Marcos el Evangelista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Juan Marcos»)
Saltar a: navegación, búsqueda
San Marcos Evangelista
Jose leonardo-san marcos.jpg
San Marcos el evangelista
Evangelista, mártir
Nombre Juan Marcos
Nacimiento Siglo I
Cirene, Pentápolis norteafricana, de acuerdo a la tradición copta[1]
Fallecimiento 2526 de abril de 68
Alejandría
Venerado en Iglesia ortodoxa copta
Iglesia ortodoxa
Iglesia católica
Iglesias católicas orientales
Iglesia anglicana
Luteranismo
Festividad 25 de abril
Atributos León en el desierto; obispo en un trono decorado con leones; hombre ayudando a navegantes venecianos; hombre sosteniendo un libro con "Pax tibi, Marce (Evangelista meus)" escrito en él; hombre sosteniendo una palma y un libro; hombre con un libro o pergamino acompañado por un león alado; hombre con un cabestro alrededor de su cuello; hombre escribiendo o sosteniendo su evangelio; rescatando a esclavos cristianos de los sarracenos
Patronazgo Arica, Mainar, Egipto , Venecia, San Marcos (Nicaragua), Hinojares, Mancha Real, bárristers y otros; ver artículo
Bandera de San Marcos Evangelista.

San Marcos Evangelista (en griego: Μάρκος; en latín: Mārcus; en copto: Μαρκοϲ; en hebreo: מרקוס) (siglo I) es considerado tradicionalmente el autor del Evangelio de Marcos y el fundador y primer obispo de la Iglesia de Alejandría.

San Marcos en el Nuevo Testamento y en otras fuentes[editar]

Suele identificársele con Juan, llamado Marcos. Este personaje aparece varias veces en los Hechos de los Apóstoles. Se le cita por primera vez en Hechos 12:12, cuando Simón Pedro, milagrosamente liberado de la cárcel, se refugia en casa de María, madre de "Juan, por sobrenombre Marcos". Acompañó a Pablo de Tarso y a Bernabé en el primer viaje de Pablo (Hechos 13:5), pero se separó de ellos cuando llegaron a Panfilia, regresando a Jerusalén (Hechos 13:13 en estos versículos se hace referencia a él simplemente como "Juan"). Cuando Pablo iba a iniciar su segundo viaje, tuvo una grave disputa con Bernabé a propósito de "Juan, llamado Marcos": Bernabé quería que fuese con ellos, pero Pablo se negaba, ya que les había abandonado en el viaje anterior. Pablo y Bernabé terminaron por separarse, y Marcos acompañó al segundo en su viaje a Chipre (Hechos 15:37-39).

No está claro si este personaje, "Juan, llamado Marcos" es el mismo al que se hace referencia en algunas epístolas atribuidas a Pablo, concretamente en 2Timoteo 4:11, Colosenses 4:10, Filemon 1:24 y en la Primera Epístola de Pedro (1Pedro 5:13). En Colosenses se dice de él que es primo, o sobrino, de Bernabé, lo que podría explicar que éste disputase con Pablo acerca de Marcos.

En el final de la Primera Epístola de Pedro, éste se refiere a "mi hijo Marcos". Mientras que las iglesias copta, católica y ortodoxa aseguran que se trata de un hijo espiritual (es decir, que Marcos hubiese sido bautizado por Pedro) o que simplemente Pedro le tenía mucho cariño, varios teólogos protestantes no tienen inconveniente en interpretar que podría tratarse de un hijo físico.

Según el Evangelio que se le atribuye, cuando Jesús fue apresado en el Huerto de los Olivos, le seguía un joven envuelto en una sábana, habiendo especulado algunos con la posibilidad de que este joven fuera el mismo Juan Marcos.

La tradición dice que Marcos evangelizó como Obispo de Alejandría, en Egipto, donde realizó varios milagros y estableció una iglesia y su famosa escuela cristiana, nombrando un obispo, tres presbíteros y siete diáconos y murió allá como mártir en el año 68, un 25 de abril.

Según la tradición, la Iglesia Copta de Etiopía tiene su origen en las prédicas de San Marcos, autor del Segundo Evangelio en el siglo I, que llevó el cristianismo a Egipto en la época del emperador Nerón.

Los Hechos de San Marcos, un escrito de mitad del siglo IV, refieren que San Marcos fue arrastrado por las calles de Alejandría, atado con cuerdas al cuello. Después lo llevaron a la cárcel y al día siguiente le volvieron a aplicar el mismo martirio hasta que falleció. Luego echaron su cuerpo a las llamas, pero los fieles lograron sacarlo y evitar su destrucción.

Atribución del Evangelio de Marcos[editar]

Marcos es considerado por la tradición cristiana el autor del evangelio que lleva su nombre. Puesto que él no fue discípulo directo de Jesús basó su relato -siempre según la tradición- en las enseñanzas de Pedro. El autor más antiguo que asignó a Marcos la autoría de este evangelio fue Papías de Hierápolis, en la primera mitad del siglo II, en un testimonio citado por Eusebio de Cesarea.

«y el anciano decía lo siguiente: Marcos, que fue intérprete de Pedro, escribió con exactitud todo lo que recordaba, pero no en orden de lo que el Señor dijo e hizo. Porque él no oyó ni siguió personalmente al Señor, sino, como dije, después a Pedro. Éste llevaba a cabo sus enseñanzas de acuerdo con las necesidades, pero no como quien va ordenando las palabras del Señor, más de modo que Marcos no se equivocó en absoluto cuando escribía ciertas cosas como las tenía en su memoria. Porque todo su empeño lo puso en no olvidar nada de lo que escuchó y en no escribir nada falso». (Eusebio, Hist. Ecl. iii. 39).

Desde el siglo II se dio por sentado que Marcos era el autor de este evangelio. Aunque es imposible tener ningún tipo de certeza a este respecto, se ha aducido convincentemente que no hay ninguna razón por la cual los primitivos cristianos tuvieran que adjudicar la autoría de este evangelio a un personaje oscuro que no fue discípulo directo de Jesús, en lugar de atribuírsela a uno de los apóstoles.

Reliquias[editar]

Restos de San Marcos Evangelista en Venecia.

En el 828, las reliquias atribuidas a San Marcos fueron llevadas de Alejandría por navegantes italianos, que las trasladaron a Venecia, donde se conservan en la Basílica de San Marcos, construida expresamente para albergar sus restos. Los coptos creen que la cabeza del santo quedó en Alejandría. Cada año, en el día 30 del mes de Babah, la Iglesia Copta conmemora la consagración de la iglesia de San Marcos, y la aparición de la cabeza del santo en la iglesia copta de San Marcos, en Alejandría, donde se conservaría su cabeza.

Iconografía[editar]

Iconografia de San Marcos Evangelista.

Se asocia a San Marcos con el león porque su Evangelio empieza hablando del desierto, y el león era considerado el rey del desierto y porque su Evangelio empieza hablando del río Jordán y a sus alrededores había muchas fieras, entre ellas el león. También se dice que es el león porque en su Evangelio comienza hablando de Juan el Bautista como "Voz que clama en el desierto", voz que sería como la de un león.

La Iglesia católica celebra su fiesta el 25 de abril.

Patronazgos[editar]

Venecia[editar]

Basilica Venecia

San Marcos es el patrono de Venecia desde el año 828, sustituyendo a San Teodoro. La historia cuenta que dos mercaderes, Buono Tribuno da Malomocco y Rustico da Torcello robaron sus reliquias de su tumba de Alejandría en Egipto y las escondieron en una carga de carne de cerdo para que los guardias musulmanes no lo descubrieran. Cuando llegaron a Venecia, lo donaron al Dux. Giustiniano Partecipazio que las colocaría en el castillo. Inmediatamente se comenzó a construir un santuario siguiendo el modelo de la basílica de los Doce Apóstoles de Constantinopla, la cual fue consagrada en el año 832. Un siglo más tarde fue destruida el año 976 por un incendio durante la insurrección del Dux Candiano IV. La antigua iglesia de san Teodoro presentaba una topología de planta de cruz griega inscrita en el espacio central. Este tipo de planta estuvo difundida en Oriente durante el siglo VII como las iglesias de la Dormición de Nicea, San Nicola di Mira, la iglesia de la Virgen de Haks y diversos ejemplos en Armenia. Los restos de la antigua iglesia parece ser que se vieron englobados en la nueva San Marcos construida entre 1063 y 1094.

Nicaragua[editar]

Imagen de San Marcos venerada en Nicaragua.

San Marcos Evangelista es el santo patrono de San Marcos (Nicaragua).

La verdadera historia de cómo llegó este santo a este pueblo nadie la sabe en realidad. Algunos “historiadores” lo atribuyen al padre español de apellido Osorio, que llegó al pueblo a comienzos del siglo 19, tuvo la premonición de que iba a ocurrir un sismo de proporciones gigantescas, por lo cual se arrodilló en el lugar en donde ahora se encuentra la iglesia exclamando: ¡San Marcos, sálvanos! y en virtud de no haber ocurrido el terremoto, el pueblo fue dedicado al Evangelista. La leyenda narra que a comienzos del siglo 19, una tarde, unos lugareños que araban la tierra bajaron a traer agua a las pilas de Sapasmapa y se encontraron una imagen, que llevaron al cura del pueblo, el padre Casiano Campos, quien declaró que era San Marcos Evangelista. De esta forma, la primera iglesia se construyó, dedicada a San Marcos, a comienzos del siglo 19 por el padre Eduardo Urtecho.

Las fiestas patronales en honor a San Marcos se celebran el 24 y 25 de abril, en estas fiestas locales se acostumbran los bailes folclóricos como: El Gueguense, El Toro Huaco, Las Inditas y La vaquita. En estas fiestas es costumbre repartir a los fieles devotos comidas típicas como el picadillo y la chicha de maíz.

El día 24, la víspera de la fiesta del santo, se realiza el famoso «Tope de los Santos», en donde la imagen de San Marcos se reúne con la Virgen de Montserrat, patrona de La Concepción; San Sebastián, patrono de Diriamba, y Santiago, patrono de Jinotepe. San Marcos se dirige a las pilas de Sapasmapa, lugar de añejos enfrentamientos con los habitantes de La Concepción en donde se “topa” con la Virgen de Montserrat, luego se dirige al mojón carretera San Marcos-Jinotepe en donde se encuentra con Santiago y San Sebastián. Luego los cuatro se dirigen al pueblo en donde entran con pompa y circunstancia a la iglesia.


Predecesor:
-
Obispo de Alejandría
43? – 63
Sucesor:
Aniano

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. «St. Mark The Apostle, Evangelist». Coptic Orthodox Church Network. Consultado el 21 de noviembre de 2012.