Tratado de Lausana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tratado de Lausana
Ataturk-Ismet-Lausane.jpg
Mustafá Kemal e İsmet İnönü en Lausana durante la conferencia de paz.
Tipo de tratado Tratado de paz
Firmado 24 de julio de 1923
Bandera de Suiza Lausana, Suiza
Firmantes Aliados:
Bandera de Grecia Grecia
Bandera de Francia Francia
Bandera de Rusia Rusia
Bandera de Italia Reino de Italia (1861-1946)
Bandera del Reino Unido Reino Unido
Potencia Central:
Bandera de Turquía Imperio Otomano¹
Idiomas Francés, inglés, griego y turco
[editar datos en Wikidata]
¹ A partir de la ratificación de este tratado pasó a llamarse Turquía.


El Tratado de Lausana (en francés: «Traité de Lausanne») fue un tratado de paz que estableció las fronteras de la Turquía moderna.[1] Fue firmado en la ciudad suiza de Lausana el 24 de julio de 1923 entre los gobiernos de Grecia, Turquía y las naciones aliadas de la Primera Guerra Mundial y se considera parte de la partición del Imperio Otomano.

Características[editar]

El tratado de Lausana invalidó el Tratado de Sèvres, firmado por el Imperio otomano tras la Primera Guerra Mundial, pero que no había sido aceptado por el nuevo estado turco fundado por Kemal Ataturk tras la Guerra de Independencia Turca. El 20 de octubre de 1922 dio comienzo la conferencia de paz, que fue interrumpida tras intensas discusiones el 4 de febrero de 1923 y retomada el 23 de abril del mismo año. El texto final fue firmado el 24 de julio, después de ocho meses de deliberaciones.

Los principales signatarios fueron İsmet İnönü por la parte turca y Eleftherios Venizelos por la parte griega. El tratado otorgaba a Turquía la Tracia oriental, las islas de Imbros y Ténedos en el Egeo nororiental, y garantizaba la protección de la minoría griega en Turquía y turca en Grecia respectivamente. No obstante, de acuerdo con el llamado acuerdo de intercambio de población, la mayoría de la población griega de Turquía fue trasladada a Grecia, de la misma forma que una parte importante de la población turca de Tracia occidental fue trasladada a Turquía.

En total se calcula que aproximadamente 1.650.000 griegos fueron desplazados de sus hogares en Anatolia y 670.000 turcos de Grecia fueron trasladados a Turquía. Se exceptuó a la minoría griega de Estambul (125.000 griegos) y a los habitantes griegos de las islas de Imbros y Ténedos. En Grecia permanecieron 110.000 turcos, fundamentalmente en la Tracia occidental. La república de Turquía reconoció asimismo el mandato británico sobre la isla de Chipre.

Nuevas fronteras[editar]

El Tratado definió las fronteras europeas del Reino de Grecia, Reino de Bulgaria y Turquía. Oficialmente concluyó toda soberanía turca sobre las islas del Dodecaneso (artículo 15), Chipre (artículo 20), Egipto y Sudán (artículo 17), Siria e Irak (artículo 3). Los territorios de Kurdistán fueron repartidos entre varios países, y Armenia fue dividida entre el nuevo estado turco y la URSS. Ya hasta el año de 1991, tras la disolución de la URSS, el extremo oriental de Armenia se constituiría en un país independiente.[cita requerida]

Las fronteras turcas con Arabia Saudita y Yemen fueron controladas por tropas turcas hasta el 23 de enero de 1919, en que fueron transferidas al Reino Unido, y quedaron definidas (como perdidas para los turcos) en el artículo 3.[2] [3]

Turquía también renunció (artículo 22) en favor del Reino de Italia a sus intereses en Libia, según lo previamente establecido en 1912 en el artículo 10 del Tratado de Ouchy. No obstante, Turquía corrigió parcialmente los reveses del Tratado de Lausana en 1938, cuando obtuvo la provincia de Hatay de manos de Francia, y en 1974, cuando ocupó el tercio septentrional de Chipre.

Notas[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]