Agave

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Agave
Agave lechuguilla.jpg
Agave lechuguilla
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Subclase: Liliidae
Orden: Asparagales
Familia: Agavaceae
Subfamilia: Agavoideae
Género: Agave
L. 1753
Especies
Sinonimia
  • Bonapartea Haw. (1812).
  • Littaea Tagl. (1816).
  • Ghiesbreghtia Roezl (1861), nom. nud.[1]

Al género Agave (del griego αγαυή, "noble" o "admirable") pertenecen plantas suculentas pertenecientes a una extensa familia botánica del mismo nombre: Agavaceae, conocidas con varios nombres comunes: agave, pita, maguey, cabuya, fique, mezcal.

Su centro de origen está es una planta verde y morada en México (los grupos humanos originarios de esta región aprovecharon esta planta desde hace por lo menos diez mil años; además de usarlos por sus fibras o por el aguamiel, obtenían de ellos el mexcalli, un maguey cocido con altas concentraciones de azúcares[2] ), aunque actualmente se distribuyen desde el sur de los Estados Unidos hasta Bolivia. Se reconocen más de 200 especies pertenecientes a este género con una gran diversidad en cuanto a formas tamaños, colores y estrategias de vida. Se calcula que el género surgió hace unos 12 millones de años.

Descripción[editar]

Estas plantas forman una gran roseta de hojas gruesas y carnosas, generalmente terminadas en una afilada aguja en el ápice, arregladas en espiral alrededor de un tallo corto, en cuyos bordes hay espinas marginales y una terminal en el ápice. El robusto tallo leñoso suele ser muy corto, por lo que las hojas aparentan surgir de la raíz.[3]

Los agaves requieren un clima semiseco con temperatura promedio de 22 ºC, generalmente a una altitud entre 1.500 y 2.000 msnm. Las condiciones del suelo: arcilloso, permeable y abundante en elementos derivados del basalto y con presencia de hierro, preferentemente volcánico. Es muy importante la exposición al sol, y no debe haber más de 100 días nublados al año y preferentemente sólo 65.

La reproducción se puede dar por semilla o bulbillo o más eficientemente mediante rizomas, es decir, trasplantando los hijuelos que brotan de la raíz de la planta. Al alcanzar una altura de 50 cm, y cuando el corazón tiene unos 15 cm, se desprenden de la planta madre. La edad óptima de un agave para reproducirse es entre los 3 y los 5 años, y puede dar anualmente entre uno y dos hijuelos. Una vez separados los hijuelos de la madre, se procede a la plantación precisamente antes de la época de lluvias; la nueva planta debe quedar asentada y enterrada en un 75 por ciento de su volumen. Sin embargo, hay que considerar que, al ser el hijuelo una copia idéntica de la planta madre (clon), el uso extensivo de este método puede poner en riesgo la importante diversidad genética de estas plantas, tal y como sucedió en el caso del tequila (un tipo de mezcal[4] ), ya que las plantaciones de Agave tequilana han perdido prácticamente toda su diversidad.

Su crecimiento es muy lento, la maduración demora de 8 a 10 años, florecen sólo una vez y emiten un largo tallo de casi 10 m de altura (ramificado o no) que nace del centro de la roseta, con numerosos grupos de flores tubulares. La planta muere tras desarrollar el fruto, pero por lo general produce retoños en su base.

Agave chiapensis en floración.

Historia[editar]

Etimología y otros nombres[editar]

El género Agave fue dado a conocer científicamente en 1753 por el naturalista sueco Carlos Linneo, quien lo tomó del griego Agavos. En la mitología griega, Ágave era una ménade hija de Cadmo, rey de Tebas que, al frente de una muchedumbre de bacantes, asesinó a su hijo Penteo, sucesor de Cadmo en el trono. La palabra agave alude, pues, a algo admirable o noble.[5]

En México, diferentes culturas dieron distintos nombres a esta planta: metl (náhuatl), uadá (otomí), doba (zapoteco) y akamba (purépecha).[6]

Los españoles usaron la palabra caribeña maguey para nombrarla, y éste es quizá el nombre común más difundido.[7]

De América a Europa[editar]

Las plantas del género Agave son originarias del continente americano, y la mayor concentración de especies nativas se encuentran en México, en donde a las plantas se les conoce con los nombres comunes magueyes o agaves o mezcales.

Probablemente fueron los exploradores españoles y portugueses quienes condujeron los agaves a Europa, donde se hicieron populares durante el siglo XIX, cuando los coleccionistas comenzaron a introducir diferentes tipos, algunos de los cuales llevan propagándose por esquejes desde entonces y ya no tienen semejanza a ninguna de las especies conocidas en la naturaleza, aunque esto pueda deberse simplemente a las diferentes condiciones de cultivo europeas.

Usos[editar]

El agave se ha aprovechado entre otras cosas para fabricar:

  • sirope (jarabe) de agave, un sustituto vegano de la miel
  • aguamiel y pulque (bebida muy nutritiva que, a diferencia del mezcal, tiene un porcentaje de alcohol muy bajo, debido a que se elabora por fermentación, a partir de Agave americana, conocida popularmente como maguey);
  • mezcal (A. cupreata, A. potatorum, etc.), tequila (un tipo de mezcal, elaborado a partir del agave azul, Agave tequilana), licor de Cocuy (Agave cocui) en Venezuela, vino, vinagre, miel y azúcar. La parte aprovechable para la elaboración del tequila es la piña o cabeza. Comúnmente se utilizan 7 kg de pulpa por 1 litro de tequila;[8]
  • fibras de las hojas, usadas en hilaturas para tejidos, hamacas y empaques, sobre todo del henequén (Agave fourcroydes) y Agave sisalana;
  • papel, del bagazo residual;
  • tejas en techumbres hechas de las pencas (hojas);
  • vigas del quiote (tallo);
  • clavos, punzones y agujas con las espinas de las pencas;
  • vallas o cercas con las plantas en hilera para guardar las heredades;
  • del tronco enraizado se fabrican cierto tipo de tambores djembé;
  • antiguamente los mayas lo utilizaban para hacer instrumentos de viento llamados quiotes, similares al didgeridoo australiano.

Micropropagación[editar]

Agave filifera

Obtención de explantes[editar]

La obtención de explantes de Agave para la micropropagación in vitro proviene principalmente de tejido meristemático ubicado en los brotes del rizoma y el meristemo apical. Remover las hojas de la planta facilita el acceso a dichos tejidos. Estos son lavados rigurosamente para remover el suelo de ellos. Se puede seguir el siguiente protocolo general para la esterilización y corte de los explantes:

1. Los bloques de tejidos meristemático extraído de las yemas son sumergidos en una solución de Tween-20 al 2% durante 30 minutos y es llevado a una cámara de flujo laminar. 2. Los explantes son sumergidos en Hipoclorito de Sodio al 5% durante 30 min, seguido de tres lavados con agua estéril. 3. Se corta el tejido en bloques de 0.8 cm3. 4. En algunos casos los explantes difíciles de limpiar son sumergidos en lejía al 2%. 5. De ser necesario, PPM 0.8-1.6 mg/L puede ser usado en el medio de cultivo para controlar el crecimiento microbiano en las etapas iniciales de inducción. 6. Los cultivos deben ser monitoreados cada día, con el propósito de remover aquellos que estén contaminados.

Para el corte de los explantes:

1. Para extraer el tejido meristemático, localizado bajo los primordios foliares, es necesario remover completamente estos últimos. 2. La base de los primordios foliares pueden ser vistos como rosetas pálidas en la superficie del explantes y pueden ser removidos cortándolos en capas delgadas con la ayuda de un escápelo. 3. Remover los tejidos laterales dañados por el tratamiento de esterilización. 4. El tamaño y número final de los explantes extraídos dependerán del tamaño de la planta de origen. Pequeños rizomas producen aproximadamente 4 explantes mientras que otros pueden producir hasta 20.

Condiciones de cultivo para la catavila[editar]

Las temperaturas ideales para la catavila son de 30° durante el día y 15° durante la noche. Los cultivos de agave se encuentran en condiciones de 600 a 800 mm de lluvia total anual con una probabilidad de ocurrencia de 70% lo cual quiere decir,que al menos siete veces en 10 años llueve una cantidad de agua que tendría una lámina o altura de 60 a 80 centímetros.Los excesos de humedad son dañinos para el agave. De la primavera y hasta otoño hace falta abonar el agave cada tres semanas con un abono líquido suministrado junto al agua de riego utilizando un producto específico formulado para la nutrición de las cactáceas.Durante el otoño y el invierno suspender los abonos.

Propagación[editar]

Agave victoriae reginae

Se pueden contemplar dos técnicas diferentes de micropropagación, por medio de yemas laterales y el cultivo cambium vascular.

Micropropagación por yemas laterales[editar]

Obtención de explante[editar]

Se utilizan ejemplares de aproximadamente 6 meses, a los cuales se les eliminan las hojas y raíces, lo cual deja en promedio 10 yemas laterales expuestas por individuo. Se aíslan posteriormente con cuidado las yemas y el tejido cercano, se lavan y desinfectan superficialmente con hipoclorito de calcio al 5% durante 25 minutos y se vuelven a enjuagar con agua destilada esteril.

Cultivo[editar]

Se utiliza un medio basal, Murashige y Skoog adicionado con Tiamina-HCl 1mg/l, i-insotiol 100 mg/l, cisteína 10 mg/l, sacarosa 30 g/l y agar 0.8g/l. Asimismo se pueden adionar diferentes concentraciones y combinaciones de ácido indol-3-acético (AIA), benciladenina (BA) y cinetina (KIN). Por otra parte debe de cuidarse el pH a 5.7 antes de la esterilización. Una vez esteriles las yemas, se cultivan con temperatura constante de 27°C +/- 2°C con fotoperiodos de 16h con una intensidad lumínica de 29μE/cm^2 por seg. Los medios con KIN y AIA presenta un desarrollo rápido, alcanzando 5cm de largo en 3 semanas, mientras aquellos con KIN, BA y AIA presentan un crecimiento lento pero un desarrollo de yemas secundarias tras 15 días de cultivo o mas segun sean las condiciones del clima.

Micropropagación por cambium vascular[editar]

Obtención de explante[editar]

Se lavan las plantas con detergente comercial y se eliminan hojas y raíz, y se enjuaga con agua estéril durante 5 minutos. Finalmente se desinfectan de la misma manera que el primer método. Una vez limpias, se aíslan 2 o 3 cilindros del eje principal de la planta y se cortan en pedazos de 2mm.

Cultivo[editar]

Se cultiva los explantes en medio MS suplementado con Kinetina 0.1mg/l y ANA 2mg/l. Tras 4 semanas de siembra los callos se trasplantan con el mismo medio adicionado con KIN 1mg/l y AIA 1mg/l para estimular su proliferación.

Preparación para transferencia a medio natural[editar]

Agave palmeri

Se siembran los explantes en frascos de 5.5 x 6.8 cm en un medio formulado con sales MS. Los explantes deben permanecer en un área de incubación por un periodo de 8 a 27 semanas, con un fotoperiodo de 16 h luz y 8 h oscuridad, una temperatura de 26 ± 2 °C y una intensidad lumínica de 10 a 15 μmol⋅m-2⋅s-1. Tras ocho semanas aproximadamente, las secciones de tallo pueden presentar brotes múltiples, llegando a formar hasta 78 brotes. Por su parte, las yemas axilares en 27 semanas formaran alrededor de 54 brotes. Para promover el enraizamiento se pueden utilizar tres medios de cultivo. Uno de los medios se forma con las sales inorgánicas MS al 100 % de su concentración, otro con las sales MS al 100 % de su concentración + 0.3 mg de 2ip, y el tercero con las sales MS al 50 % de su concentración.

Transferencia a medio natural[editar]

Las plantas enraizadas del cultivo in vitro pueden ser sembradas en vasos de unicel con una mezcla de sustrato compuesta de peat moss (60 %) y perlita (40 %) en un invernadero. Para aclimatar las plantas, las macetas pueden ser colocadas en bolsas de plástico cerradas herméticamente por un periodo de tres semanas. En la última semana , se puede abrir poco a poco la bolsa hasta retirarla completamente. El agave de grandes dimensiones se puede trasplantar cada año al principio de la primavera, mientras que el de pequeñas dimensiones cada dos-tres años.

Beneficios[editar]

El agave posee grandes cantidades de inulina, la cual se hidroliza parcialmente en fructuosa y un componente que no se puede degradar y de depuración urinaria, motivo por el cual se utiliza en la medicina para evaluar la función renal.

En casi todas las condiciones ambientales del altiplano los magueyes pueden producir aproximadamente la misma cantidad de calorías y nutrientes por hectárea que el maíz y otros granos básicos. El maguey suele intercalarse con cultivos de granos y entonces es posible duplicar el aporte nutritivo y energético de una zona determinada. A los magueyes frecuentemente se les llama las "vacas verdes" del México indígena.[9]

Referencias[editar]

Agave stricta
  1. Sinónimos en Kew
  2. García-Mendoza, A. J. (2012). México, país de magueyes. Suplemento "La Jornada del campo". La Jornada, sábado 18 de febrero del 2012, no. 53, p. 4. Versión electrónica: Artículo sobre los distintos tipos de magueyes o mezcales o agaves
  3. García-Mendoza, A. J. (2012). México, país de magueyes. Suplemento "La Jornada del campo". La Jornada, sábado 18 de febrero del 2012, no. 53, p. 4. Versión electrónica: Artículo sobre los distintos tipos de magueyes o mezcales o agaves
  4. García-Mendoza, A. J. (2012). México, país de magueyes. Suplemento "La Jornada del campo". La Jornada, sábado 18 de febrero del 2012, no. 53, p. 4. Versión electrónica: Artículo sobre los distintos tipos de magueyes o mezcales o agaves
  5. García-Mendoza, A. J. (2012). México, país de magueyes. Suplemento "La Jornada del campo". La Jornada, sábado 18 de febrero del 2012, no. 53, p. 4. Versión electrónica: Artículo sobre los distintos tipos de magueyes o mezcales o agaves
  6. García-Mendoza, A. J. (2012). México, país de magueyes. Suplemento "La Jornada del campo". La Jornada, sábado 18 de febrero del 2012, no. 53, p. 4. Versión electrónica: Artículo sobre los distintos tipos de magueyes o mezcales o agaves
  7. García-Mendoza, A. J. (2012). México, país de magueyes. Suplemento "La Jornada del campo". La Jornada, sábado 18 de febrero del 2012, no. 53, p. 4. Versión electrónica: Artículo sobre los distintos tipos de magueyes o mezcales o agaves
  8. García-Mendoza, A. J. (2012). México, país de magueyes. Suplemento "La Jornada del campo". La Jornada, sábado 18 de febrero del 2012, no. 53, p. 4. Versión electrónica: Artículo sobre los distintos tipos de magueyes o mezcales o agaves
  9. Parsons, J. R. (2012). Altiplano de México: Los agaves en la economía tradicional. La Jornada del Campo, suplemento mensual de La Jornada, sábado 18 de febrero del 2012, p. 6.

Enlaces externos[editar]