Cryptophyta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Cryptophyta
Rhodomonas salina CCMP 322.jpg
Rhodomonas salina
Taxonomía
Dominio: Eukarya
Reino: Protista
(sin clasif.) Diaphoretickes
Filo: Cryptophyta
West in West & Fritsch, 1927
Géneros típicos
  • Clase Cryptophyceae

Orden Cryptomonadales
   Campylomonas
   Chilomonas
   Chroomonas
   Cryptomonas
   Falcomonas
   Geminigera
   Guillardia
   Hemiselmis
   Plagioselmis
   Proteomonas
   Storeatula
   Rhinomonas
   Rhodomonas
   Teleaulax
Orden Goniomonadales
   Goniomonas

   Katablepharis
   Leucocryptos
   Platychilomonas
   Hatena

[editar datos en Wikidata]

Cryptophyta, Cryptomonadal, Cryptophyceae o Cryptista, llamadas comúnmente criptomonas[1] es un grupo pequeño de algas unicelulares con 200 especies que se encuentran en aguas marinas y continentales. Se pueden encontrar en aguas estancadas y soportan moderados niveles de contaminación. Algunas especies forman zooxantelas, es decir, viven como simbióticas de animales. La mayoría son fotosintéticos y presentan una cubierta rígida, una invaginación ventral (de ahí el nombre de crypto, que significa oculto) de la que salen dos flagelos y varias filas de eyectosomas, de función defensiva.

Características[editar]

Las criptófitas presentan una cubierta rígida y dos flagelos que salen de una invaginación ventral.

Las criptomonas son organismos unicelulares con células ovales y aplanadas y con un tamaño de alrededor de 10-50 μm. Las células tienen una invaginación ventral de la que salen dos flagelos anteriores casi iguales. Los flagelos presentan mastigonemas, que en el más corto están organizadas en una fila, pero en el más largo lo están en dos. La cubierta específica que rodea a la criptomona es un periplasto de tres capas (membrana plasmática, más una capa interna y otra externa) y también pueden presentar placas poligonales externas.[2] [3]

Los eyectosomas se emplean para la defensa, pues pueden ser disparados al exterior. Consisten en dos filamentos espirales mantenidos bajo tensión.[4] Si la célula recibe estímulo, ya sea de tipo mecánico, químico o luminoso, los eyectosomas son descargados, propulsando a la célula lejos de la perturbación en una trayectoria en zig-zag. Los eyectosomas grandes, visibles al microscopio óptico, están asociados a la invaginación; los más pequeños se situán por debajo de la periplasto.

Las criptomonas tienen uno o dos cloroplastos, a excepción de Chilomonas, que tiene leucoplastos y Goniomonas que carece de ellos por completo. Los cloroplastos contienen clorofilas a y c, junto con ficobiliproteínas y otros pigmentos, y varían en color (de marrón o rojo a verde azulado). Cada uno está rodeado por cuatro membranas y contiene un nucleomorfo. Esto indica que el cloroplasto se derivó de un simbionte eucariótico, siendo el nuclemorfo el remanente del núcleo del simbionte. Los estudios genéticos sugieren que el simbionte pudo haber sido un alga roja,[5] aunque sus cloroplastos son muy diferentes.[6] Los cloroplastos presentan los tilacoides agrupados en pares, sin lamela ceñidora. Presentan α-caroteno y xantofilas, aloxantina dominante, sin embargo falta el β-caroteno. Poseen pigmentos ficobilínicos (ficocianina y ficoeritrina), pero no se presentan en ficobilisomas, sino en el espacio intratilacoidal. Utilizan como material de reserva almidón verdadero, extraplastidial, asociado con plastos y núcleo. Las mitocondrias tienen crestas planas, y la mitosis es abierta.

La reproducción es por bipartición, mediante zoosporas. En algún caso se ha observado también reproducción sexual. Algunas especies, tales como Cryptomonas, pueden formar estados palmeloides (células rodeadas de una cubierta de mucílago), del pueden liberarse fácilmente para volver a ser formas móviles. También pueden formar estados cocoides (quistes), que rodeados de una pared celular y en animación suspendida les permite sobrevivir a condiciones desfavorables.

Clasificación[editar]

Cavalier-Smith, las agrupa dentro del propuesto reino Chromista como Subreino Cryptista e integrado cor criptomonadas, goniomonadas y katablefáridas[7] . Sin embargo varios especialistas sugieren que son necesarios más estudios filogenéticos para definir la relación entre Cryptophyta y Chromista.

Referencias[editar]

  1. Adl, S.M. et al. 2012. The revised classification of eukaryotes. Journal of Eukaryotic Microbiology, 59(5), 429-514
  2. Morrall, S.; Greenwood, A. D. (1980). «A comparison of the periodic sub-structures of the trichocysts of the Cryptophyceae and Prasinophyceae». BioSystems 12: 71–83. doi:10.1016/0303-2647(80)90039-8. 
  3. Grim, J. N.; Staehelin, L. A. (1984). «The ejectisomes of the flagellate Chilomonas paramecium - Visualization by freeze-fracture and isolation techniques». Journal of Protozoology 31 (2): 259–267. doi:10.1111/j.1550-7408.1984.tb02957.x. 
  4. Graham, L. E.; Graham, J. M.; Wilcox, L. W. (2009). Algae (2nd edición). San Francisco, CA: Benjamin Cummings (Pearson). ISBN 9780321559654. 
  5. Douglas, S. (2002). «The highly reduced genome of an enslaved algal nucleus». Nature 410 (6832): 1091–1096. doi:10.1038/35074092. PMID 11323671. 
  6. Wilk, K. (1999). «Evolution of a light-harvesting protein by addition of new subunits and rearrangement of conserved elements: Crystal structure of a cryptophyte phycoerythrin at 1.63Å resolution.». PNAS 96: 8901–8906. doi:10.1073/pnas.96.16.8901. 
  7. Cavalier-Smith, T. (2010). Kingdoms Protozoa and Chromista and the eozoan root of the eukaryotic tree. Biology Letters, 6(3), 342-345.

Enlaces externos[editar]