Estómago

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Estomacal»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Estómago
Stomach diagram-es.svg
El estómago está comunicado con el esófago y el duodeno, primera porción del intestino delgado.
Stomach-es.svg
Estructuras del estómago:
Latín [TA]: gaster
TA A05.5.01.001
Sistema Digestivo
Nervio Ganglios celíacos, Nervio vago
Linfa Nodulo preaortico linfático celiaco.
Enlaces externos
Gray pág.1161
MeSH Stomach
FMA 7148

El estómago (del latín stomachus, derivado del griego στόμαχος [stomachos], a partir del prefijo στόμα [stoma], «boca») es la porción del tubo digestivo situada entre el esófago y el intestino. En la especie humana se localiza en la región superior izquierda del abdomen, por debajo del diafragma. Es una cámara en la que se mezclan y almacenan los alimentos ingeridos que se van vaciando en pequeños intervalos hacia el duodeno gracias a los movimientos peristálticos, el vaciamiento gástrico completo necesita varias horas después de una comida copiosa. El estómago es muy distensible, por lo que varía considerablemente de tamaño dependiendo de si está lleno o vacío. Se divide en cuatro regiones principales que se llaman cardias que lo une al esófago, fundus, cuerpo y píloro que lo comunica con el intestino. Secreta varias sustancias que reciben en conjunto el nombre de jugo gástrico, formado principalmente por ácido clorhídrico y pepsina, enzima proteolítica que divide las proteínas en fragmentos de menor tamaño para facilitar su absorción. En el estómago los alimentos se transforman en una papilla pastosa que se llama quimo.[1]

Anatomía[editar]

Regiones del estómago
Skrandžio sandara esp.png

El tamaño del estómago es variable dependiendo de su grado de distensión, cuando está medio lleno mide por término medio 25 centímetros de alto, 12 de ancho y 8 en sentido anteroposterior. La capacidad media es de alrededor de 1200 ml. Se encuentra situado en la región superior izquierda del abdomen, por debajo del diafragma, su posición es variable dependiendo de si la persona se encuentra de pie o tendido. Anatómicamente puede dividirse en varias áreas:[2]

  • Cardias. Es un orificio que comunica el estómago con la porción inferior del esófago. Cuenta con fibras musculares que contribuyen a impedir que el contenido ácido gástrico refluya hacia el esófago.
  • Fundus. Es la porción superior del estómago, próxima al cardias.
  • Cuerpo. Es la porción central o principal del estómago.
  • Antro. Recibe este nombre la región inferior del estómago próxima al píloro.
  • Píloro. Está situado entre el estómago y el duodeno. Es un engrosamiento de las fibras musculares de la pared del tubo digestivo que forma un esfínter con la finalidad de controlar el vaciado gástrico. Normalmente se encuentra en estado de contracción, pero se relaja periódicamente en coordinación con los movimientos peristálticos

La forma aplanada del estómago en reposo determina la presencia de una cara anterior y una cara posterior. Asimismo delimita una curvatura menor que se extiende desde el cardias hasta el píloro formando el borde cóncavo del estómago y una curvatura mayor que forma el lado convexo del estómago, su longitud es cuatro veces mayor que la de la curvatura menor.[cita requerida]

La pared del estómago está formada por las capas características de todo el tubo digestivo: mucosa, submucosa, muscular y serosa. La mucosa cuenta con células que producen moco, ácido clorhídrico y enzimas digestivas. La capa múscular consta de fibras longitudinales, circulares y oblicuas. La serosa corresponde a la envoltura más externa del órgano.[cita requerida]

El estómago tiene unos sistemas de fijación en sus dos extremos, los cuales quedan unidos por la curvatura menor a través del omento (epiplón) menor. A nivel del cardias existe el ligamento gastrofrénico por la parte posterior, que lo une al diafragma. Por la parte pilórica queda unido a la cara inferior del hígado por el ligamento gastrohepático. Estos sistemas de fijación determinan sus relaciones con otros órganos abdominales.

Pliegues gástricos[editar]

La mucosa que cubre la capa interna del estómago no es lisa, presenta un conjunto de pliegues longitudinales grandes y alargados que tienen la función de multiplicar la superficie de la mucosa. Cuando el estómago se llena, los pliegues desaparecen y reaparecen de nuevo cuando tiene lugar el proceso de vaciado. En la superficie interna de los pliegues, existen un conjunto de orificios que se llaman criptas, fositas gástricas o foveolas en donde desembocan las glándulas gástricas.[cita requerida]

Irrigación arterial[editar]

Arteria gástrica izquierda y otras ramas del tronco celíaco (estómago in situ).

La irrigación corre a cargo de ramas de la aorta abdominal. El tronco celíaco da lugar a la arteria gástrica izquierda, que recorre la curvatura menor hasta anastomosarse con la arteria gástrica derecha, rama de la arteria hepática propia (que sale de la arteria hepática común, rama del tronco celíaco); estas dos arterias llegan a formar lo que es la coronaria gástrica superior. De la arteria hepática común surge también la arteria gastroduodenal, que da lugar a la arteria gastroepiploica derecha que recorre la curvatura mayor hasta anastomosarse con la arteria gastroepiploica izquierda, rama de la arteria esplénica (que proviene del tronco celíaco); estas forman lo que es la coronaria gástrica inferior. Esta irrigación viene complementada por las arterias gástricas cortas que, procedentes de la arteria esplénica, alcanzan el fundus del estómago.[cita requerida]

Retorno venoso[editar]

El retorno venoso es bastante paralelo al arterial, con venas gástricas derecha e izquierda, además de la vena prepilórica, que drenan en la vena porta; venas gástricas cortas y gastroepiploica izquierda que drenan en la vena esplénica; vena gastroepiploica derecha que termina en la mesentérica superior. A través de las venas gástricas cortas se establece una unión (anastomosis) entre el sistema de la vena porta y de la vena cava inferior por medio de las venas de la submucosa del esófago.[cita requerida]

Drenaje linfático del estómago[editar]

El drenaje linfático viene dada por cadenas ganglionares que recorren la curvatura mayor (nódulos gastroepiploicos derechos e izquierdos y nódulos gástricos derecho e izquierdo). Se complementan con los ganglios linfáticos celíacos y pilóricos. Estos ganglios tienen gran importancia en el cáncer gástrico, y hay que extirparlos en caso de extensión del cáncer. La extirpación se hace de acuerdo a las barreras ganglionares, existen 16 grupos ganglionares que corresponden a tres secciones: ganglios perigástricos como los de curvatura menor y mayor, localizados en los troncos arteriales como el tronco celíaco y aquellos alejados del estómago como los retropancreáticos y paraaórticos. No obstante se ha comprobado que el drenaje linfático del estómago no tiene un patrón fijo y cualquier ganglio linfático puede ser el primero en verse afectado por la diseminación de un proceso neoplásico.[3]

Histología[editar]

La pared del estómago está formada por las capas características de todo el tubo digestivo: mucosa, submucosa, muscular y serosa.

2415 Histology of StomachN esp.png

Mucosa[editar]

La túnica mucosa del estómago presenta múltiples pliegues, crestas y criptas. Se divide en tres capas: epitelio, lámina propia de la mucosa y lámina muscular de la mucosa.

  • Epitelio. En la superficie de la mucosa existen células epiteliales simples que reciben el nombre de células mucosas superficiales. Las células epiteliales forman columnas de células secretoras que se llaman glándulas gástricas las cuales desembocan en las foveolas o fositas gástricas que finalizan en la luz del estómago. En las glándulas gástricas existen diferentes tipos de células, cada una de las cuales producen una sustancia diferente:[3]
  • Lámina propia de la mucosa: formada por tejido conectivo laxo.
  • Lámina muscular de la mucosa: también llamada muscularis mucosae, presenta dos capas, poco diferenciadas entre sí.

Túnica submucosa[editar]

Formada por tejido conjuntivo moderadamente denso (tejido de sostén que conecta o une las diversas partes del cuerpo), en el cual se encuentran numerosos vasos sanguíneos, linfáticos y terminaciones nerviosas. Está debajo de la mucosa y forma el plexo de Meissner.[cita requerida]

Túnica muscular[editar]

Dentro de ella se encuentran tres capas de músculo liso que son: interna u oblicua, medio o circular y externa o longitudinal. La túnica muscular está formada de adentro hacia afuera por fibras oblicuas, el estrato circular y el estrato longitudinal. La túnica muscular gástrica puede considerarse como el músculo gástrico porque gracias a sus contracciones, el bolo alimenticio se mezcla con los jugos gástricos y se desplaza hacia el píloro con los movimientos peristálticos.[cita requerida]

La túnica muscular posee sus fibras en distintas direcciones, desde más interno a más externo, teniendo fibras oblicuas, un estrato circular y un estrato longitudinal. En un corte transversal se distingue claramente esta diferencia en la disposición de las fibras musculares. Se puede observar que el estrato circular, en algunos lugares está engrosado formando los esfínteres que regulan el paso de los alimentos.

Túnica serosa[editar]

La túnica serosa, constituida por tejido conectivo laxo tapizado por una capa epitelial llamada mesotelio, envuelve al estómago en toda su extensión, expandiéndose en sus curvaturas para formar el omento menor, el omento mayor y el ligamento gastrofrénico.

Embriología[editar]

El estómago se forma por un proceso de dilatación del tubo digestivo primitivo, concretamente del intestino anterior. Empieza a reconocerse visualmente a partir de las cuatro semanas de gestación. Durante el proceso de dilatación, la porción dorsal crece con mayor rapidez y da origen a la curvatura mayor, mientras que la superficie ventral origina la curvatura menor. A medida que crece se produce un giro de 90º en el eje longitudinal, de tal forma que la curvatura mayor se orienta hacia la izquierda, mientras que la menor lo hace hacia la derecha.[5]

Fisiología gástrica[editar]

El estómago recibe los alimentos triturados procedentes del esófago, tiene gran capacidad de distensión y puede albergar hasta 1.9 litros de alimentos y líquidos. Las células que forman la pared del estómago producen diferentes sustancias que ayudan a la digestión y reciben en conjunto el nombre de jugos gástricos, sus principales componentes son el ácido clorhídrico y la pepsina. El ácido clorhídrico tiene la función de digerir las proteínas de los alimentos y destruye la mayor parte de los microorganismos, mientras que la pepsina es una enzima proteasa que fragmenta las proteínas y las divide en péptidos más pequeños y aminoácidos. [cita requerida]

La mezcla de los alimentos con los jugos gástricos produce una sustancia semilíquida muy ácida que recibe el nombre de quimo. El quimo abandona el estómago a través del píloro y pasa al intestino delgado donde tiene lugar la mayor parte del proceso de absorción de las sustancias nutritivas.[6]

La función del estómago está controlado por el sistema nervioso autónomo, siendo el nervio vago el principal componente del sistema nervioso parasimpático. La acidez del estómago está controlada por varias moléculas entre las que se encuentran la acetilcolina, la histamina, la gastrina, la secretina y la prostanglandina E2.

Vaciamiento y mezclado gástrico[editar]

A. Vaciado gástrico
B. Mezclado Gástrico.

Después de la ingesta, los alimentos se mezclan con el jugo gástrico formando el quimo que pasa en pequeñas cantidades hacia el duodeno, con la finalidad de no saturar los mecanismos de absorción y digestión del intestino.

El vaciamiento gástrico consiste en la eliminación del alimento, previamente fragmentado y mezclado, desde el estómago hacia el duodeno. Este proceso se produce gracias a las ondas peristálticas provocadas por la contracción de las fibras de la capa muscular de la pared gástrica.[7]

  • Vaciado gástrico. La contracción peristáltica que se origina en la parte superior del fundus gástrico, se propaga hacia abajo, en dirección al esfínter pilórico, siendo cada vez más vigorosa. A medida que la fuerte contracción peristáltica antral propulsa el quimo hacia adelante, una pequeña porción de este escapa a través del píloro abierto hasta alcanzar el duodeno. Cuanto más fuerte sea la contracción antral, más quimo se vacía con cada onda contráctil.
  • Mezclado. Durante el mezclado, cuando la contracción peristáltica alcanza el píloro, el esfínter está totalmente cerrado, por lo que no tiene lugar el vaciado. Cuando el quimo que está siendo impulsado hacia delante alcanza el esfínter cerrado, vuelve hacia el atrás. A medida que el quimo es impulsado hacia delante y atrás en el antro gástrico se produce el mezclado.

Secreción de moco[editar]

Una capa de moco en continua renovación cubre la pared del estómago. Es producido por dos tipos de células: las células mucosas superficiales y las células mucosas del cuello, cada una de las cuales produce una mucina diferente. El moco gástrico está formado por mucinas, glicoproteínas y agua. Tiene entre otras funciones proteger la mucosa del ambiente ácido corrosivo que llena la cavidad gástrica.[4]

Secreción de gastrina[editar]

La gastrina estimula el vaciamiento gástrico y la producción de ácido clorhídrico.

La gastrina es una hormona liberada por las células G situadas en el antro del estómago. Pasa a la sangre y estimula el vaciamiento gástrico y la producción de ácido clorhídrico por las células parietales. Además contrae el esfínter esofágico inferior, relaja el esfínter pilórico y estimula las células ECL para que produzcan histamina. La gastrina es una de las sustancias más importantes en la regulación de la actividad gástrica. Se segrega en respuesta a la distensión del estómago y la elevación del pH gástrico que tiene lugar después de la ingesta de alimentos.[4]

Secreción de histamina[editar]

La histamina es una molécula que tiene gran importancia en la fisiología gástrica. Se sintetiza por células ECL situadas en las glándulas del estómago, en respuesta a la gastrina. La histamina tras su liberación estimula los receptores H2 ubicados en las células parietales, provocando secreción de ácido clorhídrico.[4]​ En medicina se utilizan los medicamentos antagonista H2, como la ranitidina, con la finalidad de disminuir la producción de ácido y mejorar los síntomas de varias enfermedades gástricas.

Bomba de protones[editar]

Es un mecanismo de transporte activo de la membrana celular por el cual se secreta H+ que se intercambia por iones K+. Este proceso es realizado en las células parietales del estómago y es la base para la formación de ácido clorhídrico en la cavidad gástrica. Algunos medicamentos, como el omeprazol, son capaces de inhibir la bomba de protones y disminuyen la acidez gástrica.

Enfermedades[editar]

  • Gastritis.
  • Úlcera péptica.
  • Cáncer gástrico.
  • Enfermedad de Menetrier.
  • Estenosis pilórica.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Hernia de hiato. Consiste en la protrusión del estómago a través del hiato esofágico, penetrando por tanto en el tórax. Muchos pacientes que presentan hernias hiatales no presentan apenas síntomas y no requieren tratamiento. En los casos más graves es precisa la cirugía.[8]
  • Helicobacter pylori. Se estima que más de dos tercios de la población mundial se encuentra infectada por esta bacteria que vive en el epitélio gástrico. Históricamente, se creía que el ambiente sumamente ácido del estómago mantendría este órgano inmune de la infección. Sin embargo, diversos estudios han demostrado que la bacteria helicobacter pylori puede colonizar el estómago y contribuir a la aparición de úlceras de estómago, gastritis y cáncer gástrico. Este microorganismo es capaz de sobrevivir en el estómago gracias a que produce una enzima llamada ureasa que metaboliza el amoniaco y el dióxido de carbono para neutralizar el ácido clorhídrico.

Gastronomía[editar]

Sancocho de mondongo colombiano.

En la zona de la Cuenca del Plata (en Sudamérica), existen deliciosos platos que se elaboran con estómago. El más conocido es el «estofado de mondongo con garbanzos» (mondongo es como se le dice allí al estómago vacuno que en España se conoce como "callos" y en México como "menudo"). También se utiliza en el locro, comida tradicional Argentina. Tradicionalmente, se utilizaba el estómago de cordero como cuajo para elaborar queso.

En otros animales[editar]

Aunque la forma precisa y tamaño del estómago varía ampliamente entre diferentes especies de vertebrados, las posiciones relativas de las aberturas esofágicas y duodenales se mantienen relativamente constantes. Las lampreas, mixinos, quimeras, peces pulmonados, y algunos peces teleósteos no tienen estómago y se produce la apertura del esófago directamente en el ano. Estos animales realizan dietas que o bien requieren poco almacenamiento de alimentos, o ningún procese de predigestión con jugos gástricos, o ambos.[9]

El revestimiento gástrico se suele dividir en dos regiones, una porción anterior bordeado por las glándulas fúndicas y una posterior con glándulas pilóricas. Las glándulas del cardias son exclusivas de los mamíferos, aunque están ausentes en varias especies, la distribución de estas glándulas varían entre las especies, y no siempre se corresponden con las mismas regiones como en el hombre. Además, en muchos mamíferos no humanos, una porción de la parte anterior del estómago a las glándulas del cardias se alinea con epitelio esencialmente idéntica a la del esófago. Los rumiantes tienen un estómago complejo formada por varias cámaras.

En las aves y cocodrilos, el estómago se divide en dos regiones. En sentido anterior es una región tubular estrecha, el proventrículo, bordeada por las glándulas fúndicas, y conectando el verdadero estómago para el cultivo. Más allá se encuentra la molleja muscular de gran alcance, bordeada por las glándulas pilóricas, y, en algunas especies, que contiene piedras que el animal se traga para ayudar a triturar los alimentos.

Comparación de las regiones glandulares del estómago de varias especies de mamíferos. Amarillo: esófago; verde: epitelio aglandular; púrpura: glándulas del cardias; rojo: glándulas gástricas; azul: glándulas pilóricas; azul oscuro: duodeno.[10][11][12]

Imágenes adicionales[editar]

Partes del estómago: 1) Esófago 2) Cardias 3) Fundus 4) Membrana mucosa 5) Capas musculares 6) Mucosa gástrica 7) Pliegues gástricos 8) Antro 9) Píloro 10) Duodeno  

Referencias[editar]

  1. Información para pacientes: Anatomía y fisiología del tubo digestivo. Societat Catalana de Digestología. Consultado el 20 de mayo de 2018.
  2. Anatomía quirúrgica del estómago y el duodeno. Consultado el 23 de mayo de 2018.
  3. a b Tortora-Derrickson: Principios de anatomía y fisiología. Coonsultado el 27 de mayo de 2018.
  4. a b c d Actualización de la Fisiología Gástrica. Med. leg. Costa Rica vol.27 n.2 Heredia sep. 2010.
  5. Sleisenger y Fordtran: Enfermedades digestivas y hepáticas. Consultado el 25 de mayo de 2018.
  6. El cuerpo humano. Salud y enfermedad. Memmler 11ª edición. Consultado el 20 de mayo de 2018.
  7. De la fisiología del vaciamiento gástrico al entendimiento de la gastroparesia. Educación médica continuada, 2010, Asociaciones Colombianas de Gastroenterología, Endoscopia digestiva, Coloproctología y Hepatología. Consultado el 25 de mayo de 2018.
  8. Hernia hiatal y enfermedad por reflujo gastroesofágico.Conceptos, patogenia, diagnóstico, complicaciones y tratamiento. Autor: Benito A. Saínz Menéndez . Consultado el 30 de mayo de 2018
  9. Romer, Alfred Sherwood; Parsons, Thomas S. (1977). The Vertebrate Body (en inglés). Philadelphia: Holt-Saunders International (En inglés). pp. 410-411. ISBN 0-03-910284-X. 
  10. William O. Reece (2005). Functional Anatomy and Physiology of Domestic Animals (En inglés). ISBN 978-0-7817-4333-4. 
  11. Esther J. Finegan and C. Edward Stevens. «Digestive System of Vertebrates (EN inglés)». 
  12. Muhammad Khalil. «The anatomy of the digestive system (en inglés)». 

Enlaces externos[editar]