Disolución del Imperio otomano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Disolución del Imperio Otomano»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ascenso y caída del Imperio otomano (1300-1923)

La disolución del Imperio Otomano (1908-1922), incluye los eventos de la Revolución de los Jóvenes Turcos y la creación de la segunda era constitucional, y terminó con la partición del imperio por los bandos vencedores de la Primera Guerra Mundial en la primera parte del siglo XX.

Establecimiento de la era constitucional, 1908[editar]

En julio de 1908 en unas pocas semanas, la Revuelta de los Jóvenes Turcos cambió la estructura política del Imperio.

El régimen de Abdul Hamid, que duró más de 35 años y el antiguo sistema autocrático desarrollado bajo su control, fueron destruidos. Los armenios, sirios católicos romanos, Griegos del Archipiélago, y Búlgaros de Yugoslavia, olvidaron el Imperio e inauguraron la nueva fraternidad y progreso. No fue un tema de acuerdo total y los diversos grupos se pelearon entre sí en para trabajar por la salvación de un país común. Jefes de las bandas de Macedonia(ITRO) confraternizó con los miembros del "Comité de Unión y Progreso"; Griegos y búlgaros se abrazaron unos a otros en el segundo partido " Union liberal". El ala federalista búlgara dio la bienvenida a la revolución y luego se unió a la vida política general como la sección búlgara del Partido Popular Federal (Imperio Otomano). Incluso, algunos de sus líderes como Sandanski y Chernopeev participaron en la marcha en Constantinopla[1] para deponer al "intento de desmantelar la Constitución(Countercoup (1909))". El ex centralista formó los clubes Constitucionales de Bulgaria y al igual que la PFP participaron en las elecciones otomanas. Los armenios, que formaban el "Armenakan", "Partido Social-Demócrata Hunchakian" (Hunchakian) y la "Federación Revolucionaria Armenia" (Dashnak or Tashnag) comenzaron a trabajar en forma abierta, ya que no había ninguna presión de Abdul Hamid sobre ellos

Insatisfacción con el régimen constitucional[editar]

Una vez que pasó el primer entusiasmo, con pocos avances, la insatisfacción con el nuevo régimen se hizo evidente desde el año 1909. El tema de la unificación no duró mucho. El sistema político recientemente establecido asumió que se podría unificar a los los ciudadanos del Imperio bajo una sola bandera que representase el otomanismo. El proceso de sustitución de las instituciones monárquicas con las instituciones constitucionales y las políticas electorales no era ni tan simple ni tan sangriento como el cambio de régimen en sí. La periferia del Imperio siguió en resquebrajándose bajo las presiones de las revoluciones locales.

Debido a las políticas de Abdul Hamid, el equilibrio entre musulmanes y cristianos era imposible de alcanzar. Abrumados por las luchas religiosas y étnicas, el nuevo gobierno tenía poca capacidad para resolver los problemas del imperio.

La unión de Creta con Grecia, 1908[editar]

Para la historia de Creta antes de 1908, see: Historia de Creta.

Justo después de la revolución(1908), los diputados de Creta declararon la unión con Grecia, aprovechando la revolución, así como las vacaciones de Zaimis lejos de la isla.[2] El 1908 dejó la cuestión sin resolver entre el Imperio y los cretenses. En 1909, después de que el Parlamento elegido la estructura de gobierno, El CUP decidió que si se mantuviera el orden y los derechos de los musulmanes se respetasen, la cuestión se resolvería con negociaciones.

Los albaneses y el alfabeto latino, 1909[editar]

Los albaneses de Tirana y Elbassan estuvieron entre los primeros grupos en unirse al movimiento constitucionalista. Sin embargo, debido a los cambios de las fronteras nacionales en los Balcanes, los albaneses han sido marginados como un pueblo sin nación. El factor más importante para la unidad de los albaneses, la lengua que hablan, carecía, tanto de una forma literaria como de un alfabeto estándarizado. Cada una de las tres opciones disponibles, las Latin, Cirílico, y la grafía árabiga, implicaban diferentes orientaciones políticas y religiosas con la oposición de uno u otro elemento de la población. En julio de 1908, un mes después de que una rebelión de los Jóvenes Turcos en Macedonia con el consecuente apoyo de un levantamiento albanés en Kosovo y Macedonia culminaran en una insurrección generalizada y en el motín en el ejército imperial, el sultán Abdül Hamid II accedió a las demandas de los Jóvenes Turcos para restaurar el gobierno constitucional. Muchos albaneses participaron en el levantamiento de los Jóvenes Turcos, con la esperanza de que ganarían autonomía dentro del imperio. Los Jóvenes Turcos otomanos levantaron la prohibición sobre las escuelas en idioma albanés, asi como sobre la escritura en albanés. Como consecuencia, intelectuales albaneses se reunieron en Bitola en 1908 eligieron el uso del alfabeto latino como estándar.

El nuevo gobierno también hizo un llamamiento a la solidaridad islámica a romper la unidad de los albaneses y utilizó el clero musulmán para tratar de imponer el alfabeto árabe. Los albaneses se negaron a someterse a la campaña de los Jóvenes Turcos a "otomanizarse" por la fuerza.

Intento de desmantelar la Constitución, 1909[editar]

Después de nueve meses en el nuevo gobierno, el descontento se expresó en un movimiento fundamentalista que trató de desmantelar la Segunda Era Constitucional y volver a una monarquía absolutista bajo el sultán Abdul Hamid II. El Contragolpe del sultán ganó fuerza cuando prometió restaurar el Califato, eliminar las políticas seculares, y restablecer el Estado de la ley islámica.

El "Incidente del 31 de marzo" produjo una rebelión contra el contragolpe. El 13 de abril de 1909, Abdul Hamid II fue finalmente retirado del trono, y Mehmed V se convirtió en el sultán. La constitución concedida por el sultán Mehmed V, 5 de agosto de 1909, consagra la igualdad de todos los temas en materia de impuestos, servicio militar (permitiendo a los cristianos en el ejército por primera vez), así como derechos políticos. La nueva Constitución fue percibido como un gran paso para el establecimiento de una ley común para todos los subditos. La posición del sultán se redujo en gran medida a la de un testaferro, al tiempo que conserva algunos poderes constitucionales, como la posibilidad de declarar la guerra.

La nueva Constitución, con el objetivo de entregar más soberanía a la opinión pública, no se ocupa de ciertos servicios públicos, como el Banco Otomano o Administración de la Deuda Pública Otomana debido a su carácter internacional. Lo mismo ocurría con la mayoría de las empresas que se formaron para realizar obras públicas tales como Bagdad Railway, el tabaco y las marcas de cigarrillo de las dos empresas francesas "Regie Compagnie interessee des tabacs de l'empire Ottoman", y "Narquileh tobacco", etc.

Guerra Italiana, 1911[editar]

Fuerzas italianas en Trípoli

Italia declaró la guerra al Imperio el 29 de septiembre de 1911, exigiendo derechos de comercio en Trípoli y Cirenaica. La respuesta del Imperio fue tan débil que las fuerzas italianas tomaron esas zonas el 5 de noviembre de aquel año (este acto fue confirmado por un acto del Parlamento italiano el 25 de febrero de 1912).Aun siendo un asunto "menor", la guerra fue un importante precursor de la Primera Guerra Mundial, ya que provocó el nacionalismo en los estados de los Balcanes. Al ver la facilidad con que los italianos habían derrotado a los desorganizados turcos, los miembros de la Liga de los Balcanes atacaron al Imperio incluso antes que la guerra con Italia hubiese terminado.

Guerras de los Balcanes, 1912–1913[editar]

Los tres nuevos estados balcánicos se formaron a finales del siglo XIX y Montenegro, buscaba otros territorios en Albania, Macedonia y Tracia, trás sus argumentos nacionalistas. La aparición incompleta de estos estados-nación en la periferia del Imperio Otomano durante el siglo XIX sentó las bases para la Guerra de los Balcanes. El 10 de octubre de 1912 la nota colectiva de los embajadores se entregó en Constantinopla. CUP respondió a las demandas de las potencias europeas sobre las reformas en Macedonia el 14 de octubre.[3] Pero antes de nuevas medidas pudiesen tomarse, estalló la guerra. Mientras que las Potencias pedían al Imperio reformas en Macedonia, bajo el estímulo de Rusia, se celebraron una serie de acuerdos entre Serbia y Bulgaria en marzo de 1912, entre el Grecia y Bulgaria mayo 1912, y posteriormente Montenegro celebró acuerdos entre Serbia y Bulgaria, respectivamente, en octubre de 1912. El acuerdo serbio-búlgaro hizo un llamamiento expliícito para la partición de Macedonia, que dio lugar a la Primera Guerra de los Balcanes. En 1913 un levantamiento nacionalista estalló en Albania, y el 8 de octubre, la Liga de los Balcanes, que consiste en Serbia, Montenegro, Grecia y Bulgaria, realizó un ataque conjunto contra el Imperio Otomano, a partir de la Primera Guerra de los Balcanes. tuvo lugar la Segunda Guerra de los Balcanes poco después. Albania declaró su independencia el 28 de noviembre, el Imperio llegó a un acuerdo de alto el fuego el 2 de diciembre, y sus pérdidas de territorio se confirmaron en 1913 en los tratados de Londres y Bucares. Albania se independizó, y el Imperio perdió casi todo su territorio europeo(Kosovo, Sanjak de Novi Pazar, Macedonia y el oeste de Tracia) entre los cuatro aliados.

Cesión de Kuwait, 1913[editar]

El Convenio anglo-otomano de 1913 fue un acuerdo de corta duración firmado en julio de 1913 entre el sultán otomano Mehmed VI y los británicos sobre varias cuestiones. Sin embargo, la cuestión sobre el estatus de Kuwait llegó a ser el único resultado de larga duración, ya que determinó la independencia formal de Kuwait.

Durante la Primera Guerra Mundial, el Imperio Otomano fue paralizado económicamente y las fuerzas invasoras británicas invalidaron el Convenio Anglo-Otomano, que declara a Kuwait: "Emirato independiente bajo protectorado británico"

Cesión de Albania, 1913[editar]

Albania había estado bajo dominio otomano alrededor desde 1478. Cuando Serbia, Montenegro y Grecia se apropiaron de las tierras pobladas por albaneses durante la guerra de los Balcanes, los albaneses declararon su independencia.[4]

Las grandes potencias europeas respaldaron la independencia de Albania en 1913, después de la Segunda Guerra de los Balcanes, fuera de la frontera con Albania quedó más de la mitad de la población albanesa y de sus tierras, que fueron repartidos entre Montenegro, Serbia y Grecia. Fueron asistidos por Aubrey Herbert, a British MP que con pasión defendió su causa en Londres. Como resultado, Herbert se le ofreció la corona de Albania, pero fue disuadido por el primer ministro británico, H. H. Asquith, de aceptar. En cambio, la oferta fue a William de Wied, un príncipe alemán que aceptó y se convirtió en soberano del nuevo Principado de Albania.

Albores de la primera guerra I-1914[editar]

A principios de 1914, el Gobierno otomano tenía tres objetivos principales. El primero era mejorar las relaciones con Bulgaria, el segundo fue para fomentar el apoyo de los alemanes, y el tercero resolver la reforma de Armenia mediante negociaciones con Europa.

Con respecto a la primera, el Imperio Otomano y Bulgaria mostraron cierta simpatía el uno con el otro, ya que ambos sufrieron la perdida de territorios tras la guerra de los Balcanes (1912-1913). También tuvieron una amarga relación con Grecia. Era natural y beneficioso para ambos trabajar por el desarrollo de las políticas que les permitieran obtener mejores posiciones en la región.

Con respecto a la segunda, habían tres misiones activas en 1914. Estas eran la British Naval Mission liderada por Admiral Limpus, la French Gendarme Mission liderada por General Moujen, y la German Military Mission liderada por Goltz. La German Military Mission vino a ser la más importante de estas tres. La historia militar de la relación Germana-Otomana se inció en 1880s. El Grand Vizier, el Said Halim Pasha y el ministro de guerra Ahmet Izzet Pasha fueron los instrumentos para iniciar las relaciones. El Kaiser Wilhelm II ordenó al Colmar Freiherr von der Goltz establecer la primera misión Alemana. El General von der Goltz sirvió después durante un periodo de dos años. A principios de 1914, el Ministro de la Guerra Otomano era un ex agregado militar en Berlín, Enver Pasha. Por la misma época, el general Otto Liman von Sanders, fue nombrado general al mando del 1.er Ejército, el más grande situado en la parte europea. El General Liman von Sanders y Enver Pasha prácticamente comparten la posición de comandante en jefe.

En cuanto a la tercera, un paquete de reformas de Armenia se negoció con Rusia. Rusia, actuando como el protector de los armenios, y en nombre de las grandes potencias, ha desempeñado un papel crucial al iniciar las reformas para los ciudadanos armenios del Imperio. La Armenian reform package, fue concretada in febrero de 1914, basado en los argumentos presentados ya en 1878. De acuerdo con estos argumentos el inspector general, cuyas atribuciones y deberes constituyeron la clave del asunto, sería nombrado por diez años y su cargo no podría ser revocado durante ese periodo.

El 3 de marzo de 1918, el Gran Visir Talat Pasha firmó el Tratado de Brest-Litovsk con la RSFS de Rusia. Se estipulaba que la Rusia bolchevique cedería Batum, Kars y Ardahan. Estas tierras habían sido capturados por Rusia durante la Guerra Ruso-Turca (1877-1878). Además de estas disposiciones, se insertó una cláusula secreta que obligaba a los rusos desmovilizar a las fuerzas nacionales de Armenia.[5]

Entre marzo 14 hasta abril 1918 la Conferencia de Paz de Trabzon se celebró entre el Imperio Otomano y la delegación de la Dieta de Transcaucasia. Enver Pasha ofreció aceptar todas la peticiones en el Cáucaso a cambio del reconocimiento de la readquisición de las provincias otomanas de Anatolia oriental estipuladas en Brest-Litovsk.[6] El 5 de abril, el jefe de la delegación de Transcaucasia Akaki Chkhenkeli, aceptó el Tratado de Brest-Litovsk como base para negociaciones más y telegrafío a los órganos rectores instándolos a aceptar este acuerdo.[7] El ánimo que prevalece en Tiflis era muy diferente. Tiflis reconoce la existencia de un estado de guerra entre ellos y el Imperio Otomano.[7]

En abril de 1918, el 3.er Ejército otomano finalmente pasó a la ofensiva. A principios de mayo de 1918, el ejército otomano se enfrentó ante la recién declarada República Democrática de Armenia. El conflicto llevó a la batalla de Sardarapat, la Batalla de Kara Killisse (1918) y la Batalla de Bash Abaran. Aunque los armenios lograron infligir una derrota a los otomanos en la Batalla de Sardarapat, el ejército otomano ganó la batalla final y dispersaron el ejército armenio. El 28 de mayo de 1918, los Dashnaks del movimiento de liberación nacional armenio declaró la República Democrática de Armenia. La nueva República de Armenia se vio obligada a firmar el Tratado de Batum.

En junio de 1918, los armenios en la región montañosa de Karabag, bajo la dirección de Andranik Toros Ozanian, establecieron la Republica de la Alta Armenia y resistió al 3.er ejército otomano.[8] En julio, los otomanos se enfrentan con la Dictadura del Caspio en la batalla de Bakú, con el objetivo de tomar Bakú en el Mar Caspio.

Revuelta árabe y resistencia armenia[editar]

El Imperio Otomano lidió con la Revuelta Árabe. El Sharif Hussein ibn Ali se rebeló contra el imperio otomano durante la Revuelta Árabe de 1916. El intercambio de cartas con el Alto Comisionado Británico Henry McMahon lo convenció de que su ayuda en el lado de la Triple Entente sería recompensado por un imperio árabe que abarcaría el territorio comprendido entre Egipto y Persia, con la excepción de las posesiones imperiales e intereses en Kuwait, Adén y la costa de Siria. Hussein fue el líder oficial de la Revuelta Árabe contra los otomanos.

Durante la Primera Guerra Mundial, el gobierno otomano también tuvo dificultades en el frente interno, incluyendo casos rebeliones armenias en el este de Anatolia que dio lugar tras la aprobación de la Ley Tehcir de junio 1, 1915 hasta febrero 8, 1916 a la (expulsión) de los armenios de la región. La mayoría de los académicos definen las deportaciones como el Genocidio armenio.[9] Esta opinión es refutada por el Gobierno turco, que sostiene que la mayoría de las mortalidades armenias fueron el resultado de condiciones que tuvieron efecto sobre las bajas de la Primera Guerra Mundial, y la guerra civil en la raíces históricas de la región, que presionó a las migración de las poblaciones armenias y musulmanas, atrás y hacia adelante dentro de la zona de guerra. Las autoridades turcas sostienen también que las deportaciones(Tehcir Law) no fueron la principal contribución a la mortalidad total armenia durante la Primera Guerra Mundial y las pretensiones de un crimen organizado contra los armenios, por Teskilati Mahsusa o la special organization no estaban justificadas, aunque podían deberse a las muy malas condiciones de vida de los armenios ( y también algunos musulmanes).

Armisticio, 30 de octubre de 1918[editar]

Los conflictos armados terminaron con el armisticio de Mudros.

Los años de la Primera Guerra Mundial fueron un desastre para el Imperio Otomano. La pérdida de territorio era enorme, así como la de vidas humanas. El antiguo crucero ligeroBreslau fue hundido por una mina en la entrada de los Dardanelos, el 20 de enero de 1919. El crucero de batalla Goeben fue preciso ser varado por daños ocasionados por buques de guerra británicos en el mismo día.

Partición del Imperio[editar]

El acuerdo de paz inicial con el Imperio Otomano era la Armisticio de Mudros. Esto fue seguido por la ocupación de Constantinopla. La partición del Imperio Otomano trajo conflictos internacionales que se discutieron durante la Conferencia de Paz de París, 1919. El acuerdo de paz, Tratado de Sèvres, fue firmado por el Imperio Otomano y los aliados.

El Tratado de Sèvres presentó uno de los más espinosos problemas antes de la Conferencia de Paz de París, 1919. El texto del tratado con los otomanos no se hizo público hasta mayo de 1920. Contrariamente a las expectativas generales, el Sultanato no se dio por concluido y se le permite retener Constantinopla y una pequeña franja de territorio alrededor de la ciudad. Las orillas del Bósforo y los Dardanelos que se quisieron internacionalizar. para que las puertas del Mar Negro se mantuviesen abiertas. El interior de Asia Menor (Anatolia), el primer asiento del poder otomano hace seis siglos, sigue estando bajo soberanía turca.

El Reino Unido obtuvo casi todo lo que había buscado-de acuerdo con el acuerdo secreto Tratado Sykes-Picot que hizo con Francia en 1916, mientras la guerra todavía no había terminado-de la partición del imperio. Sus términos eran ciertamente duros, y fueron criticados ampliamente como vengativos. Los años posteriores demostraron que también eran impracticable. Sèvres fue el fin del Imperio Otomano.

Comité de Unión y Progreso[editar]

El Comité de Unión y Progreso (CUP) fue el partido en el poder durante este periodo.

Cuestión del Sultanato[editar]

1922, salida de Mehmed VI que fue el último sultán del Imperio Otomano.

El Tratado de Sèvres nunca fue destinado a ser ratificado. Las elecciones se celebraron a lo largo de Anatolia y con la participación de algunos parlamentarios, que habían escapado de Constantinopla, un nuevo gobierno se formó en Ankara. El resto de la historia es la Guerra de Independencia Turca. El Tratado de Lausana anunció el Estado turco en el ámbito internacional. Este nuevo estado dio el "golpe de gracia" para el estado otomano, en 1922, con el derrocamiento del sultán Mehmet VI Vahdettin por la nueva asamblea republicana de Turquía.

El Califato otomano[editar]

Además del control de las tierras físicas, otra cuestión de importancia se originó a partir de la Califato Otomano. Los califas otomanos nunca pretendieron ser descendientes religiosos del Profeta pero eran sin embargo, una importante figura de autoridad dentro del Imperio Otomano. Los musulmanes de la India y de Anatolia apoyaron y reconocieron el califato otomano, por ejemplo. Como sultanes del imperio, los gobernantes otomanos tenían una posición muy fuerte, pero el sultán de Marruecos, los mahdistas del Sudán egipcio, el Senussi en el desierto de Libia, los wahabíes en Arabia central, nunca reconocieron el título de califa como mayor al de los Sultanes como líder de Estado. Este reconocimiento tampoco fue dado por los árabes del Hedjaz, Palestina y Siria, que contienen los lugares sagrados de La Meca, Medina y Jerusalén.

El remanente último oficial del imperio -el título del califato- fue abolido por la Constitución el 3 de marzo de 1924. Con la abolición del Califato Otomano por la Gran Asamblea Nacional de Turquía, en todo el país desde La Meca a Alepo, el nombre del califa otomano fue sustituido en la liturgia del Viernes Santo por el de Hussein bin Ali, jerife de La Meca, el guardián hereditario de las ciudades santas del Hedjaz, que se conoce como "El comendador de los creyentes".

Referencias[editar]

  1. Finkel, Caroline, Osman's Dream, (Basic Books, 2004), 57;"Istanbul was only adopted as the city's official name in 1930.."
  2. Ion, Theodore P., "The Cretan Question," The American Journal of International Law, April, 1910, pp. 276-284
  3. Archives Diplomatiques, third series, vol. 126, p. 127.
  4. Raymond Zickel and Walter R. Iwaskiw, editors. (1994). «"NATIONAL AWAKENING AND THE BIRTH OF ALBANIA, 1876–1918," Albania: A Country Study». [1]. Consultado el 9 de abril de 2008.
  5. Hovannisian. "Armenia's Road to Independence", pp. 288-289. ISBN 1-4039-6422-X.
  6. Ezel Kural Shaw History of the Ottoman Empire and Modern Turkey. Page 326
  7. a b Richard Hovannisian "The Armenian people from ancient to modern times" Pages 292-293
  8. Mark Malkasian, Gha-Ra-Bagh": the emergence of the national democratic movement in Armenia page 22
  9. Josh Belzman (23 de abril de 2006). «PBS effort to bridge controversy creates more». MSNBC. Consultado el 05-10-2006. 

Lecturas adicionales[editar]

  • Lewis, Bernard (30-08-2001). The Emergence of Modern Turkey (3 edición). Oxford University Press, USA. p. 568. ISBN 0195134605.