Microvilli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Microvellosidad»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Microvellosidades
Latín [TA]: microvilli
TH H1.00.01.1.01011
Sistema Digestivo
Enlaces externos
Gray pág.1188

Las microvilli (en singular microvillus), también conocidas como microvellosidades (del griego μικρο- [mikro-] «pequeño» y del latín villus «vellosidad») son prolongaciones digitiformes (en forma de dedo) de algunas células, que permiten ampliar la superficie de las mismas, y por lo tanto aumentar la superficie de intercambio de sustancias. Los microvilli o microvellosidades suelen encontrarse en células (animales) del epitelio (ej. en el intestino, los riñones, las papilas gustativas, el útero o los óvulos).

Características[editar]

Los microvilli se encuentran en el dominio apical de la célula epitelial orientada hacia la superficie o luz del conducto que reviste.

Microvellosidades en células epiteliales. En la foto A se observan los extremos apicales de 10 células epiteliales de riñón, en un cuadrado de 50x50μm. En la foto B se aprecian las microvellosidades individuales proyectándose sobre la superficie apical de una sola célula, en un cuadrado de 8x8μm. Imagen producida mediante Microscopio de fuerza atómica.
Microvellosidades del enterocito intesinal. SEM.

Estas eversiones con forma de dedos y a modo de cepillos tienen una reducida resistencia a la difusión para pequeñas moléculas y por ellos son ideales en su estructura para el intercambio de sustancias. Éstas se transportan a lo largo de los filamentos estabilizadores de actina, que van desde la punta del microvilli hasta su continuación. Además, el transporte cuenta con el apoyo de contracciones mutuas rítmicas.

Estructura[editar]

Borde en cepillo, del polo apical del enterocito. Dibujo semiesquemático.

Los microvilli tienen un espesor aproximado de 0,1 µm y, según el tipo de célula, de 2 µm de longitud. Cada microvillus individual contiene un manojo central de 40 filamentos de actina que funcionan a modo de esqueleto. Se mantienen unidos entre si y sostenidos con la ayuda de las proteínas fimbrina, fascina y villina.
Las microvellosidades de una célula están ancladas en la llamada red terminal. La red es una estructura del extremo apical de la célula, compuesta de un complicado set de proteínas incluyendo múltiples tetrámeros de espectrina y de miosina II.[1]

La unión del manojo de actina a la superficie lateral de la célula, se produce por medio de miosina I y del citoesqueleto.

Microvellosidades del borde en cepillo, del polo apical del enterocito, proyectándose hacia la luz del intestino (arriba). Se observa su tamaño homogéneo y la inserción de los filamentos de su esqueleto interno en la red terminal fibrilar. El glicocálix es visible como una zona oscura y densa por encima del extremo de las microvellosidades. Micrografía de microscopio electrónico de transmisión.

Los microvilli están cubiertos de una capa de proteínas, glicoproteínas y restos de azúcares, llamados glicocálix. Las propiedades de los antígenos son determinados por los microvilli. Además, los glicocálix son también relevantes en los mecanismos de adhesión y reconocimiento de las células.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Brown JW, McKnight CJ (2010). «Molecular Model of the Microvillar Cytoskeleton and Organization of the Brush Border.». PLoS ONE 5 (2): e9406. Consultado el 20 de enero de 2018. 

Bibliografía[editar]

  • Werner Müller-Esterl (2004). Biochemie - Eine Einführung für Mediziner und Naturwissenschaftler (1. edición). München/Heidelberg: Elsevier Verlag. ISBN 3-8274-0534-3.