García de Galicia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
García de Galicia
Rey de Galicia
Información personal
Reinado 1065-1071
Nacimiento ca. 1042
Fallecimiento 22 de marzo de 1090
Castillo de Luna
Entierro Panteón de Reyes de San Isidoro de León
Predecesor Fernando I de León
Sucesor
  • Familia
    Dinastía Dinastía Jimena
    Padre Fernando I de León
    Madre Sancha de León

    García de Galicia o García II (1042-1090), rey de Galicia (en dos periodos: 1065-1071 y 1072-1073). Tercer hijo varón del rey Fernando I y de la reina Sancha y hermano de los reyes Sancho II de Castilla y Alfonso VI de León. Falleció siendo prisionero de su hermano el rey Alfonso, en el castillo de Luna, en 1090.

    Orígenes familiares[editar]

    Tercer hijo varón del rey Fernando I y de la reina Sancha de León, sus abuelos paternos fueron el rey Sancho Garcés III de Pamplona y la reina Muniadona de Castilla y los maternos fueron el rey Alfonso V de León y la reina Elvira Menéndez.

    Fue hermano de Sancho II, primer rey de Castilla, de Alfonso VI, rey de León, y de las infantas Elvira de Toro y Urraca de Zamora.

    Biografía[editar]

    Mapa político del norte de la Península Ibérica hacia 1065:      Dominios de García II (Reino de Galicia)      Dominios de Alfonso VI (Reino de León)      Dominios de Sancho II (Reino de Castilla)

    Después de la muerte de su padre en el año 1065, y de acuerdo con su testamento, recibió el reino de Galicia y el territorio reconquistado de lo que ahora es parte de Portugal, incluida la importante ciudad de Coímbra.[1]​ Adicionalmente se le concedió las parias de las taifas musulmanas de Sevilla[2]​ y Badajoz.[1]​ Sus hermanos Sancho y Alfonso recibieron respectivamente los reinos de Castilla y de León.[3]​ A sus hermanas Urraca y Elvira se les concedió el señorío sobre todos los monasterios de los tres reinos (infantazgo o dote de infantas) y otras plazas[1]​ con la condición de que no podían contraer matrimonio.[2]

    Tuvo como preceptor al obispo compostelano Cresconio. Durante su reinado restauró las viejas diócesis de Braga(1070),[4]Lamego y Tuy(1071) y favoreció al monasterio de San Antolín de Toques.

    Derrotó en la batalla de Pedroso en 1071 a Nuño Méndez, el último conde del Condado de Portucale, descendiente de la familia de Vimara Pérez,[5]​ que se había alzado en 1070 contra el rey García, al pensar que su posición se había debilitado tras la muerte de dos de sus más importantes partidarios, los obispos de Compostela, Cresconio y su sucesor Gudesteo. Muerto Nuño Méndez en la batalla, se anexionó el territorio portucalense y en reconocimiento a su sólida posición, adoptó el título de «rey de Galicia y Portugal».

    Pero la división del patrimonio de Fernando produjo grandes conflictos entre los hermanos y García fue el primer soberano en perder su corona. Sus hermanos Sancho y Alfonso pretendieron unir otra vez los reinos y conciertan repartirse Galicia. Las hostilidades le obligan a huir hacia el centro de Portugal, hasta que es capturado en Santarem por Sancho. El reino se reparte en 1071, el condado de Portucale para el reino de León de Alfonso y el norte, para Sancho. García es encarcelado primeramente en Burgos y bajo juramento de pleitesía, es desterrado en 1072 a la corte del rey de la taifa de Sevilla, al-Mutamid.

    Algunos autores sostienen que tuvo un hijo natural, Fernando García, señor de Hita y Uceda, quien sería el genearca de la poderosa Casa de Castro. Sin embargo, otros, especialmente Jaime de Salazar y Acha, desmienten tal filiación y afirman que Fernando García fue hijo del conde García Ordóñez y de la infanta Urraca Garcés, hija de García Sánchez III de Pamplona.

    Tras la muerte de su hermano Sancho, en el año 1072, García regresa del exilio y trata de recuperar su reino, pero convocado por su hermano Alfonso, entonces ya rey de León al que había incorporado Castilla, fue apresado el 13 de febrero de 1073 y encarcelado en el castillo de Luna, donde permaneció recluido hasta su muerte, ocurrida diecisiete años después, el 22 de marzo de 1090.

    Como consecuencias de estos sucesos, antes de 1088 Alfonso depuso al obispo de Compostela, Diego Peláez,[6]​ seguidor de García, que fue acusado de conspiración «por intentar entregar el Reino de Galicia (Galleciae Regnum) al rey de los ingleses y de los normandos Guillermo el Conquistador, quitándoselo a los reyes de los españoles».[a]​ La unificación con el Reino de León resultaría permanente, aunque ambos reinos mantuvieron su independiente personalidad.

    Sepultura[editar]

    Después de su fallecimiento en el castillo de Luna, el cadáver del rey García fue trasladado a la ciudad de León, donde recibió sepultura en el Panteón de Reyes de San Isidoro de León, donde habían recibido sepultura sus padres y algunos de sus hermanos[8]​.

    Panteón de Reyes de San Isidoro de León donde recibió sepultura el cadáver del rey García de Galicia.

    En su funeral en San Isidoro estuvieron presentes sus dos hermanas, las infantas Elvira de Toro y Urraca de Zamora. El rey García dispuso que deseaba ser enterrado encadenado, tal y como había vivido los últimos años de su vida, y de este modo, sobre la tapa de su sepulcro de piedra se representó al rey encadenado, hallándose en el sepulcro la siguiente inscripción latina:

    H. R. DOMINUS GARCIA REX PORTUGALLIAE ET GALLECIAE. FILIUS REGIS MAGNI FERDINANDI. HIC INGENIO CAPTUS A FRATRE SUO IN VINCULIS. OBIIT ERA MCXXVIII XIº KAL. APRIL.[8]

    Que traducido al castellano viene a decir:

    Aquí yace el rey García de Portugal y Galicia, hijo del gran rey Fernando, que fue capturado por su hermano con engaño. Murió preso el 22 de marzo de 1090


    Predecesor:
    Fernando I
    Rey de Galicia
    1065 - 1071
    Sucesor:
    Sancho II
    Alfonso VI

    Notas[editar]

    1. " [...] quod Gallaecia Regnum prodere Regi Anglorum & Normannorum & auferre Regi Hispanorum satageret.", en Expaña Sagrada, XX, II.II.[7]

    Referencias[editar]

    1. a b c Martínez Díez, 2003, p. 33.
    2. a b Sánchez Candeira, 1999, p. 231.
    3. Sánchez Candeira, 1999, p. 230.
    4. Portela Silva, 2001, p. 88.
    5. Mattoso, 1981, p. 114.
    6. Portela Silva, 2001, pp. 137-139.
    7. Falque, 1994, p. 299.
    8. a b Arco y Garay, 1954, p. 188.

    Bibliografía[editar]

    • Arco y Garay, Ricardo (1954). Sepulcros de la Casa Real de Castilla. Instituto Jerónimo Zurita. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. OCLC 11366237. 
    • Blanco Lozano, Pilar (1987). Colección diplomática de Fernando I (1037–1065). León: Centro de Estudios e Investigación «San Isidoro», (CSIC-CECEL) y Archivo Histórico Diocesano. ISBN 84-00-06653-7. 
    • Falque, Emma (1994). Historia compostelana. Madrid, España: Akal Ediciones. ISBN 8446004178. 
    • Martínez Díez, Gonzalo (2003). Alfonso VI: señor del Cid, conquistador de Toledo. (Historia). Madrid: Temas de Hoy. ISBN 978-84-8460-251-4. 
    • Martínez Díez, Gonzalo (2004). El Condado de Castilla (711-1038). La historia frente a la leyenda (Tomo I). Valladolid: Junta de Castilla y León. ISBN 84-9718-275-8. 
    • Mattoso, José (1981). A nobreza medieval portuguesa: a família e o poder (en portugués). Lisboa: Editorial Estampa. OCLC 8242615. 
    • Portela Silva, Ermelindo (2001). García II de Galicia: el rey y el reino (1065-1090). Burgos: La Olmeda. ISBN 84-89915-16-4. 
    • Salazar y Acha, Jaime (1991). «El linaje castellano de Castro en el siglo XII: Consideraciones e hipótesis sobre su origen». Anales de la Real Academia Matritense de Heráldica (1): 33-68. ISSN 1133-1240. 
    • Sánchez Candeira, Alfonso (1999). Rosa Montero Tejada (edición patrocinada por Fundación BBV, Fundación Ramón Areces, Caja Madrid Fundación), ed. Castilla y León en el siglo X, estudio del reinado de Fernando I. Madrid: Real Academia de la Historia. ISBN 978-84-8951241-2. 
    • Vinayo González, Antonio (1999). Fernando I, el Magno (1035-1065). Burgos: La Olmeda. ISBN 84-89915-10-5.