Ejército Mambí

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ejército Libertador (Cuba)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ejército Mambí
Ejército Libertador de Cuba
Flag of Cuba.svg
La bandera de Cuba, que acompañó a los independentistas en las tres guerras.
Activa 10 de octubre de 1868 – Diciembre de 1880
24 de febrero de 1895 – Mayo de 1899
País Cuba
Rama Ejército de tierra
Función Abolición de la esclavitud (1868-1880)
Independencia de Cuba (1868-1898)
Tamaño Decenas de miles (1868-1880)
50 mil (1899)[1]
Comandantes
Comandantes
notables
Ignacio Agramonte
Máximo Gómez
Henry Reeve
Calixto García
Antonio Maceo
José Maceo
Vicente García González
Serafín Sánchez
Julio Sanguily
Juan Bruno Zayas
Cultura e historia
Colores Ninguno específico (ejército irregular)
Guerras y batallas
Guerra de los Diez Años (1868-1878)
Guerra Chiquita (1879-1880)
Guerra Necesaria (1895-1898)
[editar datos en Wikidata]

El Ejército Libertador de Cuba, conocido coloquialmente como Ejército Mambí fue un ejército independentista de tipo irregular surgido en el último tercio del siglo XIX para lograr la independencia total de Cuba del colonialismo español y la abolición de la esclavitud en el país, durante la llamada Guerra de los Diez Años (1868-1878).

Luego de terminada oficialmente dicha guerra, los últimos rebeldes independentistas continuaron resistiendo hasta inicios de 1879. Meses después, en el verano de ese mismo año, se inició la llamada Guerra Chiquita, que duró poco más de un año, hasta finales del año 1880.

Durante la primera guerra mencionada, los cubanos causaron 80 mil bajas definitivas al Ejército de Operaciones de España en Cuba; a pesar de contar solo con ocho mil hombres mal armados, peor alimentados y vestidos, y sin paga.[1]

Ni la Guerra de los Diez Años, ni la Guerra Chiquita consiguieron la independencia de Cuba, por lo que las hostilidades se reanudaron en la Guerra del 95 (1895-1898), en la que perecieron otras decenas de miles de españoles.

En las dos primeras guerras, también se reclamaba la abolición de la esclavitud. Sin embargo, ésta fue abolida finalmente en 1886, por lo que la Guerra del 95 (1895-1898) fue exclusivamente por la causa independentista.

Finalmente, luego de treinta años de lucha, la victoria de los mambises fue impulsada con la intervención de Estados Unidos en 1898.

El Ejército Libertador de Cuba estuvo activo en un primer período entre 1868 y 1880, durante la ya mencionada Guerra de los Diez Años (1868-1878) y la Guerra Chiquita (1879-1880). Luego, volvió a estar activo en un segundo período, durante la Guerra del 95 o Guerra Necesaria, entre los años 1895 y 1899, cuando fue finalmente licenciado.

Al ser un ejército guerrillero de tipo irregular, el Ejército Libertador de Cuba no contaba con artillería, salvo las pocas piezas que le pudieron arrebatar esporádicamente al enemigo colonialista. Su fuerza principal radicaba en la caballería, fundamentalmente armada con machetes y algunos sables, con apoyo de infantería escasamente dotada con armas de fuego y pocas municiones. Tampoco poseía marina de guerra, pero sí recibía el apoyo esporádico de expediciones marítimas que arribaban desde el exterior del país.

Después de su licenciamiento definitivo[editar]

Durante la república (1902-1958), existieron movimientos de patriotas y veteranos, conformados por los antiguos mambises licenciados. Estas asociaciones se opusieron frecuentemente a los corruptos gobiernos de la Cuba de la época. Tras el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, aún quedaban vivos algunos pocos veteranos del Ejército Libertador. Los últimos fallecieron de causas naturales en la década de 1970.

Cabe destacar que casi todos los presidentes de la república entre 1902 y 1940 habían sido oficiales del Ejército Libertador durante la Guerra del 95. Así tenemos que José Miguel Gómez (1909-1913) y Mario García Menocal (1913-1921) habían sido mayores generales, Gerardo Machado (1925-1933) había sido brigadier y los también presidentes Carlos Manuel de Céspedes y Quesada (1933), Carlos Mendieta (1934-1935) y Federico Laredo Brú (1936-1940) habían sido coroneles. Igualmente, podemos agregar que Tomás Estrada Palma (1902-1906) había sido presidente del gobierno de la República de Cuba en Armas en 1876-1877, durante la Guerra de los Diez Años y sucesor de José Martí como delegado del Partido Revolucionario Cubano en 1895. Alfredo Zayas (1921-1925) era hermano del Mayor General Juan Bruno Zayas, quien murió combatiendo en la Guerra del 95, y Miguel Mariano Gómez (1936) era hijo del ya mencionado general y presidente José Miguel Gómez.

Grados militares[editar]

Los grados militares en el Ejército Libertador estaban en correspondencia con los cargos y jefaturas desempeñados, avalados por la Ley de Organización Militar.

Los grados superiores eran el de mayor general y el de general de brigada (brigadier), cuyos distintivos eran dos estrellas doradas y una plateada, respectivamente, que se colocaban a ambos lados del cuello de la camisa. A inicios de la Guerra de los Diez Años, también existió de manera efímera, el grado de teniente general, que posteriormente fue corregido a brigadier.

La bandera de Yara, ondeada por Carlos Manuel de Céspedes y sus seguidores durante los primeros meses de la Guerra Grande. Fue sustituida por la actual bandera oficial durante la Asamblea de Guáimaro (1869).

Durante la Guerra de los Diez Años y la Guerra Chiquita no existió el grado de general de división. El Brigadier Ramón Leocadio Bonachea, conocido por ser el último alto oficial mambí en deponer las armas en abril de 1879, recibió posteriormente de forma especial el diploma que lo acreditaba como general de división por su resistencia a ultranza a acogerse a la paz sin independencia firmada en el Pacto del Zanjón de febrero de 1878.

Sin embargo, esto fue una excepción, pues dicho grado no se creó oficialmente en el Ejército Libertador hasta el estallido de la Guerra Necesaria. Tras la creación formal de dicho grado, los mayores generales pasaron a ostentar tres estrellas, los generales de división pasaron a tener dos estrellas y los generales de brigada conservaron la estrella solitaria.

Los primeros oficiales: comandante, teniente coronel, coronel, usaban de una a tres estrellas plateadas y estaba establecido llevarlas en las hombreras.

Los grados subalternos eran capitán, teniente y subteniente (alférez), los cuales portaban estrellas de menor tamaño. Los grados de las denominadas clases eran: sargento de primera, sargento de segunda y cabo.

En 1895, a inicios de la Guerra Necesaria, se creó de forma especial el grado de lugarteniente general para el hasta entonces Mayor General Antonio Maceo. Dicho grado implicaba que Maceo era el lugarteniente del general en jefe Máximo Gómez. Tras la muerte en combate de Maceo en 1896, dicho grado especial pasó al hasta entonces Mayor General Calixto García. El lugarteniente general portaba los mismos distintivos de los mayores generales.

Generalato del Ejército Mambí (1868-1899)[editar]

Un total de 54 hombres fueron ascendidos al grado de Mayor general durante las tres guerras de independencia cubanas:

Nota: Lista ordenada cronológicamente por ascensos.

Mayores generales nombrados durante la Guerra de los Diez Años (1868-1878)[editar]

Mayores generales nombrados durante la Guerra Chiquita (1879-1880)[editar]

Mayores generales nombrados durante la Guerra Necesaria (1895-1898)[editar]

Mayor general nombrado después de la Guerra Necesaria (1899)[editar]

Generales de división del Ejército Libertador (sólo en la Guerra Necesaria)[editar]

Nota: Lista incompleta.

Generales de brigada del Ejército Libertador[editar]

Un total de 47 hombres fueron ascendidos al grado de General de brigada (brigadier) durante las tres guerras de independencia cubanas:

Nota: Lista ordenada alfabéticamente.

Coroneles y Teniente coroneles destacados[editar]

Nota: Lista incompleta.

Referencias[editar]

  1. a b Cf. [1], Revista Bohemia, Cuba