Plan Andinia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Patagonia es la región en que se basa esta teoría conspirativa.

El Plan Andinia es una de las teorías de la conspiración judía[1]​ divulgada en 1971 por un profesor de economía de la Universidad de Buenos Aires, Walter Beveraggi Allende, en la cual se actualizan las falsas acusaciones antisemitas de Los protocolos de los sabios de Sion,[2]​ aplicadas a la situación argentina.[3]​ El mismo profesor publicó más tarde el libro La inflación argentina que, si bien estaba más enfocado en temas económicos, mostraba en su cubierta a la Argentina crucificada por un judío usando estrellas de David en lugar de clavos.[4]

Sin embargo, investigaciones recientes[5]​ sostienen que la teoría precede a Beveraggi Allende y fue esbozada por primera vez por un pequeño partido neonazi (el Frente Nacional Socialista Argentino) creado por los hijos de Adolf Eichmann después del secuestro y juicio de este último. En la revista del mismo, en efecto, se encuentra la primera mención del supuesto Plan Andinia, el cual vuelve a aparecer en una publicación anónima de 1965.[6]

Descripción del plan y fundamentos históricos[editar]

Según esta teoría conspirativa, el plan trataría de un supuesto complot para desmembrar la Patagonia de la Argentina y de Chile y crear allí otro Estado judío.[7]​ Aunque esta teoría es relativamente reciente, tiene como base la obra El Estado Judío (Der Judenstaat) de Theodor Herzl (1882) que fue la base de la constitución del sionismo moderno en el cual se describe una propuesta de colonización judía con el fin de establecer un estado-nación judío, tomando como posibilidades Palestina o la Argentina, aclarando que "La Argentina es, por naturaleza, uno de los países más ricos de la tierra, de superficie inmensa, población escasa y clima moderado" así como que "Palestina es nuestra inolvidable patria histórica. Su solo nombre sería, para nuestro pueblo, un llamado poderosamente conmovedor".[8]

La teoría de la conspiración original sostenía que dicho plan vio la luz en el Primer Congreso Sionista Internacional de la Organización Sionista Mundial celebrado del 29 de agosto al 31 de agosto de 1897 en Basilea, Suiza. En su diario personal, Herzl escribió que "si debiese reunir el Congreso de Basilea en una única frase que, por precaución, no la daré a conocer, ella sería la siguiente: En Basilea fundé el Estado Judío. Si dijese esto en alta voz, se echarían todos a reír. Pero dentro de cinco años, o en todo caso dentro de cincuenta, reconocerán todos dicha verdad". [9]

A este congreso se atribuyen también los «Protocolos de los Sabios de Sion» escrito presuntamente por Mathieu Golovinski y el cual tanto su veracidad como su falsedad es puesta en duda. Mark Jones, del Museo Británico, señaló que «este absurdo manifiesto se extendió como un reguero de pólvora desde Rusia», donde en 1903 se publicó por primera vez en un periódico. El 8 de mayo de 1920, aparecía en las páginas del rotativo londinense The Times. Sin embargo, un año después, el periódico publicó una retractación en la que reconocía la falsedad del documento.[10]

Herzl presentó su proyecto ante la Comisión Real para la Inmigración de Extranjeros del Reino Unido en Londres en 1902 donde hizo mención de los intentos de colonización en la Argentina de judíos asquenazim, fundamentalmente de exiliados de Prusia y la Rusia Zarista, impulsados por el banquero alemán Moritz von Hirsch auf Gereuth a través de la Jewish Colonization Association, catalogándolo como un "fracaso" y diferenciándolo de su proyecto, haciendo alusión a la "falta de ideales" en el emprendimiento del filántropo alemán. [11]​ Los intentos de Hirsch son tenidos ocasionalmente como los primeros intentos en buscar la creación de un estado judío siguiendo los lineamientos del Plan Andinia, sin embargo cabe destacar que la gran mayoría de la colonización no se ha dado en la Patagonia sino al norte de esta en la Provincia de Buenos Aires, mas cercana a la Ciudad de Buenos Aires, donde se encuentra hasta la fecha el mayor puerto del país y en 1905 fue fundado el pueblo de Mauricio Hirsch en su conmemoración.[12][13][14]

La propuesta de Herzl se hizo considerando el antecedente de la adquisición de Alaska al Imperio ruso y de Louisiana a Francia por parte de los Estados Unidos. Sin embargo, esta idea fue descartada rápidamente por inviable. El Sexto Congreso Sionista de 1904 se concentró en la discusión sobre si había que seguir demandando un hogar nacional en Palestina o aceptar la propuesta británica, formalizada el 25 de enero de 1904, de unos 13 000 km 2 en África Oriental, mas precisamente en la actual Uganda. En abril de 1904, la posibilidad de Uganda ya se había evaporado, y en julio del mismo año Theodore Herzl murió.[15]​ Por otro lado, dos décadas antes de la propuesta de Herzl se había dado la primera ola de inmigración judía en el territorio que corresponde a los modernos estados de Israel y Palestina, en ese entonces territorio otomano entre 1881 y 1903, bajo iniciativa de las ideas de Moritz Hess, fundamentados en una visión de sionismo socialista. La pérdida del territorio de los otomanos, que pasara a ser administrado por autoridades británicas tras la Primera Guerra Mundial, fortaleció la posibilidad de colonizar palestina. Luego de la muerte de Herzl y el descarte de la posibilidad ugandesa en 1904, comenzó la segunda ola de inmigración hacia Palestina que duró hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial, que vio a Turquía enfrentada con los aliados europeos. Con la toma británica de la Palestina otomana se firmó el 2 de noviembre de 1917 la Declaración Balfour donde el gobierno británico afirmaba apoyar el proyecto de un estado judío en el territorio palestino, que generó una serie de oleadas progresivas de inmigraciones de judíos con apoyo e incentivo del gobierno británico hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial.[16]​ Por otro lado, en el año 1934 en la Unión Soviética fue creado el Óblast Autónomo Hebreo, que al día de hoy es junto a Israel el único estado judío, con la diferencia de no ser soberano. Fueron muchos los motivos por los que el gobierno stalinista impulsó e incentivó dicho proyecto; planteaba que los judíos eran un pueblo errante que jamás podrían integrarse en el tejido de la URSS y disolverse dentro del modo de vida soviético, así como consideraba de vital importancia poblar y colonizar el lejano oriente, además de contener al sionismo dentro de las fronteras de las repúblicas socialistas, razón por la que consideró agrupar a los judíos en una república autónoma, así como buscaba atraer población en el extranjero y se planteaba un dilema dentro del sionismo y una diferenciación clara entre el sionismo socialista y el sionismo ortodoxo.[17][18]

Los conspiracionistas afirman que la creación de «Andinia» en el territorio patagónico se llevaría adelante gracias a «los mismos métodos» usados para la creación del Estado de Israel.[19]

El periodista Jacobo Timerman sostiene que cuando era interrogado por la dictadura militar de los años 1980,[20]​ se le exigían detalles del Plan Andinia.[21]

En 2003, el entonces jefe del Ejército Argentino, el general Roberto Bendini, se vio envuelto en una polémica tras trascender supuestos dichos suyos a estudiantes de la Escuela de Guerra sobre el Plan Andinia. Distintas asociaciones judías emitieron protestas, y el gobierno tuvo que publicar un desmentido oficial.[22][23]

En la actualidad, el principal difusor dentro de los medios de comunicación argentinos sobre el tema es Adrián Salbuchi, de marcada tendencia antisionista, e integrante del Proyecto Segunda República, partido nacionalista, que ha sido denunciado por difundir ideas antisemitas por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas desde 2006 hasta los últimos años.[24]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Judeofobia y mito conspirativo en la obra de Miguel Serrano, página 5
  2. Casals Meseguer, Xavier.
  3. López Göttig Ricardo. La sombra del Plan Andinia. En Infobae Jueves 29 de enero, 2015.
  4. Kiernan, Sergio . Delirios argentinos: las ideas más extrañas de nuestra política. Buenos Aires, Marea Editorial, 2006, página 72.
  5. Bohoslavsky, Ernesto. Contra la Patagonia judía. La familia Eichmann y los nacionalistas argentinos y chilenos frente al Plan Andinia (de 1960 a nuestros días), publicado en Cuaderno Judaico, nº 25, Centro de Estudios Judaicos de la Universidad de Chile, Santiago de Chile, 2008, pp. 223-248.
  6. Anónimo, El Plan andinia o El nuevo estado judío; Buenos Aires: Editorial Nuevo Orden, 1965
  7. Extremismos de derecha y movimientos neonazis, páginas 100 y 101.
  8. Herzl, Theodor (1896). «¿Palestina o Argentina?». En Departamento de Hagshamá y Departamento de Actividades Sociales de la Organización Sionista Mundial. El Estado Judío. p. 45-46. Consultado el 23/01/2018. 
  9. Gurion, David, Ben. «Prefacio». En DEPARTAMENTO DE HAGSHAMÁ Y DEPARTAMENTO DE ACTIVIDADES SIONISTAS DE LA ORGANIZACIÓN SIONISTA MUNDIAL. El Estado Judío. p. 21. Consultado el 23/01/2018. 
  10. «The anti-Jewish lie that refuses to die» (en inglés). Consultado el 2 de noviembre de 2015. 
  11. Gurion, David, Ben (1896). «Prefacio». En DEPARTAMENTO DE HAGSHAMÁ Y DEPARTAMENTO DE ACTIVIDADES SIONISTAS DE LA ORGANIZACIÓN SIONISTA MUNDIAL. El Estado Judío. p. 21. 
  12. [Korin] Comprueba el valor del |enlaceautor= (ayuda). «El Barón Hirsch, Un Filántropo que lo dio todo por su pueblo». https://www.delacole.com. Consultado el 23/01/2018. 
  13. «BARÓN HIRSCH». http://coloniasjudiasarg.amia.org.ar. Consultado el 23/01/2018. 
  14. «El padre de los "gauchos judíos"». La Nación (Argentina). 11 de julio de 2004. p. http://www.lanacion.com.ar. Consultado el 23/01/2018. 
  15. Yoram Hazony (2001). The Jewish State. The Struggle for Israel's Soul. Nueva York]: Basic Books, a member of the Perseus Book Group. pp. 149-150. 
  16. «The Balfour Declaration». users.ox.ac.uk (en inglés). Consultado el 2018-01-23. 
  17. «Birobidzhan: El Estado Judío de la Rusia stalinista». El Diario Judío. 2014-04-06. Consultado el 2018-01-23. 
  18. «Birobidzhán, estado judío de Siberia». OTRA LECTURA. 2017-08-07. Consultado el 2018-01-23. 
  19. Sigifredo Krebs, Issac Arcavi; Páginas escogidas; Ed. Israel; Sarmiento 2198, Buenos Aires, 1949, p50/51
  20. Plan Andinia. El mito
  21. Plan Andinia. El mito antisemita de un falso plan judío para instalarse en la Patagonia Argentina
  22. ¿fin de Argentina?: ¿o una nueva República?, páginas 211 y 212.
  23. «El Gobierno investigó a Bendini y dice que no cometió antisemitismo». Página/12. 18 de septiembre de 2003. 
  24. Adrián Salbuchi (2015). «Declaración Indagatoria a Adrián Salbuchi». Consultado el 23/01/2018. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]