El apando (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El apando es una película mexicana de 1975, dirigida por Felipe Cazals, basada en el libro del mismo título, escrito por José Revueltas en 1969 a partir de sus experiencias en el Palacio de Lecumberri, donde fue recluido a raíz de su participación intelectual (véase activismo) en el movimiento estudiantil de 1968. La historia tiene lugar en esa cárcel, construida durante el porfiriato, inaugurada en 1900 y finalmente convertida, en 1976, en el Archivo Histórico de la Nación, luego convertido en el Archivo General de la Nación. El título hace referencia a la celda de castigo dentro de esa cárcel.

Sinopsis[editar]

La cinta se desarrolla en el interior del Palacio de Lecumberri, popularmente conocido como "Palacio Negro", en el cual dos drogadictos: Albino (Salvador Sánchez) y Polonio (Manuel Ojeda), aprovechan la debilidad por las drogas de "El Carajo", repulsivo y tuerto (José Carlos Ruiz), para convencerlo de que sea su madre quien las introduzca al penal. Para llevar a cabo ese plan, Albino y Polonio se apoyan en sus respectivas parejas: "La Chata" (Delia Casanova) y "La Meche" (María Rojo), y los cuatro, junto con "El Carajo", convencen a la madre de éste (Luz Cortázar) para que, en la próxima visita, la señora introduzca la droga en sus genitales. Mientras fraguan el plan, los cinco se drogan y Albino enseña su abdomen, que contiene la imagen tatuada de un coito. Al ser descubiertos, son remitidos a la celda de castigo conocida como "El apando".

En la próxima visita, tanto Albino como Polonio se encuentran desesperados por la falta de consumo de droga, apandados junto con "El Carajo", a quien golpean continuamente. "La Chata" y "La Meche" organizan una protesta para exigir que a sus respectivas parejas los saquen del apando", y aun cuando Albino le exige a la madre de "El Carajo" que le entregue la droga, la señora se niega a hacerlo hasta no ver a su hijo.

Finalmente, un policía vestido de civil (Álvaro Carcaño) ordena que saquen a los "apandados" pero, al cruzar el umbral del patio de visita, los retienen de nuevo, y se organiza así una brutal pelea que termina cuando "El Carajo" revela el sitio donde su madre lleva la droga.

Notas de producción[editar]

La cinta revela el grado de corrupción que satura el sistema penitenciario, y la brutalidad de los castigos y la cantidad de droga que circula en esos lugares. La cinta también habla de la vida sexual de los internos: por ejemplo, mientras la celadora (Ana Ofelia Murguía) examina los genitales de "La Meche", que aprovecha para masturbarla, ésta se imagina que está siendo penetrada por Albino.

Luz Cortázar, que interpretó a la madre de "El Carajo", no era actriz profesional sino vendedora en una yerbería. Sin embargo, fue el rostro perfecto para retratar a una madre abnegada, triste, desesperanzada, ante el drama de tener a un hijo irredento.

Este filme representó a México en el XXIV Festival Internacional de Cine de San Sebastián en 1976, pero cuando se exhibió durante la competencia Dolores del Río, en esa ocasión presidenta del jurado, súbitamente se levantó de su asiento, disgustada por lo que para ella era una cinta repulsiva, "una porquería de tal magnitud arropada en el lábaro patrio". Ante este escándalo, a la película se le negó la oportunidad de ser galardonada.

Premios[editar]

Premio Ariel[editar]

La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas otorgó el Ariel a Rafael Castanedo, por su trabajo de edición para esta película. Además, la cinta fue nominada en las siguientes categorías:

Este filme ocupa el lugar número 60 dentro de la lista de las 100 mejores películas del cine mexicano, según la opinión de 25 críticos y especialistas del cine en México, publicada por la revista Somos en julio de 1994.[1]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]