Papel de lija

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Papeles de lija de distintos tamaños de grano.

El papel de lija, o simplemente lija, es un papel sobre el cual se adhiere algún material abrasivo, como polvo de vidrio o esmeril.[1]​ El papel de lija se usa para quitar pequeños fragmentos de material de las superficies para así dejar sus caras lisas, como en el detallado de maderas, en preparación para pintar o barnizar. La lija también se emplea para pulir, hasta eliminar, ciertas capas de material o en algunos casos para conseguir el efecto contrario y obtener una textura áspera, como en los preparativos para encolado.

Historia[editar]

El primer caso registrado de uso de papel de lija fue en la China del siglo XIII, cuando las cáscaras trituradas, las semillas y la arena se unieron al pergamino con goma natural.[2]​ En la Biblia, se menciona que el rey Salomón utilizó un abrasivo misterioso llamado shamir que le permitía al rey construir su templo (por ejemplo, cortar grandes bloques de piedra) sin utilizar herramientas de hierro, ya que el templo estaba destinado a ser un lugar de paz y el hierro se usaba en la guerra. Shamir también se consideraba en la tradición hebrea como un gusano mágico capaz de romper el vidrio cuando descansa sobre él.[3][4]

La piel de tiburón (escamas placoides) también se ha utilizado como abrasivo y las escamas ásperas del fósil viviente, celacanto, se utilizan con el mismo propósito por los nativos de Comoras..[5]​ Hervida y seca, la planta equiseto de invierno se utiliza en Japón como material de pulido tradicional, más fino que el papel de lija.

El papel de vidrio fue fabricado en Londres en 1833 por John Oakey, cuya empresa había desarrollado nuevas técnicas y procesos adhesivos que permitían la producción en masa. La frita de vidrio tiene partículas de bordes afilados y corta bien, mientras que los granos de arena se suavizan y no funcionan bien como abrasivo. El papel de lija barato a menudo se hacía pasar por papel de vidrio; Stalker y Parker advirtieron contra esto en A Treatise of Japaning and Barnishing publicado en 1688.[6]

En 1921, 3M inventó un papel de lija con grano de carburo de silicio y un adhesivo y respaldo a prueba de agua, conocido como húmedo y seco. Esto permitió el uso con agua, que serviría como lubricante para eliminar las partículas que de otra manera obstruirían la arena. Su primera aplicación fue en el repintado de pintura para automóviles.[7]

Tipos[editar]

Papel de lija de carburo de silicio de grano 320, con vista en primer plano.

Hay muchas variedades de papel de lija, con variaciones en el papel o soporte, el material utilizado para el grano, el tamaño del grano y la adherencia.

Respaldo[editar]

Además del papel, el respaldo del papel de lija incluye tela (algodón, poliéster, rayón), película de PET y "fibra" o caucho. El respaldo de tela se usa para discos de papel de lija y correas, mientras que el mylar se usa como respaldo para granos extremadamente finos. Fibra o vulcanizado La fibra es un material de respaldo fuerte que consta de muchas capas de papel impregnado de polímero. El peso del respaldo generalmente se designa con una letra. Para los soportes de papel, las clasificaciones de peso varían de "A" a "F", con A designando el más liviano y F el más pesado. La nomenclatura de letras sigue un sistema diferente para los soportes de tela, con el peso del soporte clasificado como J, X, Y, T y M, de más ligero a más pesado. Un respaldo flexible permite que el papel de lija siga los contornos irregulares de una pieza de trabajo; el respaldo relativamente inflexible es óptimo para superficies planas o redondeadas regulares. Los soportes de papel de lija se pueden pegar al papel o formar una estructura de soporte separada para el papel de lija en movimiento, como el que se usa en las bandas y discos de lijado. Un papel o soporte más resistente aumenta la facilidad de lijado de la madera. Cuanto más duro sea el material de respaldo, más rápido será el lijado,

Tipo de abrasivo[editar]

Los tipos de materiales abrasivos incluyen:

  • vidrio: ya no se usa comúnmente
  • pedernal: ya no se usa comúnmente
  • granate: comúnmente utilizado en carpintería
  • esmeril: comúnmente utilizado para raspar o pulir metales
  • óxido de aluminio: el más común en el uso moderno, con la más amplia variedad de granos, el menor costo unitario; se puede utilizar en metal (es decir, talleres de carrocería) o madera
  • carburo de silicio: disponible en granos muy gruesos hasta microgrits, común en aplicaciones húmedas
  • alúmina-circonia: (una aleación de óxido de aluminio-óxido de circonio), utilizada para aplicaciones de rectificado de máquinas
  • óxido de cromo (III): utilizado en papeles de grano micrónico extremadamente fino (nivel micrométrico)
  • Diamante: utilizado para el acabado y pulido de metales duros, cerámica y vidrio.
  • Óxido de aluminio cerámico: utilizado en aplicaciones de alta presión, utilizado tanto en abrasivos revestidos como en abrasivos aglomerados.


El papel de lija se puede "vaporizar" cuando se carga un lubricante seco al abrasivo. Los papeles vaporizados son útiles para lijar capas de acabado y pintura, ya que el "jabón" de estearato evita la obstrucción y aumenta la vida útil del papel de lija.

Cuanto más duro sea el material de grano, más fácil será el lijado de superficies más duras como maderas duras como nogal, pacana o wengué. El material de la arena para pulir el granito debe ser más duro que el granito.

Vínculos[editar]

Se utilizan diferentes adhesivos para unir el abrasivo al papel. Todavía se usa pegamento de piel, pero este pegamento a menudo no puede soportar el calor generado durante el lijado a máquina y no es resistente al agua. Los papeles de lija a prueba de agua o los papeles de lija húmedos/secos utilizan una unión de resina y un respaldo impermeable.

El papel de lija puede ser de capa cerrada o de capa abierta. [7] Aproximadamente del 90% al 95% de la superficie está cubierta con granos abrasivos con una capa cerrada. El papel de lija de capa cerrada es bueno para lijar a mano o trabajar con materiales más duros. En comparación, del 50% al 70% de la superficie está cubierta con granos abrasivos con papel de lija de capa abierta. La separación entre partículas hace que el papel de lija sea más flexible, lo que evita que el papel de lija se atasque. Sin embargo, los espacios en la cobertura de la arena limitan la capacidad del papel de lija para realizar trabajos de pulido uniformes. El papel de lija de capa abierta es mejor para materiales más blandos.

El papel de lija húmedo y seco es más eficaz si se usa en húmedo porque la obstrucción se reduce al lavar las partículas de la superficie de pulido. Podría decirse que también hay beneficios debido a la lubricación y el enfriamiento.

Formas[editar]

El papel de lija viene en diferentes formas y tamaños:

  • hoja: generalmente de 23 por 28 cm, pero pueden estar disponibles otros tamaños.
  • cinturón: generalmente con respaldo de tela, viene en diferentes tamaños para adaptarse a diferentes lijadoras de banda.
  • disco: hecho para adaptarse a diferentes modelos de lijadoras de disco y de órbita aleatoria. Puede estar perforado para algunos modelos de lijadoras. El accesorio incluye adhesivo sensible a la presión (PSA) y "velcro" (similar al Velcro).
  • rollos: conocidos como "rollos de peluche" por muchos contratistas.
  • esponja: para lugares estrechos.

Referencias[editar]

  1. Michael Dresdner (1992). The Woodfinishing Book. Taunton Press. ISBN 1-56158-037-6
  2. Casey, Don (3 de mayo de 2016). «Know How: Sandpapers and Sanding». Sail Magazine. Consultado el 1 February 2019. 
  3. Stories Behind Everyday Things. United States of America: Reader's Digest. 1982. p. 293. ISBN 0-89577-068-7. 
  4. «Abrasive | material». Encyclopedia Britannica (en inglés). Consultado el 10 de abril de 2020. 
  5. Thomson, Keith Stewart (1992). Living Fossil: The Story of the Coelacanth. W. W. Norton & Company Limited. ISBN 978-0-393-30868-6. Archivado desde el original el 27 de junio de 2014. 
  6. Stalker & Parker (1971). A Treatise of Japaning and Varnishing. Tiranti. 
  7. Jeffrey, Kirk (1989). «The Major Manufacturers: From Food and Forest Products to High Technology». En Clark, Clifford Edward, ed. Minnesota in a Century of Change: The State And Its People Since 1900. Minnesota Historical Society Press. p. 234. ISBN 978-0-87351-238-1. Archivado desde el original el 27 de junio de 2014. 

Véase también[editar]