Oclumancia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La oclumancia es una disciplina practicada por los magos del universo ficticio de Harry Potter que consiste en el arte de proteger los propios pensamientos de otros congéneres. Su contraparte es la legeremancia o legilimancia, que es la habilidad de leer los pensamientos de otra persona. Para activar esta habilidad hay que pronunciar "Oclumens".

En Harry Potter y la orden del fenix, Albus Dumbledore hace que Harry estudie oclumancia con el profesor Severus Snape, uno de los mayores especialistas en la materia (junto con el propio Dumbledore). Las clases se revelan un desastre, por la aversión que le inspira Snape, pero Harry tiene el poder de ver los pensamientos de severus después de haber usado por error el encantamiento "Protego".

La oclumancia desempeña un papel importante en torno a Snape. Ambos bandos creen que él está de su parte, y buena culpa de esto la tiene su habilidad en la materia, ya que le permite ocultar sus verdaderos pensamientos ante dos magos de la categoría de Albus Dumbledore y Lord Voldemort. Gracias a la oclumancia en libros como Harry Potter y las reliquias de la muerte, Harry es capaz de penetrar en la mente del Señor Tenebroso y así poder saber qué planea o hacia dónde se dirige. Pero a su vez, si éste controla la oclumancia y legeremancia correctamente, puede hacer aparecer imágenes falsas en la mente de Harry, como ocurrió en el quinto libro de la saga.