Ferrocarril del Pacífico de Nicaragua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El ferrocarril del Pacífico de Nicaragua es la extensión ferroviaria que existió en Nicaragua desde su aprobación por el Presidente. Durante el gobierno del Presidente de la República de Nicaragua Pedro Joaquín Chamorro y Alfaro se inició la construcción de lo que sería el Tren del Pacífico de Nicaragua.[1][2]

Historia[editar]

El ferrocarril del Pacífico de Nicaragua es la extensión ferroviaria que existió en Nicaragua desde su aprobación por el Presidente, durante el gobierno del Presidente de la República de Nicaragua Pedro Joaquín Chamorro se inició la construcción de lo que sería el Tren del Pacífico de Nicaragua.

En 1863, Nicaragua contrató al comandante Bedford Clapperton Trevelyan Pim de la Marina Británica, para que construyera el ferrocarril desde Monkey Point hasta el Realejo en Chinandega, ya que este comandante había realizado los estudios topográficos pertinentes. En esos años era una situación bastante difícil para la Compañía Central American Transit Company por el mal estado de la navegabilidad por San Juan del Norte. En su momento uno de los presidentes pensó en construirse hasta San Miguelito y hacer una enramada en Rivas; en 1865 una nueva directiva toma nuevamente en posesión la idea de l comandante Pim. El 17 de febrero de 1873, estando de presidente Vicente Cuadra, firmó contrato con J. E. Hollembeck' para construir la vía ferroviaria desde Granada hasta Managua. En marzo se firma otro contrato pero para la construcción del ferrocarril entre Corinto y León, sin llegar a ningún resultado de importancia.[3]

El Presidente Pedro Joaquín Chamorro, emite un decreto legislativo a favor de la construcción del ferrocarril, dicho documento se promulgó el 10 de febrero de 1876, publicándose en la Gaceta Diario Oficial de la República de Nicaragua el 7 de julio del año próximo. El decreto promulgaba también que se negociará de una manera definitiva ó emprenderá directamente por cuenta del Estado la construcción de un ferrocarril á vapor de Corinto al puerto más cercano de León en el Lago de Managua, pasando por dicha ciudad de León y por la de Chinandega. Este ferrocarril será proporcionado á las necesidades del país y deberá quedar conexionado con la Capital por medio de una línea de vapores y con el gran lago por medio de otra sección de vía férrea entre Granada y Managua, pasando por las inmediaciones de Masaya, ó por una vía de igual naturaleza paralela al río Tipitapa, ó canalizando dicho rió, de manera que en todo tiempo y en toda su extensión tenga por lo menos cinco pies de profundidad, haciéndose la navegación de lago á lago sin trasbordo.

Este decreto legislativo también establecía los impuestos pertinentes por los productos exportados y establecía que el gobierno podía tomar lo necesario de las rentas de la nación todo lo necesario para que las obras propuestas se llevaran a cabo, algunos gastos de mantenimiento de vía de acceso fueron suprimidas para darle prioridad al ferrocarril. Para octubre de 1877, a través del consulado de Nicaragua en los Estados Unidos, el gobierno nicaragüense contrataba a los señores Alejandro Cothead, y Beverly S. Randolph, ingeniero de ferrocarriles para que viajaran a Nicaragua a hacer el debido reconocimiento del territorio donde se establecería el paso del ferrocarril. Los debidos levantamientos los hizo el Randolph con Maximiliano Sonnenstern Ingeniero Civil de la República. Para muchos sectores de la creciente nación, el ferrocarril era un sueño de progreso, ya que según ellos el país no estaba en las condiciones económicas para mantener o terminar un proyecto de tal magnitud.

Construcción[editar]

Para 1878, ya se iniciaba la construcción del magno proyecto de aquel entonces; el proyecto fue puesto en manos del Ingeniero Marco Antonio Lacayo, que inicio ese mismo año los trabajos de desagüe y terraplenamiento. Según estaba dispuesto en el proyecto, se iniciaría la construcción del tramo Corinto a Chinandega, con un costo estimado de $ 200,000 dólares; los países a los que se pidió el material fijo fueron Europa y Estados Unidos y el pueblo beneficiado prestó 16,000 pesos con un bajo interés. Dicho dinero seria utilizado exclusivamente para la conclusión del proyecto.

Referencias[editar]

  1. accion10nicaragua (23 de septiembre de 2011). «El Tren, en los rieles del recuerdo». p. www.youtube.com. Consultado el 6 de junio de 2012. 
  2. accion10nicaragua (6 de octubre de 2011). «El Tren en los rieles del recuerdo -- 2da Parte». p. www.youtube.com. Consultado el 6 de junio de 2012. 
  3. «Creación del ferrocarríl».