Hermanos y detectives (serie de televisión de Argentina)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Hermanos y detectives es una miniserie argentina dirigida por Damián Szifron, creador de la serie Los simuladores y de Relatos salvajes. Fue producida por Telefe Contenidos y se transmitió por Telefe en 2006. En septiembre de 2007 se estrenó la versión española, en la cadena Telecinco. En ambas versiones participa Rodrigo Noya.

En 2009, Televisa Networks ha adquirido el formato de la serie “Hermanos y detectives” para emitirla en toda Latinoamérica en su canal Unicable y el productor Javier Williams hará una versión mexicana protagonizada por Julio Bracho, Octavio Ocaña y Adrián Uribe.

La serie también fue comprada por la televisora estadounidense ABC, producida y readaptada por Daniel Cerone, cambiando su nombre a Solving Charlie. Ficha en IMDb

Al poco de estrenarse empezaron las críticas entre los aficionados al anime y al manga por el gran parecido de su trama con el manga de Gosho Aoyama, Detective Conan.

Estreno[editar]

La serie fue puesta al aire por primera vez en Argentina el miércoles 6 de septiembre de 2006 a las 23:30 h. Marcó 28,3 puntos de rating.

La música representativa es género disco, la canción escuchada en la presentación de los créditos del programa se titula "A Fifth of Beethoven" ("Una Quinta de Beethoven") de Walter Murphy. Basada en la "5.ª Sinfonía de Beethoven en C menor". No debe confundírsele con el intro en "Roll Over Beethoven", interpretada por ELO.

La estructura de la historia se aplica al género de buddy movie, caracterizada por mezcla de misterio, intriga y comedia. La saga es de 10 capítulos de una hora cada uno.

La emisión finalizó el jueves 16 de noviembre de 2006 a las 21:00 h.

Empezó su reposición en diciembre a partir de las 21:15 h.

Y en el 2007, también se repitió la serie en junio que se televisaba a las 21:45 h.

Elenco[editar]

  • Franco Montero (Rodrigo de la Serna): Franco tiene unos 30 años. Es una persona de una vida muy gris, muy solitario ya que se crio solo. La única contención que tuvo después del abandono de su padre cuando era niño, y de la muerte de su madre, fue la institución policial. A medida que fue enterándose de cómo funcionaba se dio cuenta de que era una institución muy corrupta. Hasta que la llegada de su medio hermano Lorenzo que trae la "chispa" que faltaba en su vida.
  • Lorenzo Montero (Rodrigo Noya): Lorenzo es un chico de 11 años, con una inteligencia superior a la de cualquier chico de su edad, extrovertido, valiente. Él es el medio hermano de Franco. La relación entre ambos comenzó siendo bastante fría, ya que Franco se había criado solo, después del abandono de su padre y la muerte de su madre cuando era muy pequeño; pero luego comenzó a ser más afectiva, a la medida en la que uno se iba adaptando al otro. Al principio Franco no podía aceptarlo, pero luego se va dando cuenta que gracias a Lorenzo, el pudo evolucionar como persona. Ascendió en su trabajo y por primera vez que se enamoró y pudo construir un noviazgo sólido. Pero esto se ve afectado, cuando en el último capítulo a Lorenzo le ofrecen una beca para ingresar en el "Programa Internacional Para Mentes Brillantes", dónde podrá tener un estudio avanzado para su mente prodigiosa y no aislarse de los chicos de su edad. Franco y Lorenzo se muestran dubitativos y su relación entra en conflicto por esto, pero luego deciden que eso es lo mejor para Lorenzo y lo que debe hacer, y que también es hora de que Franco deje de depender tanto de él.
  • Gustavo Mansilla (Osqui Guzmán): es el compañero de trabajo de Franco. Carismático personaje que siempre ayuda a Franco a resolver los casos y es experto en Kung-Fu. Mansilla es una muy buena persona, pero suele ser inoportuno, en especial con el subcomisario Serrano, quien lo detesta sin motivo aparente, y siempre lo encuentra haciendo algo poco conveniente.
  • Subcomisario Serrano (Carlos Moreno): Serrano, hasta el capítulo 9 es el subcomisario y jefe de Montero y su brigada. Es una persona cínica, malhumorada, ignorante y soberbia. Por razones desconocidas, detesta a Mansilla y lo tiene de punto (en un capítulo casi lo despide), tenía de amante a Marcelita, con quien engañaba a su mujer, hasta que ella lo abandona. En el capítulo 9, se decubre que Serrano era uno de los cuatro comisarios que montaban una red de corrupción (que incluía desarmaderos de autos, prostíbulos, lavado de dinero, etcétera), pero debido a su alto nivel de irresponsabilidad, estaba constantemente poniendo al grupo en peligro de ser descubiertos. Por ello, lo mandan a matar. Franco lo salva, pero junto con Lorenzo y Mansilla desenmascar la red de corrupción y logran que los otros tres comisarios fueran arrestados. Serrano quedó postrado en la cama de un hospital, fingiendo pérdida de memoria para no ir a tribunales.
  • Marcelita Gómez (María Marull): Es la bella camarera (mesera) del bar al que acuden los policías. Tiene una personalidad amistosa y extrovertida, pero siempre lidió con momentos de depresión. Se puso de novia con el Subcomisario Serrano, a quien abandonó. Franco la mira desde lejos pero luego (gracias a la aparición de Lorenzo) toma valor para invitarla a salir y su relación desembocó en un noviazgo sólido.
  • Kamiho (Ignacio Huang): Es el sobrino del subcomisario Serrano, quien es obligado por su esposa para que ayude a unos parientes de origen japonés contratando a Kamiho dentro de la brigada. Kamiho es brillante pero no tiene experiencia en el campo de acción de la policía, lo que genera situaciones delirantes a lo largo de los capítulos, sobre todo cuando está con Mansilla.
  • Hay mas personajes que ison de la Brigada como el "Puercoespín" y Larva, que son dos personas muy holgazanes, intentan ridiculizar a Montero, pero son bastante inútiles y torpes, Bianchini, tan fanfarrón, holgazán y torpe como sus compañeros que por ser lambiscón y amigo de Serrano obtiene un puesto mas privilegidao en la empresa.

Este elenco cuenta además con participaciones especiales como las de Nahuel Pérez Biscayart, Nancy Dupláa, Roly Serrano, Pablo Brichta, María Socas, Luis Ziembrowski, Max Berliner, Mónica Galán, Miguel Habud, Antonio Ugo, Manuel Vicente, Oscar Alegre, Fabián Arenillas, Aldo Barbero, Atilio Veronelli, Luis Mazzeo, Ricardo Díaz Mourelle, Susana Ortiz, Luis Machín y Laura Anders, entre otros actores

Equipo de producción[editar]

  • Producción: Manuel Garriga
  • Equipo de Producción: Ianina Celasco y Luis Benitez
  • Locaciones: Roxana Briski y Gaston Smith
  • Fotografía: Fidel Miranda
  • Arte: Mercedes Gumbold y Beatriz López
  • Vestuario: Verónica Latorre
  • Escenografía: Sergio Carnevali
  • Cámara: Diego Crucitti y Flavio Favia
  • Coordinación de Producción: Valeria Lungarini
  • Producción general: Juan Carlos Cabral
  • Productores asociados: Sebastián Darcyl y Tomás Darcyl

Argumento[editar]

Comienza con un policía administrativo, Franco Montero, que recibe como herencia el cuidado de un medio hermano que él no conocía, Lorenzo Montero, un niño prodigio con un coeficiente intelectual de 200 que cambia su modo de vivir y su trabajo, quedando a cargo, con la ayuda del pequeño de once años, del nivel homicidios. Franco tiene un compañero de trabajo, Gustavo Mansilla. Deduciendo y explorando resuelven los casos más llamativos.

El unitario cuenta con 10 capítulos:

Capítulo 1: "El profesor Fontán"[editar]

Franco conoce a Lorenzo. Al principio se niega a colaborar en la custodia del menor, pero la adopción no es optativa, sino obligatoria, y de paso, resuelven un caso, el de un profesor de literatura (personificado por Luis Machín) asesina a su alumno para robar una novela que él considera "de un verdadero autor, no de un alumno de literatura". Montero, alentado por su hermano (que le marcó un detalle importante para la resolución del crimen) se dispone a descubrir el asesinato, y en busca de pruebas descubre una verdad terrible, el profesor Fontan era el asesino a quien había confiado por unos instantes el cuidado de su hermano Lorenzo. Montero corre una carrera contra el tiempo para salvar a su hermano y atrapar al asesino.

Con:

Capítulo 2: "El secreto de Roque Peralta"[editar]

A Franco le dan el puesto de jefe de brigada, por resolver el caso anterior. Esto complica las cosas, ya que Franco no es una persona muy inteligente y mucho menos capacitada para dirigir. Lorenzo y Mansilla serán de gran ayuda para el desprotegido policía, el caso se centra en una joyería que se incendia misteriosamente. El único muerto es el guardia de seguridad del edificio y las joyas del lugar desaparecieron. Pronto descubren que no todo es lo que parece: Este "guardia de seguridad" resulta ser una persona en mal estado psíquico, a quién dan de alta en el manicomio para involucrar en el crimen. El verdadero crimen lo cometen una responsable del manicomio y el mencionado, con un nombre falso. Resuelven el caso: el hombre muerto es una persona llamada Roque Peralta quien es un autista sin poder de comunicación ni familia, la doctora y su cómplice lo queman vivo en la joyería, se roban todo no sin antes que el complice asumiera el rol de Roque Peralta, quien en realidad le habían dado el alta y trabajaba en seguridad de la joyería. Al final Lorenzo descubre un anillo robado de la joyería en la mano de una chica, quien dice que el dueño se lo regaló, haciendolo quedar mal.

Con:

Capítulo 3: "El caso del asesino gordo"[editar]

El dueño de un reconocido canal de televisión es asesinado en su departamento. Las únicas características que da el testigo son: "un hombre gordo que rengueaba".Ese "hombre gordo" resultan ser dos hermanos acróbatas rusos que increíblemente unieron sus cuerpos para dar con las características. Mientras tanto Franco enseña a Lorenzo la explotación que sufren ciertos chicos sobre algunas personas que pretenden de ellos el éxito fácil y lucrar económicamente cuando su hermano se anima a ir a un programa de Televisión de la misma productora que el fallecido, que trata de "Niños genios que resuelven preguntas difíciles" Lorenzo toma conciencia de esto por eso rechaza el premio.

Capítulo 4: "El extranjero solitario"[editar]

En los años 70 un extranjero aparentemente judío es misteriosamente asesinado en el pueblo de Los Pinos. Años después, en el mismo lugar en dónde este señor fue asesinado, hay un campamento para hijos de policías al que Lorenzo, el hijo del subcomisario Serrano, el hijo de Bianchini, el sobrino de Mansilla y varios mas acuden. Son dejados en manos de dos profesores absolutamente descuidados, poco interesados, holgazanes e inexpertos. Lorenzo aprovecha esto para investigar en ese lugar, alrededor de un pueblo junto con sus 3 compañeros mencionados la desaparición del extranjero, con tanta mala suerte que llegan a la casa del asesino, quien es un Nazi encubierto, que asesino al extranjero por ser un periodista judío que buscaba nazis para escracharlos. El asesino los descubre y los captura y la brigada entera, junto con Franco, Mansilla y Serrano buscan a los chicos perdidos, encontrándolos. En este capítulo Franco se rebela ante su jefe diciendo que su hijo no es un mocoso, sino un héroe por haber descubierto al asesino, quien ademas tenía pedido de captura internacional y comienza a sentir más afecto con Lorenzo

Capítulo 5: "La única heredera"[editar]

Un viejo millonario muere, y su esposa quien es mucho mas joven es la única heredera, la cual antes había sido aparentemente secuestrada. Luego se descubre que el responsable de dicho secuestro había sido el mejor amigo de su marido. Este último la mata y suplanta con otra chica, idéntica a ella. Franco, Lorenzo y Mansilla descubren el ardid, pero tarde. La impostora traiciona a su socio, el mejor amigo del anciano millonario, finge su muerte y escapa con su novio y todo el dinero del muerto, sin que nadie la atrape.

Capítulo 6: "El loco de la azotea"[editar]

Un francotirador asesina tres víctimas en diferentes lugares, en plazas conectadas mediante un patrón policial. El grupo de Franco, con un nuevo integrante, el japones Kamijo, el sobrino de Serrano quien es un poco insoportable deberán encontrar al asesino antes que la otra Brigada, la de Bianchini, para recibir un adelanto con doble aguinaldo, pero Franco se enfrenta a otro problema mientras tanto: una señora, quien aparentemente es dueña de un patronato de la infancia y visita casas para saber como viven los muchachos adoptados para discutir su continuidad en los hogares, llega a su hogar, exigiendo ver como vive Lorenzo. Con la ayuda de Marcelita, arman un plan para que la señora del patronato no se de cuenta que Lorenzo es un niño genio, haciendo una historia en la que Marcelita es la novia de Franco, y tuvieron a Lorenzo en un embarazo no planeado. Mientras terminaba de funcionar, es Kamijo quien resuelve el caso: el solamente quería matar a la segunda víctima ya que por culpa de esta, su hija murió atropellada por una picada que el organizaba y las otras dos víctimas eran personas que de todas maneras morirían pronto, como un anciano de 87 años y un homeless. Mansilla detiene al hombre y sale en los diarios, al ver esto Serrano le dice solamente que se maneje con cuidado. Al final, parece que Marcelita le toma afecto a Franco y cenan juntos. Allí descubren que la señora del patronato los estafó, fue echada de su trabajo hace 15 años y hacía esto para poder trabajar, esta siendo buscada.

Capítulo 7: "Muerte en escena"[editar]

Luego de resolver un caso, Franco toma valor para invitar a Marcelita al teatro pero no pudo hacerlo porque descubre que esta con Serrano, que al mismo tiempo esta casado con otra mujer a quien constantemente en los capítulos anteriores se mencionaba con insultos y flagelaciones. Tomando esto como un primer paso fue con Lorenzo, Mansilla Y Kamijo. En medio de la obra, el protagonista Claudio Torales estaba siendo apuntado por un simple antagonista, lo que parecía una bala de mentira, fue una bala real y le impactó en la cabeza, matándolo. Una vez cerrado el teatro para que los 5 actores de la obra no escaparan y declararan, le echan la culpa al utilero, quien tenía antecedentes antiguos de que por un error suyo, una persona murió quemada en el rodaje de una propaganda, al quedar como principal sospechoso lo arrestan pero sospechan que no es el. Hasta que a regañadientes de los actores, ya que era de noche, muy tarde, estaban cansados y devastados por la muerte su compañero, repiten la obra para atar cabos y Lorenzo descubre que el antagonista que empuñaba el arma antes que se disparara, al final de la obra, aprovechaba un pequeño corte de luces para darle el arma al utilero sin que lo viera el público. Allí puso una bala verdadera reemplazando una de salva, en alguna función, lograría matarlo. El antagonista escapa de allí, pero al intentar robarle el auto aun taxista, este lo ataca, facilitando a los policías detenerlo. Al final, aparecen las chicas ideales del grupo de los cuatro amigos.

Capítulo 8: "Tiempos difíciles"[editar]

Lorenzo sufre la discriminación y el rechazo por parte de los demás chicos del barrio. Se enamora de una de ellos, llamada Valentina (Laura Anders) y lo invitan a la fiesta de cumpleaños de Valentina. Los chicos lo engañan diciéndole que era una fiesta de disfraces. Es el único que va ridículamente disfrazado (para los demás chicos), de Topo Gigio, convirtiéndose en la burla de todos., mientras tanto un empresario aparece muerto en una pila de arena en medio de una obra en construcción, con una bala en la espalda, en verdad, al vecino de enfrente se le había disparado un arma, que culminó con la vida del empresario. Cayó desde su departamento, en un camión de volquetes que llevaba arena a dicha obra. Lorenzo resuelve el caso quedando excelente con la chica de quien se enamoró y los chicos que lo ridiculizaban.

Capítulo 9: "El grupo de los cuatro"[editar]

Se descubre que el Subcomisario Serrano, esta involucrado en una red de corrupción, liderada por el y otros tres comisarios. Estos tres restantes ven que Serrano en realidad usa los beneficios de la red de corrupción para mejorar su vida, como gastar el dinero para comprarse dos camionetas, por eso deciden terminar con el. Mientras tanto Marcelita, cansada de andar con Serrano, se anima a ir al cine con Franco, estos se besan y se vuelven novios, pero al final Franco descubre realmente la verdadera relacion entre su enamorada y su jefe, este la vive golpeando, por eso Franco se anima a encarar a su jefe en un estacionamiento para arreglar cuentas, pero queda en el escenario ideal de la red de corrupción para asesinar a Serrano y para colmo todo sale bien, no solo lo asesinan, sino que los testigos, de manera poco clara, lo ponen a Franco como el principal sospechoso. Lorenzo, Mansilla y Kamijo lo ayudarán antes que sea demasiado tarde, pero lo logran y descubren la evidencia. El Principal de turno, que junto con gran parte de la Brigada están confabulados en la red descubren esto y van a la casa a ultimarlos con armas, con la misma Marcelita, que también quiso ayudar estando adentro. Luego de una árdua batalla, Lorenzo y Franco descubren que pueden cuidarse entre ellos y ser grandes hermanos y los vencen, ademas de lograr encarcelar a los tres comisarios y a todos los miembros de esta red. Al final del capítulo descubren que Serrano no murió, esta internado, pero cuando van a arrestarlo se dan cuenta que perdió la memoria, no recuerda quienes son los que están enfrente suyo, ni a su familia, y hasta trata bien a Mansilla, cosa irrisoria en el. Ellos con ese último comportamiento se convencen, pero al final este aparece con un plano de cara enojada, diciendo que sabe perfectamente todo y solo finje esta demencia o discpacidad para no ir preso.

Capítulo 10: "Capítulo final"[editar]

El capítulo final se televisó por Telefe el jueves 16 de noviembre de 2006 en un horario especial. Se le ofrece a Franco Montero el puesto de subcomisario, que él acepta, y no queda conforme con su primer día de trabajo debido a la cantidad de casos que debía resolver. Entre Mansilla y Lorenzo intentan animarlo para continuar, ayudándolo a organizar a su equipo de detectives y convenciéndolo de que entre todos es posible terminar con la corrupción. Mientras, se muestra cómo empieza a mejorar la vida social de Lorenzo, que comienza a hacer amistad con los chicos del edificio. Se le ofrece a Lorenzo una beca en un programa para mentes brillantes que se desarrolla en Francia, situación que produce "celos" en Franco e interés por parte de Lorenzo, para hacer este viaje. Lorenzo parte a París y Franco continua como subcomisario.

Música[editar]

La selección de la música es muy sofisticada y precisa. Cada tema está perfectamente adecuado a cada situación. En varios capítulos se puede apreciar el estilo preferencial del director en la selección de la música. Al principio se puede escuchar como introducción una adaptación remezclada de la quinta sinfonía de Beethoven (The 5th of Beethoven). Capítulo 4: "El extranjero solitario": El anciano nazi escondido reproduce en su tocadiscos un tema de Edith Piaf titulado "Milord". Raramente este tema contiene una letra un tanto alabadora a una figura que llama Milord, que indirectamente se refiere a Hitler, motivo por el cual el antagonista lo escucha. También, se puede escuchar el tema "Dulce Daniela", de Víctor Heredia, cuando los cuidadores de los niños descansan despreocupados sobre hamacas.

Capítulo 10 "Capítulo final": Al final del capítulo, mientras se proyectan imágenes de los protagonistas en forma melancólica, el tema que se escucha es "We'll Meet Again", de Johnny Cash. Capítulo 6 "El loco de la azotea": Al final del capítulo, mientras brindan Franco y Marcelita se miran a los ojos, suena la canción "Esperando el Impacto", de Bersuit Vergarabat

Edición DVD[editar]

En el 2008 salió a la venta, dentro del sello Telefe Música, el pack de 3 DVD que incluyen la temporada de la serie.

Véase también[editar]