Iglesia evangélica española

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Logo de la Iglesia Evangélica Española.jpg

La Iglesia Evangélica Española (IEE) es una Iglesia protestante formada por la unión de comunidades presbiterianas, congregacionalistas, metodistas, luteranas y valdense.[1]​ Nacida en 1869, representa los principios de la Reforma del siglo XVI. Se rige por un Sínodo General, cuyos miembros son elegidos de forma democrática.[2]

La IEE es miembro fundador del Consejo Mundial de Iglesias[3]​, de la Conferencia de Iglesias Europeas, de la Conferencia de Iglesias Protestantes de los Países Latinos de Europa, de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas y del Consejo Mundial Metodista.

Historia[editar]

Iglesia de Cristo en Madrid, templo de la Iglesia evangélica española. Calle Bravo Murillo.
Exterior del Templo en la calle Noviciado.
Interior del Templo en la calle Noviciado.

A finales del siglo XVIII y principios del XIX se da una fuerte expansión de las misiones protestantes, favorecida por la revolución industrial naciente. La Iglesia evangélica española, cuyas fuentes remontan a la Reforma del siglo XVI, echa sus raíces en el trabajo misionero que nace en el seno de los pietismos del s. XVIII y se inspira de ellos.

La Iglesia Evangélica Española se define a sí misma como una “comunión de congregaciones” integradas progresivamente desde 1869 hasta 1955. Todas ellas se han dotado de una confesión de fe común y desarrollan su testimonio y misión bajo una estructura sinodal. A lo largo del s. XIX se consolida como una unión de comunidades con estructura sinodal.

Estas congregaciones vienen de diferentes tradiciones protestantes tomadas de aquellas misiones extranjeras que impulsaron su establecimiento en el curso de la primera mitad del siglo XIX (reformadas, presbiterianas, luteranas, metodistas, congregacionalistas) y su crecimiento a partir de 1868, con el triunfo de la Revolución Liberal. El núcleo original lo forman congregaciones nacidas en medio de la intolerancia y en la clandestinidad, fundadas como fruto de la labor y el ministerio de pastores, tales como Antonio Vallespinosa (1833–1897), el catalán Francisco de Paula Ruet (1826-1878), el andaluz Manuel Matamoros (1834–1866), el alicantino Juan Bautista Cabrera (1837-1916), el catalán Francisco Albricias (1856–1934), quienes conocieron persecución y exilio, en Gibraltar y en otros países europeos, recibiendo en ellos la formación teológica que les capacitó para el desarrollo de su misión y ministerio.

En 1869 se reúne en Sevilla una asamblea general formada por delegados de distintas congregaciones entonces existentes en el territorio español. Los protestantes españoles declararon su intención de organizar una comunidad reformada unida para todo el país, pero la intención no se pudo concretar debido a las diferencias con respecto a su organización: por un lado el modelo presbiteriano-congregacionalista y la postura de aquellos que deseaban una confesión de gobierno episcopal. A causa de estas diferencias de organización surgieron dos denominaciones protestantes de corte histórico en España, la IEE y la IERE "Iglesia Española Reformada Episcopal". Debido al origen común de ambas iglesias, la IEE y la IERE mantienen relaciones de profundo respeto, colaboración y hermandad.

Federico Fliedner, primer misionero alemán que viene a España, llega en el año 1869, apoyado por la Obra de las Diaconisas de Kaiserswerth, fundada por su padre, Teodoro Fliedner, en 1828. Con la creación de escuelas, centros de atención a los más necesitados, librerías, Fliedner es el fundador de una obra social vinculada a la Iglesia evangélica española. La Fundación que hoy lleva su nombre, fiel a su talante, desarrolla su misión de enseñanza, de formación teológica, acción social y cultural al servicio del protestantismo español en particular y la sociedad española en general.

En 1886 se celebra en Madrid la X Asamblea de la Iglesia Cristiana Española formada por representantes de sus comunidades en Madrid, Sevilla, Córdoba, Granada, Jerez, Isla de San Fernando, Málaga, Reus, Camuñas, Mocejón, Cartagena, Cádiz y Huelva, y las misiones de Utrera y Villafranca de Córdoba, todas ellas de tradición presbiteriana. La Unión Ibero-Evangélica, que agrupaba congregaciones de tipo congregacionalista en Santander, Bilbao, San Sebastián, Logroño, Pradejón y Zaragoza, con varias misiones, decidió unirse a la Iglesia Cristiana Española que, con este motivo, cambió provisionalmente su nombre por el de Iglesia Evangélica Española, adoptando también provisionalmente como bases la confesión de fe y la disciplina de la Iglesia Cristiana Española. Este grupo de congregaciones, constituido a partir del ministerio desarrollado por los hermanos Thomas Gulick y William Gulick, estaban sostenidos por la American Board, de tradición congregacionalista. A estas congregaciones se sumaron las comunidades que surgieron como resultado de la Misión del Alto Aragón, desarrollada por el pastor francés Albert Cadier entre 1906 y 1911. En 1901, Alice Gordon Gulick funda el Instituto Internacional en Madrid, institución dedicada a la promoción de la educación y la emancipación social de la mujer. Dicho instituto se desarrolló paralelamente a la Institución Libre de Enseñanza (1876) que propugnaba la libertad de cátedra y una enseñanza no sometida a los dogmas oficiales en religión, política o moral.

En 1955 la Iglesia Metodista Española decide unirse a la Iglesia Evangélica Española, para lo cual el Sínodo de 1954 aprueba una versión revisada de su Confesión de fe y de su reglamento. La Iglesia Metodista aporta a la iglesia unida sus comunidades en Cataluña y en las Islas Baleares. La Iglesia Metodista había llegado a Cataluña y Baleares en 1869, creando su primera comunidad el 1º de septiembre de 1871. Fueron misioneros ingleses los que realizaron los primeros trabajos de evangelización. Cabe destacar a William T. Brown, fundador de las primeras escuelas y comunidades entre 1869 y 1874, y los reverendos Franklin G. Smith entre 1888 y 1916, y William Lord entre 1916 y 1924; pero muy pronto fueron seguidos por obreros españoles que establecieron nuevas escuelas e iglesias. En el momento de la unión, la aportación metodista fue en Cataluña de las comunidades antiguas de Barcelona y Rubí, a las que se añadieron posteriormente las nuevas comunidades de Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramanet y La Llagosta. En las Baleares ingresaron en la IEE las iglesias de Palma de Mallorca, Capdepera, Mahón, Villacarlos y misiones. Esto hizo que la IEE, que estaba muy poco representada en Cataluña y Baleares, recibiera ahora un fuerte impulso. También la Iglesia Metodista (USA) sostuvo varias iglesias y colegios en España antes de la guerra civil, entre ellas las comunidades de Alicante, con su muy conocida Escuela Modelo, y Sevilla.

La Iglesia evangélica española, como iglesia unida, pertenece a dos de las grandes familias protestantes, agrupadas hoy en sendos organismos: la Alianza Reformada Mundial y El Consejo Mundial Metodista, y es miembro del Consejo Mundial de Iglesias desde su fundación en 1948. Su presente se enriquece de las corrientes teológicas del pasado. Es el resultado de los mejores materiales que cada una de ellas ha ido dejando a la Iglesia a largo de la historia.

También pertenece a Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España y Alianza Evangélica Española (está integrada en la Alianza Evangélica Europea y en la Alianza Evangélica Mundial).

Organización[4][editar]

La Comisión Permanente es el cuerpo directivo de la Iglesia Evangélica Española, nombrada por el Sínodo por un período de 4 años.

Territorialmente, la Iglesia Evangélica Española está dividida en Presbiterios. Se denomina presbiterio al conjunto de dos o más iglesias locales agrupadas para una mejor eficacia y colaboración en su ministerio por razones de proximidad geográfica, cultural o lingüística. Actualmente la IEE está dividida en siete presbiterios. Cada presbiterio está presidido por una Mesa nombrada por el Sínodo Regional.

Homosexualidad y bendición de parejas del mismo sexo[editar]

La Iglesia Evangélica Española es la única iglesia protestante española que realiza bendiciones de matrimonios del mismo sexo[5]​ y de las pocas que aceptan la homosexualidad. De hecho, en 2005 dio su apoyo a la aprobación del matrimonio civil homosexual aprobado en el Congreso de los Diputados.

El profesor de Ética teológica Juan Sánchez Núñez realizó, a petición de la comisión permanente de la Iglesia Evangélica Española (IEE), un estudio donde profundiza en el conocimiento de los fundamentos bíblicos, éticos y teológicos sobre los cuales basar la aceptación de las personas homosexuales como miembros en pleno derecho en las iglesias de la IEE; dicho estudio se compone de dos partes y termina con el pronunciamiento sinodal que realizó la IEE al respecto[6]​.

Así mismo, la IEE tiene aprobada la Declaración de Mamré,[7]​ una declaración pastoral en el que se afirma que la iglesia defenderá la acogida de las personas homosexuales y sus familias, evitando la invisibilidad y trabajando en el acompañamiento de la diversidad. Así mismo, se comprometen a hacer pedagogía contra la homofobia desde el Evangelio de la Gracia y a cultivar un lenguaje inclusivo respecto a las construcciones de género.

Enlaces externos[editar]

Notas[editar]

  1. «Presentación». iee-es.org. Consultado el 5 de septiembre de 2009. 
  2. «Organización». iee-es.org. Consultado el 5 de septiembre de 2009. 
  3. «Página Web Oficial del Consejo Mundial de Iglesias». oikoumene.org/es/cmi.html. Archivado desde el original el 16 de julio de 2010. Consultado el 5 de septiembre de 2009. 
  4. «Organización de la Iglesia Evangélica Española». Iglesia Evangélica Española. Consultado el 15 de abril de 2020. 
  5. «Iglesia Protestante del Redentor - IEE: Servicios». Iglesia Protestante del Redentor - IEE. Consultado el 15 de abril de 2020. 
  6. Sánchez Núñez, Juan (2015). «Ética Teologica y Homosexualidad - Partes I y II & Declaración de Mamré». Web IEE. Consultado el 1 de octubre de 2019. 
  7. «Declaración de Mamré – Pastoral IEE 2015». Iglesia Evangélica Española. 27 de mayo de 2015. Consultado el 15 de abril de 2020.