Suicidio entre jóvenes LGBT

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Investigadores han hallado que en Estados Unidos el suicidio entre jóvenes adolescentes lesbianas, gay , bisexuales, transgénero, queer y aquellos que no están seguros de su sexualidad (LGBTQQ) es comparativamente más alto que entre la población general, principalmente debido a la cultura heterocéntrica y la homofobia institucionalizada, incluyendo el uso de la población LGBT como una cuña política en el esfuerzo por paralizar la legalización del matrimonio homosexual. La depresión, el sentimiento de soledad, de incomprensión y el uso de drogas entre la población LGBT de Estados Unidos se han visto aumentar significativamente tras la aprobación de leyes en algunos estados del país que discriminan a homosexuales.[1]

Informes y estudios[editar]

Approximately 25 percent of lesbian, gay and bisexual students and university employees have been harassed due to their sexual orientation, as well as a third of those who identify as transgender, according to the study and reported by the Chronicle of Higher Education.

Aproximadamente el 25% de estudiantes y empleados universitarios lesbianas, gays y bisexuales han sido acosados debido a su orientación sexual, así como un tercio de aquellos que se identifican como transgénero, de acuerdo al estudio mencionado en el Chronicle of Higher Education.

LGBT Students Harassed At Colleges Nationwide, New Report Says , Huffington Post[2]

LGBT students are three times as likely as non-LGBT students to say that they do not feel safe at school (22% vs. 7%) and 90% of LGBT students (vs. 62% of non-LGBT teens) have been harassed or assaulted during the past year.

Los estudiantes LGBT tienen una probabilidad de sentirse inseguros en la escuela tres veces mayor (un 22% frente a un 7%) y el 90% de los estudiantes LGBT (frente a un 62% en los adolescentes no LGBT) han sido acosados o agredidos físicamente durante el año anterior [al estudio].

Además, «los estudiantes LGBT tenían una mayor probabilidad de haberse planteado seriamente abandonar su institución [educativa] como resultado del acoso y la discriminación.»[4]​ Susan Rankin, una de los autores del informe de Miami, encontró que «de forma unívoca, el [informe] 2010 State of Higher Education for LGBT People («Estado de la educación superior para personas LGBT en 2010») demuestra que los estudiantes, profesores y empleados LGBTQ viven un ambiente "helado" de acoso en el campus y comunidades que son mucho menos que acogedoras.»[4]

Un informe del gobierno de Estados Unidos, titulado Report of the Secretary's Task Force on Youth Suicide («Informe del grupo de trabajo del Secretario sobre el suicidio juvenil»), publicado en 1989, encontró que los jóvenes LGBT tienen una probabilidad cuatro veces mayor de intentar suicidarse que otros jóvenes.[5]​ Esta mayor incidencia de pensamientos suicidas y de problemas mentales en general entre adolescentes homosexuales en comparación con sus compañeros heterosexuales, ha sido atribuido al estrés producido por ser una minoría.[6][7]

A pesar de que es imposible saber el porcentaje de suicidios de jóvenes LGBT, debido a que la sexualidad y el género de estas minorías muy a menudo está oculto, especialmente en estas edades. El fenómeno está siendo estudiado para explicar las causas concretas.[8][9][10]​ En 2004, 1985 adolescentes estadounidenses menores de 20 años se suicidaron, un incremento del 18% respecto al año anterior.[11]​ «Más de 34.000 personas fallecen a causa del suicidio al año», convirtiéndola «en la tercera causa de muerte entre las personas de 15 a 24 años[,] con jóvenes lesbianas, gais y bisexuales intentando el suicidio cuatro veces más frecuentemente que sus compañeros heterosexuales.»[3]

En España también se da la homofobia en las aulas, con el peligro de suicidio que conlleva.[12][13][14]​ En un estudio realizado por la federación COLEGAS entre 30.000 estudiantes andaluces de ESO y Universidad, el «81% consideran que si un integrante de su clase se definiera en público como gay, lesbiana, bisexual o transexual, sería discriminado».[15]​ Un estudio de COGAM (2008) muestra que en el 31% de los agresores de homosexuales era un compañero de clase.[16]

Homofobia institucionalizada e internalizada[editar]

Es cierto que la tasa de suicidio entre las personas con tendencias homosexuales es mayor que la de la población heterosexual, pero veremos que las investigaciones muestran que las causas son otras distintas a las denunciadas de que es por causa de la homofobia social.

Los autores del estudio señalaron que la intolerancia social de la conducta homosexual no podría fácilmente ser culpada por un mayor riesgo de suicidio, dado que Suecia es conocida por su actitud de aceptación hacia las relaciones del mismo sexo. “Incluso en un país con un clima respecto a la homosexualidad comparativamente tolerante como Suecia, las personas casadas del mismo sexo evidencian un mayor riesgo de suicidio que otras personas casadas”, señalan los autores. El estudio encontró que los participantes en “matrimonios” homosexuales tenían un total de 2,7 veces más probabilidades de suicidarse que los participantes en los matrimonios heterosexuales.

Se encontró que los hombres homosexuales en “matrimonios” del mismo sexo tienen un mayor riesgo (2,9) que las mujeres (2,5). Los resultados del estudio son similares a otros numerosos estudios en los últimos años que han encontrado una fuerte relación entre el comportamiento homosexual y una variedad de resultados psicológicos negativos, incluso en los países que acogen muy bien el comportamiento homosexual. ¿LO CAUSA EL ENTORNO SOCIAL O LA PROPIA ORIENTACIÓN HOMOSEXUAL? Hay dos posibilidades: la alta tasa de suicidio entre las personas con tendencias homosexuales se debe a causas endógenas (que está vinculada de alguna manera a la propia orientación homosexual) o a factores externos (la homofobia social). Muchos (incluidos los políticos que se oponen a las leyes contra la homofobia) dan por sentado la segunda hipótesis, a saber, que la alta tasa de suicidio en la población LGBT es el resultado de la homofobia. La homofobia social podría provocar una situación de enfermedad crónica en personas con tendencias homosexuales, y este malestar llevaría, en muchos casos, al suicidio. La primera hipótesis (endógena) se descarta a priori, ya que pondría en entredicho el dogma (no demostrado) de la “naturalidad” de la homosexualidad: ¿por qué una tendencia “natural” en sí misma debería causar sufrimiento?

dos homosexuales bañandose




LA INVESTIGACIÓN MUESTRA EL MALESTAR INTRÍNSECO DE LA HOMOSEXUALIDAD Un importante estudio [5] ha confirmado el malestar psíquico de la población homosexual, “Los trastornos psiquiátricos son el resultado prevalente entre la población homosexual activa y no en la heterosexual activa. Los hombres homosexuales han tenido en el último año, una mayor prevalencia de trastornos del estado de ánimo y trastornos de ansiedad en comparación con los hombres heterosexuales. Las mujeres homosexuales han tenido en el último año, una mayor prevalencia de trastornos por uso de sustancias que las mujeres heterosexuales”.

“Durante el curso de la vida las tasas de prevalencia reflejan diferencias idénticas, con la excepción de los trastornos del estado de ánimo, que se han observado con mayor frecuencia en las mujeres homosexuales y no en las heterosexuales.[…] Los resultados apoyan la hipótesis de que las personas con comportamiento sexual homosexual están en mayor riesgo de trastornos psiquiátricos“.

Este estudio es particularmente importante, ya que se llevó a cabo en un gran número de sujetos, más de siete mil (7.076), entre 18 y 64 años de edad. También tiene una característica que lo hace muy interesante: se llevó a cabo en Holanda, un país donde – en la propia admisión de los autores: “El clima social hacia la homosexualidad ha sido durante mucho tiempo y sigue siendo considerablemente más tolerante“ que el de otros estados. [6] En otras palabras, incluso en un país donde la llamada “homofobia” es inexistente, las personas con tendencias homosexuales tienen un nivel de bienestar considerablemente menor que los heterosexuales.

La investigación se repitió unos años después [7], y (de nuevo) señaló que la homosexualidad se correlaciona significativamente con tendencias suicidas y trastornos mentales, y (de nuevo), los autores señalan que: “incluso en un país con una relativamente alta tolerancia hacia la homosexualidad, los homosexuales tienen un riesgo mucho más alto de suicidio que los heterosexuales” [8]. Hay que señalar que Dinamarca, gracias a la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo, se considera un país un gay-friendly y de ahí la importancia particular de que la tasa de suicidio en personas con tendencias homosexuales no se debe a la “homofobia social”. [16]

De acuerdo con estos datos, por lo tanto, no sólo la homofobia social, no tiene nada que ver con el suicidio LGBT, sino que incluso parece que el matrimonio entre personas del mismo sexo aumenta la tasa de suicidios entre la población homosexual. Por tanto, la mejor manera de combatir el suicidio entre las personas con tendencias homosexuales sería prohibir las uniones y el matrimonio entre personas del mismo sexo. UN MALESTAR QUE SE ORIGINA EN LA FAMILIA La investigación sobre suicidio LGBT, sin embargo, ofrece la posibilidad de otras reflexiones y puntos de vista. Herrell ha realizado un interesante estudio sobre 6.553 pares de gemelos veteranos del Ejército de los EE.UU. entre 1965 y 1975, de los cuales 6.434 eran concordantes con su orientación heterosexual, 16 concordantes de la orientación homosexual y 103 discordantes. [17] 21% de los gemelos heterosexuales habían tenido pensamientos de muerte comparado con el 50% de los gemelos ambos homosexuales; el 6,7% de los gemelos heterosexuales desearon morir en comparación con el 25% de los gemelos homosexuales; el 15,3 de los gemelos heterosexuales tenían ideas suicidas contra el 56,3% de los gemelos homosexuales; el 2,2% de los gemelos heterosexuales había intentado suicidarse en comparación con el 18,8 gemelos homosexuales. Estos datos confirman una vez más la más inclinación al suicidio de las personas con tendencias homosexuales que en aquellos con tendencias heterosexuales, pero el dato más importante es otro. La investigación analizó los mismos síntomas, incluso en los pares de gemelos en los que uno tenía tendencias homosexuales y el otro no. En este grupo, los gemelos con tendencias homosexuales proporcionaron resultados similares a los de los dos pares de gemelos homosexuales (47,6% tenía pensamientos de muerte, 26,2% deseos de muerte, 55,3% ideación suicida y 14,7% intentos de suicidio), sin embargo, los gemelos con tendencias heterosexuales han proporcionado respuestas que los sitúan a medio camino entre los pares de gemelos tanto con tendencias heterosexuales y los dos pares de gemelos con tendencias homosexuales. Estas son sus porcentajes: 30,1% pensamientos de muerte, 9,7% deseo de muerte, 25,2% ideación suicida y 3,9% intentos de suicidio.




¿Qué significan estos datos? Los resultados de este estudio sugieren que tanto las tendencias suicidas como las tendencias homosexuales están relacionados con un malestar que se origina en la familia. A su vez, esto puede significar dos cosas. En primer lugar, las tendencias suicidas están relacionados con la homosexualidad en sí (es decir, a una causa endógena, no exógeno); secundariamente, ambas tendencias están relacionados con un determinado tipo de entorno familiar. . En otras palabras, la homosexualidad sería el resultado de un profundo malestar relacionado con la dinámica familiar en particular.

Después de que la homofobia “provoca suicidios gay”, también el tótem de que “uno nace homosexual” por lo tanto, debe ser desacreditado delante de los datos científicos.

Quién quiere la aprobación de las leyes contra la homofobia y el matrimonio gay no puede por lo tanto explotar (cínicamente) que los suicidios frecuentes que se producen en el mundo LGBT – que de hecho, indican un profundo sufrimiento – son causados por la homofobia o el no reconocimiento de ciertos “derechos”. Y eso además, pone en duda el dogma de la homosexualidad como “variante natural de la sexualidad humana”.

Signos de tendencias suicidas y prevención[editar]

Algunos signos de tendencias suicidas incluyen:[3]

  • incremento del aislamiento
  • abuso de drogas y alcohol
  • actitudes de autorrechazo
  • expresión de desesperación
  • comportamiento irregular
  • signos de depresión
  • sentimientos y pensamientos suicidas

Estos pensamientos y comportamientos pueden ser causados por un trauma emocional, como el acoso o el rechazo, pero es posible la prevención del suicidio.

The Trevor Project[editar]

«El proyecto Trevor fue fundado por el escritor James Lecesne, la directora de cine y productora Peggy Rajski y el productor Randy Stone, creadores del corto Trevor», ganador del Óscar al mejor corto en 1994, sobre un chico gay de 13 años que, tras ser rechazado por sus amigos a causa de su homosexualidad, trata de quitarse la vida.»[17]​ Se trata de una ONG de Estados Unidos que gestiona la única línea telefónica especializada en jóvenes LGBTQ suicidas a nivel nacional, 24 horas al día. El proyecto «tiene como objetivo acabar con el suicidio entre jóvenes LGBTQ ofreciendo recursos para salvar vidas y apoyar la vida, incluyendo nuestra línea telefónica para salvar vidas 24 horas al día 7 días a la semana, una comunidad digital y programas educacionales para crear un ambiente seguro, que apoye y positivo para todos.»[17]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Mark L. Hatzenbuehler, MS, MPhil, Katie A. McLaughlin, PhD, Katherine M. Keyes, MPH and Deborah S. Hasin, PhD (14 de enero de 2010). «The Impact of Institutional Discrimination on Psychiatric Disorders in Lesbian, Gay, and Bisexual Populations: A Prospective Study». American Journal of Public Health (en inglés). Consultado el 27 de diciembre de 2010. 
  2. «LGBT Students Harassed At Colleges Nationwide, New Report Says». Huffington Post (en inglés). 15 de septiembre de 2010. Consultado el 27 de diciembre de 2010. 
  3. a b c «Additional Facts About Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender Youth». The Trevor Project (en inglés). Archivado desde el original el 24 de noviembre de 2015. Consultado el 27 de diciembre de 2010. 
  4. a b Campus Pride (15 de septiembre de 2010). «College study reveals 'chilly' campus climate toward lesbian, gay, bisexual transgender people [News release from Campus Pride]». Miami Herald.com (en inglés). Consultado el 27 de diciembre de 2010. 
  5. Marcia R. Feinleib (Ed.) (enero de 1989). «Report of the Secretary's Task Force on Youth Suicide». Education Resources Information Center (en inglés). Consultado el 27 de diciembre de 2010. 
  6. «Definition of Bisexual suicide risk». MedicineNet.com (en inglés). 27 de octubre de 1999. Consultado el 27 de diciembre de 2010. 
  7. Meyer IH (septiembre de 2003). «Prejudice, social stress, and mental health in lesbian, gay, and bisexual populations: conceptual issues and research evidence». Psychological Bulletin 129 (5): 674-97. PMC 2072932. PMID 12956539. doi:10.1037/0033-2909.129.5.674. 
  8. Dr. Gary Remafedi (6 de octubre de 1999). «Sexual Orientation and Youth Suicide» (en inglés). Archivado desde el original el 24 de noviembre de 2015. Consultado el 2 de mayo de 2010. 
  9. Philip A. Rutter & Emil Soucar (verano 2002). «Youth suicide risk and sexual orientation - Statistical Data Included» (en inglés). Consultado el 27 de diciembre de 2010. 
  10. Jeramy Townsley. «Articles Relating to Suicide by GLB Youth». jeramyt.org (en inglés). Consultado el 27 de diciembre de 2010. 
  11. Lindsey Tanner (2 de mayo de 2007). «Kids' suicides rise, CDC report finds». USATODAY.com (en inglés). Consultado el 27 de diciembre de 2010. 
  12. SERVIMEDIA (29 de enero de 2009). «Un 56,2% de alumnos homosexuales ha sido acosado en el colegio». El Público. Archivado desde el original el 24 de noviembre de 2015. Consultado el 29 de enero de 2009. 
  13. FELGTB (13 de diciembre de 2007). «En cada aula hay al menos un gay y una lesbiana». Página web de la FELGTB. Archivado desde el original el 24 de noviembre de 2015. Consultado el 15 de diciembre de 2007. 
  14. Panorama-Actual.es (2005). «DecideT edita la primera guía multimedia para evitar la homofobia en la escuela». Enkidu. Consultado el 7 de julio de 2007. 
  15. Esteban Ibarra (2007). «Lucha contra la homofobia». xornal.com. Consultado el 7 de julio de 2007. 
  16. Europa Press (2008). «Madrid es la ciudad española con más agresiones contra los homosexuales». 20Minutos.es. Consultado el 28 de junio de 2008. 
  17. a b «About Trevor». The Trevor Project (en inglés). Archivado desde el original el 24 de noviembre de 2015. Consultado el 27 de diciembre de 2010. 

Enlaces externos[editar]