Serotonina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
 
5-Hidroxitriptamina
Serotonin.svg
Fórmula química.
Serotonin-Spartan-HF-based-on-xtal-3D-balls-web.png
Estructura tridimensional
Nombre IUPAC
3-(2-aminoetil)-1H-indol-5-ol
General
Otros nombres Serotonina (5-HT)
Fórmula molecular C10H12N2O
Identificadores
Número CAS 50-67-9[1]
ChEBI 28790
ChemSpider 5013
PubChem 5202
Propiedades físicas
Masa molar 176,215 g/mol
Punto de fusión 441 K (168 °C)
Riesgos
LD50 60 mg/kg (oral, ratas)
Compuestos relacionados
Valores en el SI y en condiciones estándar
(25 °C y 1 atm), salvo que se indique lo contrario.
[editar datos en Wikidata]

La serotonina o 5-hidroxitriptamina (5-HT) es un neurotransmisor que se produce mediante un proceso de conversión bioquímica que combina el triptófano con un componente de proteína y triptófano hidroxilasa (un reactor químico) que componen la 5-hidroxitriptamina (5-HT), también conocida como serotoninamonoamina. Su neuromodulador fundamental está asociado con muchos trastornos psiquiátricos. Se baja la serotonina por estrés.

Como neurotransmisor, la serotonina transmite señales entre las neuronas regulando su intensidad. Se produce en el cerebro, es decir, no cruza la barrera hematoencefálica y es imprescindible que esté en el cuerpo para sintetizar su propia dosis. Aproximadamente un 90 % del total de la serotonina presente en el cuerpo humano puede encontrarse en el tracto gastrointestinal (GI), donde es utilizada para regular el movimiento del intestino. El resto es sintetizado en neuronas serotoninérgicas y también puede ser encontrado en las plaquetas de la sangre, el sistema nervioso central (SNC) y las plantas. La serotonina es metabolizada a ácido 5-Hidroxindolacético, principalmente por el hígado, y se excreta por los riñones en su fase final.

La serotonina influye en una variedad de funciones corporales y psicológicas; por ejemplo, han encontrado enlaces que se relacionan con el metabolismo del hueso, la producción de leche materna, la regeneración hepática y la división celular. Por ser un neurotransmisor puede afectar el peristaltismo intestinal, regular la función y reducir el apetito. Se alteran el estado de ánimo, la ansiedad y la felicidad. La coagulación está sufriendo un aumento en la formación de coágulos de sangre. Estimula el centro de vómito en el cerebro, causando náuseas. Puede haber un aumento en la osteoporosis. Y con respecto a la sexualidad se ha demostrado que las personas que la toman en forma de medicamentos tienen una reducción del deseo sexual y su función debido a los efectos secundarios de la droga, lo que a menudo pone en peligro el cumplimiento del régimen terapéutico. Sin embargo, su papel en el comportamiento sigue siendo poco conocido debido a la falta de métodos para dirigir el cerebro y la síntesis de 5-HT en adultos.

Historia[editar]

A finales de los años 40, se aisló y se nombró la serotonina por Maurice M. Rapport, Arda Green e Irvine Page, de la Clínica de Cleveland,[2]​ pero ya en 1935 el investigador italiano Vittorio Erspamer había demostrado que una sustancia hasta entonces desconocida, a la que llamó enteramina, producida por las células enterocromafines del intestino estimulaba la contracción intestinal.[3]

El nombre serotonina es un término equívoco, ya que refleja únicamente las circunstancias en las que se descubrió el compuesto. Fue inicialmente identificado como una sustancia vasoconstrictora en el plasma sanguíneo (o serum) —de ahí su nombre serotonina, un agente serum que afecta al tono vascular—. Este agente fue posteriormente identificado químicamente como la 5-hidroxitriptamina (5-Hify8dyd87ygxtu7 Rapport), y desde entonces se le han asociado una amplia gama de propiedades fisiológicas. El de 5-HT ha sido el nombre más adoptado por la industria farmacéutica.[4]

Neurotransmisión[editar]

La neurona[editar]

Fig.1 Partes de una neurona.

La neurona es una de las células principales de el sistema nervioso. Ellas se interconectan formando redes de comunicación que transmiten señales por zonas definidas del sistema nervioso[5]​ y las funciones complejas de éste son consecuencia de la interacción entre estas redes de neuronas, y no el resultado de las características específicas de cada neurona individual.

En cada neurona existen tres zonas diferentes:

  • El pericarion es la zona de la célula donde se ubica el núcleo y es el centro metabólico de la neurona, donde se realizan las actividades fundamentales. En esta parte nacen dos tipos de prolongaciones las dendritas y el axón.
  • El axón que nace único y conduce el impulso nervioso de esa neurona hacia otras células ramificándose en su porción terminal (telodendrón). Es la prolongación más larga de la neurona y se compone de neurofilamentos y neurotúbulos.
  • Las dendritas son prolongaciones plasmáticas cortas, las cuales se encuentran en gran número en toda la neurona y tienen como función recibir señales.[6]
Fig.2 Neuronas eferentes y aferentes.

La célula nerviosa tiene dos funciones principales, la propagación del potencial de acción (impulso o señal nerviosa) a través del axón y su transmisión a otras neuronas o a células efectoras para inducir una respuesta.

La forma y estructura de cada neurona se relaciona con su función específica:

  • Aferentes o sensitivas: Capta los estímulos a través de receptores sensoriales y conduce los impulsos hacia el cerebro o la médula.
  • Eferentes o motoras: Conduce la respuesta como impulso nervioso desde el cerebro hasta los músculos o glándulas.
  • Interneuronas: Vincula las neuronas sensitivas y las motoras.

Criterios para establecer si una sustancia es un neurotransmisor[editar]

Presencia del neurotransmisor:

  • El agente químico debe estar localizado en los elementos presinápticos y probablemente distribuido en todo el cerebro.
  • La neurona debe contener los precursores, las enzimas selectivas o un mecanismo de transporte específico para el neurotransmisor.
  • En la sinapsis debe existir receptores para el neurotransmisor.

Liberación:

  • La estimulación de las aferencias debe producir liberación del neurotransmisor en cantidades fisiológicas.

Identidad de acción:   

  • La aplicación directa del neurotransmisor a la sinapsis debe producir efectos idénticos a los producidos por estimulación eléctrica.
  • La interacción del neurotransmisor con su receptor debe inducir cambios en la membrana que produzcan potenciales postsinápticos excitatorios o inhibitorios.
  • La estimulación aferente o la aplicación directa de la sustancia debe producir efectos semejantes a los producidos por la aplicación de agentes farmacológicos.

Inactivación:

  • Deben existir mecanismos de inactivación (difusión, enzimas metabólicas, sistemas de recaptación) que hagan concluir la interacción del neurotransmisor con el receptor.[7]

Principales neurotransmisores[editar]

Los neurotransmisores son las sustancias químicas que se encargan de la transmisión de las señales desde una neurona hasta la siguiente a través de las sinapsis.

Existen muchas  moléculas  que actúan  como neurotransmisores, y se conocen  al  menos 18 mayores, varios de los cuales actúan de forma ligeramente distinta.[8]

Los neurotransmisores identificados, parcial o totalmente en las vías neutrales comprenden tres grandes familias:

  1. Las aminas biógenas o monoaminas: noradrenalina, adrenalina, acetilcolina, serotonina, histamina, dopamina, etc.
  2. Los aminoácidos o ácidos aminados: glutamato, aspartato, ácido gamma-aminobutirico, glicina. Aunque no son aminoácidos suele incluirse en este grupo a los derivados purínicos (adenosina, ATP) los cuales juegan un rol de neuromodulador.
  3. Los neuropéptidos: son más de 70 estructuras diferentes identificadas. 

Eventos químicos asociados con la neurotransmisión[editar]

  • Síntesis del neurotransmisor: El  cuerpo  neuronal produce  ciertas  enzimas  que  están  implicadas en  la  síntesis. Estas  enzimas actúan  sobre  determinadas moléculas precursoras captadas  por  la neurona  para  formar el  correspondiente neurotransmisor
  • Almacenamiento de moléculas de neurotransmisor en vesículas sinápticas, en las cuales el contenido (generalmente  varios  millares de  moléculas) es  cuántico. Algunas  moléculas  neurotransmisoras  se liberan  de  forma constante en  la  terminación, pero  en  cantidad insuficiente  para  producir una  respuesta fisiológica  significativa.
  • Liberación de transmisores por exocitosis. A la neurona presináptica llega un impulso nervioso y abre los canales de Ca+2. El Ca+2 entra y el neurotransmisor es  vertido en el espacio sináptico.
  • El neurotransmisor se une al neuroreceptor. La sustancia es capaz de estimular o inhibir rápida o lentamente, puede liberarse hacia la sangre para actuar sobre varias células y a distancia del sitio de liberación, puede permitir, facilitar o antagonizar los efectos de otros neurotransmisores. También puede activar otras sustancias del interior de la célula para producir efectos biológicos. Además, una misma neurona puede tener efectos diferentes sobre las estructuras postsinápticas, dependiendo del tipo de receptor postsináptico presente.
  • Iniciación de las acciones del segundo mensajero. El receptor de la neurona postsináptica envía unas respuestas intracelulares que pueden desencadenar diferentes respuestas. Inactivación del transmisor, ya sea por degradación química o por reabsorción en las membranas.
  • El neurotransmisor tiene que desaparecer por la presencia de un enzima específico que inactive el neurotransmisor o a través de la recaptación, proceso mediante el que la célula presináptica vuelve a coger el neurotransmisor y lo guarda en su interior (implica un ahorro de energía).[9]
Fig.4 Neurotransmisión química.

Las alteraciones de la síntesis, el almacenamiento, la liberación, la  degradación de los neurotransmisores, el  cambio  en  el  número o  actividad  de los  receptores,  pueden afectar a la neurotransmisión. Muchos trastornos  neurológicos  y psiquiátricos  son debidos  a  un aumento  o  disminución  de la  actividad  de determinados neurotransmisores y muchas  drogas  pueden modificarla;  algunas producen  efectos  adversos, como los alucinógenos , y  otras pueden corregir algunas disfunciones patológicas, como los antipsicóticos.[10]​ Como todos los neurotransmisores, los efectos de la 5-HT en el humor y el estado mental humanos, y su papel en la conciencia, son muy difíciles de determinar.

  • Entre las principales funciones de la serotonina está la de regular el apetito mediante la saciedad, equilibrar el deseo sexual, controlar la temperatura corporal, la actividad motora y las funciones perceptivas y cognitivas.
  • La serotonina interviene en otros conocidos neurotransmisores como la dopamina y la noradrenalina, que están relacionados con la angustia, ansiedad, miedo, agresividad, así como los problemas alimenticios.
  • La serotonina también interviene en los parámetros de densidad ósea.[11][12]​ Las personas que toman antidepresivos del tipo inhibidores de la recaptación de la serotonina pueden generar osteoporosis (reducir la densidad ósea).
Fig.3 Los neurotransmisores es la forma en la que se comunican las neuronas.

Relación anatómica[editar]

Las neuronas de los núcleos del rafe son la fuente principal de liberación de la 5-HT en el cerebro.[13]​ Los núcleos del rafe son conjuntos de neuronas distribuidas en nueve grupos pares y localizadas a lo largo de toda la longitud del tronco encefálico, el cual está centrado alrededor de la formación reticular.

Las axones de las neuronas de los núcleos del rafe terminan en, por ejemplo:

Por otro lado, los axones de las neuronas en el núcleo rostral dorsal del rafe terminan en, por ejemplo:

Así, la activación de este sistema serotoninérgico tiene efectos en varias áreas del cerebro, lo que explica los efectos terapéuticos en su modulación.

Microanatomía[editar]

La 5-HT, como se piensa, es liberada de las varicosidades serotonérgicas en el espacio extra-neuronal, en otras palabras, desde los hinchazones (varicosidades) y a lo largo del axón, no sólo por botones sinápticos terminales (esquema de neurotransmisión clásico). Desde este punto es libre de difundirse sobre una región relativamente grande de espacio (> 20 µm) y activar los receptores 5-HT localizados sobre las dendritas, pericariones y las terminaciones presinápticas de neuronas adyacentes.[14]

Receptores[editar]

No existe un receptor único para la serotonina, sino que se ha visto que estos comprenden una gran familia de receptores con funciones específicas en las áreas pre y postsinápticas. Estudios farmacológicos y fisiológicos han contribuido a la definición de muchos subtipos de receptores.[15]

Los receptores de serotonina son fundamentales para su actividad, de hecho la interacción del LSD con los receptores cerebrales de este neurotransmisor es lo que causa las imágenes alucinógenas producidas por esta droga. 

Fig.5 Receptores de la serotonina.

Existen 7 tipos diferentes de receptores de serotonina, que a su vez presentan algunas diferencias entre especies: los receptores de 5- HT1 a 5- HT7.

  • Los receptores de Tipo 1 (5-HT1) son aquellos que tienen un efecto inhibidor de la actividad. 5-HT1A actúa en los somas de las neuronas serotoninérgicas o en las áreas terminales de dichas neuronas, normalmente en el sistema límbico o la corteza cerebral. En ellos, la unión de serotonina inhibe la propia síntesis del NT. Los receptores 5-HT1B y 1D en humanos, al unir la serotonina inhiben la liberación de dicho neurotransmisor mediante la falta de adenilato ciclasa en los receptores postsinápticos que se encuentran en la hendidura sináptica.
  • Los receptores 5-HT2 activan neuronas, serotoninérgicas o heterorreceptores. En ellas estimulan la producción de segundos mensajeros como el IP3 o el DAG. 5-HT2A actúan a nivel de corteza cerebral y 5-HT2C en los plexos coroideos, controlando el líquido cefalorraquídeo
  • Los receptores 5-HT3 están acoplados a canales iónicos de potasio, sodio o calcio, se denominan ionotrópicos. Se localizan en el tronco del encéfalo yestán formados por 5 subunidades (del tipo 5-HT3A y B) y es muy similar al receptor nicotínico. Se encuentra en neuronas serotoninérgicas, heterorreceptoras, donde interviene en la percepción del dolor mediante la liberación de la sustancia P, neuronas de GABA, dopamina y acetilcolinérgicas donde se encarga de la liberación de dopamida y otros neurotransmisores.
  • Los tipos 5-HT4, 6 y 7 están acoplados, todos ellos, a las importantes proteína G. Cuando activan las proteínas G facilitan la activación de la adenilato ciclasa, aumentando los niveles internos de AMPc, aumentando la capacidad de transmitir una señal de la neurona. 5-HT4 se encuentra en neuronas dopaminérgicas del hipocampo donde actúa como heterorreceptor facilitando la liberación de dopamina, que conlleva una mejora de los procesos cognitivos de memoria.
  • Por otra parte de -5HT5 se conoce muy poco y su función exacta todavía permanece sin descubrir.
  • 5-HT6 está estrechamente relacionada con la regulación de los comportamientos emocionales. Es con este receptor de dopamina con el que actúan muchos psicotrópicos, teniendo el LSD más afinidad por este receptor que la propia serotonina. Muchos fármacos contra la esquizofrenia están relacionados con la inhibición de estos receptores. Se encuentra en el hipocampo, la corteza cerebral y el sistema límbico.
  • Los receptores 5-HT7 se encuentran en el núcleo supraquiasmático del hipotálamo. Realiza su actividad mediante la activación de la adenilato ciclasa y el AMPc. Se encarga de regular los ciclos circadianos electrofisiológicos y metabólicos, relacionados con el hambre o el sueño.[16]

Factores genéticos[editar]

Las variaciones genéticas en los alelos que codifican para los receptores de serotonina actualmente son conocidos por tener un impacto significativo sobre la probabilidad en la generación de ciertos problemas y desórdenes fisiológicos. Por ejemplo, una mutación en el alelo que codifica para el receptor HTR2A conlleva la duplicación del riesgo de suicidio de quienes tienen ese genotipo.

Sin embargo, las pruebas de este hallazgo aún tienen que ser reproducidas satisfactoriamente, pues se observa que se han generado dudas sobre la validez de este descubrimiento. Es muy improbable que un gen individual sea el responsable del incremento de suicidios. Es más probable que un número de genes se combinen con factores exógenos para afectar el comportamiento de este modo.

Este gen (HTR2A) codifica uno de los receptores para la serotonina. Las mutaciones en este gen están asociadas con la susceptibilidad a la esquizofrenia y el trastorno obsesivo-compulsivo, y también están asociados con la respuesta al antidepresivo citalopram en pacientes con trastorno depresivo mayor.

Terminación[editar]

La acción serotoninérgica es terminada primariamente mediante la captación de 5-HT en la sinapsis. Se piensa que mediante un transportador de monoaminas específico para 5-HT, el transportador de recaptación de 5-HT, en la neurona presináptica. Varios agentes pueden inhibir la recaptación de 5-HT incluyendo el MDMA o éxtasis, anfetamina, cocaína, dextrometorfano (un antitusivo), antidepresivos tricíclicos (TCAs) y los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina (ISRS).

Síntesis[editar]

Síntesis de la serotonina.

En el cuerpo, la serotonina es sintetizada en la neurona, tanto en el núcleo como en las terminaciones por medio del aminoácido triptófano en la que involucra dos enzimas: triptófano hidroxilasa (TPH) y una L-aminoácido aromático descarboxilasa (DDC). Una vez que el triptófano se encuentra dentro de las neuronas adecuadas la enzima triptófano hidroxilasa generará 5-hidroxitriptófano, mediante la adición de un grupo hidroxilo al triptófano, formando la 5 hidroxitriptofano. La descarboxilasa de aminoácidos, la segunda enzima presente en este proceso, toma la 5-hidroxitriptófano y le quita el grupo carboxilo dando como resultado la serotonina. La reacción mediada por TPH es una etapa limitante en la vía. La TPH ha sido vista en dos formas existentes en la naturaleza: TPH1, encontrada en varios tejidos, y la TPH2, que es una isoforma cerebro-específica. Hay evidencia de polimorfismos genéticos en ambos tipos con influencia sobre la susceptibilidad a la ansiedad y la depresión. También hay evidencia de cómo las hormonas ováricas pueden afectar la expresión de la TPH en varias especies, sugiriendo un posible mecanismo para la depresión posparto y el síndrome de estrés premenstrual.

Como ya se mencionó la síntesis de la serotonina tiene lugar en las neuronas serotoninérgicas donde se produce a partir del triptófano. Este aminoácido sí puede pasar a través de la barrera hematoencefálica y se obtiene de la dieta en cantidades suficientes para la síntesis de la serotonina y otros compuestos. El triptófano es un aminoácido aromático neutro y compite por el transportador de membrana con la tirosina.[17]

La serotonina ingerida por vía oral no pasa dentro de las vías serotoninérgicas del sistema nervioso central porque ésta no cruza la barrera hematoencefálica. Sin embargo, el triptófano y sus metabolitos 5-hidroxitriptófano (5-HTP), con los cuales la serotonina es sintetizada, sí pueden, y cruzan la barrera hematoencefálica. Estos agentes están disponibles como suplementos dietarios y pueden ser agentes serotoninérgicos efectivos. Un producto del clivaje es el ácido 5-hidroxindolacético (5 HIAA), el cual es excretado en la orina. Algunas veces, la Serotonina y el 5 HIAA son producidos en cantidades excesivas por ciertos tumores o cánceres, y los niveles de tales sustancias puede ser medida en orina para verificar la presencia de dichas patologías.

Implicaciones funcionales[editar]

Investigaciones recientes sugieren que la serotonina juega un papel importante en la regeneración hepática y actúa como mitógeno (que induce la división celular) a lo largo del cuerpo.[18]

La función serotoninérgica es fundamentalmente inhibitoria. Ejerce influencia sobre el sueño y se relaciona también con los estados de ánimo, las emociones y los estados depresivos. Afecta al funcionamiento vascular así como a la frecuencia del latido cardiaco.

Regula la secreción de hormonas, como la del crecimiento.[19]​ Cambios en el nivel de esta sustancia se asocian con desequilibrios mentales como la esquizofrenia o el autismo infantil.

También desempeña una función importante en el trastorno obsesivo compulsivo, un desorden de ansiedad. Algunos hongos alucinógenos, el LSD y el MDMA actúan intensamente en los receptores serotonínicos. Entre las funciones fisiológicas de la serotonina destaca la inhibición de la secreción gástrica, la estimulación de la musculatura lisa y la secreción de hormonas por parte de la hipófisis. Los bajos niveles de serotonina en personas con fibromialgia explican en parte el porqué de los dolores y los problemas para dormir. Dichos niveles bajos se han asociado también a estados agresivos, depresión y ansiedad e incluso a las migrañas, debido a que cuando los niveles de serotonina bajan, los vasos sanguíneos se dilatan. Desempeña una función importante en la proliferación linfocitaria dependiendo del tipo de receptor estimulado (5-HT1A vs. 5-HT7).

La Serotonina tiene efecto modulador general e inhibidor de la conducta, influye sobre casi todas las funciones cerebrales, inhibiendo en forma directa o por estimulación del GABA (ácido gamma-amino-butírico).[20]​ De este modo regula la timia que es el  comportamiento exterior del individuo, el sueño, actividad sexual, apetito, ritmos circadianos, funciones neuroendocrinas, temperatura corporal, dolor, actividad motora y funciones cognitivas:

  • Regulación  del sueño: La Serotonina es el mediador responsable de las fases III y IV del sueño lento. El ritmo sueño vigilia está regulado por el balance adrenérgico-serotoninérgico, y la disminución de la latencia REM, característica de los estados depresivos que es debida a un desbalance serotoninérgico-colinérgico.
  • Regulación de la actividad sexual: La serotonina presenta un efecto inhibitorio sobre la liberación hipotalámica de gonadotrofinas con la consecuente disminución de la respuesta sexual normal. La disminución farmacológica de la serotonina directa o por competitividad aminérgica facilita la conducta sexual.
  • Regulación de las funciones neuroendocrinas: La serotonina es uno de los principales neurotransmisores del núcleo supraquiasmático hipotalámico del cual depende la sincronización de los ritmos circadianos endógenos de todo el organismo. Influye también en la regulación inhibitoria o estimuladora de los factores peptidérgicos de los ejes hipotálamo-hipófiso-periféricos.
  • Regulación termo-nociceptiva: La serotonina produce un efecto dual sobre la termia según sea el receptor estimulado. El 5TH1 produce hipotermia y el 5HT2 hipertermia. En el sueño de ondas lentas se produce el pico mínimo de temperatura coincidente con la aparición del pico máximo de secreción de hormona del crecimiento. La serotonina es un neuromodulador nociceptivo importante. Los agonistas producen analgesia en animales de laboratorio, siendo bien conocido el efecto antálgico de los antidepresivos tricíclicos.[21]

Las propiedades afrodisíacas de la serotonina[editar]

El comportamiento humano depende de la cantidad de luz que el cuerpo recibe por día. De esta manera se produce durante las estaciones menos soleadas (otoño e invierno) un aumento de la depresión y falta de estímulo sexual. Cuando llega la primavera y el verano, la serotonina se condiciona a la luz que recibe del organismo, lo que conlleva un aumento progresivo del bienestar y la felicidad con mayor estímulo sexual, producto de las concentraciones de este neurotransmisor en el cerebro.[22]

Se podría decir que la serotonina es la «hormona del placer», además de ser la «hormona del humor». Veamos esto mediante un claro ejemplo. Para que se produzca la eyaculación u orgasmo, el hipotálamo libera oxitocina a través de la hipófisis (hormona que se segrega en la neurohipófisis y que también es responsable de las contracciones durante el parto). Después de eyacular, aumenta considerablemente la cantidad de serotonina en el cerebro lo que provoca un estado de placer y tranquilidad.[23]

Después del placer, se produce un mecanismo de realimentación que reabsorbe la serotonina. Este mecanismo estimula la liberación de hormonas como somatrofina (hormona del crecimiento) y prolactina (tiene acción sobre las glándulas mamarias actuando en su crecimiento y formación de leche) e inhibe la secreción de las hormonas luteinizante (LH), y foliculoestimulante (FSH) que son las encargadas de estimular la síntesis de AMP cíclico que a su vez estimula la biosíntesis de esteroides sexuales.[24]​ Este mecanismo de realimentación no sería posible si no se produjese la absorción de serotonina por la hipófisis.[25]​ Así pues, se sabe que la presencia de serotonina produce el placer, y la reabsorción de esta neurohormona, desencadena una serie de reacciones que estimulan la secreción de hormonas, que a su vez producen ínfimamente crecimiento y controlan la maduración de folículos, y la secreción de hormonas sexuales y la espermatogénesis(hombre) entre otras cosas. Dahstrom y Fuxe describieron 9 grupos de células que contienen serotonina de B1 a B9:

  • El grupo más grande de células serotonérgicas es el grupo B7 contiguo al B6.
  • El grupo B6 y B7 son el núcleo dorsal del rafe.
  • EL B8 es el núcleo medio del rafe. núcleo central superior.
  • EL B9 tecmento lateral del puente y del cerebro medio.
  • El B1 a B5 caudalmente y contienen un número bajo de células serotonérgicas.

Referencias[editar]

  1. Número CAS
  2. Maurice M. Rapport, Arda A. Green, Irvine H. Page (1948). «Serum vasoconstrictor (serotonin). IV. Isolation and characterization». J. Biol. Chem. 176 (3): 1243-1251. 
  3. Negri L (2006). «[Vittorio Erspamer (1909–1999)]». Med Secoli (en italiano) 18 (1): 97-113. PMID 17526278. 
  4. Delgado, C. (2004). Introducción a la química terapéutica. Ediciones Díaz de Santos; pp. 152-156.
  5. Berman, S. (2013). Fisiología Médica. McGraw-Hill Interamericana Editores.
  6. Bustamante, E. (2007). El sistema nervioso: desde las neuronas hasta el cerebro humano. Universidad Antioquia; p. 53.
  7. Departamento de biopsicología. (2004). Neurotransmisores. Universidad de Argentina John F Kennedy. Instituto de investigación y Docencia de Neuropsicología; pp. 6-7.
  8. Rapin, J. (2004). La guía de los nuevos estimulantes. Editorial Paidotribo; p. 32.
  9. Departamento de biopsicología. (2004). Neurotransmisores. Universidad de Argentina John F Kennedy. Instituto de investigación y Docencia de Neuropsicología; pp. 2-4
  10. Velasco, A. (1988). Compendio de psiconeurofarmacología. Ediciones Díaz de Santos; p. 22.
  11. Frost M, Andersen TE, Yadav V, Brixen K, Karsenty G, Kassem M (2010). «Patients with high-bone-mass phenotype owing to Lrp5-T253I mutation have low plasma levels of serotonin». J Bone Miner Res. 25 (3): 673-5. PMID 20200960. doi:10.1002/jbmr.44. 
  12. Rosen CJ (2009). «Breaking into bone biology: serotonin's secrets». Nat Med. 15 (2): 145-6. PMID 19197289. doi:10.1038/nm0209-145. 
  13. George J. Siegel, ed. (1999). «Understanding the neuroanatomical organization of serotonergic cells in the brain provides insight into the functions of this neurotransmitter». Basic Neurochemistry. Bernard W. Agranoff, Stephen K. Fisher, R. Wayne Albers, Michael D. Uhler (6.ª edición edición). Lippincott Williams and Wilkins. ISBN 0-397-51820-X. «En 1964, Dahlstrom y Fuxe (discutido en [2]), usando la técnica Falck-Hillarp de histofluorescencia, observaron que la mayoría de los núcleos neuronales serotoninérgicos son encontrados en grupos celulares corporales, que previamente habían sido designados como núcleos del rafe.» 
  14. "Serotonin", Syd Baumel, 1999, ed: McGraw-Hill Professional.
  15. La guía de la biología. «Receptores de Serotonina». Consultado el 22 de marzo de 2016.
  16. Valencia., O. (2007). Caracterización de los receptores 5HT durante la ontogenia del sistema nervioso de la rata. Unidad Académica de Ciencias Químicas. Universidad Autónoma de Zacatecas; pp. 12-25.
  17. Lima., L. (2008). Síntesis de serotonina y presencia de hidroxilasa. Laboratorio de Neuroquímica. Instituto Venezolano de Investigación Científica; p. 12.
  18. Lesurtel M. et al (2006). «Platelet-derived serotonin mediates liver regeneration». Science 312 (5770): 104-7. PMID 16601191. 
  19. "Secrets of Serotonin", Carol Hart; 1996; St. Martin's Press.
  20. Figueres, G. (1997). Antidepressant drugs inhibit aglical 5-hydroxytrytamine transporter (en inglés). Eur Neurosel; p. 228.
  21. Figueres, G. (1997). Antidepressant drugs inhibit aglical 5-hydroxytrytamine transporter (en inglés). Eur Neurosel; p. 230.
  22. "Serotonin and the regulation of mammalian circadian rhythmicity", Morin LP. Ann Med. 1999 Feb;31(1):12-33.
  23. "Serotonin, serotonergic receptors, selective serotonin reuptake inhibitors and sexual behaviour.", Olivier B, van Oorschot R, Waldinger MD.Int Clin Psychopharmacol. 1998 Jul;13 Suppl 6:S9-14.
  24. "Female sexual side effects associated with selective serotonin reuptake inhibitors: a descriptive clinical study of 33 patients", Shen WW, Hsu JH.Int J Psychiatry Med. 1995;25(3):239-48.
  25. "Psychotropic medications and their effects on sexual function: diagnosis, biology, and treatment approaches",Gitlin MJ.; J Clin Psychiatry. 1994 Sep;55(9):406-13.