Los simuladores

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los simuladores es una serie de televisión argentina cuya trama gira en torno a la vida de cuatro socios que, mediante operativos de simulacro sofisticados, «resuelven los problemas de gente común».

La serie se emitió en Argentina por el canal de televisión Telefé en dos temporadas; la primera en 2002 y la segunda en 2003, aunque su capítulo final fue emitido en los primeros días del 2004,[1]​ obteniendo altísimos niveles de audiencia.[2][3]​ Este acompañamiento del público le valió a la serie la obtención del Premio Martín Fierro de Oro 2002, entregado por la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas (APTRA). Debido al éxito, se realizaron cuatro remakes, en Chile, España, México y Rusia, y se espera que se realice un filme con la misma idea.

Trama[editar]

La serie está basada en un grupo de cuatro socios o colegas que se dedican al negocio de la simulación, operando desde el año 1989 y resolviendo los problemas y necesidades de sus clientes mediante lo que ellos denominan "operativos de simulacro", que suelen consistir en engañar a quienes generan los problemas de sus clientes, ya fueran jefes, criminales, esposas, viudas, comerciantes inescrupulosos, etc.

Realizan un proceso basado en el método científico, el descubrimiento del problema, planteamiento de hipótesis, afirmaciones y refutaciones, investigaciones de las partes tanto del cliente como de la parte que da el problema, y siempre buscan su punto conflictivo. Utilizan tácticas y métodos propios del derecho, la psicología, el teatro, la sociología, etc.

La motivación de Los simuladores no es altruista, no pretenden cambiar el mundo sino dar un servicio útil a la gente; normalmente cobran a sus clientes exactamente el doble del costo del operativo, por la logística y la mano de obra, cosa que Santos oportunamente informa al cliente, excepto en los casos en que el plan contempla el pago del operativo, y además comprometen a sus clientes a ayudarlos en futuros operativos de simulación (esto hace que personajes de capítulos anteriores vuelvan a aparecer en capítulos siguientes como actores secundarios en papeles de ayuda a Los simuladores, dando así un sentido de continuidad a la serie). En el capítulo final de la serie, Santos define al equipo como un grupo de justicia paralela. Según el director de la serie, la filosofía del grupo es:

El postulado general sería que muchas veces «lo justo es ilegal y lo injusto es legal». Y los Simuladores están acá para ordenar un poquito eso. Ellos son invasivos, violan absolutamente cada una de las reglas que hay para violar, pero siempre el fin es noble. Son justos, pero políticamente muy incorrectos.
Damián Szifron[4]

En la serie hay referencias a los libros de Sherlock Holmes (de Arthur Conan Doyle), a Los árboles mueren de pie (de Alejandro Casona), a Misión: Imposible, y a las películas Casablanca, El golpe y El Padrino. Su filosofía se puede encontrar en Parker Pyne investiga (de Agatha Christie).

Personajes[editar]

Protagonistas[editar]

  • Mario Santos (Federico D'Elía): «logística y planificación». Líder del grupo y responsable de contactar con los clientes. Le gusta beber té Earl Grey, y tras cada operativo satisfactorio fuma un habano (excepto en el capítulo 8 de la segunda temporada, «Un fin de semana de descanso», donde fuma una pipa), generalmente encendido por la persona engañada (salvo algunos capítulos). Es un aristócrata viudo de gustos refinados, culto, sumamente inteligente (tiene un IQ de 160) y calculador, aunque a veces algo frío, de algo menos de 40 años. Hijo del escritor Marcos de Aguirre (autor del libro El mentiroso de la montaña), quien se había suicidado a causa de un estado de depresión grave, dejando a su familia en bancarrota y muy endeudada. En la serie se deduce que el pequeño embaucó a cada uno de los acreedores para liberar a la familia de la deudas, lo cual lo lleva a descubrir su vocación. Su nombre de nacimiento es Francisco de Aguirre pero después de la muerte de su madre y su esposa lo cambió por el de Mario Santos, protagonista del libro escrito por su padre. En los operativos, Santos adopta el nombre de León Stofenmacher. En el capítulo «Fuera de cálculo» tiene un encuentro fugaz con una empleada de un banco. Lo más carismático de este personaje es que casi siempre le pide fuego a las víctimas de los operativos realizados, para encender uno de sus habanos.
  • Pablo Lamponne (Alejandro Fiore): se ocupa de «técnica y movilidad». Su labor en el grupo consiste en conseguir los materiales y elementos necesarios para realizar los operativos (vehículos, lugares, vestuario, disfraces, escenografía, etc.). A veces desempeña pequeños roles. Tiene una actitud dura y frontal ante los demás y ese es el tipo de personalidad que quiere mostrar, pero en realidad es psicológicamente más débil de lo que sus compañeros creen. Aunque no lo demuestre, no se siente cómodo con la relación fría que había entre los cuatro y tenía una suerte de complejo de inferioridad con respecto al rol que desempeña en el grupo. Su actitud hermética y su marcada masculinidad suele contrastar con la sensibilidad de su compañero Gabriel Medina, a quien considera un hombre «empalagoso» y cursi. Tiene un brillante perro llamado Betún, que cada vez que aparece demuestra su inteligencia y lealtad. Otra de las cosas que contribuyen al frágil estado psicológico de Lamponne es el hecho de haber tenido una vida complicada; en su infancia fue el blanco de las burlas de sus compañeros de escuela, y también combatió en la guerra de Malvinas (1982). Tiene una admiración e idolatría secreta por su socio Emilio Ravenna. Es el único integrante del grupo que no adopta un nombre específico, excepto en los últimos capítulos de la segunda temporada, donde adopta seguido el nombre de Basilio Dos Reyes.
  • Emilio Ravenna (Diego Peretti): se ocupa de la caracterización. Su papel en el grupo es realizar la mayoría de las caracterizaciones, o si no, interpretar al personaje clave del operativo. A diferencia del resto de sus compañeros, tiene una personalidad muy abierta y algo frívola, bastante despreocupada, y una vida sexual muy activa. Convive con varias mujeres en su casa (aun así le cuesta mantener fidelidad con ellas), tiene tendencias artísticas (sabe de la materia) y no es raro verlo experimentando distintas actividades recreativas. En los operativos suele desempeñar el rol de varios personajes, casi siempre bajo el nombre de Máximo Cozzetti (aparece incluso escrito en algunos capítulos de la serie, pero en el capítulo 3 de la segunda temporada, utilizó otro nombre).
  • Gabriel David Medina (Martín Seefeld): «investigación». Se encarga de obtener la información acerca de los clientes y demás involucrados en los operativos. Antes de entrar en Los simuladores fue periodista. Es sensible y amante de la poesía y los animales (excepto las serpientes). Cree en hacer el amor y no solo en tener sexo, por lo que no mantiene relaciones hasta enamorarse. Es el más sensible y honesto del grupo, aunque esconde sus preocupaciones y sentimientos bajo una imagen seria y fría, casi como Santos. Le gusta escuchar canciones de Disney, Cher, y la canción Puerto Pollensa (de Marilina Ross, conocida en la interpretación de Sandra Mihanovich). Estuvo casado, pero su esposa le pidió el divorcio, suceso que en su momento fue devastador para él. En muchos operativos adopta el nombre de Jacques Dupont, aunque este nombre también es usado en una ocasión en el capítulo 8 de la primera temporada por su compañero Mario Santos.

Brigada B[editar]

Debido a la mala situación de mucha gente con problemas cotidianos, el grupo se vio saturado de trabajo y tuvo que delegar algunos casos a este grupo paralelo conformado con sus colaboradores más fieles para realizar los trabajos menores, mientras Los simuladores se ocupan de los casos de mayor complejidad. También era deber de este grupo averiguar todo sobre el vengativo Milazzo (César Vianco), que ―durante la segunda temporada― está buscando a Los simuladores para matarlos.

La imprudencia y falta de profesionalismo de la Brigada B hizo que en uno de los simulacros, el FBI creyera que eran verdaderos terroristas y los apresaran. Los simuladores lograron rescatarlos, pero luego de ese episodio la Brigada B quedó suspendida.

  • Arturo Gaona, conocido como el Asistente (Juan Carlos Ricci): «logística y planificación». Es el asistente del grupo, aparece desde el principio de la serie. Es un hombre de pocas palabras del cual no se conoce casi nada de su pasado, ni hasta su propio nombre, el cual es finalmente develado en el rescate del grupo de la custodia del FBI (aunque en el capítulo nº2 de la primera temporada, Ravenna lo llama por su apellido -Gaona- pero no por su nombre completo, indicándole que inyecte el laxante en el café de Laguzzi) también así en el capítulo número 6 de la primera temporada Santos lo llama por su apellido cuando le pide que devuelva una película que había alquilado. En la Brigada B desempeña el mismo papel que Santos en el Equipo Principal.
  • José Fehler (Jorge D'Elía): «caracterización». Feller es uno de los asistentes más fieles de Los simuladores. Éstos lograron que la compañía donde trabajaba lo volviera a tomar como empleado, tras haberlo despedido por tener edad de jubilarse. En la segunda temporada siempre anda solamente con un guante negro en su mano izquierda y en el episodio final le preguntan por qué. Este da a entender como que no se daba cuenta que no lo tenía y pregunta si no lo vieron. En la Brigada B desempeña el mismo papel que Ravenna en el Equipo Principal.
  • Martín Vanegas (Pasta Dioguardi) (Investigación): Vanegas tenía una deuda pendiente con un usurero, Laguzzi, que amenazó con ejecutar a sus hijos si no le pagaba a tiempo. Entonces Los simuladores se encargaron de que Laguzzi cancele la deuda. Es el integrante que más desconfianza inspira, debido a su timidez, algo que exaspera de sobremanera a Lamponne, quien llegó a decirle que confiaba más en cualquier animal que en él. En la Brigada B desempeña el mismo papel que Medina en el Equipo Principal.
  • Lucio Bonelli (Fernando Sureda) (Técnica y Movilidad): En el episodio El Testigo Español de la primera temporada, en los pequeños casos de introducción al capítulo, Los simuladores ayudaron a Bonelli, que tenía una gran deuda, a ganar una competencia de pesca (propuesta por Santos, y repetida las instrucciones por una mujer del bar), donde se ponía en juego la suspensión de dicha deuda o su duplicación. En la Brigada B desempeña el mismo papel que Lamponne en el Equipo Principal.

Otros personajes[editar]

  • Franco Milazzo: (César Vianco) Antes era un estafador, que vivía de ilusionar a la gente humilde con ayudarles a ser estrellas de TV, para luego quitarles el dinero y posteriormente irse. Solitario y egocéntrico, muy bien entrenado, es fanático de las películas de héroes de guerrilla y supervivencia (como Rambo) envidiando ese tipo de vida. Los simuladores le hacen creer que participará de un show de reality donde tendrá que sobrevivir un año entero en el Impenetrable (el bosque chaco-santiagueño), solamente para quedarse con gran parte de su dinero y borrarlo de la existencia urbana. En la segunda temporada, Milazzo se da cuenta de que todo fue una estafa y emprende su vuelta a Buenos Aires, para así encontrar a Santos, Ravenna, Lamponne y Medina con el objetivo de ejecutarlos. Tras contratar a un detective privado al ver una noticia de la neutralización de un terrorista a bordo de un avión por parte de Los simuladores, y realizar un identikit de los mismos con recortes de revistas de otras personas, en el último episodio los encuentra gracias a una trampa armada para Ravenna con la Policía Federal, citándolo a él y otros más a un reconocimiento visual, pero audazmente, Los simuladores vuelven a engañarlo, haciéndolo creer que todo fue un entrenamiento para una misión mayor: asesinar a Osama Bin Laden .
  • Marcos Molero (Alejandro Awada): Aparece en la segunda temporada. Es un detective privado contratado por Milazzo para averiguar todo sobre Los simuladores y encontrarlos. A medida que consiguiendo datos sobre ellos, se va interesando y excitando cada vez más. Es bastante irritante para Milazzo, no tenía reparo de reírsele en la cara por haber sido engañado, pese a que este último explotaba de ira, y para peor, se la pasaba con una expresión de alegría irónica en su rostro, como si estuviese tratándolo como a un idiota. Molero no sabía que el objetivo de su cliente era asesinar a Los simuladores (creía que los buscaba solo para que le devuelvan el dinero). Cuando se entera, se niega a recibir la paga de Milazzo y decide acusarlo con la policía. Este le dispara creyendo que lo mató, pero en la primera parte del episodio final se devela que no fue así porque, como se muestra, tenía un chaleco antibalas. Anteriormente, Marcos Molero tenía una vida muy depresiva ya que su mujer lo había abandonado creyéndolo un perdedor. Estaba al borde del suicidio, hasta que apareció Milazzo, que le habla de los «cuatro estafadores». A partir de ahí, la investigación de Molero hacia Los simuladores se volvió un motivo para vivir y una fuente de inspiración. Molero logró hallar el diario escrito por el padre de Santos, y en el episodio final se lo entrega. Al final, se revela que Los simuladores delegan en él y en la Brigada B para reemplazarlos en su ausencia.
  • Pedro Velazco (José Andrada): Un importante empresario mexicano de la compañía lechera dónde trabaja José Feller (Jorge D'Elía). Al principio era un homosexual reprimido, pero gracias a Medina (que se hace pasar por Román, el pianista), que le da un beso en el ascensor, logra asumir su auténtica condición sexual (siendo eso parte del operativo). Aparece en el tercer episodio de la primera temporada, «Seguro de desempleo». Luego vuelve a aparecer en el tercer episodio de la segunda temporada, «La gargantilla de las cuatro estaciones», esta vez para acosar sexualmente a Medina para que este asuma su aparente homosexualidad.
  • Satanás (Raúl Fernando Martínez): Aparece en la segunda temporada. Era un personaje excéntrico, parece que esta siempre malhumorado o enojado y es un tanto siniestro. Se trata de un hombre obeso que ―al igual que el resto de los clientes― está a disposición de Los simuladores. Es hábil cuando se trata de intimidar a las personas. Se lo llama, por ejemplo, para un caso de un maestro de jardín de infantes el cual maltrataba a los chicos.
  • Madre de Ravenna (Beatriz Thibaudin): Es una anciana que aparece en varios capítulos de la segunda temporada, personificada de diferentes maneras para ayudar en los operativos. Es la madre de Emilio Ravenna.
  • Tamasaki (Chang Sung Kim): Aparece en las dos temporadas. Una empresa de seguros se negaba a abonarle el siniestro de incendio de su comercio porque la póliza estaba vencida, y pidió ayuda a Los simuladores. A continuación, colabora frecuentemente en distintos simulacros.
  • Douglas Jones (Patrick Aduma): Aparece en las dos temporadas, es un profesor de inglés nacido en Estados Unidos. Colabora con Los simuladores, ya que en 1994 ellos lo ayudaron en resolver un acusación injusta de abuso sexual de una alumna contra él.
  • Javier Loyola (Pepe Monje): Era un joven oficial de policía muy despistado, pero extremadamente honesto. Apareció en el capítulo «Fin de semana de descanso», y por su actuación se ganó la confianza de Mario Santos, al punto tal de delegarle las funciones del grupo junto a Marcos Molero. Al igual que Santos, es fanático de la novela Estudio en escarlata (primera aparición de Sherlock Holmes). En el episodio final de la segunda temporada, se lo ve como nuevo integrante de la Brigada B, mientras un off de Mario Santos señala que quizá el problema no estuvo en delegar trabajos, sino en hacerlo sobre las personas equivocadas.
  • Betún (Gaucho): Es el perro de Lamponne. Aparece en la segunda temporada y Lamponne lo entrena para que realice una tarea específica en cada misión y después, con la misión en marcha, a través del intercomunicador le da órdenes. Es muy hábil, leal e inteligente.

Episodios[editar]

TemporadaEpisodiosEmisión original
Primera emisión Última emisión
11321 de marzo de 200219 de junio de 2002[5]
21126 de mayo de 20035 de enero de 2004

Versiones[editar]

Premios[editar]

Premios Martín Fierro[editar]

Año Categoría Receptor Resultado
2002 Martín Fierro de Oro Ganadora
Mejor unitario y/o miniserie Ganadora
Mejor director Damian Szifron Nominado
Mejor autor/libretista Damian Szifron
Patricio Vega
Gustavo Malajowich
Diego Peretti
Ganadores
Mejor actor- unitario y/o miniserie Federico D'Elía Nominado
Mejor actor- unitario y/o miniserie Diego Peretti Nominado
Participación especial en ficción - masculina Gabriel Goity Ganador
Participación especial en ficción - masculina Osvaldo Santoro Nominado
Mejor producción integral Nominada


Año Categoría Receptor Resultado
2003 Mejor unitario y/o miniserie Ganadora
Mejor director Damian Szifron Nominado
Mejor autor/libretista Damian Szifron Nominado
Mejor actor- unitario y/o miniserie Diego Peretti Nominado
Participación especial en ficción - masculina Luis Luque Ganador
Participación especial en ficción - femenina Rita Terranova Nominada
Participación especial en ficción - femenina Mónica Villa Nominada
Mejor producción integral Ganadora

Película[editar]

Alejandro Fiore, (Lamponne en la legendaria serie), deslizó a principios de 2019 novedades de la posible película.“Si tengo que responder algo (sobre el regreso de Los Simuladores), es que sería antes de 2022", declaró el actor, en diálogo con Clarín. “El pacto es que no se hace si no estamos los cinco.

Ya fueron varias las ocasiones en que los actores mencionaron sus ganas de llevar al cine la historia de la serie. Años atrás, Szifrón y el elenco se reunieron en una Comic Con, donde volvieron a afirmar su deseo ante centenares de fanáticos. Sin embargo, los distintos proyectos de los actores, más el gran éxito que tuvo el director con Relatos Salvajes (2014) y sus trabajos posteriores en Hollywood, impidieron el desarrollo de la película hasta el momento.[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Reviví el último capítulo de Los Simuladores».  Terra.com.ar
  2. «Aplastante regreso de “Los Simuladores”: 30 puntos de rating». Clarín. 28 de mayo de 2003. Consultado el 30 de diciembre de 2019. 
  3. «“Los simuladores” arrasan: con 35,6 puntos, son lo más visto del año». Clarín. 25 de junio de 2003. Consultado el 30 de diciembre de 2019. 
  4. Entrevista a Damián Szifron.
  5. «Brillante despedida del ciclo “Los simuladores”». La Nación. 21 de junio de 2002. Consultado el 23 de enero de 2020. 
  6. «Exitoina | Los Simuladores volverían antes de 2022». exitoina.perfil.com. Consultado el 1 de febrero de 2019. 

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Culpables
Martín Fierro de Oro
2002
Sucesor:
Resistiré