Líneas ley

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Líneas LEY»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Las líneas ley son supuestas alineaciones de distintos lugares de interés geográfico e histórico como, por ejemplo, los antiguos monumentos y megalitos, partes altas del terreno natural y vados. El término fue acuñado en 1921 por el arqueólogo aficionado Alfred Watkins, en sus libros Early British Trackways y The Old Straight Track, quien trató de identificar rastros antiguos en el paisaje británico. Posteriormente ha desarrollado teorías acerca de que estas alineaciones se crearon para facilitar la caminata por tierra a través de navegación por líneas de visión en tiempos neolíticos, y habían persistido en el paisaje durante milenios.[1]

En 1969, el escritor John Michell revivió el término líneas ley, y lo asoció con las teorías espirituales y místicas sobre las alineaciones de las formas del terreno, basándose en el concepto chino del feng shui. Él creía que en Gran Bretaña existía una red mística de líneas ley.[2]

Desde la publicación del libro de Michell, la versión espiritualizada del concepto ha sido adoptada por otros autores y se aplicó a los paisajes de muchos lugares del mundo. Ambas versiones de la teoría han sido criticadas con el argumento de que la distribución aleatoria de puntos inevitablemente crea aparentes "alineamientos".

Origen del concepto[editar]

Entre las teorías sobre el posible origen de estas supuestas fuentes o puntos focales (vortex points), se cuentan la arquitectónica y la de la geometría sagrada. Otros autores piensan que dichos puntos serían de origen natural y producidos por corrientes subterráneas o líneas espirituales de acceso y salida para toda clase de manifestaciones paranormales.

Hoy en día, el trazado y la cartografía de estas líneas son usados por diversas corrientes religiosas o de pensamiento como la Nueva Era, la ufología, el esoterismo o el ocultismo.

Templo druida en Avebury

La leyenda de estas líneas de poder empezaría en la Gran Bretaña; el folclore druídico llamaba a la energía de la tierra wyvern[3] [4]

Los druidas creían que esta energía se deslizaba como una serpiente a través del suelo como las corrientes telúricas. Quienes estudian la religión druídica creen que estas líneas telúricas son vías espirituales que recubren todo el planeta.[5]

Creían también que estas energías nacían del tránsito acuífero de los subsuelos o de las grietas de terrenos que entran en fricción, al igual que de los magmas subterráneos del planeta. Así pues, en la creencia druida, estas energías serían la manifestación misma de la vida sobre la Tierra y el origen de su fertilidad.[3]

Algunos de sus lugares sagrados son Glastonbury o la catedral de Chartres, erigida sobre un antiguo bosque sagrado de los celtas galos (el bosque de los carnutes).[cita requerida]

De igual modo, creían que esas energías cruzaban los cielos y el interior de la Tierra, a modo de cauces energéticos que, en ciertos parajes concretos, daban una condición específicamente benéfica a la acción de las corrientes telúricas del subsuelo, y creaban allí un lugar privilegiado, que los druidas marcaban mediante menhires o dolmenes. Posteriormente, estos lugares se convertirán en centros rituales y ceremoniales, donde para acrecentar o favorecer esas manifestaciones energéticas, se cultivaba, con danzas e invocaciones. Así, la creencia era que estos lugares estaban favorecidos por la Naturaleza y las aguas subterráneas, simbolizadas por Dana, diosa primigenia, otorgadora de la vida, y la Serpiente Cósmica, quien sacaba de sí el Huevo Cósmico (balain, balaun), repleto de nueva vida y energía.[3] [5]

Así pues, los druidas se consideraban Hijos de la Serpiente Cósmica (Naddred, Adder) y, según sus creencias, se dirigían a estas zonas de poder para recibir los beneficios físicos y espirituales en estos espacios. Era ahí donde los celtas rendían culto a la Diosa-Tierra y demás entidades divinas que albergan las fuentes, lagos, ríos o manantiales.[cita requerida] [3] [6]

Piedra ceremonial druida, enterrada en un punto de poder o lugar sagrado.

Alfred Watkins, nacido en Gales y gerente jubilado de una cervecería, anticuario, fotógrafo, arqueólogo aficionado y explorador de lugares antiguos, notó, después de visitar y fotografiar varios lugares en la Gran Bretaña, que estos lugares estaban alineados en sincronía, por todo el Reino Unido. La primera línea es la que lleva su nombre, en el condado de Herefordshire. En 1922, publicó el libro Early British Trackways, y amplió sus teorías en su otro libro, The Old Straight Track (1925).[7]

Otros europeos y de otros continentes, como John Muir, Henry David Thoreau y William Stukeley, desarrollarían la noción de tales líneas: uno de ellos fue John Michell, quien identificó 22 alineamientos, pero Watkins seria quien le pondría las llamaría lineas ley.[cita requerida]

La mayor parte de su vida profesional se la pasó viajando por toda Gran Bretaña, lo que le llevaría a prestar atención a ciertas alineaciones entre los antiguos centros religiosos paganos tales como túmulos, círculos de piedras y monolitos (e incluso algunas iglesias cristianas primitivas, que solían estar construidas sobre restos de santuarios paganos más antiguos). Watkins acuñó el término líneas ley (ley lines), a partir del hecho de que los lugares donde estas líneas se cruzaban o terminaban tenían a menudo nombres que acababan en -ley, -ly o -leigh, (que, en anglosajón antiguo, significa "prado", "tierra limpia" o "despejada". Afirmaba que estas líneas eran antiguas vías comerciales y procesionales paganas, que conectaban los antiguos lugares de adoración.[7]

Estas teorías de Watkins fueron rechazadas por la arqueología oficial como divagaciones de un fantasioso, argumentando que los antiguos pueblos de la Tierra no poseían la motivación o sofisticación (conocimientos) para alinear tales lugares, y la apariencia de linealidad solo se debía a la casualidad,[8] pero las líneas ley pronto ganaron popularidad, y muchas personas de diferentes creencias, como los ocultistas y místicos sugirieron que podría tratarse de líneas de poder por las que un adepto podría controlar las fuerzas místicas de la propia Tierra.

Esto le pareció a Watkins de mal gusto, pues su idea no era mistificar su descubrimiento, sino demostrar que los antiguos edificadores poseían un vasto conocimiento en la construcción de vías y astronomía. Además, él no creía en tales cosas, aunque más tarde, debido a la popularidad de las líneas, expresó:[3]

"Me siento como un hombre común, sacerdote astrónomo, druida, brujo, ermitaño y quien lee la mano, quienes más o menos estuvieron unidos a tal conocimiento antiguo y de poder, aunque degenerándose llegó a su ocaso."

Alfred Watkins

Después de 20 años de mapeo, en 1940 los entusiastas de estas líneas formaron una asociación internacional llamada The Old Straight Track Club (El Club de los Antiguos Senderos Rectos).[7] Así comenzaron nuevas ideas que fueron dejando atrás la idea de Watkins de líneas cuyo objetivo era simple, y comenzó una nueva etapa en el terreno espiritual. Entre las nuevas teorías que fueron surgiendo, se encontraba la de que estas líneas visibles trazaban los canales naturales telúricos de la Tierra y el mundo espiritual. Entre las técnicas usadas para su localización estaban la radiestesia o el psiquismo.[7]

Después de la Segunda Guerra Mundial, este movimiento perdió interés y no volvió a surgir sino hasta 1969. En 1977, Paul Devereux formó la Dragon Project Trust (DPT), con el objetivo de estudiar los megalitos y los centros de poder. Entre los interesados por este fenómeno se encuentran Ernst Hartmann, y Nigel Pennick, del Institute of Geomantic Research, en Cambridge, Inglaterra.

Ejemplos[editar]

Dibujo de Stonehenge

Según algunas teorías, debido al sincretismo religioso en los inicios del catolicismo romano y la iglesia anglicana, la mayoría de las iglesias europeas supuestamente se construyeron encima de líneas ley.[11]

Para el catolicismo gnóstico y el cristianismo metafísico, serían medios espirituales para reconocimiento de los seres espirituales; parecidas son las creencias con los demás grupos no cristianos.

Mientras tanto, en la llamada guerra espiritual, los proponentes de esta disciplina teológica y espiritual creen que estas líneas se construyeron para propósitos demoníacos, que deben ser anuladas por medio de los recursos espirituales que poseen en su batalla espiritual.[12]

Para otros autores,[¿quién?] el satanismo en particular hace sacrificios humanos rituales en los puntos de mayor energía de esta red global (puntos vórtices), los cuales[¿quién?] han aprendido a usarlas de las antiguas tradiciones esotéricas, a estas líneas ley estos espiritualistas la conocen como "Líneas Dragón" la cual está simbolizada con la serpiente. El motivo principal, según los autores, es invertir la "polaridad" de estas líneas, cargándolas de negativismo, la fuerza universal (Dios, espíritu, Qi, etc.). Viaja a través de estas líneas, que se conectan a otras cuadrículas magnéticas por todo el planeta.[cita requerida]

Vista de la isla St Michael's Mount

En Inglaterra, donde comenzó este fenómeno, existen por lo menos 400 líneas ley evidentes, ya identificadas con miles de conexiones. En un mapa pueden trazarse miles de líneas.[13]

Una de las líneas más populares es la línea de St. Michael, de 400 millas (643.74 km), y la línea de St. Mary, entre otras que cruzan varios países.[14]

Según la leyenda del folclore Grial José de Arimatea llegó a Marsella, junto a doce seguidores de la nueva fe en A.D. 35, para predicarles del evangelio a los britones y de acuerdo al cardenal Baronius en su Annales Ecclesiasticae cruzó junto con su compañía al oeste de Inglaterra, el rey Arviragus de Siluria, hermano de Caractatus el Pendragón, lo recibió cordialmente regalándoles unos terrenos después de haber consultado con otros jefes, en Glastonbury de 120 acres de terreno.[15]

Así en el siglo II la capilla de St. Michael en Glastonbury fue establecida por el Rey Lucius de Bretaña, hijo de Coilus y bisnieto de Arvigarus, Debido a que Lucius construyó la iglesia y su recién renovada fe en Winchester A.D 156, le fue entregado el título de Lleiffer Mawr (la gran luminaria).[15]

Así también construyó en el A.D 167 el primer St. Michael Tor, la primera torre de Glastonbury, del cual existe una placa conmemorativa a él con el nombre de Lleurwgg el grande en la iglesia de Llandaff, tanto la torre como la iglesia fueron edificados sobre un lugar sagrado de origen pagano, conectándolo con otros sitios sagrados que serían reemplazados después por las iglesias y monumentos del mismo nombre.[15]

En su libro The Dance of the Dragon, Paul Broadhurst traza la ruta de St. Michael Ley[16] la cual corre desde la isla de St Michael's Mount, Marazion, hasta la iglesia de Saint Michael Othery hacia adelante hasta Stoke St. Michael,[17] en el eje Apolo/ St. Michael, en el cual trazan esta línea ley desde Irlanda, al Oeste de Inglaterra, siguiendo en todos los lugares sagrados de Italia, Grecia, terminando en el monte Carmelo Israel.[15] [16]

En 1969 John Michell escribiría su libro The view over Atlantis en el cual exponía que las líneas ley, al igual que las grandes pirámides y demás monumentos formaban parte de un antiguo sistema basado en la Geometría Sagrada, el cual una vez canalizado una sutil "corriente dragón" derivada del magnetismo polar sobre todo el mundo, podían producirse algunos fenómenos terrestres.[3]

Así la creencia de la Nueva Era derivo, que en las intersecciones de las líneas ley (puntos vórtices) existen puntos de resonancia de energía especial para el psiquismo y magia, que en sus estudios esotéricos utilizan habitualmente, como la Geomancia, el trance y según estas personas las entidades alienígenas, y otras entidades de origen espiritual viajan a través de estas líneas, de igual manera creen que los platillos viajan a través de estas energías a modo de carretera, y según estos proponentes, dichos puntos energéticos están fuertemente asociados con las fuerzas electromagnéticas naturales que se pueden observar o sentir en diferentes puntos de gravedad en la tierra (en muchos lugares la gravedad es inversa).[12]

En 1970 la posición de Michell fue la dominante, y así fue tomada por las mayorías de órdenes Druidas, como la United Ancient Order of Druids (UAOD), The Cabbalistic Order of Druids, la Ancient Order of Druid Hermetist, Order of Bard Ovates and Druids(OBOD), Eglise Druidique et Nationale, Arndraiocht Fein, y derivaciones de la Reformed Druids of North America, entre otros.[3] [18]

Para algunos investigadores[¿quién?] del fenómeno especulan que todas las asociaciones esotéricas como la francmasonería, templarios, rosacruces, así como otros grupos, poseen conocimiento de tales líneas, así construían sus edificaciones siguiendo estas líneas; en sus planes de edificación Universal, las capitales del mundo occidental incluyendo las de América siempre fueron construidas en los "centros de poder" (vórtices) de estas líneas, así como construcciones estratégicas gubernamentales, por eso las capitales de muchos países se encuentren en el centro de sus países.[19]

80 alineaciones de 4 puntos a partir de 137 puntos al azar.

En la cultura popular[editar]

  • Dentro de los Mitos de Cthulhu se cree que estas líneas son el equivalente a la energía Qi. En una ambientación de estos Mitos, otras de las hipótesis son que estas líneas ley tuvieron su origen en alguna tecnología arcana prehumana, como la de los Antiguos o la Raza de Yith (a pesar de tratarse de razas alienígenas ficticias inventadas por H.P. Lovecraft para sus Mitos de Cthulhu), y los lugares situados en ellas podrían ocultar restos de construcciones aún más antiguas.[20]
  • En el juego MMORPG, Guild Wars 2 Hearts of Thorns menciona las lineas de ley, refiriéndose como emanaciones mágicas que hacen despertar a los dragones ancianos.

[21] "

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Watkins, Alfred (1925). The old straight track: its mounds, beacons, moats, sites, and mark stones.' (en inglés). Methuen & Co Ltd. 
  2. Michell, John (1969). The View Over Atlantis' (en inglés). Sago Press. 
  3. a b c d e f g The New Encyclopedia of the Occult, John Michael Greer, LLewellyn Publications. ISBN 1567183360. Según Micheal Greer, sacerdote druida y místico, la palabra es Nwyvre, del galo antiguo Nwyfre (335), que significa "energía", "cielo" y "resplandor".
  4. Mythes et Légendes, Mitos y Leyendas, Vouivre, wivern, Wyvern, Givre, Guivre, wivre, Nwywre, Vuipre, Vèvre, Vaivre, vaisvre, vipera, vivre, givré y muchas otras palabras son derivaciones de la misma, que por lo regular significa "serpiente o dragón, entre otras.
  5. a b Les Lignes ley: Aligments Spirituels Stratégiques, Christine Ponds, Rony Chavez. Editions Soteria. ISBN 294028511X, 9782940285112
  6. www.renneslechateau.com, vouivre
  7. a b c d Mysteries of the Unknown: Earth Energies. Time-Life Books, Alexandria Virginia. (p. 309) ISBN 0809465132, 0809465124
  8. The Greenhaven Encyclopedia of Paranormal Phenomena, Patricia D. Netzley, Greenhaven/Thomson Gale Press. ISBN 0737732148
  9. Lista de líneas ley
  10. Lista de líneas ley en Estados Unidos
  11. cristianismo y lineas ley, The Zennor Churchway - A Classical Cornish Coffin Line Craig Weatherhill, por la Sociedad de cazadores de lineas ley.
  12. a b Una conferencia sobre la espiritualidad de las lineas ley, WHY LEY LINES AFFECT US. Roger Burman. The British School of Spiritual Knowledge (BSSK)
  13. Leystats
  14. Líneas St Michael y St. Mary
  15. a b c d Bloodline of the Holy Grail, The Hidden Lineage of Jesus Revealed, Sir Laurence Gardner, Barnes and Noble Books, ISBN:0760707359.,pag.113-114, 128-129.
  16. a b The dance of the dragon: an odyssey into earth energies and ancient religion, Paul Broadhurst; Hamish Miller, Launceston, Cornwall: Pendragon Press, 2000. ISBN: 0951518356 9780951518359.
  17. Michael apollo axis
  18. Para mas información léase la sección 139, del libro The New Encyclopedia of the Occult
  19. Masonería y lineas ley, con algunos mapas.
  20. Leyendas Místicas, sección de "Líneas de Poder".
  21. Guil Wars 2 wiki oficial, sección de "Líneas de Ley.

Bibliografía[editar]

  • Alfred Watkins, Early British Trackways (1922).

Este libro puede leerse en línea, en el website de "Sacred texts".

  • Alfred Watkins, The Old Straight Track: Its Mounds, Beacons, Moats, Sites and Mark Stones (1925); reprinted as ISBN 0-349-13707-2
  • Alfred Watkins, The Ley Hunter's Manual (1927)
  • Tony Wedd, Skyways and Landmarks (1961)
  • Williamson, T. and Bellamy, L., Ley Lines in Question. (1983)
  • Tom Graves, Needles of Stone (1978) ; online edition at [1]
  • Paul Broadhurst & Hamish Miller The Sun And The Serpent (1989, 1990 (paperback), 1991, 1994, 2003 (paperback))
  • David R. Cowan, Chris Arnold, & David Hatcher Childress, "Ley Lines and Earth Energies: An Extraordinary Journey into the Earth's Natural Energy System"
  • Bruce L. Cathie, "The Energy Grid"
  • Ley Lines The Greates landscape mystery By Danny Sullivan (Versión completa en línea, por Google books).
  • Líneas Ley ¿realidad o ficción?:Manual de Guerra espiritual estratégica sobre los alineamientos satánicos., Ronald Chaves Monge, Producciones Avance Misionero Mundial, San José, C.R. ISBN:9968910023, 9789968910026.
  • Les Lignes ley: Aligments Spirituels Stratégiques, Christine ponds, Rony Chávez, Editions Soteria, ISBN:294028511X, 9782940285112.
  • Mysteries of the unknown: Earth Energies, By the Editors of Time-Life Books, Alexandria Virginia, ISBN:0809465132,0809465124.
  • The New Encyclopedia of the Occult, John Micheal Greer, LLewellyn Publications, ISBN:1567183360.
  • Harper's Encyclopedia of Mystical & Paranormal Experience, Rosemary Ellen Guiley, Harper's Collins Publishers, ISBN:0062503650, 00625003659.
  • The Greenhaven Encyclopedia of Paranormal Phenomena, Patricia D. Netzley, Greenhaven/ Thomson Gale Press, 0737732148.
  • Bloodline of the Holy Grail, The Hidden Lineage of Jesus Revealed, Sir Laurence Gardner, Barnes and Noble Books, ISBN:0760707359., pag.113-114, 128-129.
  • Children of the Matrix, David Icke, Bridge of Love publications, ISBN:0953881016. Pag.39-40, 59-61, 81, 119, 122, 353.
  • The dance of the dragon: an odyssey into earth energies and ancient religion, Paul Broadhurst; Hamish Miller, Launceston, Cornwall: Pendragon Press, 2000. ISBN: 0951518356 9780951518359.
  • Ley lines in question!, Tom Williamson; Liz Bellamy, Tadworth, Surrey: World's Work, ISBN: 0437192059 : 9780437192059.
  • Shamanism and the mystery lines: ley lines, spirit paths, shape-shifting & out-of-body travel, Paul Devereux, London: Quantum press, ISBN: 057201676X : 9780572016760.
  • Lines on the landscape: leys and other linear enigmas, Nigel Pennick; Paul Devereux, London: R. Hale, ISBN: 070903704X : 9780709037040.
  • Leylines a beginner's guide, Philip Heselton, Hodder & Stoughton, ISBN: 0340743166 9780340743164.

Enlaces externos[editar]

En inglés