Parque nacional Yasuní

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Parque nacional
Categoría UICN II (parque nacional)
Napo Wildlife Center Ecolodge.JPG
Cabañas instaladas en el Parque.
Situación
País EcuadorFlag of Ecuador.svg Ecuador
División Bandera Provincia Orellana.svg Orellana
Bandera Provincia Pastaza.svg Pastaza
Coordenadas 0°46′S 76°06′O / -0.77, -76.1Coordenadas: 0°46′S 76°06′O / -0.77, -76.1
Datos generales
Administración Ministerio del Ambiente
Grado de protección Parque nacional
Fecha de creación 26 de julio de 1979
Superficie 10 227,36 km² (1 022 736 ha)
Parque nacional Yasuní (verde oscuro) Territorio Huaorani (verde claro)
Parque nacional Yasuní (verde oscuro)
Territorio Huaorani (verde claro)
Yasuní Sitio web oficial
Demostración del uso de una cerbatana en el parque nacional Yasuní.

El Parque Nacional Yasuní es un parque nacional ecuatoriano que se extiende sobre un área de aproximada de 10.200 kilómetros cuadrados se encuentra en las provincias de Pastaza y Orellana, entre el río Napo y el río Curaray en plena cuenca amazónica a unos 250 kilómetros al sureste de Quito. El parque, fundamentalmente selvático, fue designado por la Unesco en 1989 como una reserva de la biosfera y es parte del territorio donde se encuentra ubicada la nación huaorani. Dos facciones wao, los tagaeri y taromenane, son grupos en aislamiento voluntario 1 biodiversidad abundante 2 cuidan los animales en peligro de extinción.

Ubicación[editar]

El parque nacional Yasuní se encuentra ubicado en la región amazónica ecuatoriana (PNY), se sitúa en áreas de las subcuencas de los ríos Tiputini, Yasuní, Nashiño, Cononaco y Curaray, tributarios del río Napo, que a la vez desemboca en el Amazonas. El Parque tiene forma de herradura y comprende desde la zona sur del río Napo y norte del río Curaray, extendiéndose por la cuenca media del río Tivacuno.[1]​ Según un reciente estudio[2]​ el parque nacional Yasuní y la zona ampliada subyacente se consideran la zona más biodiversa del planeta por su riqueza en anfibios, aves, mamíferos y plantas.[2]​ Este parque cuenta con más especies de animales por hectárea que toda Europa junta.[2]

Biodiversidad[editar]

Golondrina fajiblanca en un tronco de árbol a la orilla del río Tiputini.

Yasuní es una de las zonas de la Tierra más biodiversas,[2]​ los estudios hablan de 150 especies de anfibios, 121 de reptiles, 598 especies de aves, entre 169 (confirmadas) y 204 (estimadas) de mamíferos, y en flora se han identificado 2113 especies y se estima que existen alrededor de 3100.[2]

Zona Intangible[editar]

Cabe resaltar que la zona amazónica ecuatoriana es rica en yacimientos de petróleo y que la economía petrolera es el pilar sobre el que se sostiene la economía del Estado ecuatoriano desde la década de 1970. Ante esto, en el año 1998 el gobierno de Jamil Mahuad declaró la zona sur de PNY como Zona Intangible, para proteger a los pueblos en aislamiento voluntario y preservar la reserva de la biósfera lejos de los campos de petróleo.

Yasuní ITT[editar]

Serpiente en el parque nacional Yasuní

La Iniciativa Yasuní-ITT fue una propuesta, surgida de grupos ecologistas y tomada por el gobierno de Rafael Correa en 2007, para condicionar la posibilidad de que el Estado ecuatoriano permita la extracción de petróleo que se encuentra en el bloque petrolero ITT que se encuentra en la zona norte del Parque.

La iniciativa proponía que los países desarrollados paguen a Ecuador cada año una compensación económica para mantener ese territorio sin explotación petrolera. La compensación equivalía a la mitad de lo valorado de su posible explotación. El estado ecuatoriano participaba con la compensación económica de la otra mitad al no explotar el parque nacional y no exportar el petróleo a otros países.

En 2013 el estado ecuatoriano canceló la campaña porque no se logró la compensación económica internacional esperada y anunció que un 0.1% del parque nacional se usará para la extracción petrolera,[3]​ es decir 10 km² (1000,0 ha), lo que se estima generará alrededor de 18.000 millones de USD (600 millones de dólares anuales durante 30 años).[4]

Financiamiento del parque[editar]

El gobierno alemán efectivizó en febrero de 2013 la entrega de 46 millones de dólares al «Programa Especial de Reserva de Biosfera del Yasuní» para proyectos de energía renovable, conservación del bosque y desarrollo social de las comunidades indígenas del área del Yasuní.[5]

Uno de los proyectos a financiar por parte de Alemania es el Rainforest Fund, la fundación del cantante Sting y su esposa Trudie Styler, un sistema que permite el suministro de agua potable para el consumo humano. Este proyecto permitirá recoger el agua de lluvia, filtrándola y almacenándola en 300 tanques –a los que se sumarían 700 más– para el uso de los indígenas locales que actualmente no cuentan con agua potable y consumen agua de los ríos que muchas veces está contaminada con petróleo.[5]

También existe la propuesta de mantener la preservación de la gran mayoría de extensión del parque nacional con el mercado de bonos de carbono propuestos por el Protocolo de Kioto, donde el gobierno ecuatoriano se podría comprometer en el futuro a limitar la zona de explotación petrolera a menos del 1% del territorio total del parque nacional, para no afectar la mayoría de las hectáreas del bosque, preservar la mayoría de los árboles del parque nacional y reforestar las zonas afectadas por una actividad petrolera en el futuro.[cita requerida]

Inversión internacional[editar]

La Agence Française de Développement (AFD) lanzó, en diciembre de 2020, el programa TerrAmaz en Ecuador. La iniciativa tiene por objetivo ayudar a varios territorios de la Amazonia repartidos en cinco sitios piloto (en Brasil, en Colombia, en Perú y en Ecuador) en su lucha contra la deforestación y su transición hacia modos de desarrollo sostenible. [6]

Con una duración prevista de 4 años, será coordinado por el Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (CIRAD, por sus siglas en francés), en colaboración con la ONF internacional, filial de la Oficina Nacional de Bosques (ONF, por sus siglas en francés), de la Asociación Agrónomos y Veterinarios Sin Fronteras (AVSF) y del FEPP.

En Ecuador, el proyecto piloto del parque nacional Yasuní, que tendrá una inversión de 1,2 millones de euros, permitirá relanzar y perennizar la gestión de este lugar rico en biodiversidad así como lanzar nuevas acciones en beneficio de las comunidades autóctonas. Asimismo, apoyará la formalización de los derechos territoriales de los agricultores de la región, permitirá realizar un análisis sobre las necesidades para reforzar las cadenas locales, proporcionará una guía a los Ministerios de Ambiente y Agricultura en la delimitación del parque y los territorios forestales y agrícolas. [7]

Referencias[editar]

  1. «Parque Nacional Yasuní – (#32)». Visitaecuador.com. Consultado el 6 de julio de 2011. 
  2. a b c d e Margot S. Bass; Matt Finer; Clinton N. Jenkins; Holger Kreft; Diego F. Cisneros-Heredia; Shawn F. McCracken; Nigel C. A. Pitman; Peter H. English; Kelly Swing; Gorky Villa; Anthony Di Fiore; Christian C. Voigt; Thomas H. Kunz (2010). «Global Conservation Significance of Ecuador’s Yasuní National Park». Public Library of Science 5 (1). doi:10.1371/journal.pone.0008767. Archivado desde el original el 13 de agosto de 2011. Consultado el 6 de julio de 2011. 
  3. «El presidente Rafael Correa anunció la finalización de la iniciativa Yasuní-ITT», El Telégrafo, 16 de agosto de 2013, archivado desde el original el 27 de febrero de 2015 
  4. «¿Por qué fracasó el proyecto ambiental de Yasuní en Ecuador?», BBC Mundo, 16 de agosto de 2013 
  5. a b Alemania entrega 46 millones de dólares para la conservación del Yasuní. ABC.es, 22 de febrero de 2013.
  6. «Inicia en Ecuador el programa Terramaz». www.afd.fr. Consultado el 18 de diciembre de 2020. 
  7. «Lanzamiento del Programa TerrAmaz en Ecuador». La France en Équateur. Consultado el 18 de diciembre de 2020. 

Enlaces externos[editar]