Eira barbara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Tayra
Eira barbara1.JPG
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Suborden: Caniformia
Familia: Mustelidae
Subfamilia: Mustelinae
Género: Eira
C. E. H. Smith, 1842
Especie: E. barbara
Linnaeus, 1758
Distribución
Distribución de Eira barbara
Distribución de Eira barbara

El humayro, irará, eirá, tayra, cabeza de mate,[2]cabeza de viejo, sanjool o hurón mayor (Eira barbara) es una especie de mamífero carnívoro de la familia Mustelidae que habita en bosques y zonas de vegetación abundante, desde el sur de México hasta Argentina, incluyendo la isla de Trinidad.[1][3]​ Sus únicos depredadores conocidos son la harpía y la boa reticulada[cita requerida].

Descripción[editar]

La longitud del cuerpo alcanza de 58 a 75 cm, la de la cola a los 42 cm. pesa en promedio 5 kg. La cabeza es ancha y de tamaño proporcionalmente grande con relación al cuerpo, en comparación con otros mustélidos. Las patas son relativamente largas. El manto es suave de pelo corto y de color sepia, negro o castaño uniforme.

Distribución[editar]

Archivo:Villafañe etal 2018.jpg
Distribución de Eira barbara
Distribución geográfica de Eira barbara.

La especie está distribuida por Argentina; Belice; Bolivia, Brasil; Colombia; Costa Rica; Ecuador; El Salvador; French Guiana; Guatemala; Guyana; Honduras; México; Nicaragua; Panamá; Paraguay; Perú; Surinam; Trinidad y Tobago; Venezuela.

En Argentina se encuentra en Misiones, Formosa, Chaco, Jujuy, Salta y Tucuman. En el año 2018 se observo un ejemplar adulto en Córdoba, Luque, y en el Parque Nacional Quebrada del Condorito se observo en 4 ocasiones adultos de Eira barbara en el año 2017. Otras observaciones en ese país fueron en Catamarca en el año 2016 y 2018 se observaron 4 especimenes, y en Santa Fé en el año 2013 se observo otro ejemplar; esto quiere decir que el Eira barbara puede que este presente en Argentina central. [4]

Identificación individual[editar]

Registros de Eira barbara en el Amazonas.
Registros de Eira barbara en el Amazonas. 2
Eira barbara, ejemplares identificados individualmente.

Los ejemplares de Eira barbara pueden ser identificados individualmente, gracias a la mancha de pelo que tienen en la garganta[5]​.

Hábitos Alimentarios[editar]

Localizan a la presa principalmente por el olor, teniendo una vista relativamente pobre. Una vez localizada la persiguen hasta que esta se canse. El irará es un omnívoro oportunista, consumiendo una variedad de frutos, carroña, pequeños vertebrados, insectos y miel. En un estudio de la dieta del irará en Belice se recogieron 31 muestras fecales. El estudio mostró que se alimentan principalmente de frutas (67,7%) y artrópodos (58%). Otras presas incluían aves y sus huevos (19,4 %), zarigüeya común (9,6 %), rata de arroz (22,5%), rata algodonera (32,3%) y la rata negra (29%). En Venezuela, tres especies de vertebrados, la rata espinoza (Echimys semivillous), ratas arboricolas (Rhipidomys) y la iguana (Iguana iguana), y cuatro especies de frutas (Genipa americana, Zanthozylum culantrillo, Cuazuma tomentosa, y Psychotria anceps) se registraron en 18 muestras fecales. Ambos Echimys semivillous y Genipa americana se encontraron en el 50% de los estudios. Además, todas las presas eran de hábitats cerrados, apoyando la idea que el irará es un especialista forestal. En Sao Paulo se analizaron 10 muestras fecales e identificaron frutas y roedores, entre los cuales se identificaron Akodon, Oligoryzomys y Calomys, además de aves y insectos (grillos, langostas y hormigas). En Argentina, Misiones, se analizaron 4 contenidos estomacales y 7 muestras fecales. Los estómagos contenían una gran cantidad de materia vegetal y ocasionalmente aparecieron roedores, el agutí de Azara y reptiles, mientras que las muestras fecales contenían pelos, uñas y partes de pequeños roedores, agutí de Azara, didelphidae y reptiles. También se le a observado alimentarse de frutas de uveña. Azara fue un naturalista que vivió en Paraguay y por lo visto se informó bien sobre el irará, "Su dieta se compone de todos los pequeños mamíferos indefensos a los que pueda echar mano, como agutíes, conejos, ratones y cuises. Ademas caza inambues, murciélagos y los jóvenes ñandúes que andan por el campo, además sube a los árboles del bosque y atrapa a los pichones de aves". Ataques a monos han sido confirmado por varios biológos. Se han observado ataques a monos ardillas en Colombia, ataques a monos aulladores de manos rojas y monos maiceros en Brasil, ataques a tamarinos midas en Surinam, aunque en ninguno de los casos hubo éxito por parte del irará. Tan solo en dos casos hubo éxito de depredación por este mustélido: uno fue sobre un mono carablanca en Costa Rica y el otro a un tamarino de Geoffroy en Brasil.

Puede domesticarse con el fin de controlar los roedores.

Comportamiento[editar]

Los irarás son activos durante el día, especialmente al amanecer y al atardecer. Generalmente andan solos, aunque se los ha observado en pareja o en pequeños grupos familiares. Son muy ágiles para desplazarse, tanto en el suelo como en lo alto de los árboles, donde utilizan su cola para balancearse, y son capaces de subir y bajar con la cabeza por delante. También son muy buenos nadadores. Viven en sus madrigueras ubicadas en las horquetas, en algún agujero o en la base de los árboles. Estos nidos o madrigueras están cerca uno de otros, por lo que se deduce que no son territoriales.

Los irarás salvajes no son muy amigos del hombre. Son ariscos y no se dejan ver con frecuencia. Resoplan cuando están asustados; gruñen y chillan si se sienten amenazados o acorralados. Si son sorprendidos, son capaces de subir rápidamente a un árbol, gruñendo y escupiendo, mientras escapan corriendo por las rama

Reproducción[editar]

Las interacciones copulatorias de los adultos ocurren en el día en cautiverio y en la noche en libertad; los machos alcanzan su madurez sexual alrededor del año de vida, pero se aparean hasta los 18 meses, mientras que las hembras tienen su primer estro alrededor de los 22 meses. El ciclo estral dura 52.2 días en hembras primerizas y 93.9 en experimentadas; las hembras entran es estro varías veces al año en periodos de 3-20 días. La gestación dura entre 63-67 días y las camadas son de 1-3 crías con un promedio de 2. Los machos adultos no permanecen con la madre y los cachorros los cuales a los 3 meses de edad ya son capaces de cazar pequeños roedores y aves (Presley, 2000). Llegan a vivir hasta 18 años en cautiverio.

Amenazas para su supervivencia[editar]

Las principales amenazas para su supervivencia son la deforestación y desintegración de su hábitat a través de la agricultura, la ganadería y los incendios forestales. También es perseguido y cazado por el hombre ya que se lo acusa de alimentarse de las aves de corral y otros pequeños animales de granja. Sin embargo, y afortunadamente, no es una especie que se encuentre en peligro de extinción, ya que puede sobrevivir tranquilamente en ambientes perturbados cerca del hombre. En muchos lugares incluso se domestica al irará con el fin de que controle la población de roedores. En Colombia el irará ataca y mata ardillas por lo cual está prohibido cazarlo ya que controla la población de ardillas.

Competencia y depredadores[editar]

El irará es principalmente diurno al igual que el yaguarundí, pero evita la competencia con este animal a través de la alimentación. Mientras que el yaguarundí se alimenta de una gran variedad de presas, el irará consume principalmente frutas. Konecny (1989) informó además que la diversidad de presas tomadas por yaguarundí e irará parecían ser altamente correlacionados, aunque la proporción ocurrencia de los elementos presa en la dieta de cada depredador se superponen aproximadamente en un 40%, el autor registró artrópodos en las heces del yaguarundí, un 20% más que en las heces de los irarás. El ocelote y el margay son principalmente nocturnos, aparte de que el ocelote consume una gran divercidad de presas y el margay consume presas arborícolas. El principal depredador del irará es el águila harpía, se registro como presa de esta rapaz en Argentina, Brasil, Perú y Guayana Francesa. Se han encontrado esporádicamente en la materia fecal de ocelotes, pumas y jaguares.

Referencias[editar]

  1. a b Cuarón, A.D., Reid, F. & Helgen (2008). «Eira barbara». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2012.2 (en inglés). Consultado el 5 de enero de 2013. 
  2. https://web.archive.org/web/20130727234514/http://www.quitozoo.org/el-zoo/ecosistemas/bosque-tropical/57-cabeza-de-mate.html
  3. Wilson, Don; Reeder, DeeAnn, eds. (2005). Mammal Species of the World (en inglés) (3ª edición). Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2 vols. (2142 pp.). ISBN 978-0-8018-8221-0. 
  4. Villafañe-Trujillo, Álvaro José; López-González, Carlos Alberto; Kolowski, Joseph M. (24 de enero de 2018). «Throat Patch Variation in Tayra (Eira barbara) and the Potential for Individual Identification in the Field». Diversity (en inglés) 10 (1): 7. doi:10.3390/d10010007. Consultado el 27 de enero de 2018. 
  5. Villafañe-Trujillo, Álvaro José; López-González, Carlos Alberto; Kolowski, Joseph M. (24 de enero de 2018). «Throat Patch Variation in Tayra (Eira barbara) and the Potential for Individual Identification in the Field». Diversity (en inglés) 10 (1): 7. doi:10.3390/d10010007. Consultado el 27 de enero de 2018. 

Enlaces externos[editar]