Pedro de Noroña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pedro de Noroña, Obispo de Évora y Arzobispo de Lisboa.

Pedro de Noroña (Asturias, 1382 - Lisboa, 12 de agosto de 1452), nieto de Fernando I de Portugal, último rey de la Dinastía de Borgoña y nieto también de Enrique II de Castilla, primero de la dinastía de Trastámara, fue arzobispo de Lisboa (1424-1452) y uno de los personajes más poderosos de la Corte portuguesa en la primera mitad del siglo XV.

Biografía[editar]

Pedro de Noroña, el primero de este nombre, era hijo de Alfonso Enríquez, conde de Noreña, condado que incluía el señorío de Gijón, y de su mujer, la condesa Isabel, y nieto (natural) por parte de padre del rey Enrique II de Castilla y por parte de madre del rey Fernando I de Portugal. Pedro fue el primogénito, y le siguieron sus hermanos Fernando de Noroña, II conde de Vila Real, Sancho de Noroña, I conde de Odemira, y también Constanza de Noroña, duquesa de Braganza, por su casamiento con Alfonso, primer duque de este título.

Cuando se produjo el exilio de su padre en Francia, en 1395, Pedro y sus hermanos —todos todavía niños— van a Portugal, quedando al cuidado del rey Juan I, a instancias del cual Pedro fue nombrado obispo de Évora (1419-1423), por el papa Martín V, el 11 de enero de 1419.

Al morir el arzobispo de Lisboa, Diogo Álvares, Martín V lo elevó a la sede de la segunda archidiócesis del país (1424), aunque contra la voluntad del Cabildo de la catedral, que prefería al chantre de la catedral de Coímbra, Fernando.

En 1428, Juan I lo envió como embajador a la corte de Aragón para negociar el casamiento del infante Eduardo (en portugués: Duarte) con Leonor de Aragón, hermana de Alfonso V de Aragón y quinta hija del rey Fernando de Trastámara.

Por su origen en la más alta nobleza, y habiendo seguido la carrera eclesiástica no tanto por vocación, sino por imposición de Juan I, el prelado faltó a menudo a sus obligaciones pastorales y tuvo primero un hijo de una Isabel, cuya identidad se desconoce, y después mantuvo una relación pública con Branca Dias Perestrelo (c. 1419 -), camarera de la reina Leonor de Aragón, de quien tuvo los restantes hijos. Ésta era hermana del gobernador de la isla de Porto Santo, Bartolomeu Perestrelo, como refiere Salazar y Castro.

Mientras tanto Noroña delegaba sus poderes en vicarios generales a los que encargaba de administrar la diócesis: Cristóvão Anes, el chantre de la catedral Afonso Anes, e incluso el prior de Aveiras João de Elvas. Por todo esto, fue reprendido por Martín V, teniendo que justificarse ante el concilio provincial reunido en Braga por el arzobispo Fernando de la Guerra, el 22 de diciembre de 1426.

La lealtad que demostró a la reina Leonor, hizo que se convirtiese en su apoyo tras la muerte del rey Eduardo, momento en que ésta, designada como regente por su marido, se vio forzada por los Tres Estados a ceder el poder a su cuñado, el infante Pedro, duque de Coimbra.

El arzobispo mando entonces fortificar su palacio, cercano al Castillo de San Jorge, llegando además a querer apoderarse del Palacio de la Alcazaba, para hacer valer las pretensiones de la reina viuda a la regencia; pero la Câmara de Lisboa reaccionó, y mandó derruir los cubos de su palacio, por lo que el arzobispo desistió y se retiró a la villa de Alhandra.

Las hostilidades entre la Câmara y el arzobispo seguirían, redactando aquella una serie de memoriales en los que exponía los malos usos de Pedro de Noroña. Considerándose injuriado, se retiró a Castilla, mientras el regente Pedro se incautaba de sus rentas. Con todo, sus partidarios no dejaron de presionar a la Santa Sede, llevando a que, por la intervención de Urbano VI, el regente lo dejase regresar a Lisboa, en 1442.

En 1445, ordenó que la Iglesia de Santa María, en Ourém, se convirtiera en colegiata.

Murió en Lisboa, estando sepultado en la capilla del Santísimo Sacramento de la Catedral de Lisboa.

Descendencia[editar]

Dejó hijos ilegítimos, pero legitimados por real cédula (13 de agosto de 1444), con los mismos derechos que si fueran legítimos, el mayor (Juan) de una señora llamada Isabel, y los tres siguientes (Isabel, Pedro y Fernando) de Blanca Dias (Perestrello), concluyéndose que los restantes hijos (no legitimados) fueran también de Branca Dias.

Referencias[editar]

  • Genealogias da ilha Terceira de António Ornelas Mendes e Jorge Forjaz. Vol. VI Pág. 467 Dislivro Histórica, 2007.
  • Sangue Real, Manuel Abranches de Soveral, Masmedia, 1ª Edição, Porto, 1998, pág. 22


Predecesor:
Álvaro Afonso
Brasão episcopal
Obispo de Évora

1419 – 1423
Sucesor:
Vasco
Predecesor:
Diogo Álvares de Brito
Brasão arquiepiscopal
Arzobispo de Lisboa

1424 – 1452
Sucesor:
Luís Coutinho