Istari

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los Istari (en singular Istar) son personajes ficticios que forman parte del legendarium creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien. Eran un grupo de maiar enviados a la Tierra Media por los Valar en la Tercera Edad del Sol para ayudar a las razas libres en su lucha contra Sauron. Llamados también Ithryn (en singular Ithron) en la lengua sindarin, fueron más comúnmente conocidos como magos.

Miembros[editar]

Fueron cinco los Istari enviados a la Tierra Media:

  • Alatar, el primero de los Magos Azules, que fueron al Este y no aparecen en las historias de la Tierra Media, excepto por sus nombres. Su nombre quenya era Morinehtar.
  • Gandalf, el Peregrino Gris en el Norte o en sindarin Mithrandir en Gondor. Su nombre quenya era Olórin, el soñador o pensador.
  • Pallando, el otro Mago Azul. Su nombre quenya era Rómestámo.
  • Radagast el Pardo o el Marrón. Su nombre quenya era Aiwendil, el amigo de las aves.
  • Saruman el Blanco, conocido también como Curunír o Zarquino para los uruk-hai y los habitantes de la Comarca. Su nombre quenya era Curúmo, el habilidoso.

Historia[editar]

Llegaron alrededor del año 1000 T.E. y cuando aparecieron en la Tierra Media parecían hombres ancianos para los que los años pasaban lentamente.

Muy pocos entre los habitantes de la Tierra Media conocían la naturaleza de los Istari y muchos pensaron que se trataba de Elfos u hombres sabios. A pesar de sus metas y su origen los Istari eran capaces de albergar sentimientos humanos. De este modo, Gandalf sentía un gran afecto por los Hobbits y otros podían sentirse inclinados por los sentimientos humanos más negativos como la codicia, los celos o el deseo de poder.

Alatar y Pallando eran Maiar servidores del vala Oromë. Alatar fue uno de los tres Maiar seleccionados originalmente por los Valar para el viaje a la Tierra Media, mientras que Pallando fue llevado debido a su amistad con Alatar.

Olórin (Mithrandir) era un Maia sirviente de Lórien (Irmo). Fue elegido por Manwë para ser uno de los Istari por su humildad y sabiduría, de hecho Olórin es el más sabio de entre todos los Maiar.

Curúmo (Saruman) era un Maia sirviente de Aulë (al igual que Sauron) y la vala Yavanna le impuso la compañía de Radagast, a quien él no deseaba llevar de acompañante.

Saruman era entre ellos el de mayor poder y el jefe del Concilio Blanco. En el año 2759 T.E. fue invitado por los gobernantes de Gondor y Rohan a instalarse en Isengard. Saruman era sabio en el arte de los Anillos de Poder y fue siendo corrompido progresivamente por el deseo de los Anillos y por la influencia directa de Sauron a través del palantir de Orthanc. Finalmente fue corrompido totalmente y se convirtió en un aliado de Sauron en la Guerra del Anillo hasta que fue derrotado por los ents y Gandalf, quien rompió su vara expulsándolo del Concilio Blanco. Saruman moriría poco después en la Comarca a manos de uno de sus propios sirvientes, Gríma Lengua de Serpiente.

Durante la Guerra del Anillo Gandalf lideró a los pueblos libres en su victoria frente a Sauron. Tras la destrucción de Sauron, Gandalf abandonó la Tierra Media atravesando el Gran Mar junto con los portadores del anillo y los últimos Elfos.

De los cinco Istari, solo Gandalf cumplió con su tarea:

  • Saruman codició el Anillo y por eso falló.
  • Radagast se interesó demasiado en animales y aves, y en cambio se desinteresó en lo que de verdad le concernía: luchar contra Sauron.
  • Alatar y Pallando, en cambio, viajaron muy lejos al este y nunca volvieron, y como dice el propio Tolkien: "me temo que hayan fracasado".