada trama y otra transversal, llamada urdimbre.
  2. una serie de lazadas que forman una malla o red (llamados «tejidos de punto», «géneros de punto» o «tricotados»). Algunos están formados por un solo hilo que enlaza consigo mismo, como el género de punto por trama, el ganchillo, etc. mientra que otros están formados por una serie de hilos, como el género de punto por urdimbre, algunos encajes, etc.
  3. un cruzamiento de dos o más series de hilos de la urdimbre, sin trama, como ciertos tules.

La industria que fabrica tejidos a partir de hilos se llama, en general, tejeduría. Existe gran variedad de géneros fabricados con fibras mixtas —combinación de fibras naturales, artificiales o sintéticas— y cada uno de ellos se comporta de modo diferente.

Los tejidos se clasifican de acuerdo con su estructura.


Origen[editar]

Los tejidos surgen por la necesidad humana de protegerse. En el neolítico se comenzó a hilar el lino, para el verano y la lana, para el invierno —el huso y el telar son inventos del neolítico—.[1] [2] En la antigua China, se fabricaban tejidos de seda ya alrededor del año 3000 «a. C.» Los egipcios lograron también tener finas telas de lino y de algodón. En México, los indígenas fabricaban sus telas del algodón y de fibras sacadas y tratadas del magüey.

Estructura de los tejidos[editar]

Tejido plano «ligamento tafetán» de yute.

Los tejidos pueden construirse con distintas estructuras:

  • Tejidos planos, llamados también «de urdimbre y trama» que se dividen en tres tipos o «ligamentos» (por el entrelazado de la trama con la urdimbre):[3]
    • Tafetán: la trama pasa alternativamente por encima y por debajo de cada hilo o conjunto de hilos en que se divide la urdimbre, a modo de un sencillo enrejado. Ejemplos: cañamazo, chintz, voile, muselina, organdí, vichy...
    • Sarga: la urdimbre se divide en series cortas de hilos (de tres, cuatro o cinco), de los cuales sólo uno cubre la trama en la primera pasada y el siguiente hilo en la segunda pasada, etc. Resulta un tejido «a espina». Ejemplos, chino, denim, tweed, pata de gallo, gabardina...
    • Raso o satén: los hilos de la urdimbre se dividen en series mayores que para la sarga (de cinco a ocho series). De estos hilos, cada uno sólo cubre la trama en la primera pasada; en la siguiente, el tercero saltando uno y así sucesivamente. De aquí resulta que, teniendo la urdimbre pocos enlaces con la trama y siendo ésta de seda, la superficie del tejido aparece brillante; además son tejidos que deslizan fácilmente. Ejemplos: crespón o crepé, rasete, raso de doble faz.
  • Tejidos complejos, con estructura más compleja que los tejidos planos.
  • Tejidos técnicos
  • Tejido de punto, llamado también «tricotado», puede ser plano o tubular, según el tipo de máquina con que se realice el tejido. Además se puede tejer:
    • por trama, un hilo va formando lazadas a lo largo de una «pasada» o fila horizontal como al hacer punto. Ejemplos: punto liso, punto doble o interlock o de doble fontura.
    • por urdimbre, similar a la tejeduría. Ejemplo: Raschel

Materiales de los tejidos[editar]

Campo de cáñamo en Estados Unidos, subvencionado por el gobierno estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial, para la campaña «Cáñamo para la victoria» (1942).

Tienen como base tres tipos de fibras: naturales, artifciales y sintéticas. Las naturales proceden de plantas o animales, como la lana, el algodón, la seda y el lino. Las fibras artificiales están manufacturadas a partir de materia prima natural, —básicamente celulosa—, como los rayones. Las fibras sintéticas se producen por procesos químicos, como el poliéster, el nailon y el acetato. También se fabrican tejidos con mezcla de fibras para conseguir las cualidades de los distintos materiales en una prenda.

Los principales materiales aprovechados por la industria desde antiguo son los siguientes:

  • Lana: muy en uso desde el tiempo de los patriarcas hebreos, ya que eran pastores de ovejas (de donde extraían el material).
  • Seda, utilizada en China desde el 2700 a. C. (según algunos historiadores). En Europa fue conocida como material textil (aunque no se conocía todavía el gusano) desde el siglo II a. C. Los persas de la dinastía sasánida la cosechaban ya desde el siglo IV d. C. y en ese mismo siglo se tejía en Grecia, tras recibirla en bruto desde Asia. En el Imperio romano se empezó a cultivar en la época del emperador Justiniano I (siglo VI) en que unos misioneros la importaron de China.
  • Lino: conocido sobre todo en Egipto donde se han hallado lienzos envolviendo las momias.
  • Algodón, procedente de la India e introducido en Europa (primero en Grecia) por las conquistas de Alejandro Magno hacia el 333 a. C.
  • Cáñamo: utilizado ampliamente en numerosas culturas desde muy antiguo (en China aproximadamente desde hace más de 6000 años) no sólo por su potencial textil de alta y variada calidad, sino también por otras aplicaciones, tanto de su fibra como de otras partes de la planta.
  • Biso (o byssus): especie de lino de muy fina textura, que estuvo en uso hasta la época de las Cruzadas.
  • Hilo de oro o plata dorada: se usó desde muy antiguo en los tejidos preciosos de Asia, ya en forma de hilo muy fino, ya en forma de lámina u hojuela también muy fina. Lo más fecuente era utilizar dichos metales enrollados en forma de hélice sobre un hilo (ánima) de lino o seda, llamado también «hilo de oro». Del mismo modo, se usa el llamado «oro del Japón» u «oro de Chipre» (traído a Europa por las Cruzadas y por los árabes, fabricado después en Italia y usado hasta mediados del siglo XVI) que se forma por una vitela o película dorada muy fina y resistente enrollada a un hilo ordinario. Cuando se emplean hilos de cobre dorado en los tejidos, se llaman «entrefino» y si son de cobre «similor» u «oropel», «oro falso». Las edades antigua y media no conocieron los entrefinos ni los similores que son de invención más reciente.

Propiedades[editar]

Las propiedades derivan del material y del tipo de tejido; determinan su calidad y diversos usos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Eiroa, Jorge Juan (1994). Historia de la Ciencia y de la Técnica: La Prehistoria, Paleolítico y Neolítico 1. Madrid: Ediciones AKAL. p. 51. ISBN 9788446002178. 
  2. Mary Bellis. «The History of Clothing. How Did Specific Items of Clothing Develop?» (en inglés). Consultado el 8 de julio de 2014.
  3. Udale, Jenny (2008). «La construcción de los textiles.». Diseño textil, tejidos y técnicas. (Primera edición). Barcelona (España): Editorial Gustavo Gili, S.L. pp. 68–87. ISBN 978-84-252-2269-6. «La forma como la urdimbre y la trama se entrelazan da lugar a una gran variedad de tejidos. Los tres tipos de construcción de tejidos principales o ligamentos son: tafetán, sarga y raso (o satén).» 

Enlaces externos[editar]