Período Apostólico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una descripción de Jesús apareciéndose a sus Apóstoles tras su Resurreción.

El período apostólico o edad apostólica de la historia del cristianismo se considera tradicionalmente como el período de los Doce Apóstoles, y estaría datado entre la gran comisión de los apóstoles por las apariciones de Jesús en Jerusalén hacia el año 30 d. C. hasta la muerte del último de los apóstoles, que se cree fue la de Juan el Apóstol en Anatolia hacia el año 100 d. C. Tradicionalmente se ha creído que los apóstoles se dispersaron desde Jerusalén.[1] Se trata de una época de especial significado para la tradición cristiana, al ser la etapa en la que vivieron los apóstoles directos de Jesucristo. Entre las fuentes primarias que reflejan la era apostólica se cuentan las cartas auténticas de Pablo de Tarso y el libro de los Hechos de los Apóstoles. Los Hechos transmiten un conjunto de informaciones sobre la vida de los apóstoles y las primeras comunidades cristianas en los años siguientes a la muerte de Jesús. Tradicionalmente atribuidos a Lucas el Evangelista, su valoración historiográfica es sin embargo controvertida: no se pone en cuestión el cuadro general que muestra el libro de los Hechos, pero al confrontar de cerca este escrito con las cartas auténticas de Pablo de Tarso, aparecen ciertos matices o ausencias en el campo de los acontecimientos. Por otra parte, las cartas auténticas de Pablo son un conjunto de escritos neotestamentarios conformado por las siguientes obras:[2] la Primera epístola a los tesalonicenses, la Epístola a los filipenses, la Primera epístola a los corintios, la Segunda epístola a los corintios, la Epístola a los gálatas, la Epístola a Filemón, la Epístola a los romanos. Este corpus de epístolas auténticas es único en más de un sentido:

  1. Porque se conoce a ciencia cierta su autor, y su autenticidad resulta reconocida ampliamente desde el análisis científico-literario actual.[3] [4] [5] [6]
  2. Porque su fecha de redacción es la más antigua de los libros del Nuevo Testamento, apenas 20-25 años posterior a la muerte de Jesús de Nazaret, y probablemente anterior incluso a la de los evangelios en su versión definitiva conocida hoy, por lo que constituyen documentación de carácter capital en cualquier análisis sobre los inicios del cristianismo.[7]

De acuerdo a diversos estudiosos,[cita requerida] los seguidores de Jesús estaban formados principalmente por sectas judías apocalípticos durante la época del Segundo Templo del siglo I. Algunos cristianos primitivos eran estrictamente judíos, como los ebionitas y los primeros líderes de Jerusalén, siendo todos ellos llamados colectivamente judeocristianos. Durante este período eran liderados por Santiago el Justo. Pablo de Tarso, comúnmente conocido como san Pablo, persiguió a los primeros judeocristianos, hasta que se convirtió y comenzó su labor misionera entre los gentiles por la que se lo conocería posteriormente con el título de «apóstol de los gentiles» o «apóstol de las naciones». De acuerdo al Oxford Dictionary of the Christian Church y diversos biblistas, la influencia de Pablo sobre el pensamiento cristiano es más significativa que la de ningún otro autor del Nuevo Testamento.[8] [9] [10] Tras la Destrucción del Segundo Templo en el año 70 D de C, o al menos tras la Revuelta de Bar Kokhba del 132, Jerusalén dejó de ser el centro de la Iglesia cristiana.[11] En el siglo II, el cristianismo se estableció como una religión predominantemente gentil y se expandió por el Imperio Romano y más allá.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Catholic Encyclopedia: Dispersion of the Apostles: "El objeto de la fiesta es conmemorar la marcha (dispersión) de los Apóstoles desde Jerusalén hacia diferentes lugares del mundo, unos catorce años después de la Ascensión de Cristo."
  2. Penna (2000). Pablo, p. 1808: «Las siete cartas que hoy la crítica reconoce como auténticas […]»
  3. Bornkamm, Günther (2002). Pablo de Tarso. Barcelona: Ediciones Sígueme. p. 303. ISBN 84-301-0775-4. «Dada la situación actual de la investigación la autenticidad de las cartas paulinas […] no necesita ninguna demostración.» 
  4. Vidal García, Senén (2007). Pablo. De Tarso a Roma. Santander: Editorial Sal Terrae. p. 12. ISBN 978-84-293-1716-9. «(Pablo) se trata del único personaje del cristianismo naciente cuyos escritos se nos han conservado.» 
  5. Rivas, Luis H. (2010). «Pablo». Diccionario para el estudio de la Biblia. Buenos Aires: Editorial Amico. pp. 132-134. ISBN 978-987-25195-1-3. «[…] es ampliamente admitido […]». 
  6. Brown, Raymond E. (2002). Introducción al Nuevo Testamento. II. Cartas y otros escritos. Madrid: Editorial Trotta. ISBN 84-8164-539-7. «Su autenticidad no se disputa seriamente.» 
  7. Vidal García, Senén (2007). Pablo. De Tarso a Roma. Santander: Editorial Sal Terrae. p. 12. ISBN 978-84-293-1716-9. «Sus cartas auténticas, todas ellas escritas al ritmo de la problemática misional, surgieron entre los años 50 y 55, es decir, entre veinte y veinticinco años después de la muerte de Jesús. Son, así, los únicos escritos que se conservan de la primera generación cristiana. Y, de este modo, representan los documentos clave y absolutamente imprescindibles para la reconstrucción del movimiento cristiano más antiguo.» 
  8. Oxford Dictionary of the Christian Church ed. F.L. Lucas (Oxford) entrada sobre Pablo
  9. Brown, Raymond E. (2002). Introducción al Nuevo Testamento. II. Cartas y otros escritos. Madrid: Editorial Trotta. p. 557. ISBN 84-8164-539-7. «Junto con Jesús, Pablo ha sido el personaje más influyente en la historia de la cristiandad.» 
  10. Vidal García, Senén (2007). Pablo. De Tarso a Roma. Santander: Editorial Sal Terrae. p. 11. ISBN 978-84-293-1716-9. «Obviamente, esa presencia de Pablo en el cristianismo de los orígenes no fue la de un simple testigo, sino la de un actor cualificado y, en varios aspectos, único.» 
  11. Catholic Encyclopedia: Jerusalem (A.D. 71-1099): "As the rank..."

Bibliografía[editar]

  • Brown, Schuyler. The Origins of Christianity: A Historical Introduction to the New Testament. Oxford University Press (1993). ISBN 0-19-826207-8.
  • Dunn, James D.G. Unity and Diversity in the New Testament: An Inquiry into the Character of Earliest Christianity. SCM Press (2006). ISBN 0-334-02998-8.
  • Ehrman, Bart D. Misquoting Jesus: The Story Behind Who Changed the Bible and Why. HarperCollins (2005). ISBN 0-06-073817-0.
  • Keck, Leander E. Paul and His Letters. Fortress Press (1988). ISBN 0-8006-2340-1.
  • McGrath, Alister E. Christianity: An Introduction. Blackwell Publishing (2006). ISBN 1-4051-0899-1.
  • Pelikan, Jaroslav Jan. The Christian Tradition: The Emergence of the Catholic Tradition (100–600). University of Chicago Press (1975). ISBN 0-226-65371-4.
  • Tabor, James D. "Ancient Judaism: Nazarenes and Ebionites", The Jewish Roman World of Jesus. Department of Religious Studies; University of North Carolina at Charlotte (1998).
  • Taylor, Joan E. Christians and the Holy Places: The Myth of Jewish-Christian Origins. Oxford University Press (1993). ISBN 0-19-814785-6.
  • Thiede, Carsten Peter. The Dead Sea Scrolls and the Jewish Origins of Christianity. Palgrabe Macmillan (2003). ISBN 1-4039-6143-3.
  • Volp, Ulrich. Idealisierung der Urkirche (ecclesia primitiva). European History Online (2011), retrieved: 1st of March, 2013.
  • White, L. Michael. From Jesus to Christianity. HarperCollins (2004). ISBN 0-06-052655-6.
  • Wylen, Stephen M. The Jews in the Time of Jesus: An Introduction. Paulist Press (1995). ISBN 0-8091-3610-4.

Enlaces externos[editar]