Silesia checa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Silesia (verde) en relación con las actuales regiones de la República Checa.
Bandera histórica de Silesia checa.

Silesia checa (en checo, České Slezsko; en alemán, Tschechisch-Schlesien, en polaco, Śląsk Czeski) es un nombre no oficial de una de las tres secciones que componen a la República Checa y de la parte correspondiente de la misma región histórica. Se encuentra ubicada en el noreste de la República Checa, y comprende la extensión mayoritaria en Moravia-Silesia, con una sección en el norte de la Región de Olomouc. También conocida como Silesia Morava (en checo, Moravské Slezsko, Moravskoslezsko), es casi idéntica al Ducado de Alta y Baja Silesia, también conocida como Silesia austríaca antes de 1918, entre 1938 y 1945 la zona fue también llamada Sudetes de Silesia, refiriéndose a los Sudetes.

Geografía[editar]

Silesia Checa se encuentra ahora en un par de las regiones del norte.

La Silesia Checa limita con Moravia al sur, Polonia (Silesia polaca, en realidad) en el norte, en el noroeste de Condado de Kladsko, hasta 1742/48 parte integrante de Bohemia y con Eslovaquia en el sureste. Con la ciudad de Ostrava aproximadamente en su centro geográfico, el área comprende parte de la región moderna de Moravia-Silesia, salvo por sus bordes sureños y en su extremo oeste, una pequeña parte de la Región de Olomouc, en la ciudad de Jeseník. Después de Ostrava, las ciudades más importantes son Opava y Český Těšín. Históricamente, Český Těšín es la parte occidental de la ciudad de Cieszyn, cuyo casco antiguo se encuentra hoy en día en Polonia.

Situada en los Sudetes, está rodeada por los Cárpatos en el este. Sus principales ríos son el Oder (en polaco, Odra, en checo, Odra), Opava y el Olše (en polaco, Olza), los que hacen parte de la frontera natural con Polonia.

Historia[editar]

Escudo de Silesia Checa (antiguamente escudo de armas de Baja Silesia).

La Silesia Checa de hoy se deriva principalmente de una pequeña parte de Silesia, que se mantuvo dentro de la Corona de Bohemia y Monarquía de los Habsburgo al final de la Primera Guerra de Silesia en 1742, cuando el resto de Silesia fue cedida al Prusia. Fue reorganizada en el Ducado de Alta y Baja Silesia, con su capital en Opava (en alemán, Troppau, en polaco, Opawa). En 1900, el gran ducado ocupaba un área de 5140 kilómetros (3194 mi)2 y contenía a una población de 670.000 habitantes.[1]

En 1918, el antiguo ducado formaba parte del nuevo estado de Checoslovaquia, salvo la ciudad polaca de Cieszyn Silesia, que fue dividida entre Checoslovaquia y Polonia en 1920, cuando Checoslovaquia gana su porción occidental. La Región de Hlučín (en checo, Hlučínsko, en alemán, Hultschiner Ländchen), anteriormente parte de la Silesia prusiana, también se convirtió en parte de Checoslovaquia en virtud del Tratado de Versalles en 1919.

A raíz del Acuerdo de Múnich de 1938, la mayor parte de la Silesia Checa se convirtió en parte de la Reichsgau Sudetenland y Polonia tomó la zona de Zaolzie, en la orilla oeste del río Olza. Luego, dichas ganancias las perdió Polonia cuando Alemania ocupó Polonia al año siguiente.[2]

Con la excepción de las áreas alrededor de Cieszyn, Ostrava y Hlučín, en Silesia Checa se asentaron predominantemente poblaciones de habla alemana hasta 1945. A raíz de la Segunda Guerra Mundial, la Silesia Checa y Hlučínsko fueron devueltos a Checoslovaquia y los alemanes étnicos fueron expulsados. La frontera con Polonia fue una vez más establecida a lo largo del Olza, aunque no confirmada por tratado alguno hasta 1958.[2]

Demografía[editar]

La población habla principalmente checo con las vocales alteradas. Algunos eslavos de la población local hablan Lach, el cual está clasificado por Ethnologue como un dialecto del checo,[3] aunque también muestra algunas similitudes con el polaco. En la Silesia Checa existe un dialecto único, hablado en su mayoría por miembros de la minoría polaca.

Gente notable de Silesia Checa son:

Referencias[editar]


Enlaces externos[editar]