Himno de Europa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Himno de Europa
Flag of Europe.svg
El himno europeo fue adoptado en 1985 basándose en la Oda a la Alegría de Beethoven
Información general
Himno de Flag of Europe.svg Unión Europea
Música Ludwig van Beethoven, 1824
Adoptado Consejo de Europa (1972)
Comunidad Económica Europea (1985)
Unión Europea (1993)
Multimedia
Himno Europeo

¿Problemas al reproducir este archivo?

El himno de Europa, también conocido como himno de la Unión Europea y denominado oficialmente himno europeo, es uno de los cuatro símbolos oficiales de la Unión Europea (UE).[1]​ Este himno, que fue adoptado oficialmente por la Comunidad Económica Europea en 1985, no sustituye los himnos nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea, sino que «celebra los valores que todos ellos comparten».[1]​ La obra tiene su origen en la Oda a la Alegría, escrita por Friedrich Schiller en 1785 y la composición realizada por Ludwig van Beethoven para su novena sinfonía.[1]​ Sin embargo el himno es puramente instrumental y la letra en alemán de Schiller no tiene carácter oficial aunque, eventualmente, las letras alemanas suelen ser cantadas cuando el himno toca en algunos actos oficiales. No obstante, se ha propuesto en varias ocasiones dotar de letra al himno.

Historia[editar]

Origen[editar]

El compositor Ludwig van Beethoven.
La Sinfonía n.º 9 en re menor, op. 125, conocida también como «Coral», es la última sinfonía completa del compositor alemán Ludwig van Beethoven. Es una de las obras más trascendentales, importantes y populares de la música y el arte. Su último movimiento es un final coral sorprendentemente inusual en su época que se ha convertido en símbolo de la libertad. Desde 1985 es el himno de la Unión Europea (UE), en una versión adaptada por Herbert von Karajan.[2]​ En 2001, la partitura original de la sinfonía se inscribió en el Registro de la Memoria del Mundo de la Unesco, donde forma parte, junto con otros sobresalientes monumentos, de la herencia espiritual de la humanidad.[3]

En 1817 la Sociedad Filarmónica de Londres encargó la composición de la sinfonía. Beethoven comenzó a componerla en 1818 y finalizó su composición a principios de 1824. Sin embargo, tanto la parte coral como las notas de la sinfonía disponen de fuentes para datarlas en un momento temprano en la carrera de Beethoven.[cita requerida]

El poema de Friedrich Schiller An die Freude (noviembre de 1785), traducido como A la alegría, y conocido como Oda a la alegría que Schiller publicó en 1786, provocó en Beethoven la intención de musicalizarlo ya desde 1793 cuando tenía 22 años. Se suele distinguir entre Oda a la alegría para denominar al poema original de Schiller, e «Himno a la alegría» como denominación del cuarto movimiento de la Novena sinfonía de Beethoven, que incluye una selección del texto de Schiller, las palabras introductorias de Beethoven, y, por supuesto, la música.[4]

La introducción a la parte vocal de la sinfonía provocó varios problemas a Beethoven. Sobre esto el amigo y biógrafo de Beethoven Anton Schindler escribió:

Cuando empezó a componer el cuarto movimiento, la lucha comenzó como nunca antes. El objetivo era encontrar un modo correcto de introducir la oda de Schiller. Un día Beethoven entró en un cuarto y gritó: «¡Lo tengo, ya lo tengo!», entonces me mostró el cuadernillo con las palabras «Déjenos cantar la oda del inmortal Schiller».

Sin embargo, Beethoven finalmente no mantuvo esta versión, sino que la siguió reescribiendo hasta llegar a la forma final, con las palabras «O Freunde, nicht diese Töne».

El movimiento cultural Sturm und Drang (tempestad y emoción), en las décadas finales de siglo, supone la disolución de las formas cortesanas, acentuando la libertad y el sentimiento y rechazando el racionalismo riguroso y anticipándose al futuro romanticismo.[cita requerida]

Beethoven encarna el tránsito del estilo clásico al estilo romántico, rompiendo el esquema cerrado de las formas musicales para adaptarlas a esta incipiente libertad individual. Fue uno de los primeros músicos que vivieron de lo que vendían componiendo, algo que comenzó a hacer Mozart, y creó un precedente en el oficio de compositor, despegándose del mecenazgo al que estaban sometidos otros músicos, como Haydn.[cita requerida]

Beethoven estaba ansioso por estrenar su trabajo en Berlín tan pronto como fuera posible después de terminarlo, dado que pensó que el gusto musical en Viena estaba dominado por compositores italianos como Rossini. Cuando sus amigos y financistas oyeron eso, le motivaron a estrenar la sinfonía en la misma Viena.[cita requerida]

El estreno de la novena sinfonía fue diez años después de la Octava, el 7 de mayo de 1824, en el Kärntnertortheater de Viena, junto con la obertura de Die Weihe des Hauses y las tres primeras partes de la Missa Solemnis. Esta fue la primera aparición en escena de Beethoven después de diez años; la sala estuvo llena. Nadie quiso perderse el estreno de la sinfonía y de la que se presumía sería la última aparición pública del genio alemán, y efectivamente así fue: en los tres años siguientes, se recluyó en casa aquejado de diversas enfermedades que lo postraron hasta su muerte.[cita requerida]

Beethoven no podía oír el estreno, pero lo siguió en una copia de la partitura, imaginando en su mente los sonidos que todos los demás escuchaban. Al final de la ejecución, él todavía estaba enfrascado en su partitura sin poder oír los aplausos. Uno de los solistas le tocó el brazo y le hizo girar para que pudiera ver las manos que aplaudían y los pañuelos que se agitaban en el aire. Entonces el compositor se inclinó y saludó a la audiencia.[5]
Oda a la Alegría (extracto de Beethoven para su sinfonía n.º 9) 

Texto original en lengua alemana


Bariton Solo

O Freunde, nicht diese Töne!
Sondern laßt uns angenehmere anstimmen,
und freudenvollere.
Freude! Freude!

Quartett mit Chor

Freude, schöner Götterfunken,
Tochter aus Elysium,
Wir betreten feuertrunken,
Himmlische, dein Heiligtum.
Deine Zauber binden wieder,
Was die Mode streng geteilt;
Alle Menschen werden Brüder,
Wo dein sanfter Flügel weilt.

Wem der große Wurf gelungen,
Eines Freundes Freund zu sein,
Wer ein holdes Weib errungen,
Mische seinen Jubel ein!
Ja, wer auch nur eine Seele
Sein nennt auf dem Erdenrund!
Und wer´s nie gekonnt, der stehle
Weinend sich aus diesem Bund!

Freude trinken alle Wesen
An den Brüsten der Natur,
Alle Guten, alle Bösen
Folgen ihrer Rosenspur.
Küsse gab sie uns und Reben,
Einen Freund, geprüft im Tod.
Wollust ward dem Wurm gegeben,
Und der Cherub steht vor Gott.

Tenor Solo & Chor

Froh, wie seine Sonnen fliegen
Durch des Himmels prächtgen Plan,
Laufet, Brüder, eure Bahn,
Freudig wie ein Held zum Siegen.

Chor

Seid umschlungen, Millionen!
Diesen Kuss der ganzen Welt!
Brüder - überm Sternenzelt
Muss ein lieber Vater wohnen.

Ihr stürzt nieder, Millionen?
Ahnest du den Schöpfer, Welt?
Such ihn überm Sternenzelt,
Über Sternen muss er wohnen.

Chor

Freude, schöner Götterfunken,
Tochter aus Elysium,
Wir betreten feuertrunken,
Himmlische, dein Heiligtum.
Deine Zauber binden wieder,
Was die Mode streng geteilt;
Alle Menschen werden Brüder,
Wo dein sanfter Flügel weilt.

Freude, schöner Götterfunken,
Tochter aus Elysium,
Freude, schöner Götterfunken!

Traducción


Solo de barítono

¡Oh amigos, no esos tonos!
Entonemos otros más agradables y
llenos de alegría.
¡Alegría, alegría!

Solo de Cuarteto de voces y Coro

¡Alegría, bella chispa divina,
hija del Elíseo!
¡Penetramos ardientes de embriaguez,
¡Oh celeste, en tu santuario!
Tus encantos atan los lazos
que la rígida moda rompiera;
y todos los hombres serán hermanos
bajo tus alas bienhechoras.

Quien logró el golpe de suerte,
de ser el amigo de un amigo.
Quien ha conquistado una noble mujer
¡Que una su júbilo al nuestro!
¡Sí! que venga aquel que en la Tierra
pueda llamar suya siquiera un alma.
Pero quien jamás lo ha podido,
¡que se aparte llorando de nuestro grupo!

Se derrama la alegría para los seres
por todos los senos de la Naturaleza.
todos los buenos, todos los malos,
siguen su camino de rosas.
Ella nos dio los besos y la vid,
y un amigo probado hasta la muerte;
Al gusanillo fue dada la Voluptuosidad
y el querubín está ante Dios.

Solo de Tenor y Coro Masculino

Alegres como vuelan sus soles,
A través de la espléndida bóveda celeste,
Corred, hermanos, seguid vuestra ruta
Alegres, como el héroe hacia la victoria.

Coro

¡Sean abrazados Millones!
¡Este beso al mundo entero!
Hermanos, sobre la bóveda estrellada
Debe habitar un Padre amante.

¿Os postráis, Millones de seres?
¿Mundo, presientes al Creador?
Búscalo por encima de las estrellas!
¡Allí debe estar su morada!

Coro

¡Alegría, bella chispa divina,
hija del Elíseo!
¡Penetramos ardientes de embriaguez,
¡Oh celeste, en tu santuario!
Tus encantos atan los lazos
que la rígida moda rompiera;
y todos los hombres serán hermanos
bajo tus alas bienhechoras.

¡Alegría, bella chispa divina,
hija del Elíseo!
¡Alegría, bella chispa divina!

Símbolo de la Unión Europea[editar]

En 1971, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (no confundir con el Consejo de la Unión Europea) decidió proponer la adopción de la antesala de la Oda a la Alegría de la Novena Sinfonía de Beethoven como himno, tomando la sugerencia hecha por el conde austriaco Richard Nikolaus Graf von Coudenhove-Kalergi en 1955. Beethoven fue visto generalmente como la mejor elección para un himno de Europa.[6]Herbert von Karajan accedió a una petición del Consejo de la Unión Europea de escribir tres arreglos instrumentales para solo de piano, viento y orquesta sinfónica, con los que se hizo oficial en 1985 como himno de la Unión Europea tras la aprobación de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, siendo interpretado por primera vez de manera oficial el 29 de mayo de ese mismo año.[7]

Por otra parte, existió un proyecto de la Comisión Europea (CE) buscó dotarlo de un texto que represente los ideales de la Unión. El compositor austriaco Peter Roland ha preparado tres estrofas en latín relacionadas con la paz y la Europa unida en la diversidad, haciendo eco al lema de la UE: Unida en la diversidad. El latín, como antigua lengua de varios países europeos, fue el lenguaje propuesto por Roland quien ofreció una copia de su versión a Romano Prodi, entonces presidente de la Comisión Europea durante una reunión en Viena en febrero de 2004. En el mismo sentido, en 2012 el partido Unión Europea de Esperanto (EEU) presentó como propuesta a la Comisión que "la Unión Europea recomiende cantar el himno europeo en el idioma neutral esperanto cuando los representantes de los Estados miembros quieran expresar conjuntamente su pertenencia a una Europa común y de iguales derechos".[8]

El proyecto de la Constitución Europea[editar]

Constitución Europea

Artículo I-8 (símbolos de la Unión[9]​)
La bandera de la Unión representa un círculo de doce estrellas doradas sobre fondo azul.
El himno de la Unión se toma de la «Oda a la Alegría» de la Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven.
La divisa de la Unión es «Unida en la diversidad».
La moneda de la Unión es el euro.

El Día de Europa se celebra el 9 de mayo en toda la Unión.

El Tratado por el que se establece una Constitución para Europa (conocido como Constitución Europea o Tratado Constitucional), fue un tratado internacional no ratificado destinado a crear una constitución consolidada para la Unión Europea (UE).[10]​ De haber sido aprobado, habría reemplazado los tratados existentes de la UE con un solo texto,[11]​ otorgado fuerza legal a la Carta de los Derechos Fundamentales, y ampliado la votación a mayoría cualificada en áreas de política que previamente se habían decidido por unanimidad entre los Estados miembro de la Unión.[12]

El proyecto del tratado había sido aprobado el 18 de junio de 2003, siendo firmado en Roma por los jefes de gobierno de los países que formaban la Unión Europea a 29 de octubre de 2004. El 12 de enero de 2005, el Parlamento Europeo aprobó una resolución por 500 votos a favor, 137 en contra y 40 abstenciones, en la que recomendó a los Estados miembros que ratificaran la Constitución. En España, por ejemplo, el tratado fue ratificado con una clara victoria del sí en un referéndum con una participación del 42 % del censo.[13]​ En cambio, el resultado de un referéndum en Francia y otro referéndum en los Países Bajos fue de oposición al tratado, lo cual hizo que el documento no llegase a entrar en vigor y provocó una crisis institucional europea.[14]

Símbolos en el Tratado de Lisboa[editar]

«Bélgica, Bulgaria, Alemania, Grecia, España, Italia, Chipre, Lituania, Luxemburgo, Hungría, Malta, Austria, Portugal, Rumanía, Eslovenia y Eslovaquia declaran que la bandera que representa un círculo de doce estrellas doradas sobre fondo azul, el himno tomado del "Himno a la Alegría" de la Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven, la divisa "Unidad en la diversidad", el euro en tanto que moneda de la Unión Europea y el Día de Europa el 9 de mayo seguirán siendo, para ellos, los símbolos de la pertenencia común de los ciudadanos a la Unión Europea y de su relación con ésta.»
Conferencia intergubernamental Acta final (3 de diciembre de 2007).[15]

En la declaración n° 52 del Tratado de Lisboa firmado en 2007, la mayoría de los Estados miembro de la UE manifestaron que la bandera, el himno, la divisa, el Día de Europa, y el Euro en tanto que moneda de la UE, “seguirán siendo, para ellos, los símbolos de la pertenencia común de los ciudadanos a la UE y de su relación con ésta”.[16]

En 2017, el presidente francés Emmanuel Macron tomó medidas que hicieron que Francia adoptase oficialmente los símbolos europeos descritos en la declaración n° 52.[17]​ En una carta dirigida al entonces presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, Macron anunció que Francia se unía a los otros 16 Estados miembros que reconocen la bandera azul con 12 estrellas y los otros símbolos de la UE.[18]​ Previamente, el día de su elección en mayo de ese año Macron había dispuesto que justo antes de su primer discurso como presidente electo, se interpretase el himno europeo. Desde entonces pronunció varios discursos pro europeos, pidiendo una refundación de la Unión Europea.[17]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c El himno europeo, en el portal de la Unión Europea. Consultado el 15 de junio de 2008.
  2. El Himno europeo, en el portal de la Unión Europea. Consultado el 15-6-2008.
  3. Maria del Carmen Monroy Hernandez; Miguel Angel Aguilar Grimaldo (1 de enero de 1822). «Sinfonía número 9 en re menor, opus 125, de Beethoven». www.wdl.org. Consultado el 9 de diciembre de 2015. 
  4. Jean y Bridgitte Massin, Ludwig van Beethoven, Ed. Turner, 1987, p. 763 y sig. (original en francés de Ed. Fayard, 1967, p. 699).
  5. «Clásica y Ópera | Obras Maestras | Sinfonía N.º 9 “Coral” | HagaseLaMusica.com». www.hagaselamusica.com. Consultado el 2015-12-10 Por Miguel Ángel Aguilar Grimaldo y María del Carmen Monroy Hernández. 
  6. «Hymne européen et consciense européenne» (en francés). Consultado el 3 de septiembre de 2011. 
  7. «Símbolos de la Unión Europea > El himno europeo». Consultado el 4 de septiembre de 2011. 
  8. Iniciativa ciudadana por el himno europeo en esperanto (esperanto)
  9. «De la definición y los objetivos de la Unión». Tratado por el que se establece una Constitución para Europa. Consultado el 9 de octubre de 2011. 
  10. «Speech by the EU Ambassador to Indonesia». Servicio Europeo de Acción Exterior (en inglés). 20 de enero de 2018. Consultado el 3 de febrero de 2020. 
  11. «El Tratado de Lisboa». EUR-Lex. 15 de diciembre de 2017. Consultado el 3 de febrero de 2020. 
  12. «Preguntas parlamentarias». Parlamento Europeo. 11 de marzo de 2004. Consultado el 3 de febrero de 2020. 
  13. «Resultados referéndum para la Constitución para Europa, 2005». 
  14. «Francia dice 'sí' al Tratado de Lisboa tres años después de haber rechazado la Constitución». Europapress. 8 de febrero de 2008. Consultado el 3 de febrero de 2020. 
  15. «Acta Final de la Conferencia intergubernamental que ha adoptado el Tratado de Lisboa». EUR-Lex. 13 de diciembre de 2007. Consultado el 9 de febrero de 2022. 
  16. «Declaraciones anejas al Acta Final de la Conferencia intergubernamental que ha adoptado el Tratado de Lisboa». EUR-Lex. 26 de octubre de 2012. Consultado el 18 de marzo de 2020. 
  17. a b «Macron officialise la reconnaissance du drapeau européen par la France». Paris Match (en francé). 19 de octubre de 2017. Consultado el 18 de marzo de 2020. 
  18. Belien, Sarah (20 de octubre de 2017). «Macron a fait la démarche pour reconnaître les symboles européens». RTL (en francé). Consultado el 18 de marzo de 2020. 

Enlaces externos[editar]