Rompeolas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cortaolas en las playas de Mar del Plata (Argentina).
Rompeolas en Trzęsacz (Polonia).

Un rompeolas, espigón, escollera, cortaolas o malecón (solo si es transitable) es una estructura costera o ribereña que tiene por finalidad principal proteger la costa, ribera o un puerto de la acción de las olas del mar, lago, río, quebrada, etc., o bien del clima.[1]​ Son calculados, normalmente, para una determinada altura de ola con un periodo de retorno especificado. El cálculo y diseño de una estructura marítima de este porte, así como de diques, molles o muelles, y otras estructuras marítimas, es diseñado por ingenieros oceánicos o especialistas en ingeniería hidráulica.[2]

También se llaman cortaolas a una parte de los pilares de un puente, que tiene la finalidad de sustentar la presión del agua.

Construcción[editar]

Un espigón, rompeolas o escollera es una estructura no lineal que se construye con bloques apilados de roca de dimensiones considerables, o con elementos prefabricados de hormigón (cubos, paralelepípedos, dolos y tetrápodos o cuadrípodos), que se colocan dentro del agua, en ríos, arroyos o próximos a la costa marítima, con la intención de aumentar el flujo en varias direcciones determinadas, reducir el oleaje o evitar la decantación de arena. El comportamiento de los espigones en la costa marítima está influido por una gran cantidad de factores, lo que hace que sea muy difícil predecir con buena aproximación los efectos que este pueda tener en la práctica. Por este motivo es muy importante ensayar el comportamiento de este tipo de estructuras marinas en modelos reducidos.

Espigones en el mar[editar]

Espigones al término de un río[editar]

Los espigones suelen colocarse al final de los ríos para evitar que se forme un estuario; esto sirve para el encauzamiento del río para que este muera en el mar.

Espigones en los puertos[editar]

Se ponen espigones en los puertos para la preservación de los sargos y que no sean arrastrados.

También suelen ponerse una especie de espigón en muelles comerciales, como es el caso del puerto comercial de Gibraltar. En estos espigones, los buques atracan y las personas son trasladadas a tierra por un ferry. En estas construcciones también suelen atracar embarcaciones para realizar descansos, hacer revisiones o inspecciones o realizar el repostaje de carburantes.

Tipos de espigones[editar]

Un rompeolas de roca a granel construido con bloques de hormigón especialmente fundidos
... y de bloques de granito

Montículos de rocas[editar]

El rompeolas de roca de vertedero o "montículo de escombros" es uno de los tipos más comunes de rompeolas. La mayoría de los grandes rompeolas de la costa holandesa y belga también son de este tipo. En esencia, estos rompeolas consisten en un núcleo de escombros piedra de ingeniería hidráulica con una capa protectora más pesada en el exterior: la capa de "blindaje". Esta capa de blindaje puede consistir en piedra de ingeniería hidráulica de clase pesada (en comparación con el material interno) o en elementos especiales de rompeolas de hormigón. El peso necesario de la piedra hidráulica se calcula mediante la fórmula de Van der Meer. Los elementos de hormigón pueden ser desde simples cubos, hasta formas más complicadas con todo tipo de patas acopladas, las "unidades de enclavamiento". Estas formas especiales hacen que los bloques se enganchen entre sí hasta cierto punto, haciendo que trabajen juntos, por así decirlo, para resistir el ataque de las olas. Por cierto, cabe destacar que estos elementos de hormigón son de hormigón no armado; esto se debe a que el riesgo de que el acero de la armadura se oxide en el agua salada del mar es demasiado grande.

Otros componentes de un rompeolas de piedra vertida son: una o más capas de filtro (capas de piedra entre el núcleo y la capa de armadura, para crear una transición algo gradual entre los materiales finos y los gruesos), una construcción de filtro en el fondo (también puede ser, por ejemplo, una tela especial), una construcción de puntera para apoyar la capa de armadura en la dirección a lo largo del talud, y posiblemente un muro de coronación en la parte superior, para hacer el rompeolas transitable.

La ventaja de un rompeolas de piedra vertida es que esta estructura es relativamente barata y fácil de construir. Este tipo de rompeolas es fácil de reparar (aunque se vuelve un poco más difícil en el caso de las unidades entrelazadas) e incluso tiene una capacidad de autorreparación: el hundimiento posterior de la capa de blindaje puede rellenar el agujero creado cuando una piedra o un bloque de hormigón se ha salido de su sitio en algún lugar (o incluso se ha salido del rompeolas por completo).

La desventaja de un rompeolas de piedra vertida es que la cantidad de material necesario, y por tanto el coste del rompeolas, aumenta cuadráticamente con la profundidad. Por ello, este tipo de rompeolas no suele ser una solución económica en aguas muy profundas.

Bermgolfbrekers[editar]

Un tipo especial de rompeolas de tierra es el rompeolas de berma. Son espigones que tienen una berma horizontal alrededor del nivel de diseño. Hay dos tipos de rompeolas de berma, ambos con ideas básicas completamente diferentes.

El rompeolas de berma dinámicamente estable es un rompeolas formado por una clase de piedra (es decir, sin acumulación de capas en la superficie). El tamaño de la piedra es algo pequeño, lo que permite el movimiento durante las tormentas. Durante dicha tormenta, el perfil se deforma, hasta que finalmente queda un perfil estable en forma de S. La ventaja de este tipo es que la aplicación es muy sencilla, las piedras no tienen que estar cuidadosamente colocadas y no tienen que cumplir todo tipo de requisitos de clase. Sin embargo, el inconveniente es que la cantidad de piedra necesaria es mayor. Así que esta es una buena solución si hay una cantera en las cercanías de la obra de la que se puede extraer mucha piedra a bajo precio.

Sirevåg Breakwater, Noruega; ejemplo de rompeolas de berma islandés

.

El otro rompeolas de berma es el rompeolas de berma islandés. También tiene una berma, pero está formada por un gran número de piedras diferentes, colocadas con precisión. El diseño está adaptado a la producción de la cantera, de manera que casi el 100% de la piedra de la cantera puede procesarse en el rompeolas. Así, no hay desperdicio. Este tipo es atractivo si hay una cantera cerca, y hay requisitos estrictos de material. Es necesario contar con un contratista de alta calidad para construir una estructura de este tipo.

Rompeolas de Caisson[editar]

Caisson wave breaker

Un rompeolas de cajón consiste en grandes tanques de hormigón (cajón) que se prefabrican y se colocan en el lugar adecuado del fondo marino. A continuación, los cajones se rellenan con roca triturada para darles una gran masa. Esta masa es necesaria para obtener una estabilidad suficiente bajo las grandes fuerzas de los "impactos de las olas", que se producen cuando éstas chocan contra una pared vertical.

Los cajones son estructuras relativamente caras. Sólo en aguas muy profundas pueden ser una solución económica. Por ello, se aplican en zonas en las que el fondo marino desciende de forma muy pronunciada desde la costa, por ejemplo en Japón. También pueden aplicarse cuando hay poco espacio para un rompeolas de cajón. La ventaja de un rompeolas de cajón es que es muy fácil crear atracaderos para los barcos. Una desventaja es que es muy difícil determinar las fuerzas que se producen en el rompeolas, y la cimentación de estas pesadas estructuras también presenta su propia serie de problemas.

Escollera flotante[editar]

Wave breakwater partially constructed from old ships

Los rompeolas flotantes han sido ampliamente probados en los Países Bajos por la TU Delft.[3]​ Ahora, en parte por los resultados positivos de la investigación, ha surgido una empresa que construye estos rompeolas flotantes en todo el mundo (bajo el nombre de Dutch Floating Breakwaters). La atenuación de este tipo de rompeolas es alta (90%) para olas relativamente cortas. Por lo tanto, es una solución económica en comparación con los rompeolas fijos tradicionales para situaciones en las que el agua es muy profunda, y como la superficie del agua no es tan grande, el período de las olas es pequeño. Esto ocurre, por ejemplo, en los lagos italianos (norte de Italia) y en los fiordos noruegos. Los rompeolas flotantes también se utilizan a menudo para crear temporalmente una zona de calma en el mar (por ejemplo, durante operaciones militares).

Escollera de pilotes[editar]

Rompimiento de olas en pila

Inyectar un gran número de postes en el suelo para frenar la acción de las olas parece una solución sencilla en un principio. Sin embargo, se puede demostrar, por motivos teóricos, que esa solución sólo es eficaz cuando los pilotes están tan juntos que casi forman una pared cerrada. Por lo tanto, como verdadero rompeolas, un rompeolas de pilotes no es muy eficaz. Sin embargo, esta construcción puede ser una solución en caso de problemas de erosión. Para resolver un problema de erosión, a menudo ya es efectiva una reducción de la altura de las olas de unos pocos centímetros, lo que se puede conseguir con una hilera de pilotes. Una aplicación especial de esto es un mamparo unido a pilotes. Esto también inhibe las olas (cortas), y para los puertos deportivos puede ser una opción interesante. Este tipo es común en Australia, ya que un mamparo de este tipo requiere un procedimiento de autorización mucho más sencillo que un rompeolas de ondas fracturadas (que suele ser más eficaz).

Construcciones especiales[editar]

  • A veces se construyen rompeolas de mamparo que no se elevan por encima del agua. Esto puede hacerse cuando la reducción de la altura de las olas es suficiente y no es necesario eliminar todas las olas. Como la construcción es más baja, se necesita mucho menos material y la construcción es también mucho más económica.
  • Además, a veces se combinan la piedra vertida y el rompeolas de cajón: la parte inferior del rompeolas se construye con piedras vertidas, sobre las que se coloca un cajón. Esto se puede hacer para ahorrar costes (cantos rodados baratos), mientras que sigue siendo necesario un amarre.

Paseo marítimo[editar]

En Venezuela, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Perú y República Dominicana, un malecón se refiere al paseo que corre paralelo a la orilla del mar o de un río, lo que sería un paseo marítimo.[4]

Grandes malecones del mundo[editar]

Galería[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Subrata Kumar Chakrabarti, James R Houstan, Philip L F Liu, UDAY Putrevu, Ib A Svendsen. Advances in Coastal and Ocean Engineering, Vol 2 (1996) 288 pages, ISBN 9810224109, ISBN 9789810224103
  2. Young C Kim. Handbook of Coastal and Ocean Engineering (2009) 1163 pag. ISBN 9812819290, ISBN 978-9812819291
  3. Informes en el repositorio de la TU
  4. Diccionario de la Real Academia Española. malecón. p. http://dle.rae.es/srv/fetch?id=O0r8WQT. 

Enlaces externos[editar]