Nunca digas nunca jamás

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Never Say Never Again»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Never Say Never Again
Título Nunca digas nunca jamás
Ficha técnica
Dirección
Producción Jack Schwartzman
Guion Lorenzo Semple Jr.
Música Michel Legrand
Fotografía Douglas Slocombe
Montaje Ian Crafford
Protagonistas Sean Connery
Kim Basinger
Klaus Maria Brandauer
Bárbara Carrera
Max von Sydow
Rowan Atkinson
Edward Fox
Pamela Salem
Bernie Casey
Alex McCowen
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Reino Unido
Año 1983
Género Espionaje
Duración 134 minutos
Ficha en IMDb

Nunca digas nunca jamás (título en inglés: Never Say Never Again) es una versión cinematográfica de la novela publicada en 1961 Operación Trueno (Thunderball), que previamente había sido adaptada en 1965 bajo el mismo nombre. A diferencia de la mayoría de las películas de James Bond, Nunca digas nunca jamás no fue producido por EON Productions, sino por una productora independiente, uno de cuyos miembros fue Kevin McClory, uno de los escritores originales de la historia de Operación Trueno con Ian Fleming y Jack Whittingham. McClory retuvo los derechos de filmación de la novela tras una larga batalla legal que data de la década de 1960.

La película fue dirigida por Irvin Kershner y, como Operación Trueno, está protagonizada por Sean Connery como el agente del servicio secreto británico James Bond, marcando su regreso al papel 12 años después de Los diamantes son eternos. El título de la película hace referencia a cómo Connery dijo en 1971 que "nunca más" interpretaría a James Bond. Como Connery tenía 52 años al momento de la filmación, la historia presenta a un envejecido Bond, que es traído de vuelta a la acción para investigar el robo de dos armas nucleares por SPECTRE. Lugares de rodaje incluyeron Francia, España, Bahamas y los Elstree Studios en Inglaterra.

Nunca digas nunca jamás fue lanzada por Warner Bros. en octubre de 1983, recibiendo positivos comentarios de la crítica y fue un éxito comercial, recaudando $160 millones en la taquilla, aunque esto era menor que la película Bond producida por EON lanzada en junio del mismo año, Octopussy. En 1997 los derechos de distribución de Nunca digas nunca jamás fueron comprados por Metro-Goldwyn-Mayer, que distribuye las películas Bond de EON, y la compañía ha manejado los posteriores lanzamientos en video de la película.

Argumento[editar]

Después de que el agente del MI6 James Bond, 007, falla un ejercicio de entrenamiento de rutina, su superior, M, ordena a Bond ir a una clínica de salud a las afueras de Londres para volver en forma. Una vez allí, Bond observa a una misteriosa enfermera llamada Fátima Blush dando una sadomasoquística paliza a un paciente en una sala cercana. La cara del hombre está vendada y después de que Blush termina su paliza, Bond ve al paciente usando una máquina que escanea su ojo. Bond es visto por Blush y posteriormente un asesino trata de matarlo en el gimnasio de la clínica, pero Bond logra derrotar al asesino.

Blush y su paciente, un piloto de la fuerza aérea de los Estados Unidos llamado Jack Petachi, son agentes de SPECTRE (Sociedad de Poder Ejecutivo para Contraespionaje, Terrorismo, Rebelión y Extorsión), una organización criminal dirigida por Ernst Stavro Blofeld. Petachi se ha sometido una operación en su ojo derecho para que coincida con el patrón de retiniano del Presidente de Estados Unidos, que utiliza para burlar la seguridad del reconocimiento de iris en una base militar americana en Inglaterra. Al hacerlo, reemplazan las ojivas de dos misiles de crucero con ojivas nucleares vivas; SPECTRE entonces obtiene las ojivas para extorsionar por miles de millones de dólares de los gobiernos de la OTAN. Posteriormente Blush asesina a Petachi.

Bajo las órdenes del Primer ministro, M a regañadientes reactiva la sección doble cero y Bond es asignado la tarea de rastrear las armas desaparecidas. Conoce a Domino Petachi, hermana del piloto y a su amante adinerado, Maximillian Largo, un agente de SPECTRE. Bond sigue a Largo y su yate a las Bahamas, donde también encuentra a Blush.

Bond es informado por Nigel Small-Fawcett del consulado británico que el yate de Largo ahora se dirige a Niza, Francia. Allí, Bond une fuerzas con su homólogo de la CIA, Felix Leiter. Bond va a un salón de belleza donde se hace pasar como empleado y mientras le está dando a Domino un masaje, es informado por ella que Largo es anfitrión de un evento en un casino esa noche. En el evento de caridad, Largo y Bond jugar un videojuego en 3D llamado Dominación, que finalmente gana Bond; Bond luego informa a Domino de la muerte de su hermano. Bond regresa a su villa para encontrar a Nicole, su contacto francés, muerta, habiendo sido asesinado por Blush. Después de una persecución en vehículo en su motocicleta, Blush captura a Bond. Obligado a escribir sus memorias poniéndola como su pareja sexual "número uno", Bond utiliza su pluma fuente dada por Q para disparar a Blush, haciéndola explotar.

Bond y Felix luego intentan abordar el yate a motor de Largo, el Platillo Volador, en busca de las desaparecidas ojivas nucleares. Bond es atrapado y es llevado, con Domino, a Palmyra, la base de operaciones de Largo en el norte de África. Largo castiga a Domino por haberlo traicionarlo subastándola a algunos árabes que se hallaban de paso. Bond posteriormente escapa y rescata a Domino.

Después de su rescate, Domino y Bond se reúnen con Felix en un submarino de la Armada de los Estados Unidos y siguen a Largo a un lugar conocido como las Lágrimas de Alá, debajo de un oasis en el desierto. Bond y Leiter se infiltran en las instalaciones subterráneas y un tiroteo erupciona entre el grupo de Felix y los hombres de Largo en el templo. En la confusión Largo escapa con una ojiva. Bond captura y combate a Largo debajo del agua. Justo cuando Largo trata de detonar la última bomba, es asesinado por Domino, tomando venganza por la muerte de su hermano. Bond entonces vuelve a las Bahamas con Domino.

Entresijos de la película[editar]

La realización de esta película no oficial de James Bond fue posible debido a que los productores Kevin McClory y Jack Whittingham, que habían producido Operación Trueno, tenían los derechos, pues habían escrito la historia original junto con el autor Ian Fleming.

Es, tal vez, la más criticada de las películas del agente 007. Sean Connery no interpretaba al agente inglés desde hacía 12 años y en ese mismo momento Roger Moore estaba rodando Octopussy, de resultado más exitoso que Nunca digas nunca jamás. El título de la cinta se debe a que, años atrás, tras finalizar Diamantes para la eternidad, Connery aseguró a su esposa que no volvería a interpretar al agente británico «nunca jamás» y ella le replicó: «Nunca digas nunca jamás» Al final de los títulos de crédito se incluye un agradecimiento a la esposa de Connery.

Actores, personajes y créditos[editar]

Dibujo de Bárbara Carrera.
Rowan Atkinson representa a Nigel Small-Fawcett.

Equipo[editar]

  • Director: Irvin Kershner
  • Guion: Lorenzo Semple Jr.
  • Productor: Jack Schwartzman
  • Productor ejecutivo: Kevin McClory
  • Productor asociado: Michael Dryhurst
  • Fotografía: Douglas Slocombe
  • Música: Michel Legrand

Enlaces externos[editar]

En inglés[editar]

En castellano[editar]