Nefi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nefi
Personaje de El Libro de Mormón
Información
Nombre original Nefi
Raza Hebreo
Sexo Hombre
Título Profeta
Familia Lamán, Lemuel, Sam, José y Jacob
Padres Sariah y Lehi
Nacionalidad Hebreo
[editar datos en Wikidata]


Nefi, según los miembros del Movimiento de los Santos de los Últimos Días, fue un profeta judío que abandonó Jerusalén, a instancias de Dios, en el año 600 a. C. y llegó a América alrededor del 589 a. C.. Las referencias primarias sobre su vida y obra se encuentran en el Libro de Mormón. No existen evidencias arqueológicas o históricas que aporten datos sobre él.

De acuerdo a la fe mormona, Nefi fue uno de los cuatro escribas del compendio del Libro de Mormón denominadas las Planchas de Nefi y registró en idioma egipcio reformado la historia de su ministerio. Según el compendio, Nefi es el autor de los dos primeros libros del Libro de Mormón: el Primer y Segundo Libro de Nefi.

El egiptólogo mormón John Gee supone que el nombre de Nefi es la forma hebrea del egipcio Nfr: "belleza".[1] Otros estudiosos mormones vinculan el nombre con la misma raíz hebrea utilizada en la Biblia para nombrar a los Nephilim.

Biografía[editar]

El Libro de Mormón relata que Nefi nació en Jerusalén, Reino de Judá. Era el cuarto hijo de Lehi, un vidente, y de Sariah, su esposa. Pertenecía a la tribu de Manasés. Sus hermanos mayores, Lamán y Lemuel, lo despreciaban por considerarlo un visionario y por haber sido elegido por Dios para gobernarles, a pesar de no ser el primogénito, como era la costumbre judía.

Tras salir de Jerusalén con su familia, Nefi regresó a la ciudad para recobrar unos anales, grabados en tablas de bronce, en posesión de Labán. Después de ofrecerle las riquezas familiares a cambio ellas, Labán trató de matarlo y se apoderó de sus posesiones, sin entregarle las planchas. Poco tiempo después Nefi obtuvo las planchas por medio de una estratagema, en la que afirmó que el Espíritu le compelió a que lo matara para que sus descendientes pudieran poseer los anales que poseían la Ley Mosaica y no degeneraran en la incredulidad ni perdieran su idioma.

Volvió una vez más a Jerusalén para convencer a Ismael, para que marchara al desierto y diera sus hijas como esposas a los hijos de Lehi. Durante la marcha por el desierto a orillas del Mar Rojo condujo y alimentó a su familia gracias a su arco de acero. Una vez a orillas del mar, al cual llamaron Irréauntum, fue instruido por el Señor para ir a una tierra prometida. Para ello construyó una embarcación cuyos planos fueron suministrados por revelación divina. Durante su viaje por el desierto y a través del mar, fueron guiados por una especie de brújula llamada Liahona elaborada por el Señor y dejada frente a la tienda de Lehi.

Finalmente Nefi y su familia llegaron a un lugar indeterminado de América. Allí encontraron animales salvajes y domésticos similares a los del Viejo Mundo, así como minerales y grano, de manera que pudieron establecerse de manera sedentaria y edificar ciudades.

Una vez asentados, y muerto Lehi, Nefi construyó un templo semejante al de Salomón; pero de menor esplendor, según afirma, dado que los recursos eran escasos. También ordenó sacerdotes a sus hermanos Jacob y José, a pesar de no ser levitas.

Nefi habría muerto alrededor de 540 a. C. Sus hijos, llamados con su nombre, le sucedieron como gobernantes de los nefitas.

Referencias[editar]

  1. John Gee. A Note on the Name Nephi. Provo, Utah: Maxwell Institute, 1992. Pp. 189–191 [1]