El mercader de Venecia (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El mercader de Venecia es una película romántica-dramática de 2004 basada en la obra homónima de William Shakespeare. El filme está protagonizado por Jeremy Irons como el mercader Antonio y Al Pacino como Shylock, un usurero judío.[1]​ Es el primer largometraje en la era del sonido basado en esta obra de Shakespeare;[2]​ otras versiones son producciones filmadas con videocámara para la televisión, incluyendo la versión de 1973 y la versión de 1980 realizada por Jack Gold.

La producción fue realizada entre Italia, Luxemburgo y Reino Unido. Se estrenó el 4 de septiembre de 2004 en el marco del Festival Internacional de Cine de Venecia. En España, Argentina y México se estrenó a finales del año siguiente, y en los demás países de habla hispana no se pudo ver hasta el año 2006. Fue nominada como mejor película europea en los premios David di Donatello. Además Sammy Sheldon fue nominada en los Premios BAFTA por su vestuario.

Argumento[editar]

La película comienza con Antonio hablando con dos hombres, Solario y Salerio. Les cuenta que se siente triste, y que no hay una razón específica del por qué. Más tarde, Bassanio, un joven veneciano amigo de Antonio, lo visita para pedirle un dinero que necesita para cortejar a una mujer llamada Portia. Para ayudar a Bassanio, Antonio pide dinero prestado a un usurero judío llamado Shylock. El prestamista acepta darle el dinero, pero con la condición de que si no recibe a tiempo el dinero de vuelta, recibirá una libra de carne del cuerpo de Antonio.

Reparto[editar]

Recibimiento[editar]

El mercader de Venecia recibió críticas positivas en general; alcanzó un porcentaje de aceptación del 71 % en el agregador de reseñas Rotten Tomatoes, basado en 127 críticas.[3]​ En Metacritic consiguió un puntaje de 63 sobre 100.[4]​ Muchos críticos elogiaron la construcción del personaje de Shylock por parte de Michael Radford y Al Pacino,[5]​ como también el aspecto oscuro y realista de las calles de Venecia, por el cual el diseñador de producción Bruno Rubeo fue reconocido con el Nastro d'argento. Algunos críticos destacaron las elecciones de Radford para contextualizar la historia, aunque no alcanzaron a impedir totalmente que Shylock resultara una caricatura.[2][6]​ Ron Rosenbaum del periódico The Observer sintió que la vileza de Shylock fue disminuida para transformarlo en un personaje demasiado simpático y víctima de prejuicios.[7]

Referencias[editar]

  1. Bradshaw, Peter (3 de diciembre de 2004). «The Merchant of Venice». The Guardian (en inglés). Consultado el 25 de mayo de 2019. 
  2. a b Ebert, Roger (20 de enero de 2005). «The Merchant of Venice» (en inglés). RogerEbert.com. Consultado el 23 de agosto de 2020. 
  3. «William Shakespeare's The Merchant of Venice (2004)» (en inglés). Rotten Tomatoes. Consultado el 23 de agosto de 2020. 
  4. «The Merchant of Venice» (en inglés). Metacritic. Consultado el 23 de agosto de 2020. 
  5. Podgorski, Daniel (5 de noviembre de 2015). «Remakes are Not your Enemy: Analyzing a Scene from Michael Radford's Film Version of The Merchant of Venice» (en inglés). The Gemsbok. Consultado el 23 de agosto de 2020. 
  6. Freedland, Jonathan (9 de diciembre de 2004). «A very Jewish villain». The Guardian (en inglés). Consultado el 23 de agosto de 2020. 
  7. Rosenbaum, Ron (6 de diciembre de 2004). «Sanitizing Merchant: Pacino Plays Shylock Like a Grouchy Tevya». The Observer (en inglés). Consultado el 23 de agosto de 2020.