Honorio Maura Gamazo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Honorio Maura
Honorio Maura Gamazo 1934.jpg

Diputado a Cortes
por Pontevedra
1933-1936

Información personal
Nacimiento 1886
Madrid
Fallecimiento 4 de septiembre de 1936
Fuenterrabía
Causa de la muerte Fusilamiento Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Cementerio de San Isidro (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Renovación Española
Familia
Padres Antonio Maura Ver y modificar los datos en Wikidata
Constancia Gamazo Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor y político Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Dramaturgia y teatro Ver y modificar los datos en Wikidata

Honorio Maura Gamazo (Madrid, 1886-Fuenterrabía, 4 de septiembre de 1936) fue un escritor dramático y político monárquico español, diputado en Cortes durante la Segunda República. Fue asesinado por milicianos anarquistas.

Biografía[editar]

Hijo de Antonio Maura, hizo sus primeros estudios en el Colegio de los Jesuitas de Chamartín de la Rosa. Obtenido el título de bachiller, fue enviado primero a Francia y luego a Suiza y Alemania para que estudiara la carrera de ingeniero industrial, lo que llevó a cabo en la Escuela Politécnica de Zúrich y en las universidades de Bonn y Aquisgrán. De regreso a España, cursó en Madrid la carrera de derecho. Marchó a Méjico y luego a la República Argentina. Honorio permaneció cuatro años, en América dedicado a especulaciones agrícolas y ganaderas. Retornó definitivamente a España después de su único matrimonio con Dña. Sara Pieres Fernández do Eixo el 19 de septiembre de 1914 en Buenos Aires contando 28 años de edad. Cofundador del el Banco de Madrid antes llamado Banco Hispano-Austro Húngaro con sus hermanos y el conde de los Andes, el conde de Mieres el marques de Ibarra,además de cofundar la primera fábrica de pavimentos de linóleo en España "Linoleum Nacional" siendo un negocio demasiado innovador y prematuro para la época.

Destacó en el teatro con gran éxito produciendo comedias ingeniosas, en las que mezclaba la frivolidad con la ironía y conocimiento de la alta sociedad. Según Torcuato Luca de Tena, «creo que si no se hubiese llamado Maura, y sin la categoría política que ostentaba su padre, Honorio sería considerado hoy como uno de los primeros comediógrafos del siglo XX». Sus comedias tenían graciosos diálogos y ameno desarrollo escénico. Los argumentos de estas obras, salpicados de momentos humorísticos, componían irónicos retratos de sociedad -reflejaban el mundo cómodo de los burgueses y los aristócratas- en los que a veces se percibía un tono frívolo, si bien muy morigerado, nunca incompatible con el sentido moralizante. Entre sus obras, destacan: Corazón de mujer, Julieta compra un hijo, Baby, La muralla de oro, Raquel, Cuento de hadas, La condesita y su bailarín, La noche loca, Por sus pasos contados, Eva, indecisa, Susana tiene un secreto, etc.

Amigo íntimo y albacea de Alfonso XIII, con la llegada de la II República se dedicó casi exclusivamente a la política, compaginándola con el teatro. Colaboró, junto al marqués de Luca de Tena, en la constitución del Círculo Monárquico Independiente; y fue detenido tras los sucesos de mayo de 1931. Frente a la actitud republicana de su hermano Miguel, su ideal fue el retorno de la monarquía. El propio Miguel, ministro republicano de la Gobernación, comentaría agriamente el 15 de septiembre de 1931 durante un Consejo de Ministros: «el idiota de mi hermano también ha dado dinero», mientras hacía balance de la financiación y estado de las conspiraciones antirrepublicanas.[1]​ Fue detenido como parte de la trama civil del golpe de Estado de la Sanjurjada de agosto de 1932.[2]​ Militó a partir de febrero de 1933 militó en el partido monárquico Renovación Española, que dirigía el antiguo maurista Antonio Goicoechea. Obtendría un escaño por Pontevedra en las elecciones de 1933.[3]​ Al mismo tiempo, colaboró en el diario ABC y en la revista Renovación Española, combatiendo el régimen republicano. En el Parlamento, criticó el "accidentalismo" y la táctica "posibilista" de José María Gil Robles y la CEDA.

Tras la revolución de octubre de 1934, además de exigir la derogación del Estatuto de Autonomía de Cataluña de 1932, escribió encendidos artículos en el diario ABC contra los revolucionarios de Asturias (Revolución de Asturias) a los que llamó «escoria, podredumbre y basura que roe las entrañas de la Patria» al tiempo que lamentaba la muerte de «»esas mujeres y esos niños degollados y ultrajados bárbaramente por unos chacales repugnantes que no merecen ser ni españoles ni seres humanos» (16 de octubre).[4]​ Cuatro días después (el 20 de octubre) publicaba otro artículo donde concebía la represión ejercida contra los mineros y los obreros asturianos que se habían sublevado como el inicio de «la revolución auténtica y salvadora para España»:[5]

«La revolución auténtica y salvadora para España... la buena, la santa, la definitiva, la que puede devolver a España días de paz, de gloria y de prosperidad... ha empezado. Y hay que continuarla y llegar hasta el fin. Hay que barrer todo lo que sea antipatria, extranjerismo, doctrina exótica (...). Nosotros somos nosotros (...) De cruces y espadas está hecho nuestro pasado, y en la cruz y las espadas tiene que cimentarse nuestro porvenir. Es nuestro destino español.»

Fue uno de los firmantes del manifiesto del Bloque Nacional, de José Calvo Sotelo. Al iniciarse la Guerra Civil Española fue acusado de no participar de las ideas del Gobierno del Frente Popular y lo detuvieron en Zarauz donde veraneaba. Primero lo condujeron a la cárcel de San Sebastián donde pasó varias semanas. Al cabo de ellas un grupo de extremistas de la FAI lo condujeron a la frontera, junto con Victor Pradera, José María de Urquijo, el conde de Plasencia,el ministro de la monarquía Leopoldo Matos y Massieu, el político tradicionalista Joaquín Beunza y Ramón Brunet, testigo de los hechos. En plena carretera, les hicieron bajar del camión diciéndoles que los iban a fusilar. Pidieron un cuarto de hora para rezar el rosario. Se lo concedieron. Llegó una partida de nacionalistas vascos que los salvó, conduciéndolos al fuerte de Guadalupe en Fuenterrabía. Desde que fue detenido en su casa de Zarauz, la tarde del 23 de julio de 1936, Honorio Maura Gamazo llegó a desear que los miembros del pelotón, en vez de dispararle con pólvora, lo hiciesen con balas de verdad: «… La Cárcel fue para Honorio Maura un verdadero suplicio… Para burla y escarnio rapáronle la cabeza. Hacíanle fregar las escaleras y barrer el patio… De repente, recibía la orden de ponerse en marcha hacia la playa para ser fusilado. Y a la playa le llevaban. Poníanle delante de una roca o de un motón de arena y formaban ante él, con toda solemnidad, el piquete de fusileros. Le apuntaban y a la voz de “fuego”, disparaban… con pólvora sola. Acercábanse a él, con muecas y risas, y le decían: Has pasado miedo, ¿eh? No te apures que todavía no ha llegado tu hora. Otras veces, acabada la trágica broma, íbanse hacia él y le insultaban, le escupían y a culatazos, le dejaban medio muerto y luego le volvían a su celda.» A la vista de las brigadas navarras que conquistaban en aquel momento Irún, fue fusilado por los milicianos anarquistas en agosto de 1936. Sus últimas palabras fueron: «Soy un barco que se hunde cuando está entrando en el puerto». El 8 de enero de 1937 fue enterrado en Pamplona. Su viuda Sara Pieres y sus cinco hijos -Paloma, Jaime, Iván, Alicia y Hernando Maura- buscaron refugio en Zarauz en la casa vecina del Embajador argentino García Mansilla,[6]​ llamada la Casa azul de Ayala, junto con otro refugiados como la duquesa de Aliaga, Pedro de Ansoategui, la marquesa de la Romana, Pedro Caro y el marqués del Sobroso.

Obras de teatro[editar]

  • Corazón de mujer. 1924. Estrenada en el teatro Eslava. Con Catalina Barcena y Manuel Collado
  • 1945. Estrenada en el Teatro Fontalba, de Madrid, el 28 de diciembre de 1924, con la actriz Josefina Tapias y los actores Peña, Romea y Orduña.
  • Como la hiedra al tronco. 1924. Estrenada en el teatro Cómico con Carmen Díaz.
  • Baby. 1924. Estrenada en el teatro Eslava de Madrid.
  • La vuelta al redil. Estrenada al teatro Lara de Madrid, 1925, 23 de febrero..
  • Susana tiene un secreto.1926, en colaboración con Gregorio Martínez Sierra, 8 de enero de 1926, estrenada en el teatro Eslava.
  • El buen camino. 1926 estrenada en el teatro Reina Victoria de San Sebastián, por la compañía Ladrón de Guevara-Rivelles.
  • Julieta compra un hijo, en colaboración con Gregorio Martínez Sierra, 1926. estrenada en el teatro Reina Victoria con Josefina Díaz.
  • ¡En paz!. Estrenada al teatro Larra de Madrid, 1927, 3 de marzo.
  • Su mano derecha.1928 Estrenada en el teatro Infanta Beatriz, adaptación de una obra que no llegó a representarse con otro nudo y otro desenlace de Edgar Neville y José López Rubio.[7]
  • Cuento de hadas. 1928. Estrenada en el teatro Infanta Isabel.
  • La muralla de oro. 1928. Estrenada en el teatro Reina Victoria de Madrid con Josefina Artigas y Manuel Dicenta.
  • El fin trágico del príncipe Frescolín, representada en el Teatro Calderón.
  • Raquel.1928 Estrenada en el teatro Larra de Madrid.
  • El Náufrago. 1928, pasatiempo representable en un acto.
  • Mary la insoportable, en colaboración con Gregorio Martínez Sierra. 1929. Estrenada en el teatro de la Comedia.
  • ¡Me lo daba el corazón! 1930. Estrenada en el teatro Cómico.
  • La condesita y su bailarín. 1930 en el teatro de la comedia de Madrid. con Salvador Soler y Milagros Leal.[8]
  • La noche loca. Estrenada el 4 de marzo de 1931. teatro Infanta Isabel, con Eloísa Muro y Manuel Collado.
  • El príncipe que todo lo aprendió en la vida. Estrenada el 21 de abril de 1931, en el teatro Victoria, con Antonio Vico y Carmen Carbonell.
  • Eva indecisa, estrenada el 5 de enero de 1932 en el teatro Beatriz, con Hortensia Gelabert.
  • El balcón de la felicidad. 1932. Estrenada en el teatro Fontalba. Primera actriz; Carmen Díaz.
  • Por sus pasos contados. 1932. Estrenada en el teatro María Isabel de Madrid con la actriz principal, María Lajos y Manolo Collado.
  • La mujer misteriosa. 1933. Estrenada en el teatro Eslava con Catalina Barcena y Manrique.
  • Con, de, en, por, sin, sobre, tras el sentido común, 1934
  • Las desencantadas. Diciembre de 1934. Teatro Muñoz Seca, Madrid. Primera actriz: Carmen Carbonell, con Antonio Vico.
  • Hay que ser modernos. 1935. Estrenada en el teatro Maravillas con María Brú y José Isbert.

Filmografía[editar]

  • Un caballero de frac. 1931 Roger Capellani, Paramount Pictures.
  • Susana tiene un secreto, 1934 Benito Perojo Benito Perojo. Orphea Films.
  • Julieta compra un hijo. 1935. Escrita por Honorio Maura y Gregorio Martinez-Sierra, dirigida por Louis King producida por la Paramount Pictures. Adaptada por Lopez Rubio y Gregorio Martinez -Sierra.Según el libro "La Atenas Militarizada" de Felipe Cabrerizo Perez, "Honorio Maura nunca cobró por la adaptación de Martínez Sierra que sigue tan listillo como siempre."
  • Ella, él y sus millones, 1944 Juan de Orduña producida por Cifesa.
  • Los maridos no cenan en casa, 1956 Jeronimo Mihura.

Referencias[editar]

  1. González Calleja, 2011, p. 42.
  2. González Calleja, 2011, p. 104.
  3. «Maura Gamazo, Honorio. 55. Elecciones 19.11.1933». Archivo histórico de diputados (1810-1977). Congreso de los Diputados. 
  4. Calero, Antonio Mª (1985). «Octubre visto por la derecha». Gabriel Jackson y otros, ed. Octubre 1934. Cincuenta años para la reflexión. Madrid: Siglo XXI. p. 163. ISBN 84-323-0515-4. 
  5. Calero, Antonio Mª (1985). «Octubre visto por la derecha». Gabriel Jackson y otros, ed. Octubre 1934. Cincuenta años para la reflexión. p. 176. 
  6. Mansilla primero dio refugio a su vecino Pedro M.Ansoátegui, luego a la esposa (argentina) de Honorio Maura y sus cinco hijos y a otros veraneantes, familias vecinas y parientes lejanos. El 1 de agosto, una delegación del Frente Popular de Zarauz conminó al embajador argentino a que entregase a los asilados, a lo que éste se negó. La casa fue sitiada, incomunicada y las cuentas bancarias del embajador fueron bloqueadas. El embajador y sus refugiados pasaron a alimentarse del crédito de los comerciantes y de los ahorros de los criados mientras, a través de la embajada en Londres, este puso en conocimiento de su apurada situación al gobierno de Buenos Aires. El canciller, Carlos Saavedra Lamas, respaldó la actitud humanitaria del embajador y le pidió que resistiera hasta que llegara ayuda. Se dispuso mandar un buque de guerra de la Marina argentina al puerto de Guetaria, cercano a Zarauz para desalojar al embajador y sus asilados, pero García Mansilla y el resto de los asilados en su casa abandonarían España el 14 de agosto con el auxilio del embajador francés, merced a las terminantes órdenes de Augusto Barcia, ministro republicano, de que fueran puestos a salvo en la frontera.
  7. López Rubio, José (1983) Discurso de ingreso a la Real Academia, p 29.
  8. De la que se dijo: […] Dos papeles importantes tiene la obra. Milagros Leal, en el de la condesita, pone de manifiesto, sobre todo en la escena del acto último, su fibra de buena actriz. Aún se percibe en su dejo una influencia muy marcada, delatora de la excelente escuela en que se formó, y que clama ya por trocarse del todo en acento propio. Salvador Soler Marí, en el marqués-bailarín, le da eficazmente la réplica.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]