Radio comunitaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una radio comunitaria es una estación de transmisión de radio que ha sido creada con intenciones de favorecer a una comunidad o núcleo poblacional, cuyos intereses son el desarrollo de su comunidad. Dichas estaciones no tienen ánimo de lucro (lo que las diferencia de las radios piratas),[1] aunque algunas se valen de patrocinios de pequeños comercios para su mantenimiento. Varias estaciones de radio comunitarias, además de hacer transmisión radial vía antena, también lo hacen vía Internet. Junto al resto de medios comunitarios, forman parte del llamado Tercer Sector de la Comunicación[2] [3] [4] (siendo el Primer Sector los medios públicos, y el Segundo los medios privados comerciales).

Cuestiones legales[editar]

Dadas sus características las radios comunitarias algunas veces carecen de apoyo gubernamental y en algunos países la legislación no está bien definida respecto a ellas.

Australia[editar]

El broadcasting comunitario es el tercer sector de la comunicación de Australia. En junio de 2005, había 442 emisoras de radio comunitarias con licencia (incluyendo los servicios indígenas a distancia). El sector de las radios comunitarias cumple un papel amplio aunque enormemente desconocido en el paisaje mediático australiano, sobre todo como fuente de contenido local.

Un informe[5] de 2002, cifró en 20.000 (el 0.1% de todos los australianos) voluntarios involucrados en el sector de la radio comunitaria de forma regular, que equivaldrían a más de 145 millones de dólares en trabajo no remunerado cada año; a nivel nacional, más de 7 millones de australianos escuchan las radios comunitarias cada mes[cita requerida].

El papel de la radiodifusión comunitaria en Australia, de acuerdo con la Community Broadcasting Association of Australia es proporcionar una amplia gama de servicios de comunicación que respondan a las necesidades de forma que no se cumplen en otros sectores. La radiodifusión comunitaria se sustancia por los principios de acceso y participación, voluntarismo, diversidad, independencia y localismo.

Argentina[editar]

En la República Argentina surgen a mediados de la década del ochenta una cantidad importante de radios libres de FM en baja potencia (10 vatios hasta 500 vatios en su mayoría) sin licencias habilitantes pues la Ley de Radiodifusión 22285 promulgada durante la dictadura militar (1976-1983) no contempla su existencia.

En 1989 el gobierno nacional a través del organismo regulador COMFER (Comité Federal de Radiodifusión) abre un registro de radios, adjudicándole a las inscritas el PPP (permiso precario y provisorio), el que tendría vigencia hasta tanto se promulgue y aplique una nueva ley que contemple este tipo de radios.

Cabe destacar que aún a fines del año 2008 esta ley no se ha promugado existiendo en este aspecto un vacío legal que ha producido en algunas zonas, por ejemplo Buenos Aires y Gran Buenos Aires, Rosario y otras ciudades importantes una serie de conflictos generados por la superpoblación desordenada del espectro radioeléctrico.

Después de más de 20 años existen en Argentina alrededor de 4.000 radios que aún no han regularizado definitivamente su situación por el motivo citado. Las potencias de emisión han crecido sobre todo para contrarrestar las interferencias producidas por la superpoblación y el desorden del espectro. Hoy van desde 300 vatios a 5 o 10 kilovatios.

La mayoría son de índole comercial, pero existe una cantidad importante de ellas que son de carácter comunitario, conformadas por organizaciones sociales intermedias y que están nucleadas en FARCO (Foro Argentino de Radios Comunitarias) y en AMARC Argentina (Asociación mundial de radios comunitarias), entre otras.

El 10 de octubre de 2009 fue sancionada la ley 26522 (*) que, en reemplazo de la anterior 22285, regula los servicios de comunicación audiovisual en todo el territorio de la Repúblia Argentina. Dicha ley crea la ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL (AFSCA) como organismo regulador del sector y contempla la posibilidad de que los servicios sean operados por 3 tipos de prestadores: de gestión estatal, de gestión privada con fines de lucro y de gestión privada sin fines de lucro.

Actuando en consecuencia la AFSCA, el 29 de diciembre de 2009, a través de la resoluciones nros.: 1/2009, 2/2009 y 3/2009 implementó un relevamiento obligatorio de todos los servicios en funcionamiento, cualquiera sea su condición legal, con el objeto de contar con un censo de los mismos con miras a su plena regularización.

México[editar]

En México la legislación no está muy definida. En 2005 y tras una ardua lucha coordinada por la Asociación Mundial de Radios Comunitarias en México, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes otorgó los primeros permisos de transmisión a 11 radios comunitarias del país (Radio Bemba, La Voladora Radio)

Actualmente existen radios comunitarias en la Ciudad de México como La Ke-huelga Radio 102.9 FM y Regeneración Radio 105.3 FM ambas ubicadas en planteles de la UNAM, cabe aclarar que estas dos radios no tienen permiso alguno de la SCT ya que en sus principios no está incluido el buscar un permiso a diferencia de otras radios Mexicanas.

Uruguay[editar]

En Uruguay el movimiento de radios comunitarias logró llegar al marco regulatorio con la aprobación de la Ley 18.232 de Radiodifusión Comunitaria; en virtud de ésta, la URSEC (Unidad Reguladora de los Servicios en Comunicaciones), organismo que tiene como misión la regulación y el control de las actividades referidas a las telecomunicaciones, implementó un censo de radioemisoras comunitarias con el apoyo del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria (CHARC) creado por la propia ley, luego de lo cual se llegó a la regularización de 38 radios de las 412 que se presentaron. Se rechazaron 113 propuestas y resta analizar 261. El http://www.ursec.gub.uy/scripts/locallib/imagenes/Decreto%20417_010%20Reglamenta%20Ley%2018232%20-%20D%20O%2028144.pdf del 30 de diciembre de 2010 Reglamenta la http://www.ursec.gub.uy/scripts/locallib/imagenes/Ley%2018232%20RadCom.pdf Artículo 1 El Servicio de Radiodifusión Comunitaria definido en la Ley N° 18.232 de 22 de diciembre de 2007, será prestado de acuerdo a lo establecido en la citada norma legal y las disposiciones del presente Decreto, respetando los principios y definiciones consagradas en la misma. Artículo 2 Se entiende por Servicio de Radiodifusión Comunitaria, el servicio de radiodifusión no estatal de interés público, prestado por Asociaciones Civiles con personería jurídica y por grupos de personas organizadas sin fines de lucro, con el fin de satisfacer las necesidades de comunicación social, posibilitando el ejercicio del derecho a la información y la libertad de expresión.

Chile[editar]

En Chile, la situación de las radios comunitarias es precaria y vulnerable, ya que este país carece de ley de radios comunitarias, existiendo solo la categoría de radio de mínima cobertura creada en 1994, que entrega condiciones mínimas para el desarrollo de la comunicación radial local: 1 vatio de potencia como máximo, 6 metros de altura de antena, no pueden emitir publicidad y la concesión solo dura 3 años. Este contexto ha permitido la mercantilización del segmento radial de mínima cobertura y la entrada de diversos actores evangélicos que han copado las frecuencias con el evangelio.

En 2010 se discute en el Congreso chileno un proyecto de ley que crearía la categoría de radio comunitaria, entregando mejoras técnicas a las emisoras; no obstante es un proyecto que adolece de mirada política profunda necesaria para democratizar las comunicaciones en un país que tiene una de las mayores concentraciones de propiedad mediática en América Latina.

La ley que fue promulgada en 2010, hasta junio del 2011 no contaba con su reglamentación aprobada. Asimismo dicha ley se ha transformado en un mal ejemplo en materia de radiodifusión comunitaria. Esta ley que restringe a las radios comunitarias a un máximo de 25 watts en zonas rurales y 1 watt en zonas urbanas, asimismo estás emisoras no pueden emitir publicidad por ende su financiamiento solo se realiza mediante menciones comerciales suscritas al área de cobertura. Además, las organizaciones que quieran acceder a una licencia, deben ser certificadas por el Ministerio Secretaría General de Gobierno. El rango de frecuencias para radios comunitarias en el Gran Santiago está entre el 105.9 y el 107.9, no obstante en provincias estos diales pueden variar.

El error de la organización chilena que negoció la Ley con el Gobierno, ANARCICH fue haberse aliado con ARCHI, el gremio comercial de la radiofonía para obtener un proyecto de ley que limita aún más el accionar de las emisoras comunitarias. Esta asociación es la que negoció con las empresas una ley que a juicio de muchos destruye la radiofonía comunitaria en Chile.

España[editar]

En España, las radios libres[6] y comunitarias surgieron entre finales de los 70[2] y principios de los 80[7] aprovechando un vacío legal y, salvo excepciones como Ràdio Klara (Valencia), ninguna tiene licencia de emisión. El dial es finito, y si una radio emite en una frecuencia, provoca interferencias con las adyacentes, por lo que conocidos periodistas como Javier González Ferrari[8] o Luis del Olmo[9] han pedido el cierre de todas las radios sin licencia (si bien es cierto es que cadenas comerciales como Onda Cero,[10] Punto Radio,[11] esRadio,[12] la SER o la COPE[13] también tienen emisoras en situación irregular[14] ). Además, diversos medios comunitarios ya se han presentado a concursos de licencias en numerosas ocasiones sin éxito. En 2009, la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid ganó un recurso[15] [16] en el Tribunal Supremo contra la adjudicación de licencias de radio por la Comunidad de Madrid en 2003.

Tras la amenaza de plante[17] de la oposición por considerar que el Gobierno se tomaba demasiadas prisas[18] para tramitar esta ley, el 7 de enero de 2010 pasó por el Congreso de los Diputados el Anteproyecto de Ley General de la Comunicación Audiovisual,[19] la primera en reconocer al llamado Tercer Sector de la Comunicación. Los puntos que favorecen a las radios comunitarias son los siguientes:

  • Artículo 4: Todas las personas tienen el derecho a que la comunicación audiovisual se preste a través de una pluralidad de medios tanto públicos, comerciales como comunitarios, a la existencia de una diversidad de fuentes y de contenidos y la existencia de diferentes ámbitos de cobertura. Esta prestación plural debe asegurar una comunicación audiovisual cuya programación incluya distintos géneros y atienda a los diversos intereses de la sociedad, especialmente cuando se realice a través de prestadores de titularidad pública y de servicios de comunicación sin ánimo de lucro.
  • Artículo 32.2: La Administración General del Estado debe garantizar en todo caso la disponibilidad del dominio público radioeléctrico necesario para la prestación de estos servicios (Servicios de comunicación audiovisual comunitarios sin ánimo de lucro).
  • Artículo 32.3: La prestación de este tipo de servicios requiere licencia previa. En dicho título se establecerán las condiciones que aseguren su naturaleza sin finalidad comercial, pudiendo establecerse el uso compartido de un mismo canal así como las condiciones de dicho uso. La adjudicación de la licencia lleva aparejada la concesión de uso privativo del dominio público radioeléctrico disponible para la prestación del servicio.

Sin embargo, también hay algunos puntos que perjudican a este tipo de medios:

  • Artículo 32.1: (...) En todo caso, dichos contenidos se emitirán en abierto y sin ningún tipo de comunicación audiovisual comercial.
  • Artículo 32.4: Las entidades prestadoras de estos servicios deberán justificar la procedencia de sus fondos, así como el desglose de gastos e ingresos, si los hubiere. La autoridad audiovisual establecerá un sistema de evaluación de gestión financiera y un registro específico para el depósito de su memoria económica. Sus gastos de explotación anuales no podrán ser superiores a 100.000 euros en el caso de la televisión, y de 50.000 euros en el caso de la radio. En palabras de Miriam Meda, coordinadora General de la ReMC, no tiene sentido que se limite el presupuesto a una actividad privada,[20] máxime cuando la Ley Orgánica del Derecho de Asociación, por la que se rige hasta ahora el sector, no incluye tal límite.
  • Artículo 32.5: Las entidades titulares de los servicios de comunicación audiovisual sin ánimo de lucro deberán acreditar el pago de cuantos derechos, cánones o tasas se deriven de su actividad.
  • No se ha consultado[21] a los medios comunitarios en la redacción de este Anteproyecto de Ley, ni siquiera en las cuestiones que les afectan más directamente.
  • No se tuvieron en cuenta las resoluciones, dictámenes e informes de instituciones como el Parlamento Europeo,[22] [23] el Consejo de Europa,[24] los relatores de la libertad de expresión de la ONU[25] [26] y otros organismos,[27] Maputo[28] o AMARC,[29] o la opinión de profesores universitarios como Manuel Chaparro Escudero,[30] o el Catedrático Ramón Zallo.[31] [32]

Por todo ello, la Red de Medios Comunitarios ha puesto en marcha una campaña[33] por la defensa del Derecho a comunicar, que consideran en riesgo en España. Este derecho está reconocido en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y en el artículo 20 de la Constitución Española, en la sección primera del capítulo segundo (De los derechos fundamentales y de las libertades públicas). En palabras de Tomás Legido, de Cuac FM, no queremos ocupar todo el espacio, sólo queremos caber.[34]

Colombia[editar]

La historia de la radio comunitaria en Colombia nace a finales de la década de los setenta y a principios de los ochenta con los programas educativos que buscaban impartir conocimientos básicos en las zonas donde no había ni escuelas ni otras formas de educación.

El objetivo de este tipo de radio era lograr una mayor participación de las zonas rurales del país en el entorno de la comunicación. La programación consistía en programas de música regional, de instrucción y formación agrícola y zootecnista, así como de noticias regionales.

Desde sus inicios, la radio comunitaria ha tenido muchos obstáculos para desarrollarse, ello debido a la poca inversión económica que recibe del sector privado y público. Su historia no cuenta con muchos registros, a pesar de que sí se han hechos estudios por parte de teóricos de la comunicación que ven en este tipo de radio la esencia de la emisión radiofónica.

Una de las principales emisoras comunitarias que existieron a finales de los ochenta fue Radio Sutatenza, donde por primera vez se hizo un programa infantil, el cual se llamaba |El tren de los osos en el parque. Desde ese entonces, aparecieron muchas más emisoras de este tipo, emisoras en las cuales se procuraba contar con la participación de personajes famosos con el fin de promover su difusión y, así, lograr una mayor audiencia para conseguir que el sector empresarial se decidiese a pautar en ellas.

La radio comunitaria en Colombia.[35] recibe ayuda del Estado en cuanto a tramitación y establecimiento de impuestos. En la parte económica de las ayudas estatales, el monto de dicha ayuda no es realmente significativo, ello a pesar de que sus fines pedagógicos, culturales, ambientales y sociales son muchos. Actualmente, en diferentes regiones rurales del país, hay emisoras locales comunitarias donde los habitantes de la zona expresan sus inquietudes y la necesidad de una mejor y mayor organización, convirtiéndose dichas emisoras en su forma interna y más propia de comunicarse, de entender qué sucede, de conocer su zona y, por encima de todo, de convertirse en protagonistas de sus propias historias, historias que son ejemplo de trabajo y lucha para todo el mundo.

Costa Rica[editar]

En Costa Rica es utilizada la frecuencia modulada (FM) 88.3 para este fin. En muchos casos radio emisosas pequeñas en diferentes sectores del país.

Venezuela[editar]

en Venezuela la radio comunitaria las administran los consejos comunales hay más de 224 emisoras comunitarias habilitadas en Venezuela

http://www.conatel.gob.ve/files/solicitudes/habilitaciones/Medios_Comunitarios_Habilitados_actualizado.pdf

Organizaciones[editar]

Las radios comunitarias, como tales, tienen un antecedente importante a nivel internacional en la creación de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) en 1983. También hay otras organizaciones a nivel estatal, como la Red de Medios Comunitarios (España); o regional, como la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid.

Financiación y gastos[editar]

A pesar de no tener ánimo de lucro, estas ONGs necesitan financiar sus actividades, y sus principales fuentes de ingresos son:

  • Cuotas de socios.
  • Donaciones.
  • Subvenciones (no todas las radios están de acuerdo).
  • Patrocinio (no todas las radios están de acuerdo).

En cuanto a gastos:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. La bandera de la piratería se arría en la radio española. Vivoradio. 25 de enero de 2010
  2. a b La Ley UTECA y el Tercer Sector de la Comunicación: comparativa internacional de las fallas de la legislación española audiovisual y respuesta de la sociedad civil. Meda González, Miriam. 2010. Trabajo Fin de Máster del Máster en Comunicación con fines sociales: estrategias y campañas de la Universidad de Valladolid.
  3. Tercer Sector de la Comunicación. Teoría y praxis de la televisión alternativa. Una mirada a los casos de España, Estados Unidos y Venezuela. Tesis Doctoral. Sáez Baeza, Chiara. Departament de Periodisme de la Facultat de Ciéncies de la Comunicació. Universitat Autonoma de Barcelona
  4. Tercer Sector de la Comunicación: medios libres y comunitarios. Wiki de Ignacio Escolar
  5. CBONLINE Culture, Commitment, Community: the Australian Community Radio Sector: Susan Forde, Micahel Meadows and Kerrie Foxwell [1]. Consultado el 3 de enero de 2007
  6. I Jornadas de Radio: Radios libres: una alternativa ciudadana. Grado de Periodismo Dpto. de Lingüística General e Hispánica. Universidad de Zaragoza.
  7. Radios Libres y Comunitarias: la regulación que nunca llega, de Miriam Meda. Uno-Seis Aranjuez, septiembre de 2005.
  8. Javier González Ferrari: "Es una locura que estén proliferando las radios ilegales". Público. 17-01-2010
  9. "El día que denunciamos en el programa de Luis del Olmo sus prácticas piratas". Radio Enlace. 12-01-2010
  10. "Vuelta la burra al trigo". Alegría (Cuac FM). 17-1-2010
  11. "A Don Luis del Olmo". Alegría (Cuac FM). 12-1-2010
  12. "El radiofonista también logra entrar ilegalmente en Zaragoza", sobre Jiménez Losantos. El Periódico de Catalunya. 20-10-2009
  13. "El Ejecutivo foral aplaude la decisión del Ministerio de regular las radios". Diario de Navarra. 13-1-2010
  14. REAL DECRETO 964/2006, de 1 de septiembre, por el que se aprueba el Plan técnico nacional de radiodifusión sonora en ondas métricas con modulación de frecuencia. Boletín Oficial del Estado
  15. "El Tribunal Supremo tumba la adjudicación de emisoras de radio en Madrid". ElPlural.com. 6-1-2010
  16. "Las radios sin ánimo de lucro tendrán que competir en igualdad de condiciones para conseguir licencia". ElDial.net, 6-1-2009
  17. La mayoría de grupos amenaza con un 'plante' por la tramitación "exprés" de Ley Audiovisual Europa Press. 22-12-2009
  18. Muchas prisas y poco debate para una ley que llega tarde. Diagonalweb. 21-1-2010
  19. Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual. Boletín Oficial del Estado. 1 de abril de 2010
  20. Las radios comunitarias luchan por su futuro. Publico. 23-1-2010
  21. "Por qué no nos gusta la LGA". Derecho a Comunicar
  22. Resolución del Parlamento europeo sobre medios de comunicación comunitarios de septiembre de 2008
  23. Informe del Parlamento Europeo sobre los medios comunitarios
  24. Declaración (2009) del Comité de Ministros del Consejo de Europa sobre el rol de los medios comunitarios para promover la cohesión social y el diálogo intercultural
  25. Informe del Relator para la Libertad de Expresión de la ONU. Frank LaRue. Consejo de Derechos Humanos. Asamblea General. Naciones Unidas
  26. “Los medios comunitarios deben tener prioridad para las concesiones de licencias por parte de los Estados”. Relator de la ONU para la Libertad de Expresión. Más Voces
  27. Declaración de los relatores de libertad de expresión de la ONU, la OSCE y otros organismos internacionales sobre la necesidad de que se potencien los medios comunitarios
  28. Declaración de Maputo sobre Promover la Libertad de Expresión, el Acceso a la Información y la emancipación de las Personas
  29. Principios de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) sobre las características que debe tener una legislación adecuada sobre medios comunitarios
  30. "Hay que crear conciencia de que (los medios comunitarios) son necesarios". Entrevista a Manuel Chaparro Escudero. Frases completas (blog). 28-1-2010
  31. LaTele entrevista a Ramón Zallo
  32. Zallo, Ramón (2010): "La política de Comunicación Audiovisual del gobierno socialista (2004-2009): un giro neoliberal", en Revista Latina de Comunicación Social, 65, páginas 14 a 29. La Laguna (Tenerife): Universidad de La Laguna, recuperado el 27-1-2010. DOI: 10.4185/RLCS-65-2010-880-014-029
  33. Campaña por el Derecho a comunicar. Red de Medios Comunitarios
  34. Tomi Legido y Mariano Fernández: “No queremos ocupar todo el espacio, sólo queremos caber”. Xornal.com 30-7-2009
  35. Reynaldo Pareja: “Historia de la radio en Colombia: l929-l980, Servicio colombiano de comunicación social, Bogotá, 1984.”. Biblioteca Luis Angel Arango

Enlaces externos[editar]