Conocimiento de sí mismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El conocimiento de sí mismo es el saber que una persona adquiere sobre ella misma, en términos psicológicos y espirituales, durante el curso de toda la vida, y sobre la base de sus propias experiencias y a la introspección.[1]

El conocimiento de sí mismo es un tipo particular de conocimiento en la medida que el sujeto que intenta conocer y el objeto a conocer están confundidos, o sea, se es « juez y parte » al mismo tiempo. Esta dificultad central hace imperativo que se exija objetividad.[2]

El conocimiento de sí mismo requiere honestidad y rectitud de pensamiento, espíritu crítico, y una cierta consideración en relación a la « mirada » exterior de los otros.[3]​ Debido a su naturaleza subjetiva, para que este conocimiento pueda cristalizar, se requiere cierta habilidad metacognitiva así como cierto grado de lucidez personal que permita generar un saber bien consistente.[4]

Hubo una época en la que se creía que los humanos eran dependientes en extremo del poder de los dioses y de lo que se decía y profetizaba en los escritos santos… Pero fue fundamentalmente Sócrates, el iniciador de un enfoque de pensamiento que daba a los hombres autonomía, independencia, libertad de conciencia, señalando el camino que permitía liberarse de la presión ejercida por las divinidades. Y dicho enfoque podía resumirse en el aforismo « Conócete a ti mismo ».[5][fuente cuestionable]

Así pues, hace más de dos mil años que el « conocimiento de sí mismo » es objeto de nuestras preocupaciones y discusiones, de nuestras reflexiones y de nuestros intercambios de ideas, aunque con éxito dispar, ya que con frecuencia procedemos y actuamos de una manera demasiado simplista, pensando e imaginando lo que creemos ser después de tener uso de razón, o creyendo ser lo que oímos, leemos, percibimos, y entendemos, en relación a lo que otros han dicho, escrito, expresado, y entendido. Recordemos que luego de iniciada nuestra existencia personal, sea ella feliz o desgraciada, se haya desarrollado ella en un hogar unido o mal estructurado, de una u otra forma nuestros mayores y/o nuestros referentes nos han impuesto reglas y principios de índole variada, así como diversos modelos familiares, sociales, culturales, y religiosos, y en muchos casos, de manera consciente o inconsciente, ellos querían que nosotros fuéramos los mejores, y/o que realizáramos lo que ellos mismos no habían podido realizar. Así pues, ya sea que hayamos adherido o rechazado estas presiones parentales y de nuestros referentes, de todas maneras es necesario admitir que lo transmitido casi siempre deja una huella indeleble en nuestros espíritus[fuente cuestionable], de la que es difícil sustraerse.[5]

En consecuencia, no creamos todo lo que creemos ser en determinado momento. Con frecuencia, creemos poseer cualidades que en realidad tenemos poco desarrolladas, y por el contrario pensamos no poseer destrezas para las que tenemos enorme potencial. El quid de la cuestión es que muchas veces no nos damos ni el tiempo ni los medios para pensar en las consecuencias de nuestros actos, pues de una manera simplista, creemos que « actuamos bien » y que « tomamos las decisiones correctas »… Frente a los acontecimientos, en muchos casos actuamos impulsivamente buscando resultados, dando prioridad al interrogante « ¿Qué hacer? », y dejando algo de lado los interrogantes « ¿Cómo hacer? » y « ¿Para qué hacer? ».[5]

Pensemos críticamente y con mucha honestidad. Denunciando las injusticias del sistema, ocupando lugares públicos, exhibiendo carteles con atractivos eslóganes, firmando peticiones, y pidiendo a gritos (en la calle o en reuniones internacionales) que es necesario « cambiar el mundo », todo eso está irremediablemente orientado al fracaso, si esas acciones no son acompañadas de nuestra parte, por una profunda toma de consciencia de nuestra cuota parte de responsabilidad en la situación actual de cosas, así como cambios concretos en nuestros respectivos comportamientos cotidianos. Oponerse (en los países pobres) a la explotación manufacturera infantil y a condiciones de trabajo miserables de casi esclavitud, puede ser una postura pública simpática a aplaudir, pero si nosotros mismos continuamos aprovechando los precios bajos de los productos así fabricados en China, Filipinas, etc, estamos marcando una conducta disonante o a dos caras. Y lo que acaba de expresarse es pura lógica y sentido común. Nuestro mundo interior y nuestro mundo exterior están íntimamente relacionados. Y esta relación es tan sólida, que es ilusorio intentar separar ambas cosas. De una forma o de otra, todo lo que pasa en nuestro interior tiene repercusiones en nuestro exterior, y viceversa.[6]

Utilidad variable[editar]

Si se tiene en cuenta la opinión de los grandes filósofos, pensadores, y escritores, que a través de los tiempos incursionaron en esta temática, surge que el conocimiento de sí podría tener ventajas bastante variables, e incluso en ciertos casos podría ser hasta contraproducente para aquél que acomete en esta línea de investigación.

Blaise Pascal por ejemplo opinaba lo siguiente :

Cita: Il faut se connaître soi-même ; quand cela ne servirait pas à trouver le vrai, cela sert au moins à régler sa vie : il n'y a rien de plus juste.[7][8]

Traducción al español: Conviene conocerse a sí mismo, y cuando ello no sirva para encontrar la verdad, servirá al menos para ordenar la propia vida : no hay nada más justo que proceder de esta forma.

Marguerite Yourcenar se refería al tema como una experiencia esencial :

Cita: Le véritable lieu de naissance est celui où l'on a porté pour la première fois un coup d'œil intelligent sur soi-même : mes premières patries ont été les livres.[9]

Traducción de la cita: El verdadero momento y lugar de nacimiento es el que por primera vez se dirige una mirada inteligente sobre uno mismo : y en este sentido, mis primeras patrias fueron los libros.

Por su parte, Thomas Szasz afirmaba : « A menudo las personas dicen que aún no se han encontrado a sí mismas. Pero el sí mismo no es algo que uno encuentra, sino algo que uno crea.[10]​ » Y el escritor y novelista Aldous Huxley nos dejó el siguiente pensamiento : « Sólo hay una pequeña parte del universo de la que sabrás con certeza que puede ser mejorada, y esa parte eres tú mismo.[11]​ » Y sobre este asunto, Lao-Tse señalaba : « El que domina a otros es fuerte; el que se domina a sí mismo es poderoso.[12]​ »

Pero no todos se expresaron positivamente sobre esta cuestión, como por ejemplo Anatole France quien afirmaba :

Cita: Je tiens la connaissance de soi comme une source de soucis, d'inquiétudes et de tourments. Je me suis fréquenté le moins possible.

Traducción de la cita: Observo el conocimiento de sí como una fuente de preocupaciones, de inquietudes, y de tormentos : Me dedico a ello lo menos posible.

En cuanto a la célebre frase "Conócete a ti mismo",[13]​ en realidad no es exactamente atribuible a Sócrates,[14]​ pues la misma estaba inscrita en el frontispicio (pronaos) del Templo de Apolo en Delfos. Pero indudablemente, el citado sabio griego de la Antigüedad, interpretó ese aforismo y lo potenció enormemente, atribuyéndole una marcada orientación ética y moral.[15][16]​ Sin duda posible, esta máxima figura entre las más destacadas y conocidas frases filosóficas.[17][18]

Diferentes exigencias que motivan el «Conocimiento de sí mismo»[editar]

En relación con la relativa diversidad de los individuos y de sus respectivas filosofías de vida y objetivos de vida, el conocimiento de sí mismo puede responder a exigencias diversas, movilizando e interesando a algunas personas más que a otras, y a un cierto momento de sus respectivas existencias más que en otros momentos.

El «Conocimiento de sí mismo» puede tener las siguientes motivaciones principales :[19]

  • "Necesidad o impulso interior" : gusto por la introspección ; curiosidad por los "misterios de la vida" y por los "misterios del propio ser" ; interés por las reflexiones filosóficas.[20]

Cita: Au lieu d'aller dehors, rentre en toi-même : c'est au cœur de l'homme qu'habite la vérité.[21]Saint Augustin

Traducción de la cita: En lugar de buscar fuera, entra en ti mismo : es en el corazón del hombre donde puedes encontrar la verdad. San Agustín

Cita: La crise n’est pas dans le monde extérieur, elle est dans notre conscience elle-même. Tant que nous n’aurons pas compris cette crise profondément et non selon les idées de quelques philosophes, mais jusqu’au moment où véritablement nous comprendrons par nous-mêmes en regardant en nous-mêmes, en nous examinant nous-mêmes, nous serons incapables de provoquer un tel changement.[22]Jiddu Krishnamurti

Traducción de la cita: La crisis no está en el mundo exterior, está en nuestra propia conciencia. Mientras no hayamos comprendido profundamente esta crisis y no de acuerdo con las ideas de algunos filósofos, pero hasta que realmente nos entendamos a nosotros mismos al mirar dentro de nosotros mismos, al examinarnos a nosotros mismos, no podremos para provocar tal cambio. Jiddu Krishnamurti

Cita: Connais-toi toi-même ! Socrate d'après Charmide de Platon,[23]​ et une inscription sur le fronton du Temple de Delphes en Grèce

Traducción de la cita: Conócete a ti mismo ! Sócrates según la obra de Charmide o Cármides de Platón, y una inscripción en el frontón del templo de Delfos, en Grecia

Cita: La connaissance de soi est le commencement de la sagesse ; sans connaissance de soi, il n'y a pas de bonheur. Jiddu Krishnamurti [24][25]

Traducción de la cita: El conocimiento de sí es el comienzo de la sabiduría ; sin conocimiento de sí, no hay felicidad. Jiddu Krishnamurti
  • "Cultura del libre-arbitrio" : cultura sin imposiciones ; capacidad para pensar y obrar según la propia voluntad, y no en sujeción a una orden o una regulación.

Cita: Nous nous croyons libres que parce que nous ignorons les causes qui nous font agir.[26]Baruch Spinoza

Traducción de la cita: Nos creemos libres porque ignoramos las causas que nos hacen reaccionar. Baruch Spinoza
  • "Acción o reacción en acuerdo consigo mismo" : esfuerzo de congruencia o de real motivación ; reforzamiento de la autoestima ; decisiones seguras y no dubitativas ; tener claros los propios objetivos.[27]

Cita: Il y a de la pauvreté d'esprit à être toujours d'accord avec soi-même.[28][29]Paul Valéry

Traducción de la cita:Hay pobrezas de espíritu que siempre están de acuerdo consigo mismo. Paul Valéry
  • "Individuación" : descubrimiento de la vocación, su potencial, su "horizonte de posibilidades".

Cita: Deviens-ce que tu es, quand tu l'auras appris.[30]Pindare

Hazte eso que eres, cuando te hayas enterado de ello (cuando hayas tomado conocimiento de ello). Píndaro
  • "Dominio de sí mismo" : mejorar las relaciones con los otros ; mejorar los propios comportamientos.

Cita: Le pire état de l'homme, c'est quand il perd la connaissance et gouvernement de soi.[31]Michel de Montaigne

Traducción de la cita: El peor estado del hombre, es cuando pierde el dominio de sí mismo. Michel de Montaigne
  • "Elecciones (decisiones) pertinentes : controlar el devenir de los acontecimientos ; anticipar escenarios (desenlaces) posibles.

Cita: Ce qu'on ne veut pas savoir de soi-même finit par arriver de l'extérieur comme un destin.[32][33]Carl Gustav Jung

Traducción de la cita: Lo que no se quiera saber sobre sí mismo, termina por suceder o expresarse como si fuera inducido por el destino. Carl Gustav Jung

Cita: Ce qui est le plus vrai d'un individu et le plus lui-même, c'est son possible, que son histoire ne dégage qu'imparfaitement.[34]Paul Valéry

Traducción de la cita : Lo que es más característico en un individuo y lo que siempre se cumple, es la posibilidad de que su historia se desarrolle de forma imperfecta. Paul Valéry

Cita: Le hasard, c'est toi-même qui t'arrive à toi-même.[20]Paul Valéry

Traducción de la cita: El azar, eres tú mismo que te encuentras a ti mismo.

¿Cuál es el "yo" a conocer?[editar]

El asunto del conocimiento de sí mismo ante todo requiere una respuesta a la pregunta sobre qué es lo que debe considerarse el "yo".

Pero para responder a este interrogante, conviene explicitar mejor una serie de preguntas tales como las que se enumeran seguidamente :

  • ¿Qué soy "yo" en tanto ser humano? … ¿en el cosmos o en la biósfera?
  • ¿Qué soy "yo" en tanto ser humano con una particular historia? … ¿en tanto hombre o mujer? … ¿en tanto miembro de tal cultura en tal época? … ¿en tanto niño con tal padre y tal madre? …
  • ¿Cuál es mi carácter? … ¿Cuál es mi personalidad?
  • ¿Qué soy "yo" como ser singular? … ¿Cuáles son mis peculiaridades y factores distintivos?
  • ¿Qué soy "yo" además de la resultante de mis determinaciones y de mis condicionamientos? … ¿Es que logro ser verdaderamente libre?
  • ¿Soy verdaderamente consciente de todo lo que me determina, o acaso puedo llegar a serlo?

Existen dificultades para contestar a estas preguntas, que en buena medida provienen de la imbricación e implicancias entre sí : por ejemplo, ¿cómo situarse personalmente en una respuesta que implica el orden cosmológico? ; ¿cómo percibir el lugar del ser humano en la sociedad y en la biósfera, sin haber explorado y aquilatado el propio universo interior?

Pero por otra parte, al abordar esta cuestión, demasiadas cosas reenvían al propio conocimiento y a los antecedentes vividos por el sujeto : "Me altero porque me pongo nervioso" … "Soy violento porque en mi niñez me ha faltado amor maternal" … "No comprendo muy bien qué podría contestar a este respecto, ya que lo que he aprendido hasta ahora es relativamente poco" … "Cuándo es que se pueden o deben detener las investigaciones sobre uno mismo" … "Cómo es que se deben integrar las observaciones aportadas por otros a las propias" … "Qué grado de incertidumbre o desorientación es que puede aceptarse" … "Qué importancia o significación se debe dar a lo que se haya podido elaborar sobre el conocimiento de sí mismo" …

Querer cambiar a otros sin antes haber pasado uno mismo por un cambio interior, plantea una problemática de primer orden : ¿Cómo es que será posible cambiar a otros, o al propio mundo, si no hemos pasado por la experiencia personal e íntima de al menos haber efectuado un cambio interior? La respuesta a este interrogante es bien simple : "No podemos". Por así decir, es primordial comenzar por el comienzo, y mirarse largo tiempo en el espejo con espíritu crítico (como si se tratara de otra persona). Abandonar caras ilusiones en relación a lo que somos o queremos ser es un buen principio, tal vez el único posible, hacia un cambio de mayor envergadura y alcance.[22]

Historia del concepto[editar]

La Academia, óleo de Rafael (1509).

Conócete a ti mismo (en griego: "Gnothi seauton" ; en latín: "Nosce te ipsum"), el lema que estaba inscrito en lugar destacado en el templo de Delfos, fue muy utilizado por Sócrates en las enseñanzas a sus discípulos,[16][35]​ iniciando así una tradición filosófica milenaria que solamente fue seriamente contestada 2500 años más tarde por Friedrich Nietzsche, que trastocó la fórmula inicial : « Cada cual es quien mejor puede conocerse a sí mismo » en « nosotros mismos somos desconocidos para nosotros mismos ».[36]

De una forma o de otra, casi todos los filósofos occidentales siguieron esta línea socrática de pensamiento.[37]

Los filósofos socráticos fueron los primeros pensadores que rompieron con las formas míticas de pensamiento para empezar a edificar una reflexión racional. Es decir, fueron los primeros que iniciaron el llamado «paso del mito al logos »,[38]​ proceso propiciado por las especiales características de espíritu crítico y condiciones sociales que permitieron una especulación libre de ataduras a dogmas y textos sagrados. En este sentido, estos filósofos fueron tanto pensadores como cosmólogos y físicos y, más en general, «sabios».[37]

René Descartes por ejemplo, partió de esta idea en su análisis matafísico, con su famosa frase "Cogito ergo sum", o sea "Pienso, y por tanto sé que pienso, y por tanto tengo certeza de que pienso".[39][40][41][42][43]

Bibliografía[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Philosophie / Connaissance de soi, sitio digital 'Connaissance et Savoir'.
  2. La connaissance de soi : votre croisade vers l’épanouissement personnel, sitio digital 'Reussite personnelle'.
  3. El Espíritu Crítico, sitio digital 'Nicolás Tato'.
  4. Dos clases de Conocimiento: Objetivo y Subjetivo, sitio digital 'Conocimiento de Sí Mismo'.
  5. a b c Guy Moreno, Connais-toi toi-même / Developpement personnel…, sitio digital 'Analysis mentor'.
  6. Stéphane Matte
    • Archivado el 30 de mayo de 2015 en la Wayback Machine., État du monde, état d'être
    • Archivado el 30 de mayo de 2015 en la Wayback Machine., sitio digital 'État du monde, état d'être', ISBN 978-2-924426-01-2, cita de 'Pourquoi ce livre?' : … dénoncer les injustices du système, occuper les places publiques en brandissant des pancartes à slogans et signer des pétitions en ligne afin de « changer le monde », tout ceci est voué à l’échec si ces actions ne sont pas accompagnées par une profonde prise de conscience de notre part de responsabilité dans l’état actuel des choses ainsi que par des changements concrets dans nos agissements quotidiens. S’opposer à l’exploitation manufacturière des enfants dans les pays pauvres tout en continuant de profiter des bas prix faits en Chine, faits aux Philippines et autres est un exemple flagrant de dissonance cognitive. Encore une fois, ce n’est que le gros bon sens. Notre monde intérieur et notre monde extérieur sont très intimement interreliés. À ce point que tenter de les séparer, quoiqu’un tantinet, est illusoire. Rien ne se passe intérieurement sans qu’il n’y ait de répercussions « là-bas » et vice-versa. … (índice
    • Archivado el 30 de mayo de 2015 en la Wayback Machine. ; introducción
    • Archivado el 30 de mayo de 2015 en la Wayback Machine.).
  7. Enigmes du moi : Corpus de citations, sitio digital 'Magister'.
  8. Blaise Pascal, Pensées, editor Renouard, 1812 (referencia de Google books ; texto en línea).
  9. [Yourcenar-1956] (referencia Wikiquote: Marguerite Yourcenar).
  10. Reflexión de Charles Chaplin Sobre el Amor Propio…, sitio digital 'Voces del alma', 9 de septiembre de 2014.
  11. Las mejores 50 frases sobre el conocimiento de uno mismo…, sitio digital 'Matador network'.
  12. El que domina a los otros es fuerte; el que se domina a sí mismo es poderoso, sitio digital 'Sabidurías: Citas y frases célebres'.
  13. Sócrates: "Conócete a ti mismo", sitio digital 'Institut Salvedor Espriu de Salt'.
  14. Biografía de Sócrates, padre de la filosofía, sitio digital 'Academia Sócrates'.
  15. Apuntes de filosofía: Sócrates y su mundo, sitio digital 'Academia Sócrates'.
  16. a b Connais-toi toi-même : une injonction morale et épistémologique de Socrate, sitio digital 'La philosophie', 12 de mayo de 2012.
  17. Citas de autores, sitio digital 'Proverbia'.
  18. Los preceptos de Delfos o una filosofía de la vida, sitio digital 'La túnica de Neso', 30 de enero de 2011.
  19. Connaissance de soi, sitio digital 'Comoria'.
  20. a b La connaissance de soi, sitio digital 'Ergotonic'.
  21. Dominique Doucet, Augustin: l'expérience du verbe, editor J. Vrin, 2004, ISBN 2711617211 y 9782711617210 (texto en línea ; capítulo III, pág.72).
  22. a b De la nécessité du changement intérieur, sitio digital 'Zone-7: La véritable révolution est spirituelle'.
  23. Platón, Charmide (referencia Cambridge books ; texto integral).
  24. Nawfal Jorio, La pensée de Jiddhu Krishnamurti à travers quelques citations (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión)., sitio digital 'Scribium', 30 de noviembre de 2010.
  25. La connaissance est-elle une condition au bonheur ?, sitio digital 'Oboulo'.
  26. Le problème du libre-arbitre, sitio digital 'Philistro', 19 de octubre de 2009.
  27. Comment être en accord avec soi, sitio digital 'Psychologies'.
  28. Citation: "Il y a de la pauvreté d'esprit à être toujours d'accord avec soi-même", sitio digital 'Lintern@ute'.
  29. Paul Valéry, Œuvres (volumen II), editorial Gallimard, 1960.
  30. Philippe Laurent, "Comment puis-je devenir ce que je suis?", sitio digital 'L'Express', 28 de enero de 2014.
  31. [Montaigne] (referencia Wikiquote: Michel de Montaigne).
  32. “Ce qu'on ne veut pas savoir de soi-même finit par arriver de l'extérieur comme un destin”, espacio digital 'Le Figaro'.
  33. Citation: Ce qu'on ne veut pas savoir de soi-même finit par arriver de l'extérieur comme un destin, sitio digital 'Lintern@ute'.
  34. Louis Not, Regards sur la personne, Presses Universitaires du Mirail, 1988, ISBN 2858160872 y 9782858160877 (texto en línea ; Le corps et la personne (Pierre Tap), pág. 71).
  35. Los discípulos de Sócrates, sitio digital 'Filosofía en español'.
  36. Nietzsche y el conocimiento de sí mismo, sitio digital 'El mundo de Daorino / Librepensamiento revolucionario'.
  37. a b Los pensadores presocráticos, sitio digital 'Filosofía'.
  38. Filosofía: un constante paso del mito al logos, sitio digital 'Xtec'.
  39. La pasión por la certeza y el método cartesiano, sitio digital 'Boulesis'.
  40. La aplicación del método: metafísica cartesiana (I), sitio digital 'Boulesis'.
  41. La aplicación del método: metafísica cartesiana (II), sitio digital 'Boulesis'.
  42. La naturaleza y la importancia del racionalismo, sitio digital 'Boulesis'.
  43. Filosofía Medieval y Moderna: René Descartes (1596-1650), sitio digital 'e-Torre de Babel'.

Enlaces externos[editar]