Lactobacillus acidophilus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Lactobacillus acidophilus
Lactobacillus sp 01.png
Bacteria L. acidophilus, células epiteliales escamosas vaginales
Taxonomía
Dominio: Bacteria
División: Firmicutes
Clase: Bacilli
Orden: Lactobacillales
Familia: Lactobacillaceae
Género: Lactobacillus
Especie: L. acidophilus
(Moro 1900)
Hansen & Mocquot 1970
[editar datos en Wikidata]

Lactobacillus acidophilus o lactobacilo acidófilo, es una bacteria del género Lactobacillus. Se usa junto con el Streptococcus thermophilus en la producción del yogur. La bacteria crece, fácilmente, en medios mucho más ácidos que los ideales para otros microorganismos (pH 4-5 o menores) y crece en condiciones óptimas a unos 45 ºC.

Etimología[editar]

El término Lactobacillus es la unión de un prefijo y una raíz: lacto que significa leche y bacillus que quiere decir en forma de barra o vara. Por otro lado, acidophilus quiere decir con afinidad por los ácidos.

Distribución y hábitat[editar]

El L. acidophilus crece de manera natural en una gran variedad de alimentos, incluidos la leche, la carne, el pescado y los cereales. No solo está presente en los intestinos de los animales y en el del propio ser humano, sino también en la boca y la vagina. El L. acidophilus absorbe la lactosa y la metaboliza formando ácido láctico. Ciertas variedades genéticamente similares (conocidas como heterofermentivas) también producen etanol, dióxido de carbono y ácido acético como subproductos (hay que reseñar que el lactobacilo acidófilo produce exclusivamente ácido láctico). Como cualquier bacteria puede ser eliminada por un exceso de calor, humedad, o la luz solar directa.

Acciones[editar]

El L. acidophilus se considera un probiótico o bacteria beneficiosa para el ser humano. Este tipo de bacterias habitan en los intestinos (y en la vagina de los mamíferos) junto con otras 400 especies de bacterias y levaduras.[1]​ Su presencia ayuda a mantener el balance en la diversidad de organismos bacterianos y protege del efecto nocivo de otros microorganismos. La degradación de nutrientes efectuada por este microorganismo produce ácido láctico, ácido acético, peróxido de hidrógeno y otros subproductos que crean un medio hostil para otros organismos indeseables. El L. acidophilus consume los nutrientes de otros muchos microorganismos entrando en competencia con ellos y controlando, por la disminución de nutrientes, el desarrollo desmedido de estos.

Durante la digestión, ayuda en la producción de niacina, ácido fólico, vitamina K y vitamina B6 (piridoxina).[1]​ Algunos estudios demuestran que el L. acidophilus puede ayudar a la desconjugación y separación de los aminoácidos por los ácidos biliares, que posteriormente pueden ser reciclados por el cuerpo.

Usos[editar]

Cultivos de L. acidophilus se comercializan para prevenir o tratar diarreas no complicadas y causadas por antimicrobianos que interrumpen la flora intestinal habitual. Puede ser útil en la prevención y tratamiento de la vaginosis bacteriana e infecciones vaginales causadas por Candida albicans aunque estudios clínicos han mostrado resultados inconclusos.[2]

El uso del lactobacilo acidófilo puede causar un incremento suficiente en la producción y absorción intestinal de vitamina K lo que puede disminuir la efectividad de la warfarina.

La suplementación probiótica, en general, no alivia en estudios clínicos los signos y síntomas de la intolerancia a la lactosa en adultos. Algunas evidencias sugieren que ciertas cepas, concentraciones o preparaciones específicas, son eficaces en esta población de pacientes.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Charles W. Fetrow, Juan R. Avila (2004). Professional's Handbook of Complementary & Alternative Medicines (en inglés). Lippincott Williams & Wilkins. p. 15. ISBN 1582552436. Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  2. Fredricsson B, Englund K, Weintraub L, Olund A, Nord CE. (1989). «Bacterial vaginosis is not a simple ecological disorder». Gynecol Obstet Invest 28 (3): 156-60. PMID 2509305. 
  3. Levri KM, Ketvertis K, Deramo M, Merenstein JH, D'Amico F. (Jul 2006). «Do probiotics reduce adult lactose intolerance? A systematic review». J Fam Pract 54 (7): 613-20. PMID 2509305. 

Otras citas[editar]

  • Yamamah GAN, Mehana N, Salem M, Abou-Zekri M, Khashaba O, El-fiki E. The role of Bifidobacterium bifidum and Lactobacillus

acidophilus as probiotics in controlling infantile watery diarrhea. The Egyptian Medical Journal of the National Research Centre 2005;4:29-34.

Enlaces externos[editar]

(todas en inglés)