Imposición de manos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ritual pentecostal de imposición de manos.

La Imposición de manos es una práctica religiosa, que se encuentra en diversas partes del mundo asociada a múltiples credos.

En algunas iglesias cristianas, esta práctica se considera un arte o método de sanidad y de bendición, dado a los hombres, de parte de Dios, o por la fuente universal de energía, en el caso de otras religiones. Puede realizarse en forma de oración o de otras representaciones simbólicas, como los bautismos. También se hace en la ordenación sacerdotal, de ministros, de ancianos, de diáconos y otros creyentes, dependiendo de las directrices del religioso que dirige la ceremonia. Este, junto a otros sacramentos y ceremonias religiosas, forma parte de la vida devocional del individuo y de la congregación.

La Doctrina[editar]

Según la biblia la imposición de manos es una doctrina, junto con la resurrección y el juicio eterno.[1] También era y es usada en las iglesias para dar autoridad para alguna asignación, para comunicar el don o algún mensaje del Espíritu Santo, así como para evangelizar y para la curación de los enfermos, junto con el uso de aceites medicinales, o el Aceite de la unción santa dado por Yavé para santificar.[2] Es utilizada por las reencarnaciones de los Apóstoles en la Tierra para hacer cumplir su ley, dando así situaciones, denominadas Junta

En distintas religiones[editar]

En el judaismo[editar]

Las primeras referencias bíblicas sobre la Imposición de manos y sus raíces se pueden trazar en las creencias del judaismo. En tiempos bíblicos la práctica de la Imposición de manos sobre otro individuo tenía mucho que ver con la transferencia de poder o autoridad de un patriarca sobre el siguiente en la linea de mando, es así el caso de Moisés y Josué Números 27:18-21.

Aarón, por ordenanza de Dios, puso sus manos sobre el macho cabrio Levítico 16:21 en lo que sería la festividad del día del arrepentimiento. La idea era que por medio de este acto los pecados del pueblo fueran transferidos al macho cabrío y este a su vez regresara a donde provenían, al desierto o Azazel, dependiendo de la traducción y la interpretación.

Este acto sentaría las bases para el ritual sacerdotal del perdón de los pecados al pueblo, practicado por los judíos hasta la destrucción del templo, al igual que para la ordenación sacerdotal.

Al igual que Jesucristo puso sus manos para bendecir a los niños y en algunas ocasiones para sanarles de alguna enfermedad.

En el cristianismo[editar]

La práctica de la Imposición de manos en los inicios de la iglesia cristiana, es asociada al Bautismo en el Espíritu Santo,el libro de Los Hechos de los Apóstoles lo narra así Hechos 8:14-20. En el Cristianismo Primitivo, los apóstoles imponían sus manos sobre algunos creyentes, que cumplían con unos requisitos básicos para llamarlos al servicio de la obra de Dios; estos creyentes eran puestos primero en oración, para que Dios diera el visto bueno Hechos 6:3-4. El crecimiento masivo de la Iglesia Primitiva, demandaba cada vez más tareas para los apóstoles, es por eso que los apóstoles se vieron en la necesidad de convocar a la multitud de discípulos que ya habían entregado sus vidas a la fe de Jesucristo, para buscaran entre ellos a esos hombres que se necesitaban para el ministerio o servicio; luego de ponerlos en oración y de examinar sus 'hojas de vida', por decirlo de alguna forma, eran puesto a consideración de los apóstoles, si a ellos les parecía bien y el Dios les daba testimonio de estas personas oraban por ellos imponiendo sus manos sobre ellos Hechos 6:5-6. El libro de Hechos de los Apóstoles nos describe otras acciones y cosas por las que los cristianos primitivos también imponían sus manos, hay que aclarar que siempre que se imponían las manos se oraba o se declaraba alguna palabra, pero siempre en el nombre de Jesús o de Dios, claro que si se mira detenidamente estas prácticas ya veían desde el Antiguo Testamento, estos son algunos ejemplos:

  • Imposición de Manos Para Bendecir.
  • Imposición de Manos Para Consagrar Ofrendas.
  • Imposición de Manos Para Ordenación al Servicio de Dios.
  • Imposición de Manos Para Sanar.
  • Imposición de Manos Para Ministrar El Espíritu Santo.
  • Imposición de Manos Para Hacer Cumplir la Ley.

Véase también[editar]

Referencias[editar]