Jean-François Lyotard

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jean-François Lyotard

Jean-François Lyotard (Versalles, 1924 - París, 1998) fue un filósofo francés. Es reconocido por su introducción al estudio de la postmodernidad a finales de 1970. Fue profesor en la Universidad de París VIII (Vincennes, Saint-Denis), co-fundador del Colegio Internacional de Filosofía y profesor emérito de la Universidad de París.

Biografía[editar]

Lyotard estudió filosofía en la Sorbona. Uno de sus docentes fue Maurice de Gandillac. Fue miembro del grupo 'Socialisme ou Barbarie' (Socialismo o barbarie), un grupo de la izquierda crítica conformado por intelectuales, como Castoriadis y Lefort, iniciado en 1956 durante las revueltas en Hungría en oposición al estalinismo del comunismo soviético.

Lyotard expuso en "Le Différend" que el discurso humano ocurre en un variado pero discreto número de dominios inconmesurables, ninguno de los cuales tiene el privilegio de pasar o emitir juicios de valor sobre los otros. Siendo así, en Economía libidinal (1974), La condición postmoderna (1979) y Au juste: Conversations (1979), Lyotard atacó teorías literarias contemporáneas e incitó al discurso experimental desprovisto de excesivos intereses por la verdad. Consideró que ya estaba pasada la época de los grandes relatos o "metarrelatos" que intentaban dar un sentido a la marcha de la historia.

Este autor criticó la sociedad actual postmoderna por el realismo del dinero, que se acomoda a todas las tendencias y necesidades, siempre y cuando tengan poder de compra. Criticó los metadiscursos: el cristiano, el ilustrado, el marxista y el capitalista. Según Lyotard, estos son incapaces de conducir a la liberación. La cultura postmoderna se caracteriza por la incredulidad con respecto a los metarrelatos, invalidados por sus efectos prácticos y actualmente no se trata de proponer un sistema alternativo al vigente, sino de actuar en espacios muy diversos para producir cambios concretos. El criterio actual de operatividad es tecnológico y no el juicio sobre lo verdadero y lo justo. Defendía la pluralidad cultural y la riqueza de la diversidad.

Obra: "La Condición Posmoderna"

Una de las obras de este filósofo francés que más impacto tuvo en la época, debido a los diversos cambios que afectaban a la sociedad, fue "La condición posmoderna" obra que fue escrita en 1979, como un informe, encargado por el Gobierno de Québec, sobre la influencia de las tecnologías en la noción de conocimiento en las ciencias exactas. A pesar de ello, Lyotard, hace una autocritica a su propia obra, diciendo “es una parodia y simplemente el peor de mis libros.”

Estructura General de la Obra:

 Introducción: noción del término “Postmodernidad” y la incredulidad a los metarelatos.

 El problema del saber en las sociedades informatizadas.

a. El saber se encuentra afectado tanto en la investigación como en la transmisión de conocimiento.

b. El saber como fuerza de producción para ser vendido.

c. El saber científico y el saber narrativo.

d. La legitimación científica del discurso.

 Los juegos del lenguaje (método) y su aspecto pragmático.

a. Las reglas del lenguaje: “Hablar es combatir.”

 La sociedad contemporánea divida en dos modelos:

a. La sociedad forma un todo funcional. (Parsons)

b. La sociedad dividida en dos clases. (Corriente marxista)

c. Situación del saber en la sociedad que la encarna. (Saber positivista y saber crítico reflexivo)

 La perspectiva posmoderna: cambio de funciones y representación de una sociedad orgánica perdida.

 La teoría de la información en su versión cibernética trivial, anula el aspecto agonístico del lenguaje.

 El saber narrativo: “saber-hacer, saber-vivir, saber-oír, etc.”


 Aspectos del saber narrativo:

a. Pueden llamarse formaciones positivas o negativas.

b. Admite la pluralidad en el juego del lenguaje.

c. Relativa a la transmisión de los relatos (pragmática) tensiones entre locutor, y el interpelado.

d. Incidencia sobre el tiempo.

 La Pragmática del saber científico:

a. Exige el aislamiento de un juego del lenguaje: el denotativo y la exclusión de los demás.

b. Se convierte en un componente indirecto.

c. La competencia requerida se refiere sólo al puesto del enunciador.

d. Un enunciado de ciencia no consigue ninguna validez de lo que informa.

e. el juego de la ciencia implica “memoria y proyecto.”

 La pragmática del saber científico tiene poca afinidad con la búsqueda de la performatividad.

 La discusión sobre la Legitimación: “es el proceso por el cual un legislador que se ocupa del discurso científico, está autorizado a prescribir las condiciones convenidas para que un enunciado forme parte de ese discurso y pueda ser tenido en cuenta en la comunidad científica.”

 El rasgo más importante del saber científico posmoderno es la inmanencia en sí misma, basada en las reglas que le dan validez.


Síntesis de la obra:

En la obra “La condición posmoderna” (1979) se analiza la epistemología de la cultura posmoderna como el fin de las grandes utopías, que es considerado como la principal característica de la modernidad, influyente a pesar de su brevedad. En esta obra Lyotard introduce el termino posmodernidad, conceptualizándola como “el estado de la cultura después de las transformaciones que han afectado a las reglas de juego de la ciencia, la literatura y las artes a partir del siglo XIX.”[1] En la introducción al mismo, Lyotard cuando habla de posmodernidad, está haciendo referencia a la caída de los metarelatos, es decir, el fin de las utopías de progreso indefinido que la Modernidad acentuaba, incluso también el reduccionismo, las interpretaciones teleológicas de la historia humana, como ser la ilustración y el marxismo. A partir de este análisis de la sociedad, el objeto de estudio, será en gran medida “la condición del saber en las sociedades más desarrolladas”, utilizando como método de estudio a los juegos del lenguaje, tomando como referencia a Wittgenstein.

En las sociedades informatizadas, estos metarelatos o metanarrativas, se han convertido en insostenibles, debido al progreso tecnológico en comunicaciones, medios masivos de comunicación e informática; haciendo que la lingüística sufriera una transición, llegando a ser un lenguaje pragmático, como resultado de una economía postindustrial. Como consecuencia de ello aparecen la pluralidad de los juegos del lenguaje (termino tomado de Wittgenstein), sin ninguna estructura general, poniendo acento sobre los aspectos pragmáticos de los actos del habla. En palabras del propio Lyotard “cada una de las diversas categorías de enunciados debe poder ser determinada por reglas que especifiquen sus propiedades y el uso que de ellas se pueda hacer.”[1] Sin embargo, también observa que estas reglas no pueden legitimarse ellas mismas, sino que los actores que forman parte de la comunicación son los que deben generar un contrato explicito, sin decir que estos son quienes la inventan. En segundo lugar, sin reglas no puede haber juegos del lenguaje y el tercero que “todo enunciado debe ser considerado como una jugada hecha en un juego.” Esto conlleva a que “el hablar es combatir”, eso no significa que alguien deba ganar, sino que se puede jugar para inventar.

Ahora bien, una de las transformaciones que surge debido al progreso de las tecnologías es la de “el saber”, porque este se apoya en el lenguaje, ahora pragmático; en esto se consideran tanto el saber narrativo, como el saber científico, ya que este es una clase de discurso que se apoya en el lenguaje, tal como Lyotard lo expresa. Debido a estos cambios, el saber se vio afectado en dos principales funciones: el de la investigación y el de la transmisión de los conocimientos. Nos enfocaremos en analizar el segundo que es el más complejo, ya que el primero solamente hace referencia a que hay varias investigaciones que surgen a partir de ciertos avances tecnológicos que proporcionaron las herramientas necesarias para tales objetivos; por ejemplo de la cibernética se desprende la teoría de la genética. Ahora bien, el problema radica en que al normalizar, comercializar y miniaturizar los aparatos tecnológicos, se modifican radicalmente la adquisición, clasificación y explotación de los conocimientos. Por lo tanto el saber queda sometido a la producción y sucesivamente a su venta, perdiendo su propio valor, citando a Lyotard: “El saber es y será producido para ser vendido, y es y será consumido para ser valorado en una nueva producción: en los dos casos, para ser cambiado. Deja de ser en sí mismo su propio fin, pierde su valor de uso.”[1] Por eso, el saber es puesto en circulación como la moneda, dividiéndose en “conocimiento de pago y conocimiento de inversión.”[1] En este sentido, el conocimiento se pone en circulación como un producto más del mercado, y se convertirá así en el desafío más importante y superior en la competencia por el Poder, incluso es razonable, que los Estados-naciones se disputen el dominio de las informaciones, así como en el pasado se contendían por la conquista y dominación de territorios.

En las sociedades informatizadas, se presenta otro problema fundamental para François; este es el de la Legitimación del saber científico; para ello, analizara ¿Qué es el saber? Y ¿Qué es la legitimación? En primer lugar, distingue el saber del conocimiento y de la ciencia; por tanto no es ciencia porque no es un subconjunto de conocimientos denotativos; tampoco es conocimiento porque no es un conjunto de enunciado que describe objetos. El saber es para Lyotard: “saber-hacer, saber-vivir, saber-oír, etc.” Entonces, el saber sobrepasa las determinaciones y no queda reducido a un solo criterio de verdad, afirmando así como en el juego del lenguaje, la pluralidad. Recordando que el fundamento para analizar la sociedad postmoderna, parte de los cambios del lenguaje y sucesivamente el impacto que causa en el saber. Entrelazando estos elementos, el saber estará vinculado estrechamente con la costumbre, porque es allí donde al saber se lo entiende como tal.

Por otro lado, para el autor, el saber científico es una clase de discurso que no es todo el saber, pero que está en conflicto con el saber narrativo, sin embargo el primero no puede imponerse ante el segundo. Dentro de este saber científico, se destaca un problema, el de la legitimación, a partir de esto, Lyotard va a hacer un análisis significativo de la palabra usando primeramente la definición usual: “la legitimación es el proceso por el cual un legislador se encuentra autorizado a promulgar esa ley como una norma.”[1] Haciendo que se transforme en un enunciado científico: “la legitimación es el proceso por el cual un legislador que se ocupa del discurso científico está autorizado a prescribir las condiciones convenidas para que un enunciado forme parte de ese discurso, y pueda ser tenido en cuenta por la comunidad científica.”[1] Desde esta perspectiva, los enunciados deben reunir diversas condiciones para ser considerados científicos. En este tipo de saber pragmático, expone el autor, que no hay pluralidad en el juego del lenguaje, ya que solamente se enfoca en un lenguaje denotativo (explicativo, descriptivo) y excluye lo demás. A diferencia del narrativo, este es totalmente indirecto, porque no hay tensión entre quien transmite el conocimiento y quien lo recibe; allí se pone énfasis en el que enuncia el conocimiento, él es el único sujeto activo en la competencia del saber.

El saber científico no busca la performatividad, tal como lo expone Popper, la ciencia no busca que el enunciado sea verdadero o falso, lo que busca es que sea falsable, y pueda ser refutado y reemplazado; al estilo input y output (entrada de uno y salida de otro). Este juego implica “memoria y proyecto”, porque ninguna investigación científica parte de la nada, ya que la ciencia es un edificio en construcción, y por tanto el científico debe reconocer lo que va a estudiar y proyecto, ya que debe tener objetivos concretos para llevar adelante la investigación.



Obras[editar]

  • Economía libidinal (Économie libidinale, 1974)
  • La condición posmoderna: Informe sobre el saber (La Condition postmoderne: Rapport sur le savoir 1979)
  • Au juste: Conversations (1979)
  • La diferencia, traducción publicada en 1999 (Le Différend, 1983)
  • La confesión de Agustín,obra póstuma e incompleta
  • "Lo Inhumano" (Charlas sobre el tiempo 2008)

Enlaces externos[editar]

  • a b c d e f Jean, François Lyotard (1987). “La condición posmoderna: informe sobre el saber.”. Madrid: Ediciones Cátedra. p. 2.