Curación por la fe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Pedro de Verona cura milagrosamente a un hombre de su mudez. Bajorrelieve del sarcófago del santo en la basílica de San Eustorgio de Milán

La curación por la fe es una práctica ritual de oraciones y gestos (como la imposición de manos) que supuestamente concitan la intervención divina para la curación física y espiritual.[1]​ Sus defensores afirman que la curación de enfermedades e incapacidades es posible a través de la fe religiosa, gracias a la oración y otros rituales, que según ellos, estimulan la presencia divina. La fe en este tipo de intervención divina deriva de las creencias religiosas.[2]

A lo largo de la historia de la humanidad han sido numerosos los casos en los que supuestamente la oración, la intervención divina o el ministerio de un sanador concreto han curado enfermedades.[3]​ Se afirma que la fe puede curar la ceguera, sordera, cáncer, SIDA, alteraciones del desarrollo, anemia, artritis, callos, problemas del habla, esclerosis múltiple, dermatitis, tetraplegia y diversas lesiones.[4]​ Se han atribuido recuperaciones milagrosas a numerosas técnicas normalmente clasificadas como curaciones por la fe. Puede tratarse de oraciones, visitas a un santuario o la simple confianza ciega en un ser supremo.[4]

El término «curación por la fe» no debe confundirse con el de curación espiritual, cuyos defensores no buscan la intervención de Dios, sino que creen en la energía divina. El interés creciente en la medicina alternativa a finales del siglo XX ha derivado en un interés paralelo de los sociólogos en la relación entre la religión y la salud.[2]

La curación por la fe puede clasificarse como hecho espiritual, sobrenatural[5]​ o paranormal,[6]​ y en algunos casos, la confianza en la curación por la fe puede clalificarse de pensamiento mágico.[7]​ La Sociedad Americana contra el Cáncer afirma que «la evidencia científica de la que disponemos no avala las afirmaciones de que la curación por la fe pueda sanar realmente problemas físicos».[4]​ «En los casos en que se ha elegido la curación por la fe en lugar de los cuidados médicos para tratar heridas o enfermedades graves, se han producido muertes, discapacidades y otros resultados no deseados».[4]

La curación por la fe en los distintos credos[editar]

Cristianismo[editar]

Hechos generales[editar]

El reverendo Joey Faller practica la curación por la fe en Pulilan, Bulacan, (Filipinas)
Curación por la fe por Fernando Suarez, Filipinas

La idea de que Dios cura a la gente a través del poder del Espíritu Santo se considera una creencia cristiana, y por ello, la curación por la fe suele incluir la imposición de manos. También se denomina curación sobrenatural, curación divina y curación milagrosa. Las curaciones en la Biblia se asocian con frecuencia al ministerio de personajes específicos, como Elías, Jesucristo o San Pablo

Ni siquiera los autores cristianos que defienden la curación por la fe creen que la propia fe provoque la curación deseada: «Tu fe no tiene efecto inmediato en tu curación. El momento en que te curarás depende totalente de cuáles sean los propósitos soberanos del Sanador».[8]​ Los sanadores que practican la imposición de manos y rezan con los enfermos por su curación suelen ser conscientes de que esta curación no siempre es inmediata. Los defensores de la curación por la fe dicen que puede tardar un tiempo, o no llegar nunca: «Lo cierto es que tu curación puede manifestarse en la eternidad, no en el tiempo».[8]

Iglesia católica[editar]

La Iglesia católica reconoce dos tipos de curación «no excluyentes»,[9][10]​ una justificada por la ciencia y la otra justificada por la fe:

  • Curación por medios naturales humanos a través de la práctica de la medicina.
  • Curación por la gracia divina gracias al poder del Espíritu Santo y con la intercesión de los santos.[10]

La Iglesia católica suele considerar que las sanaciones en los santuarios y durante las peregrinaciones se deben generalmente a la psicoterapia: en parte a una gran confianza en la divina providencia, y en parte a las grandes expectativas de sanación que se apoderan de las personas sugestionables en estos lugares y circunstancias.[11]

Islam[editar]

Los musulmanes creen que el Corán no solo fue enviado como revelación, sino también como medicina. Se cree que el Corán cura cualquier enfermedad física o espiritual. Estas son dos de las prácticas:

  • Recitar el Corán sobre agua o aceite de oliva, y después beberlo, bañarse o untarse con él .
  • Colocar la mano derecha en el lugar que duele, o sobre la frente mientras se recita la Fatiha. Este método se denomina ruqyah.[12]

Cienciología[editar]

L. Ron Hubbard dice haber realizado numerosas curaciones asociadas a la dianética y otras prácticas de la cienciología, aunque estas curaciones se instruyen en secreto.[13]​ Los cienciólogos creen también en una práctica basada en la fe denominada «Programa de Purificación» que consideran capaz de eliminar las toxinas causadas por el consumo de drogas.

Investigación científica[editar]

Aunque la fe en lo sobrenatural por sí misma no suele estar en el ámbito de la ciencia,[14][15]​ los casos supuestamente reproducibles son objeto de investigación científica.

Un estudio del British Medical Journal investigó la curación espiritual, el toque terapéutico y la curación por la fe. De los cien casos estudiados, en ninguno se pudo demostrar que la simple intervención del sanador resultara en mejora o cura de un problema orgánico mensurable[16]

Una investigación de la Colaboración Cochrane sobre la oración para pedir la curación de un enfermo concluyó que «aunque los resultados de ciertos estudios individuales sugieren un efecto positivo de la oración, en la mayoría no se aprecia efecto alguno».

Un estudio de 2006 afirma que la oración por un enfermo no influye en la recuperación de una cirugía cardíaca, pero curiosamente, el grupo de enfermos por los que se intercedía experimentó una mayor tasa de complicaciones.[17]

Un equipo la universidad Johns Hopkins publicó un estudio en 2011 en el que no se apreciaban efectos significativos en el dolor, el humor, la percepción de la salud, la penetración de la enfermedad ni la autoeficacia, aunque en un estudio doble ciego para comprobar la eficacia del ejercicio espiritual se percibió un pequeño aumento de la energía en los enfermos crónicos adultos.[18]

Tras la estancia de la sanadora Kathryn Kuhlman en Filadelfia en 1967, el Dr. William A. Nolen realizó un estudio de 23 casos prácticos de personas que afirmaban haber sido curadas durante los servicios de Kuhlman[[#cite_note-FOOTNOTENolen1975[[Categoría:Wikipedia:Artículos_con_citas_que_requieren_número_de_página]]<sup_class="noprint_Inline-Template"_title="Esta_cita_requiere_una_referencia_a_la_página_o_páginas_en_la_que_aparece_el_material_citado.'"`UNIQ--nowiki-00000048-QINU`"'_from_September_2015"_style="white-space:nowrap;">&#91;<i>[[Wikipedia:Referencias|página&nbsp;requerida]]</i>&#93;</sup>-19|[19]]][20][21][22]​ El seguimiento a largo plazo de Nolen concluyó que no hubo curas en ninguno de estos casos.[23]

Además, al menos un estudio sugiere que entre los seguidores adultos de la Ciencia Cristiana, que suelen utilizar la oración en lugar de los tratamientos médicos, hay una tasa de mortalidad más alta que entre la población de su misma edad.[4]

Críticas[editar]

Los críticos de la curación por la fe ofrecen dos explicaciones para estas curas o mejoras anecdóticas, ninguna de las cuales hace referencia a poderes sobrenaturales.[24][25]​ En primer lugar, puede experimentarse una mejora auténtica o una remisión espontánea de forma accidental, pero independiente de cualquier cosa que el sanador o el paciente hayan dicho o hecho. Estos pacientes habrían mejorado en cualquier caso, aunque no se hubiera hecho nada. En segundo lugar, el efecto placebo, por el que una persona puede experimentar realmente un alivio del dolor y otros síntomas. En este caso, el paciente ha recibido ayuda real del sanador o del remedio basado en la fe, pero no a través de una intervención misteriosa o numinosa, sino por el poder de su propia confianza en su curación.[26][27][28]​ En ambos casos, el paciente puede experimentar una reducción real de los síntomas, aunque en ningún caso ocurre nada milagroso o inexplicable. No obstante, ambos casos están limitados a la capacidad natural del propio cuerpo .

Impacto negativo en la salud pública[editar]

La confianza en la curación por la fe hasta el punto de excluir otras formas de tratamiento puede tener impacto en la salud pública, ya que reduce o elimina las técnicas médicas modernas.[29][30][31]​ Este hecho se hace evidente en las mayores tasas de mortalidad infantil [32]​ y en una reducción de la esperanza de vida en los adultos.[33]​ Los críticos han señalado también los graves daños que resultan de estas falsas «curaciones», cuando los pacientes cometen el error de considerarse curados y dejan los tratamientos médicos.[34]​ Por ejemplo, se conocen casos de enfermos de SIDA que han muerto después de que su iglesia los convenciera de que estaban curados y podían dejar la medicación.[35]

Fraude[editar]

Los detractores de la curación por la fe señalan prácticas fraudulentas, ya sea en el propio acto de sanación (por ejemplo, colocando falsos enfermos entre el público) o en el dudoso hecho de que haya ocurrido realmente una supuesta curación. Afirman que la curación por la fe es pura charlatanería en la que los «sanadores» utilizan conocidas ilusiones físicas para explotar la credulidad de la gente con el fin de conseguir su gratitud, confianza y dinero[36]

Legislación[editar]

En Estados Unidos, la Ley de prevención y tratamiento del maltrato infantil de 1974 («Child Abuse Prevention and Treatment Act», CAPTA) exige a los estados que aprueben excepciones religiosas al abandono y el maltrato infantil si desean recibir fondos federales.[37]​ Treinta y un estados han aprobado excepciones de este tipo,[38]​ de los cuales seis las han hecho extensivas al asesinato y el homicidio (Arkansas, Idaho, Iowa, Luisiana, Ohio y Virginia Occidental). De estos seis estados, Idaho presenta las cifras más altas de fallecimientos debidos a esta legislación.[39][40]​ En febrero de 2015, una nueva ley que refuerza el derecho de los padres a negar asistencia médica a sus hijos provocó una fuerte polémica en este estado.[41]

En Europa, la directiva 2005/29/CE[42]​ sobre prácticas comerciales desleales aprobada por el Parlamento Europeo el 11 de mayo de 2005 obliga a las personas que practican cualquier actividad esotérica con fines comerciales a advertir a sus clientes que sus prácticas no están avaladas por la ciencia, y en caso de conflicto, atribuye a los practicantes de estos supuestos servicios la tarea de demostrar que poseen los poderes, facultades y habilidades que ofrecen, en lugar de ser sus víctimas quienes se vean obligadas a demostrar que han sido objeto de un fraude.[43]

Véase también[editar]


Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

Referencias[editar]

  1. «"Faith healing"». The Association of Religion Data Archives. Consultado el 24 de octubre de 2015. 
  2. a b Village, Andrew (2005). «Dimensions of belief about miraculous healing». Mental Health, Religion & Culture 8 (2): 97-107. doi:10.1080/1367467042000240374. 
  3. Barrett, Stephen (27 de diciembre de 2009). «Some Thoughts about Faith Healing». Quackwatch. Consultado el 23 de enero de 2014. 
  4. a b c d e «Faith Healing». American Cancer Society. 17 de enero de 2013. 
  5. Walker, Barbara; McClenon, James (octubre de 1995). «6». Out of the Ordinary: Folklore and the supernatural. Utah State University Press. pp. 107-121. ISBN 0-87421-196-4. Consultado el 19 de mayo de 2015. «Las experiencias sobrenaturales proporcionan una base a la curación espiritual. El concepto de sobrenatural es culturalmente específico, ya que algunas sociedades consideran todas las percepciones como naturales; aun así, ciertos hechos –como apariciones, experiencias extracorporales y cercanas a la muerte, percepciones extrasensoriales, sueños premonitorios y contactos con los muertos– promueven la fe en fuerzas extraordinarias. Las experiencias sobrenaturales pueden definirse como sensaciones que apuntalan creencias ocultas. Las experiencias sobrenaturales son importantes porque dan impulso a ideologías que respaldan prácticas sanadoras ocultas, primera forma de tratamiento médico de la antigüedad.» 
  6. Martin, M (1994). «Pseudoscience, the paranormal, and science education». Science and Education 3 (4): 357-71. Bibcode:1994Sc&Ed...3..357M. doi:10.1007/BF00488452. «Las curas supuestamente originadas por la fe religiosa son, a su vez, consideradas fenómenos paranormales, pero las prácticas y creencias religiosas no son pseudocientíficas, ya que no suelen tener pretensiones científicas.» 
  7. Lesser, R; Paisner, M (marzo–abril de 1985). «Magical thinking in Formal Operational adults». Human Development 28 (2): 57-70. doi:10.1159/000272942. 
  8. a b Keefauver, Larry (17de junio de 2009). «The myths of faith healing». Charisma. Archivado desde el original el 11 de mayo de 2009. 
  9. Iglesia católica. Congregación para la Doctrina de la Fe (14 de septiembre de 2000). «Intrucción sobre las oraciones para obtener de Dios la curación». La Santa Sede. Ciudad del Vaticano. Archivado desde el original el 24 de enero de 2001. Consultado el 14 de enero de 2016. 
  10. a b Iglesia católica. Conferencia episcopal de Estados Unidos. Comité para la Doctrina (25 de marzo de 2009). «Guidelines for evaluating Reiki as an alternative therapy». usccb.org. Washington, DC: Conferencia episcopal de Estados Unidos. Archivado desde el original el 8 de mayo de 2014. Consultado el 4 de noviembre de 2015. 
  11. El contenido de este artículo incorpora parte de la Enciclopedia Católica (1913), que se encuentra en el dominio público.
  12. Haokip, Konkhogin (Hagin) (2007). Increasing Knowledge about Divine Healing Within the Leadership of an Immigrant Asian Baptist Church. ProQuest. pp. 53–4. ISBN 9781109065787. 
  13. Jacobson, Jeff. «MEDICAL CLAIMS WITHIN SCIENTOLOGY'S SECRET TEACHINGS». 
  14. Gould, Stephen Jay (Marzo de 1997). «Non-overlapping magisteria». Natural History 106. pp. 16-22.  Reproducido en Gould, Stephen Jay (1998). «Non-overlapping magisteria». Leonardo's Mountain of Clams and the Diet of Worms. Nueva York: New Harmony. pp. 269-83. 
  15. Flamm, Bruce (Septiembre–octubre de 2004). «The Columbia University 'miracle' study: Flawed and fraud». Skeptical Inquirer (Comité para la Investigación Escéptica). Archivado desde el original el 6 de noviembre de 2009. «La palabra 'fe' en la curación por la fe se refiere a una creencia irracional, sin prueba ninguna, en que ciertos poderes sobrenaturales misteriosos pueden erradicar la enfermedad. La ciencia trata con pruebas, no con fe». 
  16. Rose, Louis (1954). «Some aspects of paranormal healing». The British Medical Journal 2 (4900): 1329-32. PMC 2080217. PMID 13209112. doi:10.1136/bmj.2.4900.1329. 
  17. Benson, Herbert; Dusek, Jeffery A.; Sherwood, Jane B.; Lam, Peter et al. (2006). «Study of the Therapeutic Effects of Intercessory Prayer (STEP) in cardiac bypass patients: A multicenter randomized trial of uncertainty and certainty of receiving intercessory prayer». American Heart Journal 151 (4): 934-42. PMID 16569567. doi:10.1016/j.ahj.2005.05.028. 
  18. McCauley, Jeanne; Haaz, Steffany; Tarpley, Margaret J.; Koenig, Harold G. et al. (2011). «A randomized controlled trial to assess effectiveness of a spiritually-based intervention to help chronically ill adults». The International Journal of Psychiatry in Medicine 41 (1): 91-105. PMID 21495524. doi:10.2190/PM.41.1.h. 
  19. [[#cite_ref-FOOTNOTENolen1975[[Categoría:Wikipedia:Artículos_con_citas_que_requieren_número_de_página]]<sup_class="noprint_Inline-Template"_title="Esta_cita_requiere_una_referencia_a_la_página_o_páginas_en_la_que_aparece_el_material_citado.'"`UNIQ--nowiki-00000048-QINU`"'_from_September_2015"_style="white-space:nowrap;">&#91;<i>[[Wikipedia:Referencias|página&nbsp;requerida]]</i>&#93;</sup>_19-0|↑]] Nolen, 1975,[página requerida].
  20. Carter, Michelle (7 de marzo de 1975). «Dr. Nolen looks at faith healing». The Times (San Mateo). p. 13. Consultado el 23 de enero de 2014 – via Newspapers.com. (requiere suscripción). 
  21. Michaelson, Michael G. (2 de febrero de 1975). «Men of medicine and a medicine man». The New York Times Book Review. The New York Times. p. BR2. Consultado el 12 de noviembre de 2007. (requiere suscripción). 
  22. Stoler, Peter (17 de marzo de 1975). «Books: Extra-dispensary perceptions». Time. Consultado el 12 de noviembre de 2007. (requiere suscripción). 
  23. Kinsolving, Lester (8 de noviembre de 1975). «Kuhlman tested by MD's probe». Inside Religion. Pittsburgh Post-Gazette. Consultado el 12 de noviembre de 2007. 
  24. «Complementary and Alternative Therapies for Cancer Patients: Faith Healing». UC San Diego Moores Cancer Center]], [[UC San Diego Health System, Universidad de California, San Diego]]. Archivado desde el original el 6 de octubre de 2008. Consultado el 17 de enero de 2008. 
  25. Carroll, Robert Todd (8 de enero de 2014). «Faith Healing». The Skeptic's Dictionary. 
  26. Park, Robert L. (2000). Voodoo Science: The Road from Foolishness to Fraud. Nueva York: Oxford University Press. pp. 50-1. ISBN 0195135156. 
  27. «Complementary and Alternative Therapies for Cancer Patients: Faith Healing». UC San Diego Moores Cancer Center]], [[UC San Diego Health System, Universidad de California, San Diego]]. Archivado desde el original el 6 de octubre de 2008. Consultado el 17 de enero de 2008. «Los pacientes que buscan la asistencia de un sanador por la fe deben tener una enorme confianza en el don divino del sanador y en su capacidad de concentrarlo en el enfermo». 
  28. Humphrey, Nicholas (2002). «Chapter 19: Great Expectations: The Evolutionary Psychology of Faith-Healing and the Placebo Effect». The Mind Made Flesh: Essays from the Frontiers of Psychology and Evolution. Oxford University Press. pp. 255-85. ISBN 978-0-19-280227-9. 
  29. Flamm, Bruce L. (2004). «Inherent Dangers of Faith Healing Studies». Scientific Review of Alternative Medicine 8 (2). Archivado desde el original el 16 de agosto de 2007. Consultado el 17 de enero de 2008. «La curación por la fe puede causar que los pacientes eludan los cuidados médicos efectivos». 
  30. Flamm, Bruce (Septiembre–octubre de 2004). «The Columbia University 'miracle' study: Flawed and fraud». Skeptical Inquirer (Comité para la Investigación Escéptica). Archivado desde el original el 6 de noviembre de 2009. «A menudo se afirma que la sanación por la fe quizás no cure, pero al menos no hace daño. De hecho, la dependencia de la sanación por la fe puede causar serios daños e incluso la muerte». 
  31. Randi, James (1989). The Faith Healers. Prometheus Books. p. 141. ISBN 0879755350. «Los sanadores arrancan de los incautos cualquier esperanza de control propio. E incluso pueden alejarlos de tratamientos válidos que realmente podrían ayudarles». 
  32. Asser, Seth M.; Swan, Rita (abril de 1998). «Child fatalities from religion-motivated medical neglect». Pediatrics (American Academy of Pediatrics) 101 (4): 625-629. PMID 9521945. doi:10.1542/peds.101.4.625. Consultado el 19 de noviembre de 2007. 
  33. Simpson, William F. (1989). «Comparative longevity in a college cohort of Christian Scientists». JAMA 262 (12): 1657-8. PMID 2769921. doi:10.1001/jama.1989.03430120111031. 
  34. Randi, James (1989). The Faith Healers. Prometheus Books. p. 141. ISBN 0879755350. «Esas [medicinas rechazadas] son sustancias sin las cuales esa gente podría morir». 
  35. Lane, Liz (25 de noviembre de 2011). «Church tells HIV patients to stop treatment». Sky News. Archivado desde el original el 26 de noviembre de 2011. 
  36. Randi, 1989, p. 10.
  37. Merrick, Janna C. (2003). «Spiritual healing, sick kids and the law: Inequities in the American healthcare system». American Journal of Law & Medicine 29 (2-3): 269-99. PMID 12961808. 
  38. Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos (abril de 2007). «Definitions of Child Abuse and Neglect». Archivado desde el original el 11 de octubre de 2007. 
  39. CHILD ABUSE in IDAHO: Deadly & Legal
  40. Living on a Prayer: Why Does God Kill So Many Children in Idaho?
  41. Parental rights bill sparks lengthy testimony
  42. «DIRECTIVA 2005/29/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO». El acceso al Derecho de la Unión Europea. 11 de mayo de 2005. Consultado el 15 de enero de 2016. 
  43. «Los adivinos y curanderos tendrán que advertir de que no tienen base científica». 20 minutos. 26 de abril de 2008. 

Bibliografía[editar]

  • Beyer, Jürgen (2013) "Wunderheilung". In Enzyklopädie des Märchens. Handwörterbuch zur historischen und vergleichenden Erzählforschung, vol. 14, Berlin y Boston: Walter de Gruyter, coll. 1043–1050
  • Bosworth, Fred F. (2001) [1ª edición, 1924]. Christ, the healer: sermons on divine healing. Grand Rapids, Michigan: Revell. ISBN 0800757394. 
  • Carson, Don (1987). Showing the Spirit: A Theological Exposition of 1 Corinthians 12–14. Grand Rapids, Michigan: Baker Book House. ISBN 0801025214. 
  • Eddy, Mary Baker (1910) [1875]. Ciencia y salud con clave de las Escrituras (Concord Express online edición). sentinel.christianscience.com. 
  • Gaffin, Richard (1979). Perspectives on Pentecost: New Testament Teaching on the Gifts of the Holy Spirit. Phillipsburg, New Jersey: Presbyterian and Reformed Publishing. ISBN 0875522696. 
  • Nolen, William (1975). Healing: A Doctor in Search of a Miracle. Random House. ISBN 0394490959. 
  • Randi, James (1989). The Faith Healers. Prometheus Books. ISBN 0879755350. 
  • Wikisource-logo.svg Varios autores (1910-1911). «Faith healing». En Chisholm, Hugh. Encyclopædia Britannica. A Dictionary of Arts, Sciences, Literature, and General information (en inglés) (11.ª edición). Encyclopædia Britannica, Inc.; actualmente en dominio público.