Sylva Koscina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sylva Koscina
Giovanimariti.jpg
Sylva Koscina y Antonio Cifariello (1930 - 1968)
en la película de 1958 Giovani mariti,
dirigida por Mauro Bolognini.
Información personal
Nombre de nacimiento Sylva Koskinon
Nacimiento 22 de agosto de 1933
Zagreb (Yugoslavia)
Fallecimiento 26 de diciembre de 1994 (61 años)
Roma (Italia)
Causa de muerte Cáncer de mama Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Reino de Yugoslavia e italiana Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
  • Raimondo Castelli
Ver y modificar los datos en Wikidata
Pareja Raimondo Castelli,
desde 1967 hasta 1971
Información profesional
Ocupación Actriz
Modelo
[editar datos en Wikidata]

Sylva Koscina (Sylva Koskinon: Zagreb, de Yugoslavia, 22 de agosto de 1933 - Roma, 26 de diciembre de 1994) fue una actriz italiana.

Sus trabajos más famosos fueron como heroína de «películas de peplo» junto a Steve Reeves en sus primeras apariciones como Hércules, y trabajó también con estrellas como Paul Newman y Kirk Douglas.

Biografía[editar]

De padre griego y madre polaca, Sylva Koscina se trasladó a Italia durante la II Guerra mundial y estudió física en la Universidad de Nápoles. Sin embargo, su físico propio hizo que pronto comenzara su carrera como modelo, que terminó llevándola al mundo del cine con 22 años con la película Siamo uomini o caporali? (1955) de Camillo Mastrocinque. Su elegancia al moverse en la pantalla revelaba sus comienzos en el mundo de la moda, y con su porte aristocrático empezó a hacerse conocida en comedias y películas de peplo como Hércules y Hércules encadenado. A finales de los años sesenta dio el salto a Hollywood, donde se convirtió en la primera italiana en posar para la revista Playboy. A su vuelta a Italia se adentró en el cine erótico y de destape.

Sus últimas películas a menudo fueron pobres, siendo sus intervenciones en su mayoría de estrella invitada.

Fue famosa por su megalomanía, que la llevaba a usar la tercera persona al hablar de sí misma, comprar una mansión que tuvo que vender por ser investigada por el fisco y presentarse en la Mostra de Venecia sin película alguna, sólo como "embajadora sonriente".

A Sylva se atribuyeron muchos romances durante los años de oro de la Cinecittà y Hollywood. Los tabloides de la época mencionaron nombres como los de Paul Newman, Jean Paul Belmondo, Alberto Sordi, Nino Manfredi, intentos con Bob Kennedy o el político yugoslavo Josip Broz Tito, que la llamaba "nuestra pequeña Sylva". Sin embargo, el único hombre con quien se unió en matrimonio, en México, fue el productor Raymond Castelli, declarado culpable de bigamia durante algún tiempo.

Sylva Koscina murió a los 61 años víctima de un cáncer de mama.[1]

Filmografía principal[editar]

Fotogramas de la película de 1956 Il ferroviere, de Pietro Germi.
Steve Reeves y Sylva Koscina representados en un anuncio de la película Hércules publicado en un número de 1959 de una revista estadounidense.

Cita[editar]

El concepto de hermosura en palabras de Sylva Koscina:

Un hombre entra en una habitación, ve una mujer y la recuerda el resto de su vida.[2]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Sylva Koscina en Internet Movie Database (en inglés)