Siempre!

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Siempre!
Primer número de Siempre! 27 de junio de 1953
País México Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Español
Categoría Política
Fundación 1953
Fundador José Pagés Llergo
Circulación
Frecuencia Semanal
Página web oficial

Siempre! revista semanal de política de mayor tradición en México desde la década de los 50, fundada por José Pagés Llergo en 1953.

Historia[editar]

Los periodistas tabasqueños Regino Hernández Llergo y José Pagés Llergo fundaron la revista Hoy en 1937. Hacia 1943 José Pagés se convirtió en el director de la revista, luego de ser corresponsal, y ambos periodistas vendieron su parte accionaria de la publicación al empresario Manuel Suárez en ese mismo año. Dos meses después fundaron la revista Mañana. Uno de los rasgos distintivos del estilo impuesto por los Pagés en las publicaciones fue el énfasis de la ilustración y la fotografía en sus publicaciones.[1]

El 25 de abril de 1953, aún siendo Pagés Llergo director de Hoy, se publicó en el número 844 una fotografía en donde se mostraba a Beatriz Alemán, hija del expresidente Miguel Alemán Valdés, y a su esposo Carlos Girón Peltier en el cabaret parisino Carroll's, observando ambos a la bailarina Simone Claris. La fotografía mostraba a un sonriente Girón y a su esposa enfadada. Debido a las restricciones y al control mediático que el partido gobernante ejercía sobre la prensa, la publicación de la fotografía costó a Pagés la renuncia del semanario.[2][3]

Siguiendo la línea conceptual del cabezal de ambas revistas, Pagés se dedicó a la creación de la revista Siempre!. En el primer número, Pagés decidió publicar de nuevo la fotografía, pero con una disculpa al pie de la foto, que decía:

«¿Pero qué de malo tiene esta foto? Sólo publicamos esta foto porque a ella está estrechamente vinculado el nacimiento de Siempre!. De no haber existido un fotógrafo en París en el momento preciso en que ocurría esta escena, es seguro que esta revista no hubiera visto la luz jamás. Siempre! quiere, sin embargo, aclarar que, al ser publicada esta foto por José Pagés Llergo, no hubo —no podía haber— la más leve intención de molestar a nadie. Si alguien quiso juzgar con criterio político lo que sólo era un documento periodístico, es cosa fuera del dominio del ayer director de Hoy, hoy director de Siempre!. A la dama, que es doña Beatriz Alemán de Girón, y a don Carlos Girón Peltier, nuestros respetos».

Los inicios de una aventura[editar]

La segunda mitad del siglo XX mexicano, en cuanto a su quehacer periodístico se refiere, se define en buena parte y en buena medida, por dos figuras capitales: José Pagés Llergo (1910-1989) y la revista Siempre!

Desde sus comienzos, Siempre! ha sido una revista esencialmente de información y análisis políticos, no especializada en ciencia política, sino que con las herramientas del periodismo —crónica, entrevista, reportaje y artículo de opinión— ha dado cuenta del acontecer político, lo mismo mexicano que latinoamericano y de otros confines del mundo.

Los años cincuenta[editar]

Siempre! apareció a la luz pública el 27 de junio de 1953, en un México que había logrado, para entonces, sortear los avatares del conflicto armado de 1910 y los primeros zigzagueos posrevolucionarios para ordenar, pacificar y edificar un nuevo marco político y social.

Para el México de 1953, el presidencialismo estaba plenamente consolidado; el riesgo de cuartelazos e insubordinaciones militares, conjurado; las fuerzas productivas —obreros, campesinos y sectores medios—, encuadradas en el partido oficial, para esos tiempos ya el PRI; en tanto, los empresarios se organizaban en sus respectivas cámaras, ya comerciales, ya industriales, y si bien a través de éstas gozaban de un amplio margen de independencia para la toma de decisiones y para hacer negocios, su relación con el sistema político-gubernamental se basaba, con altibajos y matices, en la subordinación. De hecho, fue el propio gobierno federal —el del general Lázaro Cárdenas (1934-1940)— el que obligó a los empresarios a encuadrarse si no en el partido oficial sí a través de sus propios órganos de representación.

Las Fuerzas Armadas, por su parte, se hallaban confinadas, desde la administración del general Manuel Avila Camacho (1940-1946) a los cuarteles y habían dejado de ser un factor de lucha por el poder político. No más asonadas ni revueltas militares. La rebelión de Saturnino Cedillo en contra de Cárdenas, aunque reciente, estaba en el olvido.

Las iglesias, por igual. Aunque a regañadientes aceptaban su exclusión de la política y su no reconocimiento jurídico, a cambio de ello gozaban del privilegio de mantener en servicio instituciones educativas, pese a que la ley en la materia expresamente lo prohibía.

La actividad periodística no podía escapar al marco y al contexto en que se desenvolvía la sociedad mexicana de la posguerra. Los grandes medios, esencialmente los escritos, periódicos y revistas; en menor medida la radio, orientada a la música popular, a las radionovelas y a los concursos banales, y la televisión comercial, que daba sus primeros pasos, se enfocaban en su inmensa mayoría a ensalzar las virtudes, los aciertos y los logros de la Revolución institucionalizada hecha gobierno. Poco periodismo y mucha propaganda.

Este era, a grandes rasgos, el México que vio nacer a Siempre! Años de gobierno del presidente Adolfo Ruiz Cortines (1952-1958).

La fotografía[editar]

Luego de una brillante carrera en la revista Hoy, como cronista de guerra en Europa, durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) —y semanario del que fuera fundador en 1937 y reportero durante varios años—, José Pagés Llergo ascendió al cargo de director en 1948, pero un incidente periodístico, que cambiaría el curso de Hoy del periodista, se produjo el 25 de abril de 1953. En la edición número 844, el director Pagés Llergo creyó conveniente publicar, por su oportunidad informativa, una singular fotografía. Nada de particular tendría publicar en una revista no una sino varias fotografías, más aún cuando el director había sido años antes —1938— director y editor de Rotofoto, un semanario dedicado en exclusiva a la fotografía.

Pero el hecho peculiar es que en esa fotografía, captada en París, en el centro nocturno Carrolls, destacaban Beatriz Alemán y su esposo Carlos Girón Peltier (1924-2004), hija ella del expresidente Miguel Alemán Valdés (1900-1983).

La fotografía, publicada a plana entera en la página 5, sin ninguna cabeza o título, amén de la joven pareja, recién casada y de viaje por Europa, mostraba en primer plano a una joven mujer bailarina de nombre Simone Claris, cuya única vestimenta era un delicado velo que dejaba transparentar su torneado y escultural cuerpo.

A los personajes centrales de la fotografía —distribuida por International News Service—: Beatriz Alemán, Carlos Girón y Simone Claris, y quienes no tenían entre sí —la pareja y la bailarina— ninguna relación, de ningún tipo, sobresalía la actitud de los jóvenes esposos ante Simone Claris: Carlos Girón la miraba sonriente, complacido, y podría decirse que con alguna coquetería y picardía; en cambio, la mirada de Beatriz Alemán a su esposo era de una evidente molestia por la forma como éste se deleitaba al ver a la vedette del centro nocturno Carrolls.

El pie de grabado de la notable fotografía que la Redacción de Hoy —cabría decir que el propio Pagés Llergo o acaso la propia agencia noticiosa— le puso fue el siguiente:

Aquí París…! Gran sensación ha provocado en la capital francesa, la ex estrella del Casino de París, Simone Claris, que ahora se presenta en el Carrolls, con una nueva versión de la Danza de los Siete Velos, pero en la que usa solamente uno, y muy relativamente. En la foto, observando muy atentamente, el licenciado Carlos Girón y su señora esposa, Beatriz Alemán de Girón, hija del expresidente Miguel Alemán.

Cabe destacar un hecho: ningún diario y ninguna revista publicó esa fotografía. Y no podrían argumentar ignorancia o desconocimiento, porque si fue transmitida por una agencia internacional de noticias, a la que probablemente estaban suscritos, debieron haberla recibido, como la recibió el semanario Hoy. La diferencia fue que por mantener sus buenas relaciones con el poder, no se atrevieron, para no molestar a la familia ex presidencial, a publicar la fotografía de la bailarina y el matrimonio Girón-Alemán. Hicieron a un lado su sensibilidad y responsabilidad informativa.

La renuncia[editar]

Dos semanas después de publicada esa fotografía, Pagés Llergo dejó la dirección de Hoy; presentó su renuncia. En la edición 847, del 16 de mayo de 1953, en la página 11, una escueta información daba a conocer a los lectores del semanario la salida del director. La pequeña nota decía:

El lunes de la semana pasada, el señor don José Pagés Llergo, presentó con carácter de irrevocable su renuncia al puesto de director de la revista Hoy.

Esta editorial lamenta verdaderamente la resolución tomada por el brillante periodista, señor Pagés Llergo, que durante los últimos cinco años dirigió los destinos de Hoy, con extraordinaria capacidad y talento.

Provisionalmente se ha hecho cargo de la dirección de Hoy, el señor licenciado Rafael Lebrija, presidente y director general de esta editorial.

La renuncia de Pagés Llergo a la dirección de Hoy causó un fuerte impacto en el medio periodístico mexicano e incluso internacional. Diarios y revistas dieron cuenta del suceso y en su mayoría coincidió en que la salida de Pagés Llergo de Hoy tuvo que ver con “aquella fotografía de la bailarina".

Es presumible que la familia del expresidente Alemán Valdés, o este mismo, o el matrimonio Girón-Alemán, hayan hablado con los propietarios de Hoy para manifestarles su disgusto y molestia por la fotografía.

Corre la versión de que los dueños de Hoy —Rafael Lebrija, presidente y director general, y Alfonso Arrache, gerente—, llamaron a su oficina a Pagés Llergo, para reclamarle el porqué había publicado esa fotografía, y sin antes haberlo consultado con ellos.

Se dice que Arrache y Lebrija le ordenaron a Pagés Llergo que, a partir del incidente de la fotografía, ambos tendrían que supervisar y autorizar los materiales periodísticos a publicar. Pagés Llergo se negó a aceptar la orden, con el argumento de que Arrache y Lebrija serían los propietarios de la empresa editora del semanario, pero que él era el director, y como tal no habría de aceptar ninguna supervisión y menos todavía una censura a su trabajo.

No hubo acuerdo y concluyó la discusión; Pagés Llergo presentó su renuncia y se retiró. Amigos cercanos al periodista afirmaron que Pagés Llergo salió de Hoy con tres pesos en la bolsa.

Y como las fichas del dominó que al caer una caen las demás, a la renuncia de Pagés Llergo siguieron las de sus colaboradores en el semanario. Con él se fueron, en solidaridad, Rosa Castro, Francisco Martínez de la Vega, Rafael Solana, Antonio Arias Bernal, Gerardo de Isolbi, Antonio Rodríguez, Luis Gutiérrez y González… y tantos más, todos ellos periodistas de altos vuelos y de reconocido prestigio.

Al corazón del presidencialismo[editar]

Pero a todo esto, ¿qué fue, en el fondo, lo que pudo haber molestado a la familia ex presidencial? No la fotografía en sí, que por lo demás era inocente e inocua: una bailarina desnuda en un centro nocturno de París, sino el que en ella figurara la hija de un expresidente. Pagés Llergo pegó en el corazón del poder político en México: la Presidencia de la República. Y no obstante que Miguel Alemán Valdés había concluido su mandato (1946-1952), su poder, aunque ex presidencial, aún se dejaba sentir.

La revista estadounidense Time, del 18 de mayo de 1953, en un artículo titulado “Don Quijote y Venus”, dio un juicio certero sobre lo sucedido:

El periodismo mexicano fue sacudido por un drama menor. Los principales personajes: José Pagés Llergo, talentoso fundador y editor de Hoy, el semanario más importante de México; Beatriz Alemán de Girón, hija única del expresidente Alemán, y una notable bailarina de un club nocturno parisiense.

No hace mucho, Beatriz y su marido, el licenciado Carlos Girón, se divertían en un club nocturno de París, cuando un diligente fotógrafo tomó a la pareja en el momento en que ésta dedicaba su atención a una figura que presentaba su número.

En tanto papá Alemán viajaba por los países detrás de la cortina de hierro, la fotografía llegó al editor Pagés. Al contrario de la mayoría de los editores mexicanos, a Pagés le interesa más publicar cualquier asunto que considere interesante que complacer a los poderosos.

La fotografía llegada de París era en verdad interesante: él la desplegó a página entera, y cuando la revista llegó a los expendios de publicaciones, una tormenta se desató sobre la cabeza del editor Pagés.

La objeción no era precisamente por el hecho de que la fotografía presentase a una muchacha desnuda, sino porque la fotografía incluía a la hija de Miguel Alemán —de educación conventual—, que aún tiene muchos amigos influyentes en México.

Durante años, las publicaciones mexicanas tuvieron a buen recaudo publicar, de la familia Alemán, sólo aquellas fotografías de cuidadosa pose, en tanto ignoraban intencionadamente el vivo interés del Presidente por una secesión de actrices y otras bellezas.

Los propietarios de Hoy llamaron a Pagés a cuentas, advirtiéndole tener más cuidado con futuras travesuras. Pagés renunció inmediatamente. Asimismo, renunciaron seis miembros de su equipo incluyendo al caratulista Antonio Arias Bernal, cuyas portadas habían sido uno de los mayores atractivos de Hoy.

Un amigo dijo: “Pagés tenía tres pesos en la bolsa cuando renunció, pero no es él quien vaya a comprometerse por nada. Es un Quijote”.

Siempre!: crítica y plural[editar]

Una vez fuera de Hoy, Pagés Llergo y seguidores se dieron a la tarea de organizar una nueva revista. En muy poco tiempo y trabajando a marchas forzadas, pusieron en pie la Editorial Siempre!, empresa editora de la revista Siempre!

Y como huella y sombra que habría de marcar y seguir a Siempre!, el semanario publicó, de nueva cuenta, en su primer número, aquella fotografía de la bailarina y el joven matrimonio Girón-Alemán, sólo que en esa ocasión para ofrecerle una disculpa a la pareja. Reconoce el semanario que no tuvo “la más leve intención de molestar a nadie”.

¿Pero qué de malo tiene esta foto? Sólo publicamos esta foto porque a ella está estrechamente vinculado el nacimiento de Siempre! De no haber existido un fotógrafo en París en el momento preciso en que ocurría esta escena, es seguro que esta revista no hubiera visto la luz jamás. Siempre! quiere, sin embargo, aclarar que al ser publicada esta foto por José Pagés Llergo no hubo —no podía haber— la más leve intención de molestar a nadie. Si alguien quiso juzgar con criterio político lo que sólo era un documento periodístico es cosa fuera del dominio del ayer director de Hoy y hoy director de Siempre! A la dama, que es doña Beatriz Alemán de Girón, y a don Carlos Girón Peltier, nuestros respetos.

Finalmente, el jueves 27 de junio de 1953, Siempre! salió a la luz pública, mes y medio después de la renuncia de Pagés Llergo a la dirección de Hoy.

Desde entonces, el semanario ha mantenido una línea editorial plural y crítica y en sus páginas han convivido, y no pocas veces reñido, las más disímbolas plumas.

Sin exageración, puede afirmarse que Siempre! ha sido por momentos el “Congreso” de la nación, una tribuna en donde se han discutido los problemas del país. Esto es: en un sistema político en que el eje central ha sido el Poder Ejecutivo, y al que se han subordinado los poderes Legislativo y Judicial, Siempre!, sin proponérselo y sin quererlo —pues su función es periodística— ha cumplido con el papel que debió ejercer el Congreso de la Unión.[4]

El Quijote[editar]

En cada número de aniversario —27 de junio—, la revista SIEMPRE! ha publicado en su portada la imagen del Quijote de la Mancha. Los más significativos artistas plásticos mexicanos, desde entonces, han pintado, a su manera y la forma como entienden, la figura de ese tan singular personaje de la literatura universal.

Pero… ¿cuál es la razón de que SIEMPRE! haya tenido como signo distintivo al Caballero de la Triste Figura, como lo llamara su fiel escudero Sancho Panza? Se desconoce el porqué, aunque podrían aventurarse algunas conjeturas.

A saber: cuando surgió SIEMPRE!, el 27 de junio de 1953, la revista norteamericana TIME, el 18 de mayo, comentó los sucesos que dieron origen al semanario mexicano, y tituló su información “Don Quijote y Venus”. Concluye su comentario citando las declaraciones de un amigo de José Pagés Llergo, de que éste “es un Quijote”.

El primer número de SIEMPRE! tuvo como portada —de la autoría de Antonio Arias Bernal— al Quijote y a la Venus de Milo. ¿Por qué el Quijote?... probablemente por la denominación que de Pagés Llergo hizo su amigo. O acaso porque el periodista no se me amedrentó cuando tuvo que renunciar a HOY, por un intento de censura, y con decisión y valor —quijotescos— dio vuelta a la hoja, no se victimizó, y con la espada al frente y en compañía de muchos “Sanchos” echó a andar, enfrentando a los molinos de viento, su emblemática Siempre!

¿Y esa Venus de Milo? La Venus de Milo en la mitología griega es la diosa del amor y la belleza. Arias Bernal, claramente influenciado por TIME, pinta a la Venus queriendo representar a la bailarina francesa Simone Claris —a todas luces una hermosa mujer— que sin imaginarse lo que habría de provocar se cruza al paso de la recién casada pareja de Beatriz Alemán y Carlos Peltier en un centro nocturno de París, en el instante en que un fotógrafo de prensa capta la escena. El resto es historia. [5]

Referencias[editar]

  1. [1]
  2. Elena Poniatowska (30 de noviembre de 2005). «Homenaje a Julio Scherer». La Jornada. 
  3. Enrique Montes. «Los inicios de una aventura». Siempre!. 
  4. Material bibliográfico y hemerográfico David Gutiérrez Fuentes y Dafne Borrás Pineda, ¿Por qué voló El Búho?, México, UAM-Xochimilco, México, Tusquets Editores, 2004. Vicente Leñero, Los periodistas, México, Joaquín Mortiz, 1978. Hoy, mayo de 1953. Siempre!, junio de 1953 y julio de 1962. Véase más en: http://www.siempre.com.mx/historia/historia.html#sthash.zKE5OPNf.dpuf
  5. «Historia de Siempre!». 

Enlaces externos[editar]