Hepatocito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El hepatocito es la célula propia del hígado[1]​ y que forma su parénquima.

Los lobulillos hepáticos son subunidades poliedricas[2]​ formadas por láminas fenestradas de hepatocitos que se disponen en forma radiada en torno a una vena central o vena centrolobulillar, ubicada en el centro del lobulillo.

La bilis producida por los hepatocitos se vierte en una red de canalículos dentro de las láminas de hepatocitos y fluye en forma centrífuga al lobulillo hacia los conductillos biliares de los espacios porta.

Los hepatocitos constituyen alrededor del 80 % de la población celular del tejido hepático. Son células poliédricas con 1 o 2 núcleos esféricos poliploides y nucléolo prominente. Presentan el citoplasma acidófilo con cuerpos basófilos y son muy ricos en orgánulos. Además en su citoplasma contienen inclusiones de glucógeno y grasa. La membrana plasmática de los hepatocitos presenta un dominio sinusoidal con microvellosidades que mira hacia el espacio de Disse y un dominio lateral que mira hacia el hepatocito vecino. Las membranas plasmáticas de dos hepatocitos contiguos delimitan un canalículo donde será secretada la bilis. La presencia de múltiples orgánulos en el hepatocito se relaciona con sus múltiples funciones, como son la síntesis y almacenamiento de proteínas (albúmina, fibrinógeno y lipoproteínas del plasma), el metabolismo de hidratos de carbono, la formación de bilis, el catabolismo de fármacos y tóxicos y el metabolismo de lípidos, purinas y gluconeogénesis.

Referencias[editar]

  1. Repetto, Manuel (1997). Toxicología Fundamental. Ediciones Díaz de Santos. ISBN 9788479782634. Consultado el 10 de diciembre de 2017. 
  2. Moore, Keith L.; Dalley, Arthur F. (30 de enero de 2009). Anatomía con orientación clínica. Ed. Médica Panamericana. ISBN 9789687988894. Consultado el 10 de diciembre de 2017. 

Enlaces externos[editar]